Seguinos en las redes

Israel

Shoá/Argentina. Comunidad judía recordó a las víctimas en segundo aniversario del polémico Memorándum

AJN.- A nueve días de la sospechosa muerte del fiscal de la “causa AMIA”, Alberto Nisman, realizó hoy, martes, un acto propio por el Día Internacional de Conmemoración Anual en Memoria de las Víctimas del Holocausto, bajo el lema “Libertad, vida y legado de los sobrevivientes”, en un colmado auditorio que obligó a instalar pantalla y parlantes en el foyer.

Publicada

el

shoa

AJN.- A nueve días de la sospechosa muerte del fiscal de la “causa AMIA”, Alberto Nisman, y en el segundo aniversario de la firma del polémico Memorándum de Entendimiento con Irán en paralelo a la investigación del atentado, la comunidad judeoargentina realizó hoy, martes, un acto propio por el Día Internacional de Conmemoración Anual en Memoria de las Víctimas del Holocausto, bajo el lema “Libertad, vida y legado de los sobrevivientes” y con el objetivo de “honrar la memoria de quienes fueron perseguidos y asesinados por la barbarie nazi”, en un colmado auditorio de esa entidad que obligó a instalar un pantalla y parlantes en el foyer. 

El mismo estaba planificado hace varios días, pero cobró otro cariz cuando se decidió no asistir, por primera vez en la historia, el evento oficial que el gobierno organizará, esta tarde, en la Cancillería, debido “a la muerte del fiscal de la causa AMIA, Alberto Nisman”, hace nueve días, y su “descuerdo” con el pacto con Irán, según confirmaron, la semana pasada, referentes de sus instituciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN).
 
Tras la apertura del evento y la lectura de la “reafirmación de la Declaración de Estocolmo” de 2000 por parte de sus 31 países firmantes, a 70 años de la finalización de la Shoá, el tesorero de la DAIA, Mario Comisarenco, recordó que el “inconstitucional Memorándum que se firmó con un país negacionista, nada más y nada menos que en el Día Internacional del Holocausto”.
 
En velada referencia a la ausencia en el acto oficial, el dirigente aseguró: “Rompimos con la hipocresía: no vamos a compartir una mesa con quienes no nos brindan la verdad, ni mucho menos justicia”.
 
“Nos encontramos frente a una encrucijada inesperada: las instituciones no estamos para contestar preguntas, sino para hacerlas: ¿cuáles son los alcances de la reciente denuncia del fiscal Nisman?, ¿por qué apareció muerto?, ¿cuál es la responsabilidad de los diferentes funcionarios frente a tal terrible golpe a la causa?”, enumeró.
 
“Esperábamos cautela, seriedad y solidaridad: frente al tenor de una denuncia como ésa sería irresponsable pronunciarse; por ello que confiamos plenamente en el accionar de la Justicia argentina”, expresó Comisarenco.
 
“Hoy también venimos a honrar la memoria de las víctimas de la Shoá y también a rendirle honor a Alberto Nisman, un fiscal que fue víctima por el solo hecho de investigar el ataque más violento que sufrió la República Argentina”, destacó.
 
“Acuerdos de origen dudoso, promesas incumplidas, escuchas telefónicas, ‘tapones de punta’ y muchísimas dudas hacen que nos cueste seguir creyendo”, admitió el tesorero de la DAIA.
 
“Pensábamos que la Shoá iba a ser el último ataque contra los judíos del mundo; mientras en la Argentina no nos habíamos recuperado del atentado a la Embajada de Israel, lamentábamos a los muertos de la AMIA y la DAIA, y todavía no estábamos analizando la denuncia del fiscal cuando nos horrorizamos con su muerte”, subrayó.
 
El dirigente comunitario también recalcó que “la justicia no es una cuestión de fe” y volvió a reclamar que “se investigue con seriedad y profundidad” la denuncia y posterior muerte de Nisman.
 
“Pedimos justicia, es una obligación de quienes deben impartirla”, puntualizó.
 
 

“Estoy orgulloso de pertenecer a un pueblo que hace de la memoria un culto y por ello recordamos a nuestros mártires de la Shoá, sometidos a la barbarie sin transformarse en bárbaros y no salieron a buscar venganza”; por eso “son nuestros héroes”, subrayó Comisarenco, quien cerró su discurso con la primera estrofa del Himno de los Partisanos y, en referencia a los 80 años de la DAIA, concluyó con el leitmotiv del mismo: “¡Mir zainen do!” (aquí estamos, en ídish).

 

 
Luego, el presidente de la AMIA, Leonardo Jmelnitzky, afirmó en nombre de todas las instituciones organizadoras que el Día Internacional de las Víctimas de la Shoá recuerda el 27 de enero de 1945, cuando “las tropas soviéticas entraron al campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau”, donde “más de un millón de personas fueron asesinadas”, y “solo encontraron a 7.000 sobrevivientes” porque “días antes, los guardias nazis habían obligado a más de 50.000 prisioneros a marchar para evitar que cayeran en manos de los Aliados”, la mayoría de los cuales “también fueron asesinados”.
 
“Más del 90 por ciento de las víctimas, tanto las asesinadas como los sobrevivientes, eran judíos”, puntualizó.
 
“La Shoá de la que puede hablarse no es la verdadera”, su “horror es inexpresable porque su irrealidad ética es absoluta”, dado que se trata de “la mayor crueldad humana del siglo XX” y por ello “recordar es un deber sagrado”, pero ello “no puede ser un mero hecho conmemorativo”, sino que debe implicar “fundamentalmente educar a las nuevas generaciones, intentando convertir los corazones para desarrollar en ellos el amor al prójimo, el respeto por la vida, la misericordia y la justicia", sostuvo el líder comunitario.
 
“Esta diabólica irrealidad ética a la que nos hemos referido no constituye solamente una amenaza latente para el futuro, sino que es también un fenómeno concreto del presente: se manifiesta en el terrorismo que hoy está asolando al mundo entero; un fanatismo que conocemos muy bien porque golpeó a nuestro país, en la AMIA, el 18 de Julio de 1994, matando 85 personas”, prosiguió.
 
“En consecuencia, hoy, 27 de enero, cuando se cumple también un nuevo aniversario de la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán, queremos decir, una vez más, que no podemos admitir que se pacte con aquellos que utilizan el terror como un modo de hacer política”, insistió Jmelnitzky.
 
“No hemos visto en ellos gestos de cooperación ni la intención de esclarecer lo ocurrido”, sino que “se han rehusado sistemáticamente a colaborar con la Justicia argentina”, recordó.
 
“En consecuencia, ratificamos nuestra convicción sobre la inconveniencia del acuerdo firmado con Irán y queremos expresar que, a pesar de este difícil escenario que hoy se nos presenta, continuaremos luchando por el esclarecimiento de la causa porque ello constituye un deber irrenunciable que nos compromete a insistir en este reclamo de justicia que es, también, un reclamo por la vida y la dignidad de nuestra sociedad”, recalcó el titular de la AMIA.
 
Acto seguido se encendieron seis velas, una por cada millón de víctimas de la Shoá, con una luminaria guía prendida por los sobrevivientes presentes.
 
Así se sucedieron el subsecretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural porteño y presidente del Museo del Holocausto, Claudio Avruj, en nombre de los masacrados; las supervivientes Helene Gutkowski, quien era una niña y honró al millón y medio de sus pares que no tuvieron su suerte, y Lea Novera, representante de la Asociación Israelita de Sobrevivientes de la Persecución Nazi Sherit Hapleitá, por las comunidades y acervos culturales arrasados; y los titulares de la B’Nai B’Rith Argentina, Mario Wilhelm, en homenaje a los partisanos y a quienes resistieron de diversas maneras a los nazis y sus cómplices; de la Organización Sionista Argentina, Daniel Lew, por los Justos de las Naciones que salvaron a judíos; y del Centro Simon Wiesenthal en la Argentina, Fernando Sokolowicz, en reconocimiento a los supervivientes.
 
A continuación se realizó un minuto de silencio, previo a las palabras de la última oradora del acto, la sobreviviente de la Shoá, Eugenia Unger.
 
“Es un día muy difícil porque a esta hora se hacía la ‘Marcha de la Muerte’ y siento que estoy caminando bajo la nieve con los zuecos y mientras nos ‘rompían el alma’ con carabinas para que camináramos rápido”, contó.
 
“Viví… ‘morí’ dos años en Auschwitz; ¿cómo se puede vivir después? No sé”, reconoció la superviviente.
 
“Los nazis nos evacuaron poco tiempo antes de la llegada de los rusos; parecíamos fantasmas, escuálidos y congelados, y muchos quedaron en el camino porque sus cuerpos no les permitieron caminar”, memoró.
 
Las víctimas de la Shoá “murieron de hambre, experimentos médicos o tifus, pero lo peor era que estábamos separados de nuestras familias y no sabíamos qué pasaba con ellas”, continuó Unger.
 
“Nadie puede liberarse de los traumáticos recuerdos que nos atormentan” porque “Auschwitz es un símbolo de otros campos” donde los nazis y sus cómplices se concentraron o exterminaron a millones de judíos y miembros otras minorías, transmitió.
 
“Al finalizar la guerra tuve miedo a cada instante porque los rusos y los ucranianos perseguían y violaban a las mujeres jóvenes; durante 2 años no podíamos digerir lo que nos daban porque habían sido demasiados sin comer”, explicó la oradora.
 
“¿Por qué tuvimos que pasar tanto horror y por qué sobreviví y no mis otros hermanos? Primero pensé que era un premio y después, que fue un castigo: tras ver tanta miseria, dolor y sufrimiento, ¿cómo es posible contar lo que mis ojos vieron?”, aseveró.
 
“Tengo que cumplir una misión y un legado, mientras mi salud me lo permita: gritar por nuestros hermanos; entre ellos, un millón y medio de niños, que en paz descansen, a quienes dedico estas palabras”, sostuvo Unger, quien se quejó de que “por muchos años nadie quiso saber y hoy Auschwitz parece una irrealidad y los negacionistas enemigos del pueblo judío siguen afirmando que nada pasó”.
 
Éste “siguió siendo atacado en la Embajada (de Israel) y la AMIA; tenemos un cementerio propio aquí, en Pasteur (633), y nadie se preocupa por averiguar” qué ocurrió, paralelamente a otros “atentados antisemitas en todo el mundo contra los pueblos judío e israelí”, destacó.
 
“Por eso mi compromiso es seguir dando testimonio y colaborando en el Museo del Holocausto, del cual soy fundadora, para hablar con los jóvenes y transmitirles lo que pasó, que no tiene palabras, para que nunca más sucedan hechos terribles como éstos”, señaló la sobreviviente, quien lucha “contra el olvido, que significaría una nueva muerte para los 6 millones de personas asesinadas por pertenecer al Pueblo del Libro”.
 
Finalmente, Unger anheló “la continuidad de los valores judíos, por los cuales murieron las víctimas de la Shoá”, y cerró su alocución con el tradicional “¡Am Israel jai!”, el Pueblo de Israel (judío) vive.
 
El evento fue matizado por el saxofonista Oscar Kreimer, quien interpretó varias melodías tradicionales judías e israelíes, y videos alusivos.
 
Entre las centenares de personalidades presentes se encontraron representantes diplomáticos de 17 embajadas, como las de Alemania, Francia, Israel y Holanda; el jefe de gabinete del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la diputada Patricia Bullrich, titular de la Comisión de Legislación Penal ante la cual debía comparecer Nisman horas después de su misteriosa muerte.
 
CGG

 

Dejá tu comentario

Israel

Israel. El número de casos activos de coronavirus cae por debajo de los 2.000 mientras abren los restaurantes

Agencia AJN.- Son 38 los pacientes con respiradores, un aumento de 5 en 24 horas. El total de casos totales es ahora de 16.793, y no se registraron nuevas muertes.

Publicado

el

Por

WhatsApp Image 2020-05-27 at 15.57.09

Agencia AJN.- El número de casos activos de COVID-19 en Israel cayó por debajo de 2.000 el miércoles por la noche, con 77 pacientes recuperándose del virus desde el día anterior. Las cifras del Ministerio de Salud mostraron 36 nuevos casos en las últimas 24 horas, 13 más que el martes, mientras que el número de casos activos cayó a 1.942. El número total de casos fue hasta el momento de 16.793.

Cuarenta pacientes se encontraban en estado grave, 38 de los cuales estaban con respiradores – un aumento de 24 horas de cuatro y cinco pacientes, respectivamente. Esta semana se ha visto el primer aumento de pacientes con respiradores en más de un mes y medio.

Otros 34 portadores estaban en condición moderada y el resto mostraba síntomas leves, dijo el Ministerio de Salud. No se reportaron muertes adicionales, número que se mantiene en 281. El Ministerio dijo que se realizaron 6.606 pruebas el martes, en comparación con las 5.198 del lunes, 3.605 del domingo y 704 del sábado.

Tres estudiantes de la escuela secundaria Gymnasia en el barrio Rehavia de Jerusalem fueron diagnosticados con COVID-19, lo que obligó a la escuela a cerrar sólo unas semanas después de su reapertura. El Ministerio de Educación dijo el miércoles que 21 estudiantes en total habían contraído el coronavirus, obligando a cerrar dos escuelas y ocho guarderías y requiriendo que 418 estudiantes y personal fueran puestos en cuarentena.

En Tel Aviv, la municipalidad hizo pruebas a 40 trabajadores extranjeros y encontró que 10 de ellos eran portadores del virus, informó el Canal 13.

El recién creado gabinete de coronavirus encargado de facilitar la respuesta del gobierno a la pandemia está preocupado de que, mientras el número de casos activos sigue disminuyendo, menos personas asisten a hacerse las pruebas.

En las últimas semanas se ha producido un fuerte descenso en el número de nuevos casos de virus, y el país ha levantado las restricciones de movimiento, las empresas y las instituciones educativas.

Restaurantes, pubs, hoteles, piscinas y otros establecimientos comenzaron a abrir y a recibir clientes el miércoles por la mañana, horas después de que las autoridades dieran el visto bueno para aliviar las restricciones de la pandemia y permitir que algunos de los últimos negocios que permanecían cerrados en medio del coronavirus volvieran a abrir.

Seguir leyendo

Israel

Parlamento israelí avanza con ‘Ley noruega’ que permite reemplazar a los ministros con otros legisladores

Agencia AJN.- Desde la oposición criticaron a la coalición de gobierno por priorizar una propuesta política antes de solucionar las dificultades generadas por el coronavirus. El oficialismo debe enfrentar la tarea legislativa sin 33 representantes que forman parte del gobierno.

Publicado

el

Por

PRIME MINISTER BENJAMIN NETANYHAU

Agencia AJN.- Un proyecto de ley que permite a los ministros renunciar a sus bancas en la Knesset para permitir que otro miembro de la lista de su partido tome su lugar en el Parlamento fue aprobada hoy su lectura plenaria preliminar y dejó abierta la posibilidad de que el oficialismo pueda reemplazar a 33 miembros del gabinete.

La propuesta de la llamada “Ley Noruega” fue aprobada 66 a 42 sin abstenciones. La votación fue la primera victoria para la nueva coalición dirigida por el primer ministro Benjamin Netanyahu, que juró la semana pasada.

El proyecto de ley ahora debe enfrentar otras tres lecturas de la Knesset antes de ser aprobado.

La ley permitiría que cualquier miembro del parlamento que sea designado para un puesto en el gabinete renuncie temporalmente de su banca, permitiendo así que el próximo candidato en la lista del partido ingrese a la Knesset en su lugar. Según las nuevas reglas del proyecto de ley, si ese ministro luego renuncia del gabinete, volverían automáticamente a recuperar ese escaño.

La propuesta toma su nombre de la legislación noruega que exige que todos los ministros del gobierno renuncien a sus escaños en el parlamento. Ese proceso está destinado a crear una separación de poderes entre el Poder Ejecutivo y la legislatura.

La versión israelí, sin embargo, se presenta principalmente en respuesta a lo que muchos consideran una Knesset corta, con un número significativo de escaños parlamentarios efectivamente inactivos porque sus titulares están en el gabinete.

Bajo la ley actual, los ministros del gabinete están severamente limitados en sus funciones como parlamentarios. No se les permite servir como oradores o vicepresidentes, sentarse en comités o incluso proponer proyectos de ley.

Una ley similar que permitía la renuncia de un solo ministro por partido se aprobó en la última Knesset, pero no se aplicó a futuros gobiernos.

Al proponer el proyecto de ley desde el podio de la legislatura, el legislador del partido Azul y Blanco Ram Shefa dijo que “esta ley tiene un propósito esencial y es fortalecer la Knesset y crear una situación en la que, después de un año y medio sin el funcionamiento de los comités de la Knesset como el público los necesita, finalmente podemos establecer los comités de la Knesset y al mismo tiempo crear una situación en la que habrá miembros de la Knesset que puedan cumplir con sus deberes”.

kn1

Pero la oposición ha criticado el proyecto de ley como así también la prisa de la coalición para aprobarlo. En su papel de líder de la oposición, el jefe de Yesh Atid, Yair Lapid, rechazó la propuesta y criticó al gobierno por hacer de ella su primera prioridad legislativa.

“Le dimos la oportunidad de comenzar con su pie derecho. Aumentar la ley de prestaciones por desempleo para los trabajadores independientes. Les dijimos, hagámoslo juntos”, expresó Lapid antes de la votación del proyecto de ley. “¿Alguien en su gobierno separado recuerda de dónde viene el dinero? Es el dinero de la gente. Empleados, autónomos, contribuyentes. No ves humanos, ves cajeros automáticos”, remató el opositor.

Lo cierto es que este problema legislativo se siente más agudamente en la coalición gobernante. La actual alianza tiene 73 escaños pero 33 legisladores, un récord, ocupan puestos en el gabinete y hasta 16 más en puestos ministeriales adjuntos. La oposición con 47 escaños no sufre tales presiones, según consignó The Times of Israel.

La Knesset de 120 miembros es relativamente pequeña en comparación con los parlamentos de democracias de tamaño similar. Austria, con aproximadamente la población de Israel en 8,6 millones de personas, tiene un parlamento con dos cámaras y 245 miembros. La legislatura federal bicameral de Suiza tiene 246 miembros al servicio de sus 8,2 millones de ciudadanos. Y Suecia, con 9.8 millones de habitantes, tiene 349 legisladores.

En Israel, el acuerdo de coalición de unidad terminó después de un año de punto muerto político cuando el gobierno más rico en ministros en la historia de Israel juró la semana pasada. Se crearon nuevos puestos ministeriales para dar cabida a los ministros del gabinete, que representan más de una cuarta parte de los 120 legisladores de la Knesset.

El gobierno se lanzó con 33 ministros del gabinete además del primer ministro. El precio para los costos generales del nuevo gobierno se ha estimado en hasta mil millones de shekels (unos 285 millones de dólares). Ha habido acusaciones generalizadas de que el gobierno es demasiado grande y costoso en un momento en que la pandemia COVID-19 está devastando la economía.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!