Seguinos en las redes

Israel

Un cohete fue disparado contra Israel desde la Franja de Gaza

Publicada

el

cohete
Imagen de archivo

Agencia AJN.- Un proyectil disparado desde la Franja de Gaza golpeó hoy un campo abierto cerca de la comunidad de Kissufim, del consejo regional de Eshkol, en el sur de Israel.

Según una declaración de la Unidad de Portavoces de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), se activó una sirena solo en el área donde cayó el cohete, que no era una zona poblada.

No se reportaron daños ni heridos.

En respuesta al lanzamiento del cohete, Israel atacó sitios de Hamás en el sur de Gaza, con tanques y aviones.

Según el ejército, un avión de las FDI bombardeó “infraestructura subterránea” perteneciente al grupo terrorista cerca de la ciudad de Khan Younis, causando grandes explosiones.

Además, las FDI dijeron que sus tanques bombardearon varios puestos de observación de Hamás cerca de la frontera, al este de Rafah.

Los ataques se produjeron en medio de crecientes tensiones entre Israel y los grupos en la Franja, aparentemente por retrasos en la transferencia de dinero de ayuda de Qatar a Gaza, así como por los planes del gobierno israelí para anexar porciones de Cisjordania.

Coronavirus

Coronavirus. Israel: El total de muertos asciende a 665 personas

Agencia AJN.- El viernes por la noche, el Ministerio de Salud de Israel informó que había 375 personas en estado grave, incluidas 108 que estaban intubadas.

Publicado

el

Por

CORONAVIRUS

Agencia AJN.- El viernes por la noche, el Ministerio de Salud de Israel informó que había 375 personas en estado grave, incluidas 108 que estaban intubadas. Han muerto 665 personas.

Las FDI anunciaron el viernes que 295 soldados y empleados civiles de las FDI fueron diagnosticados con coronavirus, todos los cuales están en condición leve, excepto uno que está en condición moderada.

Unos 3.798 soldados más se encuentran actualmente en aislamiento domiciliario.

El viernes por la mañana, el Ministerio de Salud informó que 1.642 personas se infectaron con coronavirus el jueves y otras 931 desde la medianoche. Israel cruzó el umbral del coronavirus y anunció que más de 90.000 personas han tenido el virus desde el inicio de la pandemia.

Si bien las ciudades con la tasa más alta de infección han mantenido una relativa coherencia (Jerusalem, Bnei Brak y Modi’in Illit son los números del uno al tres), una nueva aldea, Yarka, ha sido nombrada zona roja y el Ministerio de Salud está solicitando que el público no visite allí.

Hay 276 personas enfermas en Yarka, unas 136 que fueron diagnosticadas en la última semana.

Al mismo tiempo, el Ministerio de Salud informó que hay un brote de coronavirus en las afueras de Petah Tikvah, en la zona industrial de la ciudad, donde viven unos 150 trabajadores extranjeros.

En tanto, la reunión del gabinete de coronavirus que se interrumpió el jueves debido al anuncio de un inminente acuerdo de paz entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos, se volvió a convocar el viernes por la mañana y estableció un conjunto de reglas uniformes para reunirse.

Yendo hacia adelante, hasta 30 personas pueden reunirse en un espacio abierto. En lugares de hasta 80 metros cuadrados, pueden reunirse 10 personas. En un lugar de más de 80 metros cuadrados, 20.

Las restricciones actualizadas se aplicarían a restaurantes, sinagogas y eventos culturales que no estén aprobados para grandes multitudes por el Ministerio de Salud.

La aprobación de estas decisiones se presentará al Comité de Constitución, Derecho y Justicia de la Knesset para su aprobación. A menos que el comité vote lo contrario, las regulaciones entrarán en vigor el domingo a las 14 hs.

Durante la reunión del jueves, el jefe del Consejo de Seguridad Nacional recomendó una vez más que Israel se cierre para detener más rápidamente la propagación del virus. En lugar de votar a favor de la medida, el primer ministro Benjamin Netanyahu solicitó que el comisionado del coronavirus, Ronni Gamzu, formule un plan si la tasa de infección no baja la próxima semana.

Las decisiones se toman en el contexto del continuo aumento del coronavirus en Israel, que ayer tuvo una buena noticia ya que los primeros tres pacientes tratados con una “vacuna pasiva” para el COVID-19 que fue desarrollada por el Centro Médico Hadassah y la firma biofarmacéutica israelí Kamada, demostraron un rápido beneficio clínico y ya han sido dados de alta del hospital, informó Hadassah el jueves.

Específicamente, el plasma fue recolectado con la ayuda de la comunidad ortodoxa y la organización Yad Avraham. Se pidió que donaran los pacientes que dieron negativo al nuevo coronavirus dos veces y mostraron altos niveles de anticuerpos en sangre.

Aquellos que desarrollan cualquier virus, incluido el nuevo coronavirus, desarrollan proteínas especiales o anticuerpos en su plasma, que pueden ayudar a los pacientes enfermos a sobrellevar la enfermedad. Según webmd.com, el plasma es la porción líquida y amarilla de la sangre que transporta importantes proteínas, minerales, nutrientes y hormonas a los lugares correctos del cuerpo, lo que constituye más de la mitad de la sangre.

Las donaciones de plasma fueron recolectadas por el banco de sangre de Hadassah y luego transferidas, junto con las dosis recolectadas por Magen David Adom, a la compañía Kamada, donde se produjeron los anticuerpos apropiados para el tratamiento experimental.

La inmunización pasiva es cuando se administran anticuerpos formados por otro paciente que contrajo la enfermedad y los desarrolló. Una vacuna activa, por el contrario, es cuando inyectan una versión muerta o debilitada de un virus real que engaña al sistema inmunológico haciéndole creer que tiene la enfermedad y el sistema inmunológico crea anticuerpos para protegerse.

Jerusalem, donde se encuentra Hadassah, ha tenido el mayor número de pacientes enfermos del país. Hasta la fecha, según el Ministerio de Salud, 14.958 personas han sido infectadas en la Ciudad Santa.

Seguir leyendo

Coronavirus

Coronavirus. Israel: 30 personas pueden reunirse en espacios abiertos

Agencia AJN.- Las nuevas directivas se establecieron cuando el número de muertos supera los 650.

Publicado

el

Por

CORONAVIRUS

Agencia AJN.- La reunión del gabinete de coronavirus que se interrumpió el jueves debido al anuncio de un inminente acuerdo de paz entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos, se volvió a convocar el viernes por la mañana y estableció un conjunto de reglas uniformes para reunirse.

Yendo hacia adelante, hasta 30 personas pueden reunirse en un espacio abierto. En lugares de hasta 80 metros cuadrados, pueden reunirse 10 personas. En un lugar de más de 80 metros cuadrados, 20.

Las restricciones actualizadas se aplicarían a restaurantes, sinagogas y eventos culturales que no estén aprobados para grandes multitudes por el Ministerio de Salud.

La aprobación de estas decisiones se presentará al Comité de Constitución, Derecho y Justicia de la Knesset para su aprobación. A menos que el comité vote lo contrario, las regulaciones entrarán en vigor el domingo a las 14 hs.

Durante la reunión del jueves, el jefe del Consejo de Seguridad Nacional recomendó una vez más que Israel se cierre para detener más rápidamente la propagación del virus. En lugar de votar a favor de la medida, el primer ministro Benjamin Netanyahu solicitó que el comisionado del coronavirus, Ronni Gamzu, formule un plan si la tasa de infección no baja la próxima semana.

Las decisiones se toman en el contexto del continuo aumento del coronavirus en Israel, que ayer tuvo una buena noticia ya que los primeros tres pacientes tratados con una “vacuna pasiva” para el COVID-19 que fue desarrollada por el Centro Médico Hadassah y la firma biofarmacéutica israelí Kamada, demostraron un rápido beneficio clínico y ya han sido dados de alta del hospital, informó Hadassah el jueves.

Específicamente, el plasma fue recolectado con la ayuda de la comunidad ortodoxa y la organización Yad Avraham. Se pidió que donaran los pacientes que dieron negativo al nuevo coronavirus dos veces y mostraron altos niveles de anticuerpos en sangre.

Aquellos que desarrollan cualquier virus, incluido el nuevo coronavirus, desarrollan proteínas especiales o anticuerpos en su plasma, que pueden ayudar a los pacientes enfermos a sobrellevar la enfermedad. Según webmd.com, el plasma es la porción líquida y amarilla de la sangre que transporta importantes proteínas, minerales, nutrientes y hormonas a los lugares correctos del cuerpo, lo que constituye más de la mitad de la sangre.

Las donaciones de plasma fueron recolectadas por el banco de sangre de Hadassah y luego transferidas, junto con las dosis recolectadas por Magen David Adom, a la compañía Kamada, donde se produjeron los anticuerpos apropiados para el tratamiento experimental.

La inmunización pasiva es cuando se administran anticuerpos formados por otro paciente que contrajo la enfermedad y los desarrolló. Una vacuna activa, por el contrario, es cuando inyectan una versión muerta o debilitada de un virus real que engaña al sistema inmunológico haciéndole creer que tiene la enfermedad y el sistema inmunológico crea anticuerpos para protegerse.

Jerusalem, donde se encuentra Hadassah, ha tenido el mayor número de pacientes enfermos del país. Hasta la fecha, según el Ministerio de Salud, 14.958 personas han sido infectadas en la Ciudad Santa.

Zeev Rotstein, titular de Hadassah, dijo que la vacuna, que también podría llamarse medicamento, está dirigida a pacientes con COVID-19 cuya situación esté empeorando y necesite un refuerzo para combatir la enfermedad. Sin embargo, también se puede usar de manera profiláctica en los casos en que un paciente de alto riesgo contraiga coronavirus y el hospital quiera detener la progresión de la enfermedad.

“Es evidente que el equipo de Hadassah está muy satisfecho con la investigación clínica”, dijo Asa Kessler, médico de la unidad de coronavirus del hospital. Dijo que el plasma se está distribuyendo a los pacientes con COVID-19 que desarrollan neumonía y “por ahora, estamos muy animados”.

Hasta ahora, Hadassah ha estado distribuyendo el plasma a través del programa de uso compasivo del país. No es el único hospital que prueba el tratamiento de Kamada. En total, alrededor de una docena de pacientes están recibiendo el tratamiento.

Esta semana, Kamada anunció que había reclutado al primer paciente para su ensayo clínico de fase 1/2 de su nuevo producto como un tratamiento potencial para COVID-19 en Israel. El estudio fue aprobado por el Ministerio de Salud y evaluará la seguridad del tratamiento, la farmacocinética (el movimiento de los fármacos dentro del cuerpo) y la farmacodinámica (los efectos y el mecanismo de acción del fármaco) en pacientes con COVID-19 hospitalizados y no ventilados con neumonía. Se reclutaron un total de 12 pacientes elegibles y luego se hará un seguimiento durante 84 días.

En paralelo, Kamada tiene la intención de seguir explorando el potencial de su producto IgG para prevenir la enfermedad COVID-19 en sujetos sanos en riesgo en un estudio separado, dijo su sitio web.

Rotstein dijo que estos resultados preliminares deberían “generar esperanza en Israel y en todo el mundo”.

En junio, el tratamiento había dado buenos resultados en una joven portadora del virus. Según informó la prensa israelí, la mujer cuenta con varias condiciones médicas de riesgo y necesidad de asistencia respiratoria y recibió un concentrado de anticuerpos desarrollado a partir del plasma de pacientes recuperados de coronavirus, una dosis reportada como una “vacuna pasiva”, desarrollada por el hospital Hadassah y la firma biofarmacéutica israelí Kamada.

Según Rotstein, “la paciente reaccionó positivamente”. Según dijo: “Comenzó a mejorar hemodinámicamente. Tenemos los dedos cruzados para el tratamiento exitoso de esta paciente”.

Hadassah pudo recolectar 40 litros de plasma, suficiente para producir suero para hasta 70 pacientes.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!