Seguinos en las redes

Israel

Un viaje interreligioso que pondrá a la Argentina como ejemplo de pluralidad en el mundo

 AJN.- Comenzará el 19 de febrero y participarán referentes de la comunidad judía, musulmana y católica. La idea es visitar Medio Oriente con el mensaje de que la convivencia pacífica entre distintas confesiones puede existir y concluirá en un encuentro con el Papa Francisco en el Vaticano. El director ejecutivo del Congreso Judío Latinoamericano (CJL), Claudio Epelman, y ex presidente de la AMIA Luis Grynwald adelantaron a la Agencia Judía de Noticias (AJN) detalles sobre el recorrido.

Publicada

el

dsc_5315

 Judíos, musulmanes y católicos argentinos realizarán en conjunto un viaje a Medio Oriente para demostrar que la paz y la convivencia son posibles. El director ejecutivo del Congreso Judío Latinoamericano (CJL), Claudio Epelman, contó a la Agencia Judía de Noticias que “el proyecto nació alrededor de una mesa de amigos que trabajaba el tema interreligioso en Argentina y rescataba el valor del diálogo como capital propio del país, que  es algo que no está presente en otros lugares del mundo”.

En el viaje participarán 45 personas, 15 de cada una de las confesiones religiosas, y si bien habrá una coordinación, pretenden ir todos en igualdad de condiciones: sin líderes ni patrocinadores. El recorrido comenzará en Jerusalem y allí empezarán los grandes encuentros con personalidades y políticos de primera línea. Está prevista una reunión con el presidente israelí, Shimon Peres, y más tarde existe la expectativa de un encuentro con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas.

“Visitaremos los sitios religiosos de Jerusalem, santos para las tres religiones, como el Muro de los Lamentos, la explanada del templo con las mezquitas y dejaremos Israel después de plantar un árbol. El plantado se hace con dos consideraciones, la primera es perpetuar el mensaje de la visita y la segunda es el símbolo judío del árbol, que tiene que ver con la vida y lo dejamos para las próximas generaciones”, especificó Epelman.

Luego, el domingo 23 irán a Jordania, donde harán un recreo turístico para visitar Petra, y al día siguiente tendrán la expectativa de ser recibidos por al Rey Abdalla en Amán. Por último, el miércoles 26 llegarán a Roma para terminar el viaje en un encuentro con el Papa Francisco el jueves.

“En el mundo en el cual vivimos hoy, nos parecía que era una oportunidad de poder demostrar este mensaje que tiene que ver con decir que la convivencia interreligiosa es posible y la sociedad argentina es una prueba de esto”, resaltó el dirigente.

Por su parte, el ex presidente de la AMIA Luis Grynwald, quien también participará en esta misión, expresó a AJN que “entre la gente con ganas de trabajar en este tema, con ganas de trasladar la convivencia pacífica a Medio Oriente y la experiencia del CJL, esta idea que se potenció y armonizó, hoy es una realidad y se concretará la semana que viene”.

Por parte de la comunidad islámica participarán distintos referentes, entre ellos Omar Massud, un ex presidente del Centro Islámico; Omar Abboud, ex secretario general de la institución; Sergio Desuque, otro ex secretario; y Pedro Abraham, presidente de la Asociación Islámica Argentina.

Desde la comunidad judía asistirán también Julio Schlosser, presidente de la DAIA; el rabino Daniel Goldman; algunos empresarios como Adolfo Filarent y algunos funcionarios públicos que son miembros comunitarios, como Pablo Laufer, que es juez además de presidente de Bamá, Claudio Presman, que es defensor del pueblo además de secretario del CJL, entre otros.

Finalmente, por parte de la comunidad católica estarán el sacerdote Guillermo Marcó, quien durante años fue vocero de ex arzobispo de Buenos Aires Jorge Bergoglio, y los sacerdotes armenios Daniel Stamboulian y Pablo Chabeian.

Los 45 participantes decidieron solventar sus gastos individualmente debido a que no cuentan con apoyo de ningún gobierno u organización.

El director ejecutivo del CJL explicó que su organización “trabaja el tema del diálogo interreligioso global con los principales referentes de cada una de las comunidades religiosas, con los principales referentes del mundo islámico, del mundo cristiano no católico, con el Vaticano, con otras expresiones religiosas que hay en las distintas regiones, en casos singulares con algunas comunidades indígenas y pueblos originarios de la región y en ese contexto de trabajo global, de generar relaciones con las cúpulas de los principales referentes, pareció interesante recrear la experiencia argentina y tratar de que se convierta en un ejemplo internacional”.

“Creímos que este viaje era ponerlo en la vidriera del mundo y creemos que con la expectativa que fuimos desarrollando, vamos a lograr transmitir este mensaje de que la convivencia interreligiosa es posible”, subrayó.

Asimismo, Grynwald destacó a AJN que “la idea es compartir las experiencias. Nadie va a convencer a nadie. Lo que es importante es no importar el conflicto de Medio Oriente pero sí exportar la convivencia pacífica, que sí es viable en Argentina”. “Nos tenemos que dedicar a la exportación del modelo. No vamos a cambiar la mentalidad de nadie, simplemente compartir entre todos las vivencias y poder interactuar de una manera civilizada. Perfectible seguramente, pero visiblemente la convivencia es un signo que se desarrolla acá en Argentina y que hay que profundizarlo y agrandarlo.”

 

La visita al Papa Francisco

 

Muchos de quienes están incluidos en la organización de este viaje tuvieron la posibilidad de trabajar para Bergoglio. Es por ello que la intención fue reproducir la misma ruta que hará el Papa en mayo. Sólo se anticiparán unos días y buscarán encontrarse más o menos con las mismas personalidades para llevar al Medio Oriente ese mensaje de optimismo. “Buscamos mostrar que podemos convivir juntos a pesar de ser distintos”, afirmó Epelman.

Además, el ex presidente de la AMIA manifestó: “Todavía no tenemos la magnitud de lo que va a acontecer, a cada uno le debe correr algún cosquilleo interno de saber cuál es el resultado final, pero va a ser muy importante estar en los lugares santos cristianos, judíos y musulmanes, va a ser muy importante estar en la mezquita, en el Kotel, encontrarnos con Shimos Peres, con el Papa Francisco o con el presidente de la comunidad Palestina. Creo que son hitos importantes que reflejan solamente encontrarnos una posición mejor para que este diálogo sea fructífero a la vuelta”.  

Consultado sobre qué significa vincularse a dos hombres tan importante en la historia contemporánea, como Shimon Peres, que trabaja por la paz y tiene una organización que se dedica a ello, y el Papa Francisco, que irá a Medio Oriente con el mismo espíritu, Grynwald respondió que cree que “todos los símbolos conducen al mismo objetivo y ocurrió lo mismo cuando se pensó en Jordania, una de las fronteras que firmó la paz con Israel. Esto quiere decir que la convivencia se puede llegar a dar si las decisiones se toman en conjunto”. “Estar con personas de la magnitud del Papa Francisco y Shimon Peres nos enaltece y nos tiene que dar más fuerza para seguir trabajando en este proyecto que puede ser muy importante si cada uno va a aportar su granito de arena. La vuelta nos tiene que encontrar a todos dando charlas en facultades y colegios.”

 

Un viaje como fin y medio

 

“Este viaje que emprendemos es un fin y es un medio. El fin es mostrar que viajamos todos juntos, ese es el mensaje para transmitir. Y el medio para transmitir ese mensaje es viajar todos juntos. Esperamos crear vínculos interpersonales entre los viajeros y, a partir de ellos, generar una nueva red que fortalezca todos los esfuerzos que se están haciendo desde hace mucho tiempo en distintos lugares del país, con distintos referentes, con distintos interlocutores”, expresó Epelman y agregó a modo de chiste “vamos a comer faláfel y chorrearnos con hummus”.

La intención de esta iniciativa es comprometer a la gente a dar un ejemplo de vida al mismo tiempo que sostienen sus propias convicciones religiosas. “Eso es lo que hace la construcción de una sociedad plural, de una sociedad diversa, donde podemos encontrar voces que se complementen, que se sumen, que se potencien.”

Por último, consultado sobre el mensaje que desean dejarle a la kehilá, Grynwald resaltó que “es que la apertura y esfuerzo que se está haciendo vale la pena. Es interesante lo que sucede en Argentina. Un especialista como Claudio (Epelman) a Nivel de Latinoamérica y del mundo va a decir que no existen muchos lugares donde esto se pueda realizar. Hay que profundizarlo para que la comunidad y la sociedad argentina vean reflejado un granito de arena para mejorar todas las convivencias”.

“La tradición judía nos dice que los hombres somos los responsables de concluir la creación del mundo y tenemos que hacer de este mundo en el que vivimos, uno más justo, solidario y fraternal. Creo que todas las acciones están encaminadas a ello, a dejar a nuestros hijos un mundo mejor que el que recibimos”, concluyó el referente comunitario.

 

LV – DB

Dejá tu comentario

Israel

Elecciones en Israel: una descripción sobre la situación actual

Agencia AJN (Por Shay Salamon).- Tomando en cuenta que para poder armar una coalición se necesitan por lo menos 61 aliados de 120 escaños, en estos momentos ni Azul y Blanco ni el Likud tienen un apoyo inmediato para formar una coalición.

Publicado

el

Por

urna 1

Agencia AJN.- (Por Shay Salamon) A sólo dos horas de que se cerraron los comicios, hay que tomar los resultados de las principales emisoras de televisión con mucho cuidado. En las elecciones realizadas en abril, hace tan sólo cinco meses, el partido Azul y Blanco lideraba las encuestas, pero a la mañana siguiente, con los resultados definitivos, se dio un empate con el Likud.

Las primeras encuestas muestran al partido Azul y Blanco con 34 representantes en el parlamento, el Likud liderado por Benjamín Netanyahu tiene 33 y la unión de los Partidos Árabes 11 escaños. Mientras que el Canal 12 de Israel da 33 para Azul y Blanco, 31 para el Likud y 13 para los partidos árabes.

Tomando en cuenta que para poder armar una coalición se necesitan por lo menos 61 aliados de 120 bancas, en estos momentos ni Azul y Blanco ni el Likud tienen un apoyo inmediato de sus aliados naturales que puedan recomendar al presidente Reuven Rivlin quién sería el próximo primer ministro.

Esta situación se generó por Avigdor Liberman, el jugador más importante, que nos llevó a estas segundas elecciones, porque no estaba dispuesto a que su partido vaya junto con Netanyahu. Lo que él quiere es generar un gobierno liberal.

Liberman recomendó al presidente armar lo antes posible un gobierno de unión nacional. Aseguró que estamos en una situación de emergencia, por temas de seguridad y económicos. Afirmó que no se puede formar una coalición inestable, basada en una diferencia muy pequeña en números. Incluso dijo que no tiene problema en no ser parte del gobierno, pero prefiere que los dos partidos más importantes formen juntos un gobierno amplio y liberal.

En números generales, casi el 70 por ciento de la población de Israel votó, teniendo en cuenta que las elecciones no son obligatorias. Votó el 69,4 por ciento, que representa 1,5 más que en abril de 2019. Estos números podrían cambiar durante la noche y podríamos despertarnos en unas horas con resultados finales distintos. Pero la tendencia es que ninguno de los líderes puede tener una coalición estable.

Un analista dice que las dos rondas, las de abril y las de ahora, nos tienen que enseñar que tenemos que hacer un cambio en nuestro sistema electoral en Israel. Porque existe la posibilidad de que ni Netanyahu ni Gatz puedan armar una coalición y, en ese caso, habrá nuevamente elecciones en enero de 2020.

Seguir leyendo

Israel

Elecciones en Israel: panorama informativo

Agencia AJN.- La clave está en lo que ocurrirá con Israel Beytenu de Avigdor Liberman, que se negó a comprometerse a respaldar tanto al Likud como al partido Azul y Blanco.

Publicado

el

Por

urna 3

Agencia AJN.- Una vez cerrados los comicios en las elecciones israelíes, las tres encuestas de boca de urna publicadas por los principales canales de televisión mostraron que el bloque de partidarios del primer ministro Benjamín Netanyahu tenía varios escaños por debajo de los 61 necesarios para formar una coalición, lo que significa que no habría un ganador obvio.

Panorama informativo por Roxana Levinson:

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!