Seguinos en las redes

Argentina

Urribarri recibió a la delegación de médicos de Hadassah que viajó a la Argentina

Agencia AJN.- El cálido encuentro reafirmó el importante vínculo y compromiso entre ambos países respecto al objetivo de avanzar en la concreción del ensayo clínico de fase III y la producción de la vacuna israelí Brilife en Argentina.

Publicada

el

WhatsApp Image 2021-06-10 at 6.18.08 PM

Agencia AJN.- El embajador de Argentina en Israel, Sergio Urribarri, junto al jefe de Cancillería de la embajada, Francisco Tropetti, recibieron hoy en la residencia del embajador a la delegación de médicos de Hadassah que viajó a la Argentina a principios de mayo.

El cálido encuentro reafirmó el importante vínculo y compromiso entre ambos países respecto al objetivo de avanzar en el planeamiento de las próximas acciones para concretar el ensayo clínico de fase III y la producción de la vacuna israelí Brilife en Argentina.

Además, la reunión tuvo la intención de agasajar y agradecer a la misión por compartir sus conocimientos con el país.

Los participantes dialogaron sobre el lanzamiento próximo del programa de capacitación de enfermería en contexto de Covid-19, que estará dirigido a todas las enfermeras del país del sistema público y privado, y la realización del programa de gestión y tratamiento de Unidades de Terapia Intensiva dirigido a médicos argentinos.

La delegación de Hadassah que viajó a la Argentina estuvo compuesta por Yoram Weiss, director del Hospital Hadassah en Ein Kerem; Jorge Diener, director ejecutivo de Hadassah International; Dror Mevorach , jefe de una de las Unidades de Brote de COVID-19 de Hadassah; Sigal Sviri , director de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) COVID-19; Yoseph Caraco, director del Centro de Investigación Clínica Hadassah; y Claudia Poggi, enfermera de la UCI COVID-19.

Argentina

En su visita a la Argentina, Bennett aseguró: “Ambos Estados somos socios del dolor”

Agencia AJN.- “Nosotros, como hacemos siempre, luchamos contra el antisemitismo y al final venceremos”, expresó el flamante primer ministro de Israel, Naftalí Bennett, cuando participó en los actos por el 24° aniversario del atentado a la embajada durante su última visita a la Argentina en 2016.

Publicado

el

Por

bennett argen

Agencia AJN.- El flamante primer ministro de Israel, Naftalí Bennett, realizó una visita a la Argentina en 2016, donde conmemoró a las víctimas de los atentados terroristas perpetrados en el país. “La seguridad de los judíos del mundo es importante para el Estado de Israel, por eso estoy aquí”, sostuvo en ese entonces, cuando era ministro de Educación y de Asuntos de la Diáspora de Israel.

El funcionario participó en los actos por el 24° aniversario del atentado a la embajada de su país, que provocó 29 muertos y centenares de heridos. Fue recibido por la DAIA y la AMIA en el edificio de Pasteur, donde rindió homenaje a las víctimas de los dos ataques terroristas.

“Recordamos a aquel cruel ataque terrorista que detuvo las agujas del reloj a 29 seres humanos: personal de la embajada, transeúntes, ciudadanos argentinos y vecinos”, afirmó Bennett en 2016.

“En esta hora de comunión permanecemos todos como un solo corazón con un sentimiento de dolor, identificación y quietud para recordar con añoranza a nuestros seres queridos. Abrazamos a las familias que sufren cada día la desgracia y no olvidamos tampoco a las víctimas del atentado a la AMIA. Dos atentados que quedaron grabados en la memoria del pueblo israelí y argentino, convirtiendo a ambos Estados en socios del dolor”, transmitió el actual primer ministro.

bennett argen 2

Durante su visita a la Argentina, el entonces ministro de Educación también recorrió las escuelas ORT, donde fue recibido por sus autoridades. En el encuentro, Bennett mantuvo un diálogo con los alumnos de la escuela, visitó las instalaciones y colocó una mezuzá en una de las aulas del nuevo edificio.

“La seguridad de los judíos del mundo es importante para el Estado de Israel, por eso estoy aquí. Luchamos contra el antisemitismo en todo el mundo, gran parte del nuevo tipo de expresión está inspirada por Irán, Hezbollah”, dijo.

“Pero nosotros, como hacemos siempre, luchamos contra el antisemitismo y al final venceremos”, expresó.

Bennett, nacido el 25 de marzo de 1972 en Haifa, está casado, tiene 4 hijos y es miembro del partido de la nueva derecha, Yamina.

Fue elegido legislador por su agrupación e integró la estratégica Comisión de Relaciones Exteriores y Defensa.

En el anterior gobierno de Benjamín Netanyahu fue ministro de Economía, de Servicios Religiosos y de Jerusalem y Asuntos de la Diáspora, cargo que mantuvo hasta la división de esa cartera.

Seguir leyendo

Argentina

Argentina / Israel. Es el momento de la segunda dosis que vuelva a garantizar confianza entre ambos países

Agencia AJN.- Las relaciones entre ambos países se vieron afectadas por la posición argentina ante el conflicto palestino-israelí. Incluso el establishment judío americano expresó en estas horas su “decepción” por lo ocurrido. Sin embargo, diversos gestos de un lado y del otro podrían volver a poner sobre rieles el vínculo diplomático. Y un hecho inesperado, el nombramiento de Bennett como primer ministro israelí, podría cambiar el panorama. En su última visita a la Argentina, Bennett había afirmado que “ambos Estados son socios del dolor”, por los atentados ocurridos en el país.

Publicado

el

Por

WhatsApp Image 2021-06-11 at 2.21.46 PM
En la caricatura: Cristina Fernández de Kirchner, Alberto Fernández, Naftalí Bennett, Benjamín Netanyahu e Isaac Herzog

Agencia AJN.- En un giro inesperado, la política israelí hará una renovación de sus principales referentes. Este domingo Benjamín Netanyahu dejaría el poder luego de 12 años y sería reemplazado por Naftalí Bennett, del partido de derecha Yamina, y por Yair Lapid, del partido centrista Yesh Atid. Ya no serían los mismos interlocutores girando alrededor de la historia conocida, la de los encuentros y desencuentros entre la Argentina e Israel, una saga que necesitará cambiar y mejorar los nuevos capítulos.

Luego del conflicto entre Israel y Hamás, la dirigencia judía y el Estado de Israel debieron decodificar el nuevo lenguaje del gobierno argentino. Fueron señales que terminaron siendo inesperadas y abrumadoras.

¿Habla el presidente Alberto Fernández el mismo idioma en público y en privado? ¿Tiene principios irrenunciables que inmediatamente pueden variar? ¿Dice lo que cada interlocutor quiere escuchar?, se preguntan dirigentes judíos y diplomáticos israelíes.

Estas y otras muchas preguntas quedaron flotando tras los últimos acontecimientos, incluida la reunión de Fernández con las autoridades de la DAIA. Recordemos que el encontronazo entre Argentina e Israel se generó tras un comunicado de la Cancillería Argentina que criticó un supuesto “uso desproporcionado de la fuerza por parte de unidades de seguridad israelíes” y el apoyo a una iniciativa del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas para investigar presuntos crímenes de guerra contra palestinos por parte de Israel. Claramente el Gobierno nacional endureció su posición al no censurar al terrorismo y la agresión fundamentalista por la andanada de ataques y miles de bombardeos de terroristas palestinos de Hamás. Para el aniversario del Atentado a la AMIA, en 2019, Argentina calificó como una organización terrorista a Hezbollah y el Estado de Israel no demoró su agradecimiento “felicitando” la importante decisión.

A la salida de la Casa Rosada el testimonio del tesorero de la DAIA, Marcos Cohen, quien participó de la reunión no se hizo esperar, asegurando que “Fernández expresó que «nunca» legitimó a la organización terrorista Hamás” y el canciller Felipe Solá hizo la aclaración que «tenía que señalar un punto de error, fue que en el comunicado no pusimos expresamente el grupo Hamás», precisó.

El embajador argentino en Israel, Sergio Urribarri, era convocado en esas horas por la Cancillería israelí para una conversación aclaratoria a raíz del voto de Argentina en el Consejo de Derechos Humanos a favor de la creación de una comisión de investigación contra Israel tras lo ocurrido durante la operación militar. Fue el director general adjunto para América Latina y el Caribe, Modi Ephraim, quien le aclaró al embajador argentino que “el apoyo de su país a esta resolución sesgada que ignora el terrorismo de Hamás y el disparo de 4.300 misiles contra los ciudadanos de Israel, es algo que Israel considera inaceptable”. En todo momento Sergio Urribarri se había esmerado por potenciar las ya excelentes relaciones bilaterales.

La reacción argentina no se hizo esperar y un nuevo comunicado de la Cancillería a cargo de Felipe Solá a horas del encuentro con la DAIA volvió a sostener la posición de “garantizar el respeto del derecho internacional de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario en el Territorio Palestino Ocupado, incluida Jerusalem Oriental, y en Israel”, adoptada por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en sesión especial, el pasado 27 de mayo y que generó la creación de una comisión investigadora. En medio de las desavenencias el personal de la embajada argentina era víctima de los cientos de misiles que llegaban a Tel Aviv.

La dirigencia judía se pregunta si finalmente esta cadencia del “Frente de Todos” es una suerte de continuación de la gestión de 2003-2015, aquella del inconstitucional Memorándum con Irán; del reconocimiento de un inexistente Estado palestino, con el consiguiente intercambio de embajadores y apertura de delegaciones diplomáticas; del agasajo al dictador sirio, Bashar al-Assad; el viaje oficial a los territorios palestinos de la entonces senadora Cristina Fernández luego de visitar Israel con el ex canciller Héctor Timerman; a esto se sumó la designación de un judío (Héctor Timerman) como cónsul en Nueva York, embajador en Washington y canciller porque hablaría “el mismo idioma” que el lobby judeoamericano.

Simultáneamente el canciller se acercaba y se alejaba alternadamente a la AMIA y a la DAIA lo que a veces generaba disputas internas entre ellas. Finalmente, Timerman terminó presentando su renuncia “indeclinable” como socio a la mutual judía fundamentando su decisión en la “certeza que ambas instituciones, (AMIA y DAIA) con su accionar obstruccionista, continúan impidiendo el avance en la investigación del criminal atentado terrorista ocurrido el 18 de julio de 1994”.

Sobre los últimos hechos por el conflicto con Hamas, Israel percibe una falta de confiabilidad en este complejo laberinto diplomático. Por otro lado, pero en la misma sintonía, el establishment judío americano expresó en estas horas su “decepción” por lo ocurrido.

Dina Siegel Vann no ahorró palabras al expresar su “decepción” por la posición argentina frente al conflicto. “Nos molestó”, aseguró y calificó de “irracional” los actos por parte del gobierno de Alberto Fernández.

Dina Siegel Vann, directora del Comité Judío Americano, fue quien entrevistó a Fernández hace un año al cumplirse 26 años del atentado contra la AMIA, y hoy se encuentra abocada a la visita del presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa a los Estados Unidos.

La agenda de Massa pivotea entre Washington y Nueva York y Vann confirmó encuentros con líderes judíos y aclaró que el pedido de reuniones por parte de Massa fue solicitado antes del conflicto entre Israel y Hamás. “Esto lo hace más relevante”, afirmó, y consultada si el tema de la posición argentina con Israel será parte de la agenda del AJC con Massa, Siegel confirmó que “habrá una conversación sobre el tema”, pero resaltó que el espíritu del AJC siempre es “construir puentes”.

Todo marchaba sobre rieles. El primer viaje del presidente Alberto Fernández al exterior lo hizo a Israel, donde participó de un megaevento internacional por el Día de Rememoración de las Víctimas de la Shoá, en el 75° aniversario de la llegada del Ejército Rojo soviético al complejo de exterminio nazi de Auschwitz-Birkenau. Todos los allí presentes fueron testigos y coinciden del feeling que generó la relación entre Alberto Fernández y el primer ministro Benjamín Netanyahu.

En aquella oportunidad, el presidente argentino mantuvo una extensa y fructífera reunión privada con el primer ministro hebreo.

Ahora, Naftalí Bennett asoma como el futuro Primer Ministro del Estado de Israel. Visitó la Argentina en marzo de 2016 para los actos por el 24° aniversario del atentado a la embajada de su país, por aquel entonces se desempeñaba como ministro de Educación y de Asuntos de la Diáspora. Durante su breve visita aseguró que ambos Estados son socios del dolor. “No olvidamos a las víctimas del atentado a la embajada de Israel y a la AMIA, dos atentados que quedaron grabados en la memoria del pueblo israelí y argentino, convirtiendo a ambos Estados en socios del dolor, donde transeúntes, ciudadanos argentinos y vecinos perdieron la vida”, expresó Bennett.

Respecto al canciller Felipe Solá muchos recuerdan y destacan sus excelentes vínculos con la comunidad judía cuando fue gobernador de la provincia de Buenos Aires, incluso asistió a la AMIA para el cambio de autoridades, cuando Abraham Kaul dejó la presidencia en Pasteur, y se lo pudo ver sentado en la platea del auditorio.

Roman Lejtman en un reciente artículo suyo en medio del conflicto se refirió a una expresión del canciller: “Gaza se parece a La Matanza, y los judíos son más inteligentes y tienen más armamentos que los palestinos, por eso nosotros creemos que los ataques de Israel a Gaza son desproporcionados”, aseguraba el canciller en París durante la gira europea que compartió con Alberto Fernández.

Luego de esos comentarios, por primera vez la embajadora Galit Ronen endureció su posición. “Hay tensiones con la Argentina y los dichos de Felipe Solá fueron antisemitas”, afirmó, y manifestó que espera “poder superar el momento tenso” en las relaciones con la Argentina, pero destacó que “Israel estaba esperando que un país que sufrió en cuerpo propio dos atentados terroristas esté al lado de quien lucha contra el terrorismo”, en referencia a la postura del país ante la ONU.

Nadie está cómodo con lo ocurrido y entre bambalinas se está trabajando para restablecer la relación de amistad entre ambos países. En ese sentido Galit Ronen relató: “El 4 de junio recibí de Presidencia de la Nación una carta de felicitaciones para el presidente electo del Estado de Israel, Isaac Herzog, la que hice llegar ese mismo día a la Cancillería israelí y ellos se lo hicieron llegar a Herzog inmediatamente”.

Recordemos que en su primer discurso ante la Asamblea Legislativa, el 1° de marzo de 2020, el mandatario Alberto Fernández mencionó a Israel y expresó varios conceptos que fueron bien recibidos por la comunidad judía, y también hubo encuentros y acciones de mucha exposición de diferentes ministerios y provincias con el Estado judío, sobre todo en virtud del gran éxito que este tuvo en el manejo de la pandemia del nuevo coronavirus COVID-19.

Ello permitió, en un rápido reflejo del embajador Sergio Urribarri con el guiño de Alberto Fernández, trabajar conjuntamente con el Centro Médico Hadassah en respuestas concretas que beneficiarán a la Argentina en el trabajo contra la pandemia.

Mientras la diplomacia zanjaba sus diferencias en torno al conflicto por Hamás, una importante delegación de expertos del hospital Hadassah y el Instituto Biológico de Investigación llegaba a Buenos Aires, donde fueron recibidos por las autoridades nacionales, capacitaron sobre el manejo de la pandemia y evaluaron la posibilidad de desarrollar en Argentina la vacuna israelí BriLife. La crítica de los israelíes en las redes sociales no se hizo esperar: “Nosotros ayudando a la Argentina y vemos con indignación la posición de la Cancillería”.

También en estos días la principal ONG israelí KKL, alcanzó acuerdos sobre tratamiento de agua y otros proyectos de la mano del gobernador Juan Manzur en las provincias de Tucumán, también Córdoba y Buenos Aires, mientras la embajadora Ronen realizó plantaciones de árboles en varios municipios como señal de hermandad entre ambos países.

Además de la reciente carta del presidente Fernández a su flamante par Isaac Herzog, este jueves por la noche el embajador Urribarri recibió en su residencia a la delegación de médicos del Hadassah que viajó a la Argentina para avanzar en los compromisos.

Todos los gestos de un lado y del otro definirán a estas horas el destino. Es el momento de una segunda dosis, que vuelva a garantizar confianza entre ambos países.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!