Seguinos en las redes

Israel

Video. Max Berliner vuelve a AMIA con un “Concierto a dos voces” de teatro y poesía

AJN.- El actor y director se presentará junto con su esposa, la pintora y actriz Rachel Lebenas, el sábado 7 de septiembre, a las 21 hs. “Soy uno de los únicos que está luchando por el ídish, un idioma hermoso, romántico y dulce que no se puede perder”, se quejó en diálogo con la Agencia Judía de Noticias, convencido de que “si ponés una obra en ídish, se llena el teatro”.

Publicada

el

berliner_lebenas

 

AJN.- El actor y director Max Berliner se presentará en el Auditorio de la AMIA el sábado 7 de septiembre, a las 21 hs., junto con su esposa, la pintora y actriz Rachel Lebenas (foto), en un “Concierto a dos voces” de teatro y poesía en castellano e ídish con entrada libre y gratuita.
“Es un espectáculo con poemas de (Jorge Luis) Borges, (Mario) Benedetti, (Itzjok Leibush) Péretz, Sholem Aleijem y especialmente ‘El plato de madera’, que es muy esperado por el público; espero que sea un éxito porque hace mucho que no hacemos teatro en ídish”, anticipó en diálogo con la Agencia Judía de Noticias (AJN).
“Nos dijeron: ‘Hagan todo en castellano’, y les contestamos: ‘No, vamos a hacer en ídish también’, dos o tres cosas, porque tenemos todo traducido a ambos idiomas”, contó el incansable artista desde sus jóvenes 93 años.
Regresar a la AMIA “significa que vuelvo a un lugar donde ‘me hice’ y fui creando obras y trabajos esculturales” y podría conllevar “que formemos un grupo de actores que haga teatro en ídish, aunque cueste un poco de esfuerzo, porque sé que hay muchos -también entre la juventud- que lo quieren y me dicen: ‘¿por qué no lo hacés?’, pero no puedo hacerlo solo, necesito el apoyo de alguien”, reclamó.
“Soy uno de los únicos que está luchando por el ídish, un idioma hermoso, romántico y dulce que no se puede perder”, se quejó  Berliner, convencido de que “si ponés una obra en ídish, se llena el teatro”.
“Hace poco vinieron actores alemanes a hacer teatro en ídish, ‘El Dibuk’, y ninguno era judío; únicamente dos hablaban ídish, el protagónico y otro más, y el resto aprendió por fonética, así que no se puede decir que no”, desafió.
El actor y director recordó que el histórico teatro de la AMIA, que fue arrasado en el impune atentado del 18 de julio de 1994, que asesinó a 85 personas, era “muy antiguo, con sillas”, ocupaba la planta baja y el primer piso del edificio “y ahí se hacían temporadas de teatro en ídish con grandes actores desde 1922”, cuando Pasteur se llamaba Ombú.
Los actores son muchos y muy famosos, que venían de Norteamérica en los años ’30, como Samuel Goldenburg, Molly Picon, Shtramer y todas las actrices de aquella época, que venían con su repertorio, sus puestas y sus obras”, recordó.
“Era un éxito total y la gente iba todas las noches a ver espectáculos en una época en que había 6-7 teatros en ídish en Buenos Aires”, añoró Berliner.
“Una vez se hicieron dos presentaciones de una mismo obra al mismo tiempo, en el teatro Argentino de la calle Mitre y en el teatro Mitre que estaba en la calle Corrientes, y la gente iba como hormigas a ver cómo actuaba Maurice Schwartzy cómo hacía el mismo personaje Goldenburg”, ejemplificó.
Paralelamente, “la comunidad tenía grandes actores judíos, que se juntaban para hacer una cooperativa y poner la obra que elegían”, agregó este verdadero paradigma de esos años gloriosos.
De todo ello “lamentablemente queda el recuerdo: nada se hace de teatro en ídish, y tampoco recitales, pero tenemos que seguir luchando para que vuelva, aunque sea un poco, porque el hebreo es el idioma oficial judío, pero en la Diáspora, el idioma es el ídish y no tenemos que dejar que se muera”, se lamentó.
A su juicio, ello se debe a que “llega una nueva generación que no ha estudiado ídish, entonces el idioma fue perdiéndose; en las escuelas, por ejemplo, antes se estudiaba y hablaba todo en ídish, luego empezaron a hacerlo en hebreo y ahora lo hacen en castellano…”
“El Séder (rito de la festividad de Pésaj, la Pascua judía) y las fiestas los hacen en hebreo; dejaron de hacerlas en ídish porque hay muchos que están en contra porque dicen que es el idioma de la Diáspora y quieren eliminarlo”, pero “eso no es así, es nuestro idioma de muchos años, el mameloshn (lengua materna) que hablaban nuestros abuelos y tatarabuelos”, se enfadó Berliner.
“Soy uno de los únicos que está luchando por el ídish, un idioma hermoso, romántico y dulce que no se puede perder”, se quejó en diálogo con AJN, convencido de que “si ponés una obra, se llena el teatro porque la gente ama el ídish”.
Para finalizar, el actor y director recordó que su colegaJacob Ben Ami solía decir que “hay que vivir, comer y dormir en ídish”.
DB-EACh-CGG

 

Dejá tu comentario

Israel

Elecciones 2019. Mayor participación de los israelíes en la segunda elección del año

Agencia AJN.- La participación alcanzaba el 26.8% al mediodía, 2 puntos por encima de los comicios de abril. Los principales líderes ya emitieron su voto. El presidente Rivlin dijo que hará todo para evitar una tercera vuelta a las urnas. Seguí por AJN las elecciones en Israel

Publicado

el

Por

ele5

Agencia AJN.- La participación de los israelíes en esta segunda elección nacional fue la más alta en décadas, según confirmaron las autoridades electorales

Los israelíes votaron por segunda vez en cinco meses después de que las elecciones de abril cuando el primer ministro Benjamin Netanyahu no logró conformar el gobierno y forzó a una nueva convocatoria.

Figuras políticas en todos los ámbitos han tratado de contrarrestar la apatía esperada de los votantes instando a los ciudadanos a emitir su voto.

A partir del mediodía, la participación electoral fue del 26.8 por ciento, dos puntos porcentuales más que a la misma hora en los comicios del 9 de abril, indicó el director del Comité Central de Elecciones, Orly Adas.

A las 10 de la mañana, Adas dijo que el 15% había votado, frente al 12,9% de abril. Además, la cifra fue la más alta en ese momento del día desde 1984, cuando alcanzó el 15,6%. La participación final en las elecciones de abril fue del 68,5%.

Representantes de la agrupación Azul y Blanco afirmaron que las cifras en Tel Aviv, que se inclinan hacia la izquierda, disminuyeron en 2.5 puntos porcentuales con respecto a la carrera de abril. La alta participación en la ciudad se considera clave para la estrategia de campaña del partido.

El primer ministro Benjamin Netanyahu, por su parte, publicó un gráfico brillante en Twitter que pretende mostrar una gran disparidad entre lo que él llama «ciudades de izquierda» y «ciudades de Likud».

El partido convocó a una «reunión de emergencia» en la Residencia del Primer Ministro para discutir lo que afirmó fue «alta participación en el sector árabe y en los bastiones de la izquierda».

La Lista Conjunta de partidos árabes dijo que había visto una participación ligeramente mayor en las ciudades árabes, pero las tasas de votación todavía estaban muy por debajo del promedio nacional. La participación en el sector árabe en abril fue ligeramente inferior al 50%.

Las encuestas han demostrado que el Likud de Netanyahu y el partido Azul y Blanco de su principal rival Benny Gantz están codo a codo, sin poder formar una coalición de 61 miembros.

Los líderes de los partidos acudieron temprano para emitir sus votos en la segunda elección nacional del año en Israel.

ele

Netanyahu y su esposa Sara llegaron a su mesa de votación en Jerusalem para emitir su voto.

ele1

El jefe del Partido Azul y Blanco, Benny Gantz, votó cerca de su casa en Rosh Haayin, cerca de Tel Aviv.

ele2

Avigdor Liberman, el líder del partido secular derechista Yisrael Beytenu, que podría emerger como el rey de las elecciones, votó con su esposa en su casa en el asentamiento de Nokdim en Cisjordania.

ele3

Líder del partido de extrema derecha Yamina, Ayelet Shaked llegó a su mesa de votación en Tel Aviv con su esposo y sus dos hijos.

ele4

En la ciudad de Sderot, cerca de la frontera de Gaza, el jefe laborista-Gesher Amir Peretz dijo a sus partidarios cuando llegó a votar, que cada voto cuenta y todos deberían votar, según consignó el portal de noticias Ynet.

Seguir leyendo

Israel

Elecciones 2019: Los israelíes votan por segunda vez en el año

Agencia AJN.- 6.395.396 ciudadanos de diversas religiones están habilitados para sufragar en 11.163 centros, incluidos hospitales, cárceles y 97 urnas dispuestas en el exterior, donde ya se votó el 5 de septiembre. Ellos deberán optar entre 32 partidos, listas o frentes, cuyo desafío será cruzar el umbral mínimo de 3.25 por ciento de los votos para obtener parlamentarios en la Knesset.

Publicado

el

Por

קלפיות לבחירות לכנסת ה-22

Agencia AJN.- Se desarrollan en Israel las elecciones generales, nacionales, directas, igualitarias, confidenciales y proporcionales tan solo 23 semanas después de las anteriores, cuyos resultados no permitieron conformar una coalición.

El Estado judío es una democracia parlamentaria, lo cual implica que la mayoría de sus 120 legisladores deben consagrar y apoyar al gobierno; en caso contrario pueden darse dos alternativas: la designación de otro primer ministro, cuyo mandato teórico y nunca cumplido es de cuatro años, o la convocatoria a comicios anticipados.

Así, 6.395.396 ciudadanos de diversas religiones están habilitados para sufragar en 11.163 centros, incluidos hospitales, cárceles y 97 urnas dispuestas en el exterior, donde ya se votó el 5 de septiembre.

Ellos deberán optar entre 32 partidos, listas o frentes, que van desde el oficialista Likud y su principal rival, Cajol Labán, o el decaído laborismo hasta pequeñas formaciones de derecha o izquierda, entre los cuales existen agrupaciones ortodoxas, una Lista Conjunta árabe y el novedoso Movimiento Cristiano Liberal.

El desafío para todas esas agrupaciones será cruzar el umbral mínimo de 3.25 por ciento de los votos, lo cual les permitiría ingresar parlamentarios a la Knesset.

Otro será lograr una participación superior a la de abril, del 67,9 por ciento, que aun así fue de las más altas en dos décadas, solo detrás del 71,8 de 2015.

Una vez confirmado el reparto de escaños, los jefes de cada bancada podrán recomendarle al Presidente del Estado, Reuven Rivlin, a quién debería encargarle la misión de conformar una coalición de gobierno.

El actual primer ministro, Benjamín Netanyahu, aspira a la reelección, que no pudo conseguir en abril, y su principal rival es el ex jefe del Estado Mayor de la Fuerza de Defensa de Israel Benjamín Gantz.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!