Seguinos en las redes

Sin Categoría

Falleció a los 106 años la secretaria del ministro de Propaganda nazi

AJN.- “No me considero culpable”, así había asegurado Brunhilde Pomsel, la única testigo que quedaba viva de lo que se ocultaba en el Ministerio para la Ilustración Pública y la Propaganda de Adolf Hitler durante el nazismo (1933-1945), el capítulo más oscuro de la historia de Alemania.

Publicada

el

AJN.- El pasado viernes falleció Brunhilde Pomsel a los 106 años, quien ejerció durante tres años como secretaria de Joseph Goebbels, el máximo responsable de la propaganda nazi y mano derecha de Adolf Hitler. La historia de Pomsel se hizo conocida tras protagonizar el documental Ein deutsches Leben (“Una vida alemana”).

El filme tuvo su estreno en junio de 2016, en el Festival de Cine de Múnich, estado del sur de Alemania. La cinta también se proyectó en el Filmfest de Jerusalem (del 7 al 17 de julio) y en el Festival de Cine Judío de San Francisco (del 21 de julio al 7 de agosto).

“Conocimos a la señora Pomsel por casualidad, mientras investigábamos otra historia”, contaron Christian Krönes y Florian Weigensamer, dos de los cuatro directores de la película. “No era una ávida nazi. Tan sólo no le importó (lo que el régimen nazi estaba haciendo) y miró para otro lado. En eso descansa su culpa”, agregó Weigensamer.

El documental, sin embargo, no se centra en la responsabilidad particular de Pomsel. Según sus directores, “en un momento en el que el populismo de derecha está en auge en Europa”, ellos desearon que su trabajo sea un recordatorio de la “capacidad de complacencia y de negación del ser humano”.

“Ver la película es importante para mí, porque puedo reconocer delante del espejo todo lo que hice mal. Aunque lo que hice no fuera más que trabajar en la oficina de Goebbels”, contó Pomsel tiempo antes de morir. Su trabajo incluyó amañar las estadísticas de soldados nazis caídos hasta exagerar el número de violaciones de mujeres alemanas por parte del Ejército Rojo soviético.

Criada bajo los preceptos del deber prusiano, aprendió el oficio de secretaria con un abogado judío y trabajó también en una emisora de radio antes de acceder, en 1942, al Ministerio de Propaganda del gobierno nazi. Para ello debió afiliarse al Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán (más conocido como el partido nazi). “¿Por qué no? Todo el mundo lo hacía”, confesó en el documental.

“Sabíamos cuándo llegaba a la oficina pero no lo veíamos hasta que se marchaba”, relató sobre Goebbels. Una vez a sus órdenes, tuvo la oportunidad de observar de cerca al círculo de poder que rodeada a Hitler. Según contó, era “un caballero, elegante y noble”, pero también una persona que cuando se quitaba “su máscara de hombre culto y educado se volvía loco”.

Pomsel explicó que tenía conocimiento de la existencia de los campos de concentración, aunque aclaró que no sabía cuál era su función real. En esa época creía que “no se quería que la gente fuese a la cárcel de forma inmediata, así que iba a los campos de concentración para ser reeducada”. Además, Pomsel aseguró que quienes trabajaban para el régimen nazi estaban seguros de que los judíos “desaparecidos” estaban siendo enviados a las aldeas de los Sudetes.

“Todo era secreto, así que nos lo creímos”, aseguró la anciana. También insistió en que ni siquiera se enteró de lo ocurrido durante la “Noche de los cristales rotos”, una serie de linchamientos y ataques contra establecimientos judíos ocurridos durante la noche del 9 al 10 de noviembre de 1938. Según ella, esa ignorancia del estado real de las cosas era generalizada en Alemania: “Todo el país parecía estar bajo el influjo de un hechizo”.

En el documental, Pomsel reconoce que su pasado le pesa en cierta forma: “Uno tiene un poco de mala conciencia”, a pesar de que aclara que no se sintió culpable ni responsable de las millones de muertes que causó el régimen nazi.

Finalizada la Segunda Guerra Mundial, Pomsel pasó cinco años en una prisión soviética. “Me trataron muy mal y yo no había hecho nada. No me considero responsable, a no ser que se culpe a todos los alemanes por hacer posible que aquel gobierno llegara al poder”, expresó.

“No hay justicia, no hay dios. Pero lo que está claro es que el diablo existe”, concluyó.

Panamá

Embajadora de Panamá en Israel destacó la importancia de relación bilateral a partir de la puesta en vigencia del TLC

Agencia AJN.- En una entrevista exclusiva con la Agencia AJN, Adis Urieta Vega anunció que Israel instalará en Panamá el Primer Centro de Excelencia agrícola israelí en el continente americano”. Además comentó cómo los panameños que viven en Israel afrontan la pandemia del coronavirus.

Publicado

el

Por

pana

Agencia AJN.- La embajadora de Panamá en Israel, Adis Urieta Vega, destacó la importancia de la relación bilateral y enfatizó la decisión del gobierno de su país para que “la marca Israel se reafirme en Panamá” a partir de la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio entre ambos países.

“Este año, celebramos la entrada en vigencia del TLC Panamá-Israel. Israel instalará en Panamá el Primer Centro de Excelencia agrícola israelí en el continente americano”, resaltó la diplomática en una entrevista con la Agencia de Noticias AJN.

Además, Urieta Vega dio precisiones sobre la situación de los 150 panameños que viven en Israel y cómo afrontan la pandemia por el COVID-19.

A continuación los tramos más destacados de la entrevista:

-AJN: ¿Cómo está atravesando el coronavirus la comunidad panameña en Israel?
-AU:
Nuestra Comunidad no supera las 150 personas que en su mayoría tienen la doble nacionalidad. Pero tenemos también un grupo de estudiantes distribuidos en varias universidades y médicos que hacen especialidades en hospitales de Israel. Los estudiantes siguieron sus estudios por teleconferencias y usos de laboratorios según las normas de salud. Los médicos cada uno en sus hospitales. El resto de la comunidad, está cumpliendo también las normas de cuarentena. Están todos muy comunicados con nuestra embajada, ya que tenemos las redes sociales de la asociación de panameños en Israel, se conocen la mayoría desde Panamá. Llegaron incluso a hacer un video de todos para dar fuerza a Panamá también en su lucha contra el COVID-19.

-AJN: ¿Cómo es la comunidad panameña que reside en Israel?
-AU:
El panameño suele migrar muy poco, se queda o vuelve a Panamá, por lo que no tenemos grandes comunidades fuera de Panamá, a no ser Estados Unidos. La de Israel es pequeña, está formada una primera parte por hijos de israelíes hebreos que migraron a Panamá y tuvieron negocios en territorio panameño, y volvieron ya en una edad muy adulta a Israel, o los hijos de los mismos. Un segundo grupo es de jóvenes israelíes que fueron a Panamá y se casaron allá, y han vuelto a Israel para formar familia aquí, teniendo la doble nacionalidad. El resto son ciudadanos panameños que están en estudios universitarios y especialidades y regresarán a Panamá al terminar los mismos.

-AJN: Su embajada está abierta?
-AU: Desde antes que entrara la cuarentena en Israel, en la embajada de Panamá en Israel , al ver las noticias de Europa sobre el COVID-19, iniciamos un sistema de trabajo mixto, evitando coincidir el personal en los mismos espacios y acentuando las medidas de higiene. Hemos continuado abiertos, combinando el teletrabajo con horas de oficina por turnos. Evitando sobre todo que personal que utiliza el transporte público, vaya a la oficina, o se le va a buscar a su residencia para que no tenga que exponerse.

-AJN: ¿Cómo califica usted la relación entre Panamá e Israel?
-AU:
Israel y Panamá tienen una relación con raíces antes de que existieran la República de Panamá y el Estado de Israel. Por coincidencias del destino, la iniciativa de construcción del canal de Panamá por los franceses y el fracaso del mismo, tejió conexiones con el caso Dreyfus; el sionismo que convocó al nacimiento del Estado de Israel, y llevó a Panamá a reclamar su independencia. Este año, celebramos la entrada en vigencia del TLC Panamá-Israel. Israel instalará en Panamá el Primer Centro de Excelencia agrícola israelí en el continente americano; buscamos que la marca Israel se reafirme en Panamá como un centro logístico para el continente.

pana1

-AJN: ¿Cómo es su vida diaria?
-AU:
Vivimos con dos horarios. Panamá e Israel tienen 8 horas de diferencia, así que trabajamos según esta realidad. En el contexto del combate a la propagación el contagio del COVID 19, tratamos de cumplir con las medidas impuestas por las autoridades de Israel. Realizamos y participamos en actividades online, desde conferencias con el Ministerio las Relaciones Exteriores de Israel; desde Panamá, y conferencias por ejemplo con Mashav. Incluso conferencias de análisis político o cultural. Tratamos de estar al día de lo que está haciendo Israel en el combate al Cov19 y comunicar a nuestras autoridades, ya sea en los casos donde la acción israelí fue exitosa, o en la que se pudo mejorar. Sabemos que incluso cuando la amenaza del COVID haya bajado su intensidad, el ritmo y características de trabajo que estamos desarrollando ahora, ya están cambiando como serán nuestras actividades futuras.

-AJN: ¿Mantiene relación con sus pares latinoamericanos?
-AU:
Las embajadas latinoamericanas y el Caribe en Israel, mantenemos una relación estrecha, y no solo ahora en las circunstancias del COVID-19, sino que es una experiencia de familia que se ha construido desde muchos años antes, y es responsabilidad de todos los que llegamos a estamos misiones conservarla y fortalecerla. Las actuales circunstancias nos han demostrado lo positivo que resulta cuando estás fortalecido por un grupo. Por ejemplo, teníamos en Panamá turistas israelíes varados. A través de nuestras comunicaciones con cada embajada podíamos saber de dónde saldría un avión a Israel y sugerir a sus parientes en Israel a que embajada llamar en la región. Lo mismo para nuestros ciudadanos que deseaban regresar. Desde cada embajada se nos iba informando, por llamadas directas o el chat del GRULAC_Israel, hacia donde partiría un avión, cual era su escala, aeropuerto abierto.

-AJN: ¿Cómo observa usted las medidas que toma Israel frente a la pandemia?
-AU:
Panamá es un hub aéreo regional, por lo que creo que las medidas que adoptó Israel, sobre todo en las drásticas restricciones de vuelo de centros con focos de contagio, sirvieron no solo como advertencia, sino como ejemplo de lo que habría que hacer. Lo que me causo una impresión muy positiva fue la inmediata coordinación entre las autoridades israelíes y palestinas para fortalecer el cerco de salud en los dos territorios. Mi no formación en temas de salud y estadísticos, me impide hacer una mejor valoración profesional de como se ha trabajado aquí el combate al COVID-19. Pero al ser testigo y protagonista como todos los ciudadanos que estamos dentro del territorio israelí, he podido compartir con las autoridades panameñas, las experiencias del país, la reacción de la población, efecto en la economía, en la educación, etc.

pana2

-AJN: ¿Cómo está la Situación en Panamá?
-AU:
La posición geográfica de Panamá nos ha llevado a desarrollar una economía que aprovecha nuestra ventaja para el transporte multimodal. Nos hemos consolidado en un hub aéreo, somos centro comercial, turístico y financiero y esto de lo que nos sentimos orgullosos, pudo ser nuestro Talón de Aquiles, pero la dura reacción de las autoridades al conocerse los primeros casos de COVID-19, han amortiguado el impacto. Se están haciendo enormes cantidades de pruebas, lo que se ve reflejado en nuestras cifras de rápida detección. Hemos construido un hospital especial para atender casos de COVID-19. Nuestra población, como caribeña, ha respondido bien en su mayoría a las medidas de cuarentena para evitar un mayor contagio.

Seguir leyendo

Sin Categoría

Israel: Bancos cierran cuentas de terroristas

Publicado

el

Por

atent

Agencia AJN.- La decisión se adelantó a la legislación que entrará en vigencia el sábado y convierte las transferencias de “pagar por matar” en un acto criminal.

Noticia en desarrollo…

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!