Seguinos en las redes

Argentina

Ex combatiente de Malvinas: “No perdí la fe en la religión, pero sí en las instituciones”

Agencia AJN.- Como todos los soldados en Malvinas, Silvio Katz la pasó mal, aunque su situación -como la del resto de los soldados judíos- fue peor y tuvo que sufrir maltratos y padecer del antisemitismo de muchos de sus superiores. En diálogo con la Agencia AJN contó sobre sus días en las islas y su dramático regresó al continente.

Publicada

el

malvinas 2

Agencia AJN.- A Silvio Katz le restaban quince días para concluir con su servicio militar obligatorio en el Regimiento de La Tablada. Pero una noticia inesperada, tanto para él como para millones de argentinos, extendió aún más su período en el ejército. Como todos los soldados en Malvinas, Silvio la pasó mal, aunque su situación -como la del resto de los soldados judíos- fue peor y tuvo que sufrir maltratos y padecer del antisemitismo de muchos de sus superiores.

Katz dialogó con la Agencia AJN y contó sobre sus días en las islas y su dramático regresó al continente.

En una ocasión, Katz declaró frente a jóvenes dirigentes que integran el grupo Nuevas Generaciones del Congreso Judío Latinoamericano (CJL), que tras la guerra regresó “sin fe religiosa”.

“En realidad lo que perdí no es la fe en la religión, sino en la gente que maneja las instituciones judías. A mí me defraudaron los rabinos, no la religión”, agregó el ex combatiente.

katz

Para Katz, la religión judía es “una de las más sanas y puras que existen en la Tierra” aunque, según expresó “la gente pervirtió todo el sistema. Perdí fe en la institución”.

La dictadura militar que gobernaba la Argentina al momento de la Guerra de Malvinas había autorizado que rabinos llegaran a las islas para brindar apoyo espiritual a los conscriptos judíos que se encontraban allí combatiendo.

No obstante, la autorización nunca llegó y los soldados se vieron privados.

Para Katz, hubiera sido importante poder recibir la visita de un rabino puesto que “espiritualmente me sentía muy abandonado”. “Yo veía que había curas y chicos de mi edad iban a misa y volvían con una esperanza, y yo no tenía quien me la dé”, contó. “Si de casualidad me hubiera querido colar en una misa no me lo hubieran permitido. Lo digo con conocimiento porque conozco algunos veteranos judíos que intentaron y no los dejaron. Yo sentí que mi religión me había abandonado. Mi problema fue a la vuelta porque cuando sí se les permitió (a los rabinos) vernos, no les importamos”, indicó.

WhatsApp Image 2024-04-02 at 7.33.25 PM

Silvio mantiene contactos con sus compañeros de guerra judíos y no judíos. “Mantengo contacto con ex combatientes judíos y no judíos. Soy parte del Centro de Veteranos de La Matanza y con judíos me reúno cada 15 días”, comentó

Katz expresó su malestar con la dirigencia comunitaria ya que, según aseguró, éstos “le dieron la espalda” a los soldados judíos que lucharon en Malvinas.

Consultado sobre este tema, el escritor Hernán Dolbry, del libro “Los Rabinos de Malvinas”, consideró que “los veteranos de Malvinas fueron escondidos por las autoridades gubernamentales de la Argentina en general”. “La comunidad no escapa a esto. Malvinas es una piedra en el zapato para quien quiera abordarla ya que todo quien quiera reivindicar la recuperación de las islas, termina pegado a una ‘gesta’ realizada por un gobierno militar violador de los derechos humanos”, agregó.

El 14 de junio de 1982 los militares argentinos se rindieron frente a las fuerzas del Reino Unido. “El día que nos rendimos, aún recuerdo esa impotencia o sabor amargo que nos dejó el volver con las manos vacías a los 19 años”, recordó Katz. No obstante, aclaró que hoy “lo vive como algo natural”, y a diferencia de años anteriores puede “hablar sin que me quede un dolor”.

Katz contó que durante muchos años no pudo hablar. Hoy siente que al poder hablar puede cambiar su destino y el de sus hijos, para no repetirles a ellos lo que vivió en su infancia.

“Soy hijo de un sobreviviente de la Shoá, mi papá falleció cuando yo tenía 9 años y se llevó consigo a la tumba todos sus misterios y silencios y yo iba en camino a repetir lo mismo”, confesó.

Para Katz, hablar fue liberador, si bien empezó con terapia “lo cual me ayudó muchísimo”, luego conoció a los periodistas Hernán Dobry y Natasha Niebieskikwiat quienes lo ayudaron “sacándome las palabras”. “Esto me cambió la vida, soy una persona libre y feliz. Sé que es difícil hacerlo pero si algún veterano de Malvinas no puede hablar tiene que buscar la manera de hacerlo”, sostuvo.

Los tormentos que sufrió Katz en Malvinas tienen un responsable con nombre y éste no es precisamente inglés. Eduardo Flores Ardoino, su superior en la guerra fue quien le hizo los días más difíciles solo por ser judío. Después de años en silencio, Katz lo acusó ante la justicia por torturas y discriminación.

Por su parte, Dolbry aseguró que si bien todos los soldados sufrieron tormentos de sus superiores, la situación de los judíos allí era peor.

Coincidiendo con lo relatado por Katz, que por ser judío sufrió castigos extras, el escritor aseguró: “En muchos casos, los judíos sufrieron castigos extras por su condición religiosa, que iban desde el maltrato verbal hasta el físico. Eso mismo ocurría en los Centros Clandestinos de Detención donde los judíos eran torturados con mucha más saña que los demás. No nos olvidemos que las Fuerzas Armadas que recuperaron las Malvinas eran las mismas que hicieron desaparecer a miles de personas en el país”.

Entrevista realizada por Fernando Olschansky en 2013 para la Agencia AJN

Dejá tu comentario

Argentina

Pesaj: El Camino a la Libertad Por Shimon Axel Wahnish

Publicado

el

Por

WhatsApp Image 2024-04-22 at 7.31.43 AM

Agencia AJN.- En el marco de la festividad de Pesaj , el rabino Axel Wahnish, recientemente designado embajador argentino en Israel se refiere a la libertad en su columna escrita para la Agencia AJN.

“¿Qué fue lo primero que ocurrió cuando llegó Moisés a Egipto para anunciar y transmitir las ideas de la libertad? El pueblo no lo escuchó. Simplemente habían perdido esa capacidad de reflexión. Estaban tan hundidos en el lodo de la esclavitud que ni siquiera podían escucharlo.
“Y el pueblo no escucho a Moshé, debido a su estrechez de espíritu”.

¿Cuál es una de las herramientas más potentes que tenemos como seres humanos?
“La muerte y la vida están en manos de la lengua”.1
En la lengua, en el lenguaje y en la capacidad de transmitir y de comunicar reside la definición entre la vida y la muerte. Básicamente, podemos comunicar vida y libertad, o muerte y esclavitud.
Esta es la batalla cultural. Todos somos parte, nadie queda exento. Nadie puede elegir si ser parte o no, solo podemos elegir de qué lado queremos estar. Podemos elegir ser transmisores de vida. Algunos transmiten vida, otros, lo contrario.

Podemos definir el concepto de vida como la capacidad de expresión positiva que construye y promueve libertad. Esta fue la misión de Moisés: liberar a todo un pueblo de la esclavitud de Egipto. De esto se trata Pesaj, la festividad de la libertad. Uno de los elementos más conocidos de ese día es el relato de la Hagadá.

La Hagadá relata la historia de la esclavitud en Egipto y la posterior salida hacia la libertad. Y es curioso que esa libertad no solo se piensa, sino que debe ser relatada y comunicada. Es un ejercicio en familia donde entre todos, niños, niñas y adultos, alrededor de la mesa de Pesaj relatan y comunican los valores de la libertad. Porque la libertad no se trata de una realidad aislada e individual, sino de una experiencia colectiva y social.

Por el contrario, el símbolo de máxima esclavitud queda manifestado en el personaje del Faraón, una figura cruel y violenta que promovía la esclavitud. Faraón en hebreo se dice Paró. Si dividiéramos esta palabra nos quedan las siguientes dos palabras: Pe-rá2, que significa “boca mala”. Por otro lado, si dividimos Pesaj en dos, resulta Pe-saj: “la boca que relata”.

El Faraón es la boca del mal, que comunica las ideas de esclavitud y muerte. Pesaj es la boca que relata las ideas de la libertad y la vida.

De acuerdo a la milenaria sabiduría de la cabalá, cada uno de los doce meses del año cuenta con una energía espiritual específica.3
Pesaj sucede en el mes de Nisán, en el que rige la energía del habla. Precisamente en este mes se libra la batalla entre estas dos bocas: la del Faraón, por un lado, y la de Pesaj por el otro. Una expresa y comunica el mal y la esclavitud, mientras que la otra relata y comunica el bien y la libertad. Dos lenguas que tienen en su poder la vida o la muerte.

1 Proverbios 18:21
2 En hebreo solo se escriben las consonantes, sin las vocales. De modo que las vocales pueden ser
intercambiables. Por eso, las mismas letras para decir Paró, también pueden ser leídas como “perá”,
que dividiéndola en dos palabras resulta “pe rá”. Pe = boca, rá = mala
3 El Sefer Ietsirá, cuya autoría se atribuye al patriarca Abraham Abinu (nacido hace 3800 años),
presenta un cuadro correlativo entre los 12 meses del año, las 12 constelaciones y las 12 energías y
poderes humanos

Tu elección personal

Cada uno tiene la capacidad de elegir de qué lado quiere estar.
“La vida y la muerte puse delante de ti, la bendición y la maldición, y elegirás la vida”.4

Tremenda responsabilidad: decidir entre la vida y la muerte. Y nadie puede escapar de esta obligación. No nos dieron a elegir si queremos estar o no en esta batalla. Solo nos dieron a elegir de qué lado queremos estar. Es una decisión personal y muy individual. Y el mandato es determinante y claro: “elegirás la vida”. Gran desafío.

Vivimos en un campo de batalla moral, en medio de un constante tironeo entre la vida y la muerte. Y cada uno debe tomar la elección de superarse y convertirse así en un vehículo que transmite vida, bendición y libertad, o bien dejarse arrastrar ante la arrolladora esclavitud y resultar un agente promotor del mal. Esa es la batalla entre Pe-saj y Pa-ró. “La boca que relata libertad” versus “la boca del mal”. Esta es la batalla que se libra precisamente en el mes de la energía del habla.

La codicia y el poder

Esta batalla sucede no solo en un plano externo y social, sino también en un plano interno e
individual. Dentro de nuestro ser luchan dos voces: la voz del ego y la envidia, por un lado, y
la voz de la humildad y la armonía por el otro. “La envidia, los deseos descontrolados y el ego, sacan al hombre del mundo”.5

Estas son las fuerzas negativas internas que nos esclavizan y exilian. A eso se refiere esta tan extraña y curiosa expresión “sacan al hombre del mundo”. Significa que estas fuerzas internas son tan poderosas y nocivas que pueden llegar a sacar al hombre de la realidad y hacerlo vivir en un mundo paralelo y fantasioso.

La trampa del ego es la que enceguece al hombre y le hace perder contacto y noción de la realidad del mundo en el que vive. Queda tan ciego que ya no puede ni ver a sus semejantes, y termina viviendo encerrado en su propio mundo –un mundo ilusorio que crea él mismo a imagen y semejanza de su propio ego.

Y a veces uno se cuestiona: “¿Cómo es que esta persona ni siquiera se percata de la realidad? ¿Acaso no ve lo que está ocurriendo a su alrededor? ¡Hasta parecería que vive en otro mundo!”

Y la triste respuesta es: sí. Lamentablemente, vive tan atrapado dentro de su egocentrismo hasta el punto de caer preso de su propio engaño. “Sacan al hombre del mundo” y viven en su burbuja irreal. Este es el síntoma de la enfermedad del alma. Las ansias de poder generadas por el ego, y la acumulación de riqueza y consumismo insaciable generado por la codicia, resultan ser nuestros peores enemigos. Son energías negativas internas que nos mantienen exiliados de nuestro propio ser, nos aíslan del
mundo, y nos esclavizan en una incansable y desesperada carrera de nunca acabar.

4 Devarim 30:19
5 Pirké Abot 4:21

De la estrechez a la amplitud

No existe peor esclavitud que la falta de conocimiento, y no existe mayor libertad que
poseer conocimiento: “Si tienes conocimiento, ¿qué te falta? Si te falta conocimiento, ¿qué tienes?”.6

Conocimiento y sabiduría, en hebreo se dice jojmá. Si la dividimos en dos palabras nos queda coaj ma, literalmente: “fuerza del ¿qué?”. Es la capacidad de preguntarse ¿qué? De modo que la sabiduría no reside en acumular información, sino en la capacidad de poder cuestionarse y reflexionar.

De esta forma, la vida es un camino maravilloso y apasionante donde el recorrido implica un proceso de constante e infinito descubrimiento. Porque si la respuesta a una pregunta no nos abre nuevas y aún más preguntas, muy probablemente aquella respuesta no sea completa.

El conocimiento no reside en la respuesta en sí, sino en la destreza de continuar preguntando e investigando. Se trata de las nuevas puertas que se abren, nuevas preguntas que surgen de aquella respuesta. La pregunta no solo marca el punto de partida, sino incluso el punto de llegada.

Podemos concluir que el grado de libertad es proporcional al grado de conocimiento, y el grado de conocimiento es proporcional a la capacidad de preguntarse e investigar. De modo que la autorreflexión alimenta el conocimiento, el conocimiento la libertad, y la libertad a su vez retroalimenta la autorreflexión. Esto se llama amplitud mental: la capacidad de expandirse cada vez más en un proceso de constante crecimiento.

¿Qué fue lo primero que ocurrió cuando llegó Moisés a Egipto para anunciar y transmitir las
ideas de la libertad? El pueblo no lo escuchó. Simplemente habían perdido esa capacidad
de reflexión. Estaban tan hundidos en el lodo de la esclavitud que ni siquiera podían
escucharlo.

“Y el pueblo no escucho a Moshé, debido a su estrechez de espíritu”.7

Estrechez de espíritu significa estrechez mental, estrechez espiritual. Es la incapacidad de
percibir la imagen completa, la incapacidad de soñar y ansiar con la grandeza de la libertad.
La esclavitud interna queda definida por el nivel de estrechez personal. Es la estrechez
impuesta por los límites que nos encierran y aprisionan. Egipto en hebreo se dice Mitsraim,
que significa metser, literalmente: estrechez. Angostura, angustia.

6 Midrash Vaikrá Rabá 1:6
7 Shemot 6:9

La libertad es poder salir de aquella estrechez hacia una realidad de amplitud y expansión.
Esto es lo que dice el Rey David en uno de sus salmos: “Desde la estrechez te llamé, D’s, y
me respondiste con amplitud”.8

Conociendo al enemigo

El Faraón era un estratega experto de la esclavitud. Conocía muy bien la dinámica interna que conduce a la libertad. Sabía que en el momento en que el ser humano empieza a reflexionar, llega indefectiblemente a su destino obligado: la libertad.

La reflexión es el principio del proceso de liberación. Permitir eso no estaba precisamente en los planes del Faraón. Entonces puso en marcha su plan macabro. Aumentó aún más el trabajo, que ya era duro y agotador. Ahora los esclavos hebreos necesitaban trabajar más tiempo aún. De esta forma, se aseguraba de llenar todo el tiempo y espíritu de sus esclavos con trabajo duro, de modo que no les quedara tiempo ni energía disponible para reflexionar.

La historia cuenta que en ese día el Faraón ordenó a los capataces del pueblo y a sus oficiales diciendo: “Ya no sigan dando paja al pueblo para fabricar los ladrillos como ayer y anteayer; que ellos mismos vayan y recojan la paja. Pero les impondrán la misma cantidad de ladrillos que ellos solían hacer ayer y anteayer; no la disminuirán…”.9

El primer paso hacia la libertad es conocer al enemigo que te esclaviza. Si ni siquiera sos consciente de su existencia y sus estrategias, probablemente continúes en tu esclavitud sin siquiera sospechar que estás esclavizado.

Todos tenemos un Faraón interno que nos llena de un inagotable y frenético trabajo. Nos aplica latigazos en nuestras espaldas para que continuemos corriendo en la vorágine diaria sin poder parar a reflexionar. Y así nos mantiene presos y hundidos en nuestro Egipto interno, nuestra estrechez espiritual que nos impide recuperar los verdaderos valores perdidos.

Una historia jasídica nos cuenta acerca de un hombre que estaba corriendo en el mercado intentando conseguir su sustento diario. Su maestro, al verlo desde su ventana, lo llamó y le preguntó: “¿Por qué estás corriendo? ¿Qué es lo que buscas?” “Querido maestro, estoy corriendo buscando el sustento para mi familia”, respondió. “¿Y quién te dijo que el sustento no está corriendo detrás de ti, pero no logra alcanzarte porque tú estás corriendo?, interrogó el maestro.” 10

A veces, solo basta con frenar a reflexionar para conseguir lo que tanto estábamos persiguiendo. Y se trata de un proceso de constante liberación interna, en donde la esperanza en D’s nos mantiene libres incluso en momentos difíciles. Por eso nunca dejamos de soñar y ansiarcada año con mayor libertad. Y así concluimos nuestro relato esta noche de Pesaj con la firme determinación de que “este año somos esclavos, el año próximo seremos libres”.11

8 Tehilim 118:5
9 Shemot 5:6-7
10 Cuento jasídico atribuido al Rebe de Kotzk
11 Hagadá de Pesaj

*Rabino y embajador de Argentina en Israel.

Seguir leyendo

Argentina

Argentina. Unánime aprobación del pliego del rabino de Milei como embajador en Israel

Agencia AJN.- Axel Wahnish había sido cuestionado en la Comisión de Acuerdos, pero al final consiguió el respaldo del Senado.

Publicado

el

Por

Wahnish Axel

Agencia AJN.- Axel Wahnish, el rabino personal del presidente Javier Milei, recibió la unánime aprobación del Senado a su pliego como futuro embajador argentino en el Estado de Israel.

Wahnish, quien había recibido varios cuestionamientos en la Comisión de Acuerdos, recibió el apoyo de los 67 legisladores presentes, de los 72 que componen el cuerpo, en el especial contexto de la guerra entre el Estado judío y organizaciones terroristas palestinas de la Franja de Gaza y el reciente ataque de Irán contra su territorio.

El rabino del jefe de Estado había sido seriamente cuestionado por la senadora kirchnerista y ex gobernadora de Catamarca Lucía Corpacci y el radical Martín Lousteau, pero finalmente logró el aval.

La intención de algunos senadores de Unión por a Patria de rechazar el pliego fue desarticulada anoche en la reunión de bloque, ante la imposibilidad de unificar una postura.

En tanto, Lousteau volvió a cuestionar la voluntad de Milei de mudar la embajada a Jerusalem, que parece haber quedado fuera de agenda, al menos por el momento, porque “entraña un riesgo de múltiples dimensiones” que “está reconocido por expertos en las relaciones exteriores”.

Además, recordó la cuestión «Malvinas» y destacó que la eventual mudanza sería “un problema de índole político porque la Organización de la Conferencia Islámica tiene 51 miembros y muchos de esos miembros están en el Comité de Descolonización” de la ONU.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!