Seguinos en las redes

Sin Categoría

Agencia AJN presentará este jueves una nueva edición de “Experimentá Israel”

Agencia AJN.- El jueves 3 de septiembre, a partir de las 14 hs de Argentina, la Agencia AJN transmitirá a través de Facebook Live una nueva edición de su viaje virtual por los puntos emblemáticos y la historia del Estado judío. En esta entrega se recorrerá la ciudad portuaria de Yaffo.

Publicada

el

jaffa

Agencia AJN.- La Agencia AJN presentará este martes una nueva edición de “Experimentá Israel”, la nueva propuesta que lleva a nuestros lectores a un recorrido por los puntos más emblemáticos del territorio israelí a través de Facebook Live.

En un momento en el que la pandemia del coronavirus mantiene a una parte de la población mundial en la reclusión de los hogares, y donde viajar y recorrer el mundo son una de las actividades que más se anhelan, la Agencia AJN aprovecha las tecnologías digitales para acercar a los lectores una experiencia diferente, en la que la propuesta es viajar a través de los sentidos por la tierra de Israel.

En esta entrega de “Experimentá Israel”, se presentará un recorrido por la ciudad portuaria de Yaffo: sus calles principales, sus comidas y toda su mística.

El video se transmitirá a través de Facebook en los siguientes horarios:
14 PM Argentina
20 PM Israel
19 PM España
13 PM Chile
13 PM Miami
14 PM Brasil
12 AM México
11 AM Honduras
11 AM Guatemala

Dejá tu comentario

Sin Categoría

Israel. Ministro de Azul y Blanco: “Hay buenas chances de que se disuelva el Parlamento la semana próxima”

Agencia AJN.- Un miembro de alto rango del partido de Gantz también confirma que están sopesando el voto a favor de la moción de desconfianza de la oposición el miércoles, lo que derribaría la coalición y dejaría al país frente a nuevas elecciones.

Publicado

el

Por

WhatsApp-Image-2020-11-10-at-7.19.49-PM-640×400

Agencia AJN.- Un ministro del partido Azul y Blanco, miembro de la coalición gobernante de Israel, dijo el jueves que había “buenas chances” de que su partido votara a favor de una moción de desconfianza en el gobierno, derribando la coalición y poniendo al país formalmente en el camino de nuevas elecciones. “Hay una buena posibilidad de que votemos a favor de la disolución de la Knesset (Parlamento) el miércoles”, dijo el ministro de Ciencia Izhar Shay a la Radio del Ejército.

Shay fue el segundo ministro de Azul y Blanco en comentar el asunto después de que el ministro de Cultura y Deportes Chili Tropper dijera a las noticias del Canal 12 que el partido estaba considerando votar a favor de la disolución del parlamento. “Estamos considerando si apoyar una propuesta para disolver la Knesset ya la semana que viene”, expresó el funcionario.

En un movimiento dirigido a presionar a los legisladores de Azul y Blanco para que rompan filas con la coalición en medio de un continuo deterioro de las relaciones dentro del gobierno, el líder de la oposición Yair Lapid dijo el lunes que volvería a presentar una propuesta la semana que viene para disolver la Knesset y convocar nuevas elecciones.

El líder de Azul y Blanco, el ministro de Defensa Benny Gantz, se ha negado a decir si su partido apoyará el proyecto de ley. El partido ha estado sopesando la posibilidad de presentar su propio proyecto de ley para disolver la Knesset para evitar dar crédito a Yesh Atid, el partido de Lapid, por el movimiento. El proyecto de ley de Lapid probablemente fracasaría sin el apoyo de los de Gantz.

Un par de encuestas publicadas el martes por la noche mostraron que el Likud sigue siendo el partido más grande en la Knesset. Sin embargo, mencionó al partido de derecha Yamina, Naftali Bennett, como posesor de una oportunidad de formar una coalición sin el partido de Netanyahu.

Una encuesta de la emisora Kan le dio al Likud 31 escaños y a Yamina 21, seguido por Yesh Atid de Lapid con 17. La Lista Conjunta predominantemente árabe-israelí obtuvo 11 escaños, mientras que Azul y Blanco recibió solo nueve escaños. También con nueve están Shas e Yisrael Beytenu, mientras que UTJ obtuvo siete y Meretz seis.

Una encuesta separada del Canal 13 mostró una competencia más reñida, con Netanyahu manteniendo una ventaja de 27-23 bancadas sobre Bennett. El sondeo le dio a Yesh Atid 20 escaños, a la Lista Conjunta 11, y a Azul y Blanco 10. Yisrael Beytenu tenía ocho escaños, mientras Shas y UTJ siete y Meretz seis.

Los números del Canal 13 mostraron que Bennett podría formar una coalición estrecha de centro-derecha con Yesh Atid, Blue and White y Yisrael Beytenu. En ese caso a largo plazo, Bennett probablemente sería primer ministro.

Con poco más de un mes para el final del año, la Corte Suprema de Justicia instruyó al gobierno el martes para explicar por qué hasta ahora no ha aprobado un presupuesto para el 2020. El tribunal dio al gobierno 21 días para explicar la legalidad de una enmienda a la Ley Básica de Israel, aprobada por los legisladores en agosto, que les permitió retrasar la aprobación del presupuesto hasta mediados de diciembre.

En el marco del acuerdo de coalición entre el Likud y Azul y Blanco, los dos acordaron aprobar un presupuesto hasta 2021. Sin embargo, Netanyahu insiste ahora en presupuestos separados para 2020 y 2021, ya que el hecho de no aprobar un presupuesto le permite evitar la entrega de la presidencia a Gantz e ir en su lugar a las elecciones.

Ahora, con Gantz habiendo anunciado un comité gubernamental para investigar el llamado asunto del submarino que ha atrapado a varios de los aliados de Netanyahu, la coalición parece más cerca que nunca de desmoronarse.

Azul y Blanco se unieron a su rival Likud para formar una coalición en mayo, después de tres elecciones consecutivas. Gantz dijo en ese momento que se unía a Netanyahu en beneficio del país para hacer frente a la crisis del coronavirus.

Pero le dijo al Canal 13 el martes, “Si Netanyahu continúa poniendo sus intereses por delante de otros intereses… Entiendo que sus consideraciones son personales y no necesariamente nacionales”.

Seguir leyendo

Medio Oriente

EAU, Bahrein y Sudán votan contra Israel en la ONU, a pesar de los acuerdos de normalización

Agencia AJN.- Las relaciones diplomáticas de Israel con estas naciones a menudo están divorciadas de este proceso, por lo que los países considerados aliados al Estado judío todavía votan en contra en la ONU.

Publicado

el

Por

onu

Agencia AJN.- Los Emiratos Árabes Unidos, Bahrein y Sudán votaron en contra de Israel en las Naciones Unidas esta semana, a pesar de sus crecientes acuerdos de normalización de relaciones diplomáticas.

Estas naciones formaron parte del grupo de países que firmó siete proyectos de resolución antiisraelíes y pro palestinos que la Cuarta Comisión de la Asamblea General de la ONU aprobó esta semana. Ningún otro país tiene tantas resoluciones en su contra anualmente.

Los textos son parte de lo que ha sido una serie anual de casi 20 iniciativas antiisraelíes y pro palestinas aprobadas por la AGNU al final de cada año.

Las relaciones diplomáticas de Israel con las naciones a menudo están divorciadas de este proceso, por lo que los países considerados aliados de Israel todavía votan en contra en la ONU. Esto incluye a Egipto y Jordania, que tienen acuerdos de paz con Israel, pero que siempre se oponen a al Estado judío en la ONU, incluida la redacción y presentación de textos en contra.

El embajador de Israel en la ONU, Gilad Erdan, advirtió a la ONU que estas resoluciones cíclicas dañaron la causa de la paz y señaló los acuerdos de normalización como un ejemplo de lo que es posible fuera del ámbito de la ONU.
“En los últimos meses, Israel ha hecho las paces con tres países musulmanes. Una de las razones por las que pudimos lograr esta paz fue porque la ONU, con su visión distorsionada de la realidad, no participó ”, dijo Erdan.
“En lugar de desempeñar un papel constructivo en la conducción de los palestinos por el camino de las negociaciones y la paz, estas resoluciones fomentan aún más la intransigencia palestina”, añadió.

Erdan no mencionó que los Emiratos Árabes Unidos, Bahrein y Sudán habían continuado persiguiendo a Israel en la ONU.

Una fuente diplomática citada por el diario The Jerusalem Post expresó su decepción por el hecho de que los países con los que Israel estableció vínculos recientemente no cambiaran su voto en el escenario de la ONU. No obstante aclaró que era poco probable que los países árabes voten con Israel cuando los países europeos amigos no lo hagan.

Un representante de Estados Unidos denunció que las resoluciones eran parte de un sesgo institucional contra Israel y pidió a los Estados miembros de la ONU que las rechazaran. La ONU una vez más está “asumiendo un número desproporcionado de resoluciones que critican injustamente a Israel, lo que demuestra un sesgo institucional claro y persistente dirigido a un estado miembro. Estas resoluciones anti-Israel reciclan la retórica habitual y cansada que solo encierra a ambas partes en el mismo conflicto intratable”, transmitió al emitir los votos el miércoles en el comité.

“Presuponen el resultado de la cuestión del estatus final que solo puede resolverse mediante negociaciones exhaustivas entre las partes. También dañan la credibilidad de la ONU poniendo en duda la imparcialidad de la ONU”, dijo.

Estados Unidos “votará una vez más en contra de estas resoluciones unilaterales y alienta a otros a hacerlo. La causa de la paz estará servida cuando termine el sesgo de la ONU contra Israel”, dijo. Estados Unidos fue el único país que apoyó consistentemente a Israel, votando en contra de las siete resoluciones.

Un círculo un poco más grande de países se abstuvo o se opuso a las siete resoluciones. Esto incluyó: Camerún, Canadá, Kiribati, Malawi, Islas Marshall, Micronesia, Nauru y Serbia que votaron en contra o se abstuvieron.
Es la primera vez que Malawi y Serbia se incluyen en ese círculo estrecho. El año pasado Malawi estuvo a menudo ausente y Serbia apoyó las resoluciones.

Pero ambos países han tomado medidas en el último año para estar más cerca de Israel, incluido el sopesar la reubicación de sus embajadas en Jerusalem.

Australia se abstuvo en cinco de las resoluciones, votó en contra de uno de los textos y apoyó uno. La Unión Europea rara vez ha podido mantener un historial de votación unificado sobre Israel en la ONU, y algunos de sus países apoyan a Israel ya sea por oponerse a algunas de las resoluciones o absteniéndose.

Hungría cambió este año su posición y rechazó tres resoluciones, incluida una que pedía un boicot de los productos de los asentamientos. La República Checa también se opuso a una de las resoluciones y se abstuvo en otra.

Con la excepción de una resolución en la que todo el bloque de 27 países de la UE se abstuvo, la mayoría de ellos apoyó los textos, incluida una resolución que condenó la presencia continua de Israel en los Altos del Golán a pesar de la continua guerra civil en Siria.

Los palestinos tienen una mayoría automática de apoyo en la Asamblea General de la ONU, e Israel mide el éxito allí en pequeños incrementos. Incluso los aliados de Israel prefieren abstenerse.

Tal abstención, a diferencia de estar ausentes todos juntos, pretende mostrar solidaridad sin consenso, pero en ocasiones resulta contraproducente porque permite el paso de textos que carecen de mayoría.

Una de las resoluciones aprobadas esta semana lo hizo con solo 72 de los 193 votos posibles, frente a los 81 del año pasado. El número de abstenciones, 76, fue mayor que el de aprobaciones.

La resolución, denominada “trabajo del comité especial para investigar las prácticas israelíes que afectan los derechos humanos del pueblo palestino y otros árabes de los territorios ocupados”, rara vez ha tenido un apoyo tan bajo.

Lo mismo ocurrió con la resolución sobre “asentamientos israelíes en los territorios palestinos ocupados”, que fue aprobada por 142 votos, frente a los 157 del año pasado.

La resolución sobre “Las prácticas de Israel que afectan los derechos humanos del pueblo palestino” pasó de 157 votos el año pasado a 138 este año. Muchas de las resoluciones son repetitivas, a menudo condenando la misma acción israelí varias veces.

Dos de las resoluciones afirmaron la labor del Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los refugiados palestinos, una organización que proporciona servicios humanitarios vitales a 5,6 millones de refugiados en Cisjordania, Jerusalén oriental, Gaza, Líbano, Jordania y Siria. Si bien hablaba de la necesidad de los palestinos en todos esos países, esa resolución expresaba grave preocupación solo con respecto a su situación bajo la “ocupación” israelí.

Estados Unidos e Israel, que se opusieron a ambas resoluciones, sostienen que la UNRWA está ayudando a perpetuar el conflicto al otorgar el estatus de refugiados a los descendientes de aquellos que huyeron de sus hogares como resultado de las guerras de 1948 y 1967 y al aceptar el derecho palestino de regresar a Israel soberano.

“Una de las principales razones del fracaso de la ONU para poner fin al conflicto es su continuo apoyo a la UNRWA. UNRWA es una organización ineficaz que opera en marcado contraste con los supuestos principios de la ONU y perpetúa el conflicto. En pocas palabras, la mera existencia de UNRWA hace que el conflicto palestino-israelí sea irresoluble, y no tengo la intención de permitir que las cosas sigan como de costumbre ”, dijo Erdan.

El representante palestino agradeció a los países que apoyaron las resoluciones, incluidos los de la UNRWA, en particular Cuba, Indonesia y Sudáfrica.

Estas resoluciones son contribuciones importantes de la AGNU para abordar los problemas y desafíos que enfrentan los palestinos, más de 72 años “desde la Nakba de 1948 y como resultado de más de 53 años de ocupación israelí de la tierra palestina y la opresión del pueblo palestino”, sostuvo.

Rechazó todas las acusaciones de parcialidad y pidió la implementación de las resoluciones para que Israel pudiera ser responsabilizado por sus acciones, y señaló que de no hacerlo se cuestiona la viabilidad de la ONU.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!