Seguinos en las redes

Argentina

AMIA/Aniversario. El martes se cumplirán 29 años de dolorosa impunidad

Agencia AJN (Por Lic. Claudio Gustavo Goldman).- La causa no experimentó mayores novedades y dan vueltas en la Justicia procesos por encubrimiento en el menemismo, el kirchnerismo y el macrismo, mientras se espera una condena internacional contra la Argentina.

Publicada

el

amia-3 (1)

Agencia AJN (Por Lic. Claudio Gustavo Goldman).- El martes 18 de julio se cumplirán 29 años de dolorosa impunidad para las 85 víctimas del atentado a la AMIA, sus familias, los centenares de heridos, la comunidad judía y la sociedad argentina en general.

Lamentablemente, la causa judicial no experimentó mayores novedades en los últimos doce meses y el eventual juzgamiento de los iraníes imputados como autores ideológicos está paralizado a la espera de que Interpol logre capturarlos o que prospere alguna de las iniciativas en estudio: el cuestionado juicio en ausencia, que impulsa la DAIA sin apoyo del Gobierno saliente, con varios juristas que lo rechazan y la mayoría de los familiares que teme que sea una estratagema para cerrar la investigación, o que la Organización de las Naciones Unidas conforme un tribunal especial, o algo similar.

Por lo pronto y como cada vez que se aproxima algún aniversario, hubo alguna novedad de poca monta, como para aparentar una acción que no es tal. En este caso, el juez que está interinamente a cargo, Daniel Rafecas (el mismo que archivó la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman), ordenó la captura internacional de cuatro libaneses con residencia temporal o definitiva, pasada o actual, en Paraguay y/o Brasil, a quienes se les imputa una participación secundaria en el atentado por medio de la facilitación de la nacionalización en el primero de esos países de Salman Raouf Salman (más conocido como Samuel Salman el-Reda Reda) para que el presunto coordinador del ataque pudiera moverse con mayor comodidad por el mismo y por la región, incluida -obviamente- la Argentina. Las evidencias parecen conducir más a un delito migratorio que a sustentar una acusación por terrorismo… pero algo había que mostrar cuando se avecinaba julio, máxime si se tiene en cuenta que las detenciones las había pedido la Unidad Fiscal que lidera el bastante inoperante Sebastián Basso… en noviembre.

Tampoco avanzó realmente la transparencia en el caso, pese a que el magistrado instó hace más de un año a las unidades de investigación, Fiscal y Especial del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, a que arbitrasen los medios para garantizar el pleno acceso de los familiares de víctimas querellantes a los diversos fondos documentales desclasificados.

Respecto de la “conexión local”, funcional a la nueva absolución de Carlos Telleldín, que está a la espera de su revisión por parte de la Cámara Federal de Casación Penal, paso previo a que la Corte Suprema vuelva a hacer lo propio, resultó la difusión de un presunto informe del Mossad que detallaría todo lo atinente a la preparación y ejecución del ataque terrorista, con nombres, fotos, etc., y rechazaría la intervención de argentinos en la materialización del mismo.

En el campo internacional, el Estado argentino volvió a admitir su responsabilidad por la imprevisión y la impunidad, esta vez ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos y ante la demanda de Memoria Activa, y es inminente que se conozcan los términos de la condena que habrá de recibir.

Paralelamente existen varias causas abiertas por presunto encubrimiento de los autores o cómplices del atentado en el menemismo, el kirchnerismo y el macrismo.

El juicio por el pago ilegal a Telleldín para que acusara a policías bonaerenses y la protección a Alberto Kanoore Edul, hijo de un amigo del entonces presidente Carlos Menem, que terminó en varias condenas y algunas absoluciones, sigue en Casación, al igual que el cierre anticipado y sin debate del expediente contra la Vicepresidenta saliente y varios funcionarios y simpatizantes por el Memorándum con Irán.

El remanente que seguía en la instrucción fue desestimado por Marcelo Martínez de Giorgi tras la muerte de Claudio Bonadio, pero ello fue apelado por dos padres de víctimas.

Por último, las presuntas maniobras encubridoras del gobierno de Mauricio Macri forman parte de una causa más grande y de incierto futuro, llamada “Mesa Judicial”.

En la instrucción permanece una causa contra ex secretarios del destituido juez Juan José Galeano, que fueron procesados por cargos menores y ello fue apelado, y contra el ex ministro del Interior menemista Carlos Corach, mientras que el segmento contra el ex comisario Luis Vicat y la abogada Marta Parascandalo aguarda su juicio oral hace varios años.

Hasta ahora, las únicas condenas fueron para el ex comisario Carlos Castañeda por la desaparición de pruebas, incluidos los casetes claves que demostrarían cómo negoció su entrega Telleldín (tiene otra pendiente de revisión), y el misterioso brasileño Wilson dos Santos, quien advirtió del atentado y después quiso convencer a todos de que había sido una mera casualidad…

Paralelamente, tampoco hubo novedades en la causa por el supuesto asesinato de Nisman, que tiene acusado al técnico informático Diego Lagomarsino como partícipe necesario de un crimen cuyo autor aún se ignora y a los custodios del fiscal por encubrimiento e incumplimiento de deberes de funcionario público.

Asimismo, hay otro expediente que analiza un eventual encubrimiento de ese presunto homicidio y tiene imputados a ex y actuales funcionarios.

A esos escenarios diversos se sumó el intríngulis por un sospechosos avión iranio-venezolano, que permanece en el país a pedido de la Justicia estadounidense pese a que sus tripulantes fueron liberados, luego de una actuación gubernamental que pareció haberse debatido entre la inoperancia y la complicidad. Vale como ejemplo que el entonces interventor de la Agencia Federal de Inteligencia, que públicamente sugirió que los persas no eran terroristas, sino meros «instructores de vuelo», era Agustín Rossi, actual candidato a Vicepresidente de la Nación por la flamante Unión por la Patria oficialista…

Desde un punto de vista político, más allá de las disputas típicas de la «grieta» filo/antikirchnerista, sobre todo por este último tema, el atentado a la AMIA casi ni figuró en la agenda a lo largo del año y hubo muy pocas reuniones o alusiones al mismo, salvo la media sanción reciente en la Cámara de Diputados de un proyecto que declara día de duelo nacional al 18 de julio, con la abstención de los legisladores de izquierda y el rechazo, por supuesta ignorancia, de la fórmula presidencial de La Libertad Avanza: Javier Milei-Victoria Villarruel, aunque el primero se arrepintió después, aunque no pudo enmendar su «error».

Por su parte, el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, reiteró el reclamo ante la Asamblea General de las Naciones Unidas de colaboración internacional para obtener la cooperación de Irán, en septiembre, pero omitió el tema ante la Asamblea Legislativa en la apertura de sesiones ordinarias, el 1° de marzo.

Es fundamental que la sociedad toda apoye y acompañe a los familiares de las víctimas en su práctica de memoria, su reclamo de verdad y su exigencia de justicia para que de una vez por todas se ponga fin a la impunidad y las 85 víctimas puedan descansar en paz.

Dejá tu comentario

Antisemitismo

El INADI, una institución nacida como un lugar de convivencia en respuesta al terrorismo

Agencia AJN.- El Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo, cuyo cierre acaba de confirmar el Gobierno, es un organismo del Estado argentino creado a instancias de la DAIA, entre otras instituciones, el 5 de julio de 1995, luego de los atentados a la Embajada de Israel y la AMIA.

Publicado

el

Por

INADI logo

Agencia AJN.- El Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), cuyo cierre acaba de confirmar el vocero presidencial, Manuel Adorni, es un organismo del Estado argentino creado a instancias de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), entre otras instituciones, el 5 de julio de 1995, luego de los atentados a la Embajada de Israel y la AMIA, que el 17 de marzo de 1992 y el 18 de julio de 1994, respectivamente, provocaron más de un centenar de muertos y varios más de heridos.

En rigor, fue el último eslabón de una cadena iniciada siete años antes, cuando el 4 de agosto de 1988 se promulgó la Ley Antidiscriminatoria 23.592, durante la presidencia de Raúl Alfonsín. La misma fue redactada por el entonces senador Fernando de la Rúa, también a instancias de la DAIA.

Los mencionados atentados avivaron sentimientos negativos y una forma de responder al terrorismo fue con el advenimiento, en el gobierno de Carlos Menem, de un lugar de convivencia, el INADI, que por ley cuenta con un presidente (aunque casi siempre estuvo intervenido), un vice, un Directorio, integrado por la DAIA, la FEARAB, la APDH y un representante con rango de subsecretario de los ministerios de Educación, Interior, Relaciones Exteriores y Justicia, y un Consejo Asesor de 10 organizaciones de la sociedad civil.

No obstante, varias veces fue ganado por la ideología de sus conductores, que lo tiñeron de un aditamento ajeno a sus nobles fines.

Así, hubo presidentes e interventores que dejaron su huella y cuya tarea fue reconocida por la DAIA y la comunidad judía en general, como Víctor Ramos (1995-2000), secundado por la fallecida directora de la Fundación Memoria de la Shoá, Graciela Jinich; Eugenio Zaffaroni (2000-2002); Enrique Oteiza (2002-2006); Pedro Mouratian (2011-2015) o Claudio Presman (2017-2019), y otros que también la dejaron, pero en el sentido contrario y tuvieron numerosos cruces con la dirigencia comunitaria por su ideologización del organismo, como María José Lubertino (2006-2009) y Victoria Donda (2019-2022).

Fundamentalmente tuvieron que ver con banalizaciones o menosprecios de conductas antisemitas, ocultar o relativizar su crecimiento y/o negarse a identificar la judeofobia escondida detrás de varias críticas al Estado de Israel, enmascaradas en un supuesto “antisionismo”.

La relación de la DAIA y la comunidad con el INADI se recompuso en la gestión anterior, de Greta Pena (2023), y comenzaba a avanzar con la flamante interventora María de los Ángeles Quiroga, designada el martes.

Más allá de los lineamientos políticos y la relación con sus conductores, desde el INADI, con el impulso o acompañamiento de la DAIA, se implementaron programas contra la discriminación, se implementaron capacitaciones especiales sobre la Shoá a docentes de escuelas primarias y secundarias, se emitieron dictámenes ante denuncias que atañen a su función, se creó una Plataforma por una Internet Libre de Discriminación, se apoyó el Informe sobre Antisemitismo en la Argentina de la entidad judía, se actuó de consuno ante la inflamatoria visita del cantante antisemita Roger Waters, y en algún momento hasta se implementó un minuto de silencio en honor a las víctimas del atentado a la AMIA en todas sus dependencias.

Seguir leyendo

Antisemitismo

DAIA: Cerrar el INADI «atenta contra la protección del derecho a la igualdad y la convivencia pacífica»

Agencia AJN.- «La discriminación en la Argentina es un problema que sufren diversos colectivos», recordó la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas, impulsora de la creación del instituto.

Publicado

el

Por

DAIA INADI

Agencia AJN.- La Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), impulsora de la creación del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), rechazó la decisión del gobierno de Javier Milei de cerrar ese organismo, confirmada esta mañana por el vocero presidencial, Manuel Adorni.

«La discriminación en la Argentina es un problema que sufren diversos colectivos. Por eso la DAIA, junto a otras organizaciones, impulsó hace casi tres décadas la creación del INADI», recordó la entidad desde su cuenta oficial en X.

«La decisión de cerrarlo atenta contra la protección del derecho a la igualdad y la convivencia pacífica de nuestra sociedad que es ejemplo a nivel mundial», criticó, y arrobó al propio INADI y a Adorni.

“Uno de los ideales del presidente Milei es la reducción del Estado y la eliminación de todo lo que no genere un beneficio para los argentinos. Se tomó la decisión de avanzar en el desmantelamiento de diferentes institutos que efectivamente no sirven absolutamente para nada o son grandes cajas de la política o lugares para generar empleo militante, y el primero de ellos va a ser el INADI”, anunció.

Según el vocero, el organismo creado para combatir toda forma de discriminación tiene 400 empleados, con oficinas en todo el país, y suele ser conducido por funcionarios de dudosa idoneidad.

“No vamos a seguir financiando lugares donde se paguen favores políticos ni donde haya cientos o decenas de puestos jerárquicos en un país que está absolutamente empobrecido”, fundamentó.

Ayer, el Gobierno había oficializado la extensión de la intervención del INADI por 180 días y designado a cargo a María de los Ángeles Quiroga.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!