Seguinos en las redes

Argentina

Argentina. Tripulantes del avión venezolano: «No tenemos ninguna relación con la Guardia Revolucionaria de Irán»

Publicada

el

562924-7a-0

Agencia AJN.- Alojados en un hotel de la localidad de Canning, tres de los principales tripulantes venezolanos del Jumbo 747 retenido por la Justicia argentina, participaron de una entrevista llevada a cabo por Página/12: Víctor Pérez, gerente general de Operaciones de Emtrasur, la empresa dueña del avión, Mario Arriaga, gerente de finanzas, y José García, técnico inspector.

“No tenemos ninguna relación ni con la Guardia Revolucionaria ni con ninguna agencia u organización de ningún país, salvo con el Estado venezolano y con nuestra empresa Emtrasur. El avión de carga se compró esencialmente por la pandemia y porque el bloqueo de Estados Unidos nos impedía acceder a una aeronave vendida por otros países. De manera que esa fue la razón del acuerdo para comprar el 747 que era iraní. Y como sabe cualquiera que conozca algo de aeronavegación, al principio se necesitan instructores que conozcan el avión. Por lo tanto, se hizo un convenio para que los tripulantes iraníes estén adiestrándonos durante seis meses. No vinimos a la Argentina a hacer nada oculto ni nada oscuro, sino a transportar carga. Somos muy competitivos porque cargamos combustible en Caracas donde vale 0,50 de dólar, mientras que a nivel internacional el combustible cuesta 2,50 dólares y hasta 3 dólares. Si usted piensa que el costo de una aerolínea está compuesto en un 70 y a veces 80 por ciento por el valor del combustible, entenderá por qué nos contratan. Le repito, no hay nada oculto. Hemos estado en el mundo entero sin problemas. Pedimos que nos carguen combustible y nos dejen volver a trabajar.”

– La Justicia argentina tiene dudas sobre la propiedad del avión. Tiene sospechas de que sigue siendo iraní y se usa para hacer espionaje o terrorismo.

– Presentamos la documentación de la compra del avión en julio de 2021. Es de bandera y propiedad venezolana. No se puede andar por el mundo sin la documentación correspondiente. En ningún lugar tuvimos objeciones.

– ¿Cuándo empezaron a volar este 747?

– Después de la compra hubo una adecuación. El modelo era conocido como combi, es decir parte para carga, parte para pasajeros. No es el 747 que carga por la nariz sino que tiene una puerta lateral grande para subir las mercancías. Venezuela, con la experiencia de la pandemia, necesitaba un avión de carga total. En febrero de este año recién se terminaron las modificaciones y pudimos empezar a volar.

– Pero la pandemia ya había pasado antes.

– Casi todos nuestros traslados fueron de tests PCR, de otros tests, de insulina y, por supuesto de vacunas. Principalmente de China. Pero no sólo para Venezuela. También para Nicaragua, Nigeria, La Habana.

– ¿Por qué comprar un avión iraní, sabiendo que están sospechados, que tienen sanciones?

– Por el bloqueo y las sanciones que ejerce Estados Unidos sobre Venezuela no había ninguna empresa que nos vendiera el avión de carga que Venezuela necesitaba. No querían ser sancionados. Y el covid le demostró a nuestro gobierno que necesitaba un avión de carga para mover lo necesario. La República de Irán accedió a venderle a Conviasa, la empresa estatal, el 747. Le insisto, ni la aeronave ni la tripulación tuvieron ningún problema en ningún lado del mundo.

– ¿Por qué había cinco tripulantes iraníes?

– Es fácil. Ni siquiera hay que ser un experto en aeronáutica. Nosotros tenemos este avión, de gran porte, desde febrero. Semejante aparato requiere de un amplio número de tripulantes y, por supuesto, de adiestramiento. Estamos hablando de pilotos, mantenimiento y el movimiento de la carga. Una cuestión clave es que en Venezuela no hay pilotos instructores de 747-300, de manera que por regulaciones internacionales esto era hasta obligatorio para tener pilotos certificados.

– ¿Cuánto tiempo están los tripulantes iraníes con ustedes?

– Lo conversado es seis meses. O sea de febrero a agosto. Pero ya tenemos menos tripulantes iraníes. En este vuelo, por ejemplo, hay un capitán instructor, dos ingenieros de vuelo y dos mecánicos. No trajimos ya un primer oficial iraní. Todo avión tiene sus particularidades y ellos son los que adiestran. Nuestros pilotos ya pasaron por la escuela de tierra, es decir la parte teórica, los simuladores, pero nada es comparable con la experiencia real. Insisto, cada aeronave tiene sus particularidades y tener los instructores es elemental.

– ¿Y cómo es la relación con esos tripulantes iraníes?

-Técnica. Hablamos en inglés. Ellos vienen, dan las instrucciones. No hay nada anormal, nada oscuro, nada a escondidas. Acá ellos comen juntos, se rotan en las habitaciones, ven televisión, rezan. Y así es también en todos los demás lugares, en Venezuela actúan igual: se quedan en sus habitaciones.

– Han estado en numerosos países en estos meses desde que empezaron a volar el 747. ¿Qué transportan?

-Como ya le dije, la principal carga han sido insumos médicos. Pero nos han contratado para todo tipo de cosas y evaluamos cada uno de los pedidos para aceptarlos o no. Nos pidieron un presupuesto desde Rusia para transportar municiones de caza a Africa, pero eso lo rechazamos. Hemos transportado animales vivos, cigarrillos, autopartes. Llevamos ayuda humanitaria a Surinam, por las inundaciones en ese país. Ayuda del pueblo venezolano por esa tragedia. Nunca, nunca, cargamos armas o material explosivo. Y, le repito, recibimos muchos pedidos de presupuesto por nuestras tarifas bajas.

– A propósito, en la Justicia argentina sospechan de los viajes porque ustedes cobran demasiado barato. Entonces razonan que tiene que haber algo detrás, supuestamente espionaje o algún delito.

– Nuestros precios se hacen en base a los costos. Y tenemos una ventaja competitiva importante. El 70 y hasta el 80 por ciento del costo de un vuelo es el combustible y nosotros cargamos en Venezuela. Allí el precio es mucho más bajo que en el mercado internacional. Además, nosotros tenemos un descuento por ser empresa estatal. De manera que un litro lo pagamos a 0,50 centavos de dólar, mientras que en el mercado mundial está a 2,50 dólares y hasta hay países en que está a tres dólares. Nosotros siempre cargamos en Venezuela. Por ejemplo, en el viaje a Buenos Aires, salimos de Caracas, fuimos a México a buscar las autopartes, hicimos una parada en Caracas para volver a cargar combustible y después vinimos a Ezeiza. Por lo general, cargamos suficiente como para tener parte del combustible para los regresos, pero eso depende de las millas.

– Denunciaron un allanamiento ilegal al avión.

– Es así. Estábamos aquí en el hotel y nos llaman para pedirnos que movamos el avión de la plataforma 54 a la 64, que no es activa. Como se trataba de algo tan simple, fueron dos técnicos, José García y Albert Guinez. Cuando llegaron al aeropuerto se encontraron con un grupo de la Policía de Seguridad Aeroportuaria que los escoltó hasta el avión. Subieron no menos de 30 efectivos antiexplosivos y antidrogas, con perros. Los técnicos obviamente no tenían potestad para autorizar una inspección, pero obviamente tampoco elementos como para detenerla. Además de los 30 que subieron había otros 30 rodeando el avión. Estuvieron dos horas. No encontraron nada, por supuesto. Después subieron las autoridades aeroportuarias, dos inspectores. Tenían una check-list sobre documentación, condiciones interiores y exteriores del avión. Como sucede en otros aeropuertos del mundo, esos inspectores (de la ANAC) nos entregaron un acta de que estaba todo ok. En cambio, los de la PSA no nos dieron nada. Eso lo denunciamos a la Justicia: fue ilegal.

– ¿Qué están pidiendo ahora?

– Que nos dejen trabajar. Nosotros no tenemos nada que ver ni con la Guardia Revolucionaria ni con ninguna otra agencia ni organización de Irán o del mundo. Sólo somos parte del Estado venezolano y de Emtrasur, la empresa dueña del avión. No vinimos con algo oscuro. Argentina es un país hermano. Y no son palabras: se inspeccionó el avión y la carga, entregamos toda la documentación. Son hechos concretos. Transportamos carga alrededor del mundo y nunca tuvimos ningún problema ni con el avión ni con la tripulación. Lo que vemos en los medios argentinos no tiene nada que ver con la realidad. Pedimos que nos carguen el combustible y nos permitan seguir trabajando como hasta ahora.

Fuente: Pagina12

Dejá tu comentario

Argentina

La economía israelí presente en el establishment político argentino

Agencia AJN.- Luego de que el INDEC diera a conocer que la inflación de julio en Argentina fue del 7,4%, nuevamente volvió a aparecer la figura de Shimon Peres y sus métodos para lograr estabilizar la economía israelí.

Publicado

el

Por

166032662330753

Agencia AJN.- El éxito israelí para lograr bajar la inflación, que en 1984 rondaba el 500% anual, se encuentra muy presente en estos días en el establishment político argentino, luego de que el INDEC diera a conocer que en julio fue del 7,4%.

En su programa en La Nación+, el periodista Jonatan Viale difundió ayer un fragmento del documental de Netflix “El Nobel que no dejó de soñar”, sobre los desafíos de Shimon Peres tras su asunción como primer ministro de un gobierno de coalición en Israel, en septiembre de 1984.

“Peres reunió a un equipo de estudiosos y economistas que diseñó un plan que implicaba fuertes recortes en todos los sectores de la sociedad. ‘Llamé a una sesión de gabinete que duró 36 horas. Y recorté a todos. Recorté 500 millones de dólares a Defensa. Fue el recorte más grande en la historia de Israel. Luego recorté en Educación. El ministro de Educación era mi mejor amigo. Fue el fin de la amistad. Todos los ministros aceptaron los recortes de otros ministerios. Ninguno aceptó recortar su propio ministerio. Pero les dije: señores, lo aceptan o los despido. En 36 horas, a quien pestañaba, le recortaba su presupuesto. Me criticaron de todos lados. Pero, para mi gran sorpresa, cuanto más duro era, cuánto más insistente me volvía, notaba que había un cambio en la opinión pública. Día a día, mis encuestan subían, contra todo pronóstico. En seis semanas, la inflación comenzó a bajar’”, explica Peres en el fragmento del documental.

“La inflación de Israel bajó de casi 500% al año a 16%. El índice de aprobación de Peres superaba el 70%, el más alto jamás registrado. Debía cambiar de puesto en octubre de 1986 con el viceprimer ministro Shamir. Y había algunas personas que intentaban influenciarlo para romper la rotación”, destaca el documental.


Sin embargo, Peres dijo: “Caballeros, di mi palabra. No voy a cambiarla. Sabía, por experiencia y demás, que si no cumples tus promesas nunca serás un líder”.

Por su parte, el flamante ministro de Economía argentino, Sergio Massa, tiene ese mismo fragmento de video en su celular y en estos días suele recomendárselo a quienes lo visitan en el quinto piso del Palacio de Hacienda.

El fragmento del video que lleva consigo Massa también explica que en los ‘80, el equipo liderado por Michael Bruno puso en marcha el “Programa de Económico de Estabilización” en el Israel de Shimon Peres. Contempló una drástica reducción de subsidios, una devaluación de 20% del Shekel y un congelamiento temporario -y en rangos- de precios. Además, salarios que, tras un acuerdo con la Histadrut (la CGT israelí) se desacoplaron de la inflación. La tasa de interés subió bruscamente y se fijó de un tipo de cambio. Se prohibió además que el Banco Central asistiera al Tesoro. Luego vino un feroz ajuste del gasto. En 1985, Peres firmó un tratado de libre comercio con EE.UU. Tras esos primeros pasos hacia la estabilización hubo profundas reformas estructurales.

Se trata de un modelo que conoce muy bien, además de Massa, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. “Israel nos demuestra que para bajar la inflación es necesario un plan apoyado por una gran coalición”, dijo tiempo atrás el intendente porteño en Tel Aviv sobre el plan con elementos ortodoxos y heterodoxos de los ‘80. “La Argentina requiere este tipo de acuerdos para encarar grandes transformaciones”, agregó uno de los potenciales candidatos de Juntos por el Cambio en 2023.

Asimismo, Manuel Trajtemberg, economista argentino-israelí, director del Instituto de Estudios de Seguridad Nacional de Israel, habló durante una entrevista llevada a cabo por Pablo Rossi de Radio Rivadavia, en la que aseguró que la razón de la inflación se encuentra en el Gobierno y explicó de qué manera puede frenarse.

“Lo que hay que entender es que el proceso inflacionario es el resultado de la conducta no responsable del Gobierno. La inflación no la causa el sector privado, la causa el déficit prolongado del presupuesto gubernamental, una política monetaria que influye para mal. Respecto a la causa, está en el Gobierno, lo que significa que el problema en última instancia es un problema político, porque se lo puede frenar, pero para frenarlo hace falta una determinación política que no es fácil”, explicó Trajtemberg.

“No hay forma de frenar de manera gradual una hiperinflación, hay que pegar un shock grande. Pero después de ese shock hay que seguir un proceso constante de introducir mecanismos que logren contener la tendencia de todo gobierno de hacer déficit altos, hay que poner reformas económicas que faciliten una transición de una inflación alta a una inflación baja. El caso de Israel se lo puede estudiar, hubo un acto en julio de 1985 que fue el gran shock, pero de ahí en adelante ha habido un proceso gradual de poner en su lugar todas esas tareas que llevó años y continuamente hay que aplicar reformas”, agregó.

Seguir leyendo

AMIA

Tras el pedido de Estados Unidos, la Justicia argentina incautó el avión venezolano-iraní

Agencia AJN.- Lo determinó el juez Federico Villena. Más temprano, la fiscal Cecilia Incardona, cuestionada por Venezuela los últimos días, dictaminó a favor de ese requerimiento.

Publicado

el

Por

el-avion-con-tripulacion-venezolana___Jv2pviYzr_340x340__1

Agencia AJN (Por Nicolás Pizzi/Infobae).- El juez federal Federico Villena hizo lugar al pedido de la Justicia de Estados Unidos para incautar el avión iraní-venezolano, retenido en el aeropuerto de Ezeiza desde el 8 de junio, pudo saber Infobae de fuentes judiciales.

En el misma resolución, el magistrado autorizó “una evaluación inicial, la cual incluirá la inspección mecánica, la inspección del lugar de depósito y la subscripción de contratos de depósito y mantenimiento por parte del personal del USMS (Servicio de Alguaciles de los Estados Unidos) y la empresa contratada al efecto”.

Villena también ordenó el registro del avión para secuestrar una serie de pruebas que ya fueron agregadas al expediente que tramita en su juzgado. Para eso autorizó al Director Ejecutivo del Centro de análisis, Comando y Control de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (CEAC), Comisionado Mayor Maximiliano Lencina, “con expresa colaboración y participación del agregado legal del FBI en la Argentina”.

El requerimiento de un juez de Estados Unidos tramita en los términos de la ley 24.034, que aprobó en 1991 el Tratado de asistencia jurídica mutua en asuntos penales con el Gobierno de Estados Unidos.

Más temprano, la fiscal Cecilia Incardona había avalado el pedido argumentando que es “formalmente procedente” y que el juez Villena es competente para resolver. No trascendieron más detalles del dictamen porque el tratado con Estados Unidos exige confidencialidad.

El juez Michael Harvey pidió la incautación del avión Boeing 747-300 por la transferencia no autorizada entre Mahan Air, una aerolínea vinculada a la Guardia Revolucionaria y a las Fuerzas Quds, y Emtrasur.

Según un comunicado del Departamento de Justicia de Estados Unidos, desde el 2008 el Departamento de Comercio renueva todos los años una prohibición sobre Mahan Air para involucrarse en cualquier tipo de transacción que esté relacionada con commodities exportados desde Estados Unidos. Por eso, la aerolínea iraní habría violado esa prohibición cuando le entregó el avión a Emtrasur sin la autorización del gobierno que conduce Joe Biden. La situación se habría agravado cuando entre febrero y mayo de 2022 Emtrasur permitió que la nave volara desde Caracas a Teherán y Moscú.

avion-irani

“El Departamento de Justicia no tolerará transacciones que violen nuestras sanciones y leyes de exportación”, dijo el Secretario de Justicia de la División de Seguridad Nacional del Departamento de Justicia, Matthew G. Olsen apenas trascendió el pedido de la justicia de ese país. Y agregó: “Trabajando con nuestros socios en todo el mundo no daremos cuartel a los gobiernos y entidades patrocinadas por el estado que buscan evadir nuestras sanciones y regímenes de control de exportaciones al servicio de sus actividades malignas”.

Ahora es el turno del juez Villena, aunque la redacción de ley 24.34 no le otorga mucho margen para oponerse. “El avión podría quedar secuestrado para la Justicia argentina y para la justicia de Estados Unidos”, admitió una fuente judicial. Ocurre que el mismo juez debe definir si mantiene una medida cautelar ordenada al comienzo de la causa judicial que tramita en su juzgado.

lncardona recibió duros cuestionamientos en las últimas horas del presidente de la Asamblea Nacional chavista, Jorge Rodríguez, por haber apelado el fallo que permitía la salida del país de 12 de los 19 tripulantes del avión. Ese funcionario venezolano la trató de “ladrona” y dijo que “el mismo día que firmó el adefesio ese (por la apelación) visitó la embajada de Estados Unidos” y la de Israel. Según pudo saber Infobae, esas visitas nunca ocurrieron.

Incardona apeló argumentando que todavía hay medidas de prueba pendientes que podrían cambiar la situación de los tripulantes. Ese dictamen, sin embargo, lleva la firma del fiscal Sergio Mola, el otro fiscal de Lomas de Zamora que está colaborando con Diego Luciani en el juicio de la obra pública, porque Incardona estaba de licencia.

“Cecilia Incardona recibe instrucciones directas de Estados Unidos. Eso es una podredumbre, es un sistema judicial arrodillado”, lanzó Rodríguez en el mismo acto.

Por esos dichos, la Asociación de Fiscales que preside Carlos Rívolo manifestó su preocupación ante el procurador general interino Eduardo Casal. Horas después, un funcionario de la Procuración, Juan Manuel Olima Espel, le mandó una carta a la Cancillería argentina para trasmitirle “la profunda preocupación institucional” por las declaraciones de Rodríguez.

La situación de los 19 tripulantes, en tanto, quedó en manos de la Cámara Federal de La Plata, que ahora debe evaluar las apelaciones de la fiscal Incardona y del abogado defensor de los tripulantes Hernán Carluccio. La definición podría demorar varias semanas.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!