Seguinos en las redes

Argentina

Atentado/Embajada. Se cumplen 25 años de una masacre terrorista que para la Corte Suprema está “resuelta”

AJN (Por Lic. Claudio Gustavo Goldman).- El 17 de marzo será el aniversario del ataque, que provocó 29 muertos -solo 22 de ellos fueron identificados- y centenares de heridos. El máximo tribunal así lo informó hace cuatro años, a través de voceros y en referencia al fallo del 23 de diciembre de 1999, que dio por acreditado que fue realizado por la organización libanesa Hezbollah.

Publicada

el

Atentado/Embajada. Se cumplen 25 años de una masacre terrorista que para la Corte Suprema está “resuelta”

AJN (Por Lic. Claudio Gustavo Goldman).- El 17 de marzo se cumplirán 25 años del atentado a la Embajada de Israel en la Argentina, una masacre terrorista que provocó 29 muertos -solo 22 de ellos fueron identificados- y centenares de heridos y para la Corte Suprema de Justicia está “resuelta”.

Así lo informó hace cuatro años, a través de voceros y en referencia al fallo del 23 de diciembre de 1999, que dio por acreditado que el ataque fue realizado por la organización terrorista libanesa Hezbollah, a través de su brazo armado, la Jihad Islámica.

Un presunto terrorista suicida habría detonado una camioneta Ford F-100 repleta de una mezcla de hexógeno y pentrita a las puertas de la casona donde funcionaba la legación, situada en Arroyo 910, casi Suipacha.

El vehículo fue comprado con dólares estadounidenses que tenían marcas características de las casas de cambio de Biblos, en El Líbano.

Por tratarse de una representación extranjera, la competencia originaria le correspondió a la Corte Suprema de Justicia, que en los primeros años casi nada avanzó en la investigación, de la mano del entonces octogenario presidente Ricardo Levene (h) y su secretario, Alfredo Bisordi, y luego, de la composición con “mayoría automática” menemista, encabezada por Julio Nazareno.

Tras diversos intentos por cerrar la causa o adjudicar la explosión a un “autoatentado” o a la presencia de un nunca probado “arsenal” supuestamente escondido en el sótano de la Embajada, recién cinco años después se designó a un secretario especial, Esteban Canevari, quien empezó a impulsar la pesquisa con mayor responsabilidad.

Con el advenimiento del kirchnerismo, el cambio en la composición de la Corte y la designación, en 2005, del fiscal especial José Luis Mandalunis, actual secretario judicial en Asuntos Penales, Contravencionales y de Faltas del Tribunal Superior de Justicia porteño, para revisar lo actuado hasta ese momento despertaron ciertas esperanzas que no fueron satisfechas.

En la actualidad, y más allá de diversos señalamientos a personajes como el traficante de armas Monzer al-Kassar, solo existen órdenes de captura dictadas en 2006 para el colombiano de origen libanés José Salman el-Reda Reda, casado con una argentina y sospechoso de ser el coordinador local del ataque, y el libanés Hussein Mohamad Ibrahim Suleiman.

En febrero del año pasado, la embajada de Israel aportó una foto actualizada, los datos biométricos e información que ayudaría a localizar a este último en su país, y también relevantes referencias sobre su cómplice, hermano de Samuel El Reda, supuesto jefe de la red latinoamericana que Hezbollah montara en la década de 1990.

Según la inteligencia argentina, Suleiman fue arrestado en 2001 en Jordania y habría confesado que en 1991 viajó a San Pablo y a principios de 1992 a Foz de Iguazú, donde recibió los explosivos utilizados en el atentado.

Luego habría ingresado a la Argentina en micro, con los mismos disimulados en cajas de alimentos.

El Reda fue arrestado en Rosario en 1992, con gran cantidad de dólares falsos, pero quedó libre por falta de pruebas.

También tenía orden de captura el entonces líder operativo de Hezbollah, Imad Moughniye, quien fue asesinado con un coche-bomba en 2008, en Damasco, Siria, y recientemente fue eliminada su “notificación roja” de Interpol.

Quedan muchas preguntas sin responder, fundamentalmente la responsabilidad de una “conexión local” y un eventual encubrimiento posterior, además de la increíble anécdota del móvil policial desviado de su recorrido habitual para investigar… el robo de una lapicera en el Palacio San Martín, la sede la Cancillería, lo cual dio lugar a especulaciones sobre una probable “zona liberada”.

El atentado a la Embajada de Israel fue el peor ataque terrorista en la historia de la Argentina hasta la voladura de la AMIA el 18 de julio de 1994, que dejó un saldo de 85 muertos y centenares de heridos, y el ataque más sangriento contra una misión diplomática israelí.

Tras años de lucha, los familiares de las víctimas y los sobrevivientes lograron la sanción, por unanimidad, de una ley resarcitoria que habilitó una indemnización que ya cobraron.

Si bien éstos y las autoridades de la legación trabajan en la organización de los actos alusivos, se descuenta que -como es tradicional- el evento central será el mismo 17 de marzo, desde las 14 hs., en la plaza seca que lleva el nombre de la sede diplomática, situada en la esquina de Arroyo y Suipacha, donde funcionara la misma al momento de la tragedia, y que la juventud se congregará allí en la víspera.

Esta vez tendrán una característica particular, por el carácter simbólico de la cantidad de años transcurridos, y por ello es dable esperar una significativa representación nacional, comunitaria e israelí, así como la llegada de los deudos y supervivientes que viven en ése y otros países, tal como ocurrió para el 20º aniversario.

De seguro los organizadores esperarán la presencia de la sociedad en general, para acompañar a familiares y sobrevivientes, dado que a pesar del blanco seleccionado, la mayoría de las víctimas no perteneció al personal de la embajada ni eran judíos, en una nueva muestra del indiscriminado accionar del terrorismo y el desinterés por la vida humana, independientemente de su origen, credo o nacionalidad.

Basta como muestra advertir que entre los muertos hubo argentinos, israelíes, bolivianos, un uruguayo y otro italiano, ancianas alojadas en un geriátrico ubicado enfrente de la legación, ocasionales peatones y hasta un cura.

Dejá tu comentario

Argentina

Coronavirus. Se suman los repudios en la Argentina a la banalización del Holocausto

Agencia AJN.- La agrupación Llamamiento Argentino Judío repudió “en forma terminante” las controvertidas declaraciones del sociólogo argentino Juan José Sebreli y del bailarín clásico Maximiliano Guerra por comparar las medidas sanitarias dispuestas en un asentamiento bonaerense con varios casos de coronavirus con el gueto de Varsovia.

Publicado

el

Por

Captura de pantalla 2020-05-28 a las 11.29.59 p.m.

Agencia AJN.- La agrupación Llamamiento Argentino Judío repudió “en forma terminante” las controvertidas declaraciones del sociólogo argentino Juan José Sebreli y del bailarín clásico Maximiliano Guerra quienes compararon la situación que se vive en un barrio de la provincia de Buenos Aires, donde la policía impuso un cerco de seguridad tras detectarse una importante cantidad de casos de COVID-19, con el gueto impuesto por los nazis durante el Holocausto en la capital polaca de Varsovia.

En este contexto, la agrupación calificó como una “burda banalización de uno de los hechos más trágicos de la historia mundial”, la expresada por Sebreli y Maximiliano Guerra respecto a la situación de la Villa Azul, entre los distritos bonaerense de Quilmes y Avellaneda.

“Las espantosas homologías, de claro tinte negacionista, omiten que los confinados en los Guetos (el de Varsovia, como sugirió Sebreli, o los guetos en general como manifestó Guerra) son dispositivos de confinamiento represivos”, apuntó Llamamiento Argentino Judío.

Asimismo señaló que “en el caso de los guetos instituidos durante la Segunda Guerra Mundial, dichas reclusiones colectivas fueron dispuestas para hacinar, fusilar, condenar a la inanición y/o a la deportación hacia campos de exterminio a millones de personas, motivo por el cual muchos guerrilleros (partisanos) decidieron entregar su vida en combate para desafiar a las hordas nazis”.

“En nuestro país, como forma antagónica a la analogizada por Sebreli y Guerra, los funcionarios gubernamentales, las organizaciones sociales y las agrupaciones militantes del campo popular –de las que nos sentimos parte– nos sentimos férreamente comprometidos con la protección de los sectores vulnerables, el cuidado mutuo y la decisión de evitar la propagación del contagio”, expresó la organización.

Al respecto, Llamamiento Argentino Judío sostuvo que “asociar situaciones opuestas e inconmensurables, con el malicioso objeto de confundir a la opinión pública sobre el auténtico significado de los guetos, los campos de concentración y el significado último del Holocausto, es una afrenta tanto a la memoria histórica como a los millones de víctimas masacradas en los años ’30 y ’40 del siglo XX”.

“Supone además un ultraje canallesco a quienes en la actualidad trabajan denodadamente en los municipios de Quilmes y Avellaneda para salvaguardar vidas, poniendo en riesgo –incluso- su propia salud. La repetición de este tipo de analogías absurdas solo puede atribuirse a la proliferación de discursos del odio, motivados en la necesidad de erosionar las capacidades del Estado para enfrentar los graves problemas sociales que conlleva la pandemia”, completa el mensaje firmado por el presidente y secretario general de la agrupación, Marcelo Horestein y
Dardo Esterovich, respectivamente.

Seguir leyendo

Argentina

Argentina. La DAIA repudia declaraciones que banalizan el Holocausto

Agencia AJN.- La institución se manifestó en contra de las expresiones del sociólogo Juan José Sebreli y de los dichos del periodista Jorge Rial, quienes hicieron comentarios comparando episodios de la política argentina con actos del nazismo.

Publicado

el

Por

52605625_1085817448271987_376993039329001472_n

Agencia AJN.- La Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), una de las instituciones políticas que representan a la comunidad judía, rechazó las declaraciones del sociólogo Juan José Sebreli y del periodista Jorge Rial, quienes hicieron comparaciones sobre eventos de la política nacional y procedimientos del nazismo. A través de su cuenta de Twitter, la entidad se pronunció en contra de las declaraciones de las figuras públicas.

El primer repudio fue ante Rial, quien en relación a las acusaciones de espionaje ilegal contra el gobierno de Cambiemos, lo comparó con la Gestapo, la policía paramilitar de la Alemania nazi.

“Rechazamos las expresiones de Jorge Rial, quien comparó el accionar de la Gestapo durante el nazismo con valoraciones acerca de la política nacional. Este tipo de declaraciones no hacen más que banalizar la Shoá”, decía uno de los mensajes de la institución. “La Gestapo fue el grupo de Policía Secreta del Estado alemán creado por el nazismo, que llevó a la muerte a millones de personas durante el horror más grande del siglo XX”, agregaba el mensaje.

“Rogamos que en el futuro se utilicen expresiones mensurables con los momentos actuales del país, ya que las atrocidades cometidas por el Régimen Nazi no son equiparables de ningún modo con circunstancias como las mencionadas en este caso”, concluye el comunicado de la entidad.

Más tarde el mismo jueves, en una entrevista con el programa “Solo una vuelta más”, de TN Noticias, Sebreli asemejó el cercado policial en el barrio carenciado de Villa Azul al Gueto de Varsovia, en el que el régimen Nazi encerró a 400.000 personas en la capital polaca. “Frente a los difíciles momentos que hoy nos toca atravesar a la Argentina y al mundo, reiteramos la importancia de evitar comparaciones innecesarias como las que manifestó Juan José Sebreli”, expresó la DAIA, añadiendo que “sólo llevan a banalizar la Shoá y a revictimizar a quienes fueron objeto de la maquinaria de exterminio del nazismo”.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!