Seguinos en las redes

Deportes

Ciclismo: Shlomi Chaimi y Omer Shapira representarán a Israel en los Juegos Olímpicos

Agencia AJN.- Pronto participarán en el campeonato nacional y luego viajarán al extranjero para las competiciones preparatorias finales para Tokio.

Publicada

el

Juegos Olímpicos. Con histórica clasificación de su primera ciclista, Israel tendrá en Rio su mayor delegación

Agencia AJN.- Los ciclistas Shlomi Chaimi (montaña) y Omer Shapira (ruta) representarán a Israel en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Así lo anunció ayer la Asociación de Ciclismo, que ha determinado que venció el plazo para alcanzar el criterio para Tokio.

Los dos establecieron sus mejores logros en los Campeonatos del Mundo de 2019.

Pronto participarán en el Campeonato Israelí y luego viajarán al extranjero para las competiciones preparatorias finales para Tokio.

La Unión Ciclista Internacional ha publicado la lista de países que podrían enviar representantes a los Juegos Olímpicos de Tokio, habiendo alcanzado el criterio internacional.

Israel podrá enviar un ciclista de montaña y una ciclista de ruta y contrarreloj entre los países clasificados más allá del puesto 21 en el ranking de países.

Haimi Shlomi

Es un gran momento de ese deporte en Israel, y por ejemplo, el ciclista del Start-Up Nation Dan Martin se adjudicó la victoria en la Etapa 3 de la Vuelta a España.

La ruta de 166 kilómetros de Lodosa a Vinuesa contó con dos categóricas subidas que finalmente decidieron el resultado.

Martin, de 34 años, que había terminado tercero en las dos primeras etapas, atacó en los últimos 200 metros de la subida final hasta la meta en la cima de Laguna Negra, aguantando al ganador de la Vuelta de 2019, Roglic de Eslovenia, y al ecuatoriano Richard Carapaz en la batalla a la línea.

En un día inusualmente lluvioso hubo múltiples intentos de ruptura.

Sin embargo, las esperanzas de una victoria sorpresiva se extinguieron cuando el pelotón los arrastró en las pendientes iniciales de la última subida.

En un final de subida con pendientes, varios ciclistas intentaron lanzar ataques, pero el movimiento oportuno de Martin dio sus frutos, ya que se llevó la victoria en la etapa.

El equipo ciclista del Israel Start-Up Nation (ISN) ya había hecho historia registrando su primera victoria de etapa en una carrera del Grand Tour solo cinco años después de la creación del equipo cuando Alex Dowsett terminó primero en la octava etapa del Giro de Italia. El Giro es una de las tres prestigiosas carreras del Grand Tour del ciclismo profesional, junto con el Tour de Francia y la Vuelta a España.

Dowsett formó parte de un grupo disidente de seis corredores, junto a su compañero de equipo en ISN Matthias Brändle, durante la etapa de 200 km de Giovinazzo a Vieste. Ambos corredores de ISN retrocedieron durante una de las subidas, pero volvieron para reincorporarse al frente de la carrera. Brändle inicialmente atacó por el liderato, antes de que Dowsett se hiciera cargo, abriendo una brecha significativa que mantuvo hasta la línea de meta en Vieste. Se selló un resultado histórico para Israel Start-Up Nation.

En la línea de meta, las emociones de Dowsett se hicieron cargo. Lloró lágrimas de alegría, mientras los pensamientos se dirigían a su esposa embarazada que esperaba a su primer hijo. Brändle cruzó la línea de meta en quinta posición y fue el primero en felicitar a Dowsett.

“Matthias y yo nunca dejamos de creer”, dijo Dowsett, quien es el campeón británico de la ITT. “Tener dos en un corte de seis era esencial; fácilmente podría haber sido Matthias” quien ganara la etapa, dijo Dowsett después del final.

El copropietario de ISN, Sylvan Adams, que vio la carrera por televisión, notó particularmente la emoción de los comentaristas mientras Dowsett cabalgaba hacia la victoria, incluso usando el eslogan del equipo de ISN, “Yalla”.

“Toda la emoción demuestra que nuestro proyecto tiene un significado más allá del deporte, está mostrando el verdadero corazón de Israel a cientos de millones de fanáticos en todo el mundo. No podría estar más orgulloso”, dijo Adams.

El copropietario de ISN, Ron Baron, también comentó: “Cuando fundamos este equipo hace solo cinco años, soñamos que llegaríamos a este momento hoy. Somos un equipo de soñadores que hacemos realidad nuestros sueños uno a uno. Este momento histórico actualizará nuestro mayor objetivo: inspirar a la próxima generación de jóvenes israelíes a emprender este hermoso deporte”.

El director deportivo del ISN Nicki Sörensen, que siguió a Brändle y Dowsett en el coche del equipo, dijo que la victoria subrayó el fuerte espíritu de equipo de ISN.

“Este resultado asombroso se debe a que el ambiente del equipo ha sido excelente en este Giro. Estoy orgulloso de verlos luchar todos los días por una victoria y hoy fue nuestro día. Tengo la piel de gallina.”

Israel Start-Up Nation hizo su primera aparición en el Giro d’Italia en 2018 con los israelíes Guy Niv y Guy Sagiv participando en la histórica “Gran Largada” de la carrera en Jerusalem.

Deportes

Juegos Olímpicos: Ciudad anfitriona de Israel será donde nació un Justo de las Naciones

Agencia AJN.- De Yaotsu era oriundo Chiune Sugihara, quien salvó a 6.000 judíos de los nazis durante la Shoá.

Publicado

el

Por

Bienvenida Yaotsu

Agencia AJN.- La ciudad anfitriona de la delegación de Israel para los Juegos Olímpicos de Tokio será Yaotsu, donde nació un Justo de las Naciones, Chiune Sugihara.

“Yaotsu es la ciudad anfitriona de la delegación israelí” de cara “al inicio de los Juegos de Tokio 2020” es el título que acompaña el anuncio especial colocado en el piso de entrada del Ayuntamiento de Yautsu.

Toda la ciudad anfitriona está ocupada preparándose para una reunión con la delegación israelí.

Yaotsu es la ciudad natal de un Justo de las Naciones, Chiune Sugihara, que salvó a 6.000 judíos de los nazis durante la Shoá.

El letrero incorpora dibujos de escolares de toda la ciudad.

En febrero del año pasado se había anunciado que Yaotsu, la ciudad donde, el primer día del año 1900, nació el “Justo de las Naciones” Chiune Sugihara, el entonces vicecónsul en Lituania que ayudó a salvar a unos 6.000 judíos de ese país y Polonia durante la Shoá pese a que el imperio que representaba era aliado de la Alemania nazi, recibiría a deportistas israelíes que participarán en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos que se disputarán este año en Japón.

El diplomático, fallecido el 31 de julio de 1986, puso en peligro su carrera y la vida de su familia al extender visados de tránsito para que los perseguidos pudieran viajar a territorio nipón.

Como paso previo, el responsable de promover la ciudad, Isao Purota, y el representante municipal y del Memorial Sugihara, el israelí Yossi Karchali, se reunieron con Gili Lustig y Nisim Sasportas, directores generales del Comité Olímpico y la Asociación Paralímpica de Israel, respectivamente.

Yaotsu tiene 11.000 habitantes e iba a ser uno de los lugares elegidos para el paso de la antorcha olímpica, el 4 de abril de 2020, antes de que se decidiera suspender los Juegos.

Sugihara en un mes de 1940 emitió las suficientes visas para permitir que 6.000 judíos salven sus vidas y escapen de la Europa nazi.

Su historia es la de alguien que, enfrentado con una realidad que encontraba inaceptable, dejó de lado su carrera, familia y reputación, todas cualidades altamente valoradas en Japón, para hacer lo correcto.

sugihara_chiune

Chiune Sugihara llegó a Kaunas, Lituania, con su familia en agosto de 1939 como diplomático japonés. Casi inmediatamente después los nazis invadieron Polonia, lo que llevó a que miles de judíos polacos huyeran hacia este país.

Armado solo con vagas instrucciones de Tokio, el hombre decidió, en consulta con su mujer, comenzar a distribuir visas de tránsito japonés a los judíos que se amotinaban afuera del consulado de su país. No paró hasta que quitaron a la embajada de ahí y hasta ese momento había emitido 2.139 visas, cada una podía servir a toda una familia. Sin embargos muchos no pudieron salir del país.

De vuelta en Japón, tras la guerra, Chiune Sugihara nunca fue oficialmente condecorado por sus acciones, sino que fue forzado a renunciar del servicio extranjero por cortes presupuestarios.

Sugihara se desempeñó como vicecónsul en el consulado japonés en Kaunas, Lituania, en 1939, mientras observaba a los judíos que huían de Polonia entrar en el país gobernado por la URSS, buscando escapar aún más de la amenaza de la Alemania nazi.

Con un plan para ayudar a los judíos, Sugihara firmaría visas para que los judíos viajen en el Ferrocarril Transiberiano a través de la Unión Soviética, luego a Japón y finalmente encuentren un refugio seguro en la colonia holandesa de Curazao en el Caribe.

Sin embargo, al contactar a sus superiores en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Japón, su solicitud fue negada tres veces para otorgar visas para que los judíos pasen por el país.

En un movimiento audaz y contrario a la posición de su país, Sugihara escribió al menos 4.500 visas a mano en poco más de seis semanas, hasta el punto en que su esposa tuvo que masajear su mano callosa todas las noches para poder dormir antes de despertarse y escribir más visas.

Sugihara abordó un tren con otro personal consular para regresar a Japón en septiembre, donde, según informes, todavía estaba escribiendo visas, lanzándolas a los judíos que esperaban en la plataforma.

En 1941, la Alemania nazi ocupó Lituania, lo que llevó al asesinato de más de 120.000 judíos, que constituían hasta el 95% de los judíos que vivían allí antes de la guerra.

Sirviendo a otros roles en diferentes países, Sugihara fue devuelta a Japón en 1946 y se le pidió que renunciara un año después por desafiar la política del gobierno.

Sugihara desapareció en la oscuridad, trabajando en varios otros trabajos, hasta que en 1960, un judío que vivía en Israel y fue salvado por la visa de Sugihara logró rastrearlo e hizo pública su historia.

El Museo del Holocausto Yad Vashem reconoció a Sugihara en 1984 como un “Hassid Umot Olam” (Justo entre las Naciones), un título otorgado a los no judíos que salvaron vidas judías de la Alemania nazi.

“Era un problema humanitario”, dijo Sugihara en una entrevista realizada en Moscú en 1977. “No me importaba entonces que me despidieran. Si alguien más estuviera en esa posición, creo que definitivamente habría hecho lo mismo”, sostuvo.

Seguir leyendo

Deportes

Juegos Olímpicos: Sirios e iraníes representan la mitad de los integrantes del Equipo de Refugiados

Agencia AJN.- Llama mucho la atención que no haya representantes de aquellos cuya causa acapara la atención internacional en forma recurrente: los palestinos…

Publicado

el

Por

Olímpicos refugiados

Agencia AJN.- Deportistas sirios e iraníes representan la mitad de los integrantes del Equipo de Refugiados que participará en los Juegos de Tokio dentro de 45 días, según anunció ayer el Comité Olímpico Internacional.

Serán 29 atletas de 13 países, que competirán en 12 deportes.

Nueve de ellos serán refugiados sirios: los nadadores Alaa Maso (50 metros libre) y Yusra Mardini (100 metros mariposa), el boxeador Wessam Salamana (livianos) y el karateca Wael Shueb (katá), todos ellos radicados en Alemania, al igual que el yudoca Ahmad Alikaj, que integrará el equipo mixto junto con Sanda Aldass y Muna Dahouk, que viven en los Países Bajos como el badmintonista Aram Mahmoud, mientras que el ciclista Ahmad Wais (contrarreloj) reside en Suiza.

También habrá cinco iraníes que huyeron del régimen teocrático fundamentalista que impera en su país: el yudoca Javad Mahjoub y el karateca Hamoon Derafshipour (kumité, categoría hasta 67 kilogramos), que están en Canadá, y las taekwondistas Dina Pouryounes (categoría hasta 49 kilogramos), radicada en los Países Bajos, y Kimia Alizadeh (categoría hasta 57 kilogramos), que vive en Alemania, como el palista Saeid Fazloula (K-1, 1.000 metros).

El último oriundo de Medio Oriente es el luchador iraquí Aker al-Obaidi (grecorromana, categoría hasta 67 kilogramos), quien reside en Austria.

Hay otros exiliados de esos orígenes que competirán en Japón, pero ya bajo la bandera de sus países adoptivos.

La mayoría de los restantes atletas proviene de África, salvo dos afganos y, sorpresivamente, un sudamericano: el boxeador venezolano Eldric Sella (medianos), que se mudó a Trinidad y Tobago.

Asimismo, llama mucho la atención que no haya representantes de los “refugiados” cuya causa acapara la atención internacional en forma recurrente: los palestinos…

Los deportistas sostuvieron una reunión remota y una ceremonia de presentación con el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, quien les dijo: “Los felicito a todos. Hablo en nombre de todo el movimiento olímpico y no puedo esperar más para encontrarme con ustedes en persona en Tokio. Son una parte integral del movimiento olímpico y les damos la bienvenida con los brazos abiertos”.

La delegación de refugiados competirá y marchará en la ceremonia de apertura de los Juegos el 23 de julio bajo la bandera olímpica.

Equipo refugiados

Por otra parte, después de un año complejo de coronavirus para el deporte mundial y con gran emoción ante la apertura de los Juegos Olímpicos en Tokio el 23 de julio, el Comité Olímpico de Israel aprobó la delegación israelí, que será la más grande y diversa de las delegaciones olímpicas de Israel de todos los tiempos.

La composición de la delegación fue presentada el domingo a la Asamblea General del Comité Olímpico de Israel, organismo que otorga la aprobación final a la delegación olímpica.

Cerca de 90 atletas, de 21 deportes pertenecientes a 15 federaciones, representarán a Israel en Tokio con la expectativa de aparecer en 10 finales y ganar 2-3 medallas, incluida una medalla en una nueva disciplina en la que Israel aún no ha ganado una medalla olímpica.

Cabe señalar que en la delegación a Tokio participa, por primera vez desde la aparición del equipo nacional de fútbol israelí en Montreal, en 1976, un equipo: el equipo de béisbol israelí.

Hasta la fecha, 63 atletas han establecido los criterios para los Juegos Olímpicos de Tokio. Parece que al final de las últimas competiciones de prueba para alcanzar el criterio en una serie de deportes (a finales de junio), se agregarán otros 30 atletas a la delegación.

Según información del Comité Olímpico Internacional, el 69% de los atletas en el mundo (similar a Israel: 67%) han alcanzado los criterios para los Juegos Olímpicos en este período.

En la delegación israelí, según los datos, habrá 36 atletas mujeres y 54 hombres. Sin el deporte del béisbol, que es una disciplina de equipos, el 55% de la delegación serán mujeres y el 45% serán hombres.

Las disciplinas en las que habrá una gran cantidad de atletas son la natación con 14-16 atletas, judo, 12, gimnasia, 10 y atletismo, 9.

La delegación israelí incluirá deportistas de nuevas disciplinas: equitación, surf y béisbol que ya han alcanzado el criterio.

La delegación estará encabezada por Gili Lustig, director ejecutivo del Comité Olímpico de Israel, y el director profesional de la delegación es Danny Oren, director de la Unidad para Deporte de Alto Rendimiento.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!