Seguinos en las redes

Medio Oriente

Irán: acusan a ciudadana de espiar para Gran Bretaña e irá a la cárcel por diez años

Agencia AJN.- Aras Amiri, quien ya había sido arrestada en el pasada, sería quien al parecer fue encarcelada por diez años bajo acusación de espiar para Inglaterra.

Publicada

el

15577477560427_b

Agencia AJN.- Una mujer iraní fue condenada a diez años de prisión por «espiar para Gran Bretaña», según anunciaron voceros del Poder Judicial en la nación persa. «Una ciudadana iraní que trabajó en el Consejo Británico espió para la inteligencia británica», indicaron.

El Consejo Británico es una organización internacional que promueve las relaciones culturales y las oportunidades educativas, y que opera en más de cien países.

Según lo dicho por Gholamhossein Ismaily, vocero del poder judicial, «la sentencia se dictó tras una confesión de la acusada».

Las autoridades persas sostienen que la mujer, cuya identidad no se dio a conocer, era la responsable de la oficina iraní en el Consejo Británico.

La acusada, según lo dicho por la Justicia de Irán, fue estudiante en Bahrein antes de haber sido «reclutada por el Consejo Británico» y que estuvo detenida por más de un año. No se sabe si también es ciudadana del Reino Unido.

Flag

En marzo de 2018, el Consejo Británico anunció que una empleada de 33 años, Aras Amiri, había sido arrestada en Irán cuando se encontraba en el país para visitar a su abuela.

Por esto es probable pensar que se trata de Amiri quien recientemente fue condenada a diez años de prisión. Familiares de la joven dijeron que fue acusada de «actuar contra la seguridad nacional iraní». Esta es acusación es común en Irán contra activistas, periodistas y opositores políticos. Previo a su arresto, vivió y trabajó en Londres, donde colaboró con el Ministerio de Cultura iraní en diversas actividades.

Dejá tu comentario

Medio Oriente

Hezbollah enfrenta una grave crisis económica debido a las sanciones contra Irán 

Agencia AJN.- Fuentes de Hezbollah confiaron al diario The Washington Post que la organización chiita libanesa está atravesando una grave crisis económica, debido a las sanciones aplicadas por Estados Unidos contra Irán, su principal respaldo financiero. Sin embargo, las fuentes indicaron que Hezbollah «continúa recibiendo armas».

Publicado

el

Por

Hezbollah Irán

Agencia AJN.-El diario The Washington Post informó en las últimas horas que Hezbollah se ve obligado a recortar de modo drástico sus gastos debido a las sanciones de Estados Unidos contra Irán, que perjudicaron en forma directa a la organización chií libanesa.

El informe cita activistas y miembros de la organización. Uno de ellos, un empleado de Hezbollah en una de sus unidades administrativas, los combatientes son obligados a tomar vacaciones o son transferidos a las fuerzas de reserva, donde los salarios son más bajos, si es que se les paga. Muchos de ellos están siendo devueltos desde Siria, donde han acumulado una experiencia de combate significativa en los últimos años junto con Bashar Assad y bajo las órdenes de Irán.

Otro funcionario de Hezbollah dijo al periódico que varios programas en el canal Al-Manar de la organización fueron cancelados y sus trabajadores despedidos. Además, fueron cancelados programas de asistencia social a través de los cuales Hezbollah estableció su apoyo a la comunidad chiíta pobre en el Líbano, incluidos el suministro gratuito de medicamentos y alimentos para combatientes, activistas y sus familias.

Expertos consultados por el periódico señalaron que las sanciones impuestas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump a Irán después de su salida del acuerdo nuclear son mucho más duras que las que llevaron a Teherán a negociar con Obama. Fuentes de la Administración Trump indicaron que se estima que Irán ha sufrido perjuicios por un valor cercano a los 10 billones de dólares desde noviembre pasado, cuando se impusieron sanciones a su sector petrolero. El golpe económico está dificultando la vida a los ciudadanos comunes, así como al gobierno, que tiene problemas para financiar sus presupuestos.

Otra fuente de Hezbollah dijo que los miembros de la organización y sus combatientes reciben el salario completo, pero otros beneficios adicionales fueron cancelados. Al mismo tiempo destacaron que las familias de los muertos en los combates en Siria e Israel continúan recibiendo todos los subsidios, que se consideran fundamentales para que la organización pueda mantener la lealtad, su capacidad de reclutar nuevos partidarios y combatientes y su fuerza.

De todos modos, uno de los funcionarios entrevistados por el Washington Post afirmó que los recortes «no afectaron la capacidad de resistencia de Hezbollah y su preparación para la guerra».

«Todavía estamos recibiendo armas de Irán, todavía estamos listos para enfrentar a Israel, nuestro papel en Irak y Siria todavía existe, no hay nadie en Hezbollah que se haya ido porque no recibió salarios y los servicios sociales no se detuvieron», dijo la fuente. También señaló que «las sanciones no durarán para siempre» y dijo que «también ganaremos esta guerra». Según el Washington Post, Hezbollah está planeando su estrategia a largo plazo, teniendo en cuenta que Trump puede permanecer en la Casa Blanca hasta 2024.

Nasrallah Javad Zarif

Seguir leyendo

Medio Oriente

Donald Trump: «Si Irán quiere una guerra, ése será su final»

Agencia AJN.- Poco después de que se registrara la caída de un cohete Katiusha cerca de la Embajada de Estados Unidos en Bagdad, el presidente norteamericano, Donald Trump, escribió en su cuenta de Twitter: «Si Irán quiere una guerra, ése será su final». El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammed Javad Zarif, dijo ayer que «no habrá guerra, porque Irán no está interesado en una guerra».

Publicado

el

Por

TRUMP

Agencia AJN.- El presidente norteamericano, Donald Trump, escribió anoche en su cuenta de Twitter: «Si Irán quiere luchar, será oficialmente el final de Irán. ¡Nunca más vuelvan a amenazar a Estados Unidos!».

Trump difundió este mensaje después que se registrara el estallido de un cohete Katiusha en la Zona Verde de Bagdad, donde se encuentran las principales sedes del Gobierno y las embajadas extranjeras.

El portavoz militar iraquí, Yahya Rasul, informó que no hubo víctimas a consecuencia de este incidente. El ejército informó más tarde que fue hallada una rampa de lanzamiento en la zona este de Bagdad, cerca de la Universidad Técnica. Se trata de un área donde actúan milicias chiitas pro-Irán. El cohete cayó a una distancia de un kilómetro y medio de la sede diplomática norteamericana.

Esta semana, las autoridades norteamericanas decidieron evacuar el «personal no esencial» de su embajada en Bagdad y el Consulado en Erbil, por temor a una escalada de la tensión entre Estados Unidos e Irán.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammed Javad Zarif, dijo ayer que «no habrá guerra, porque Irán no está interesado en una guerra y porque nadie se engaña pensando que podrá enfrentar a Irán».

El comandante de la Guardia Revolucionaria, Hossein Salami, declaró en estos días que las fuerzas estadounidenses pueden ser «fácilmente derrotadas» porque, a diferencia de sus combatientes, los norteamericanos «le temen a la muerte». Autoridades iraníes también han advertido que «la presencia de tropas estadounidenses en el Golfo solía ser una amenaza, pero ahora es una oportunidad» para Irán.

Hossein Salami

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!