Seguinos en las redes

Israel

Coronavirus/Israel. Ministerio de Salud: un tercio de las infecciones se producen entre la población ultraortodoxa

Agencia AJN.- Un alto funcionario del organismo asegura que se ve un “gran aumento” de muertes al interior de las comunidades religiosas. Se reportaron numerosas violaciones a las restricciones durante el Día del Perdón.

Publicada

el

oyt-e1601386094766-640×400

Agencia AJN.- El director general del Ministerio de Salud, Chezy Levy, dijo a los periodistas el miércoles que el 34% de las personas diagnosticadas con coronavirus en Israel eran ultraortodoxas, aunque la comunidad constituye sólo aproximadamente el 12% de la población.

“El sector ultraortodoxo, debido al hacinamiento y a las oraciones que a veces violan las normas de conducta, ha alcanzado un alto nivel de morbilidad. Hay que tratarlo y encontrar una solución, porque afecta a la sociedad ultraortodoxa, a la tasa de infección en general y a los hospitales”, dijo Levy, sin dar detalles sobre las fechas de las estadísticas de infección.

Tampoco se aclaró cómo se clasificaba a los pacientes como ultraortodoxos. Según un informe de 2019 del Instituto para la Democracia de Israel, alrededor del 12% de la población general está clasificada como perteneciente a esa comunidad.

Levy dijo que aunque la tasa de mortalidad en la comunidad ultraortodoxa seguía siendo relativamente baja en comparación con la población general y la comunidad árabe – presumiblemente debido a la edad relativamente joven de los infectados – estaba experimentando un “fuerte aumento”.

Citando datos del Ministerio de Salud, el sitio de noticias Ynet informó el lunes que los índices de pruebas positivas estaban por las nubes en cinco ciudades en su mayoría ultraortodoxas, situándose en un 32,53 por ciento durante la última semana en Beitar Illit, 31,27% en Elad, 27,91% en Bnei Brak, 26,42% en Modiin Illit y 23,04% en Beit Shemesh.

Levy también dijo que algunas “yeshivas” (escuelas religiosas) tenían “enormes” tasas de infección. Más de una docena de centros de educación ultraortodoxa se han transformado en instalaciones de alojamiento para los pacientes de COVID-19 en los últimos días después de ver graves brotes.

Las “yeshivas” ultraortodoxas fueron reabiertas a mediados de agosto, dos semanas antes que el sistema escolar general.

Levy señaló que los funcionarios de salud estaban preocupados por Sucot, la festividad que comenzará la semana próxima, debido a que sus grandes celebraciones y al regreso a los hogares de los estudiantes. “Lo que nos preocupa es Sucot, que tiene el potencial de eventos que tienen un impacto en la infección”, dijo Levy.

El jefe del ministerio también respondió a una pregunta de un reportero sobre informes recientes que sugieren que algunas partes de la comunidad ultraortodoxa han decidido que intentarán alcanzar un punto de inmunidad de rebaño mediante el contagio intencional de sus miembros. “La inmunidad de rebaño no es algo que queramos, no en el sector ultraortodoxo y en nadie”, dijo Levy. “No vimos que hiciera mucho en el país que la tomó [como política] – no redujo la mortalidad”, dijo, presumiblemente refiriéndose a Suecia.

El funcionario de salud también dijo que en su opinión, el sistema escolar no reabriría el 11 de octubre. Aunque el gobierno había indicado inicialmente que el cierre duraría de dos a tres semanas, los funcionarios y el primer ministro han indicado en los últimos días que podría durar mucho más tiempo.

“Está claro que el sistema educativo no podrá abrirse de forma normal, y no es seguro que lo hagamos en absoluto”, dijo Levy. “Estamos en un 15% de resultados positivos en las pruebas, es una locura”, agregó.

En un esfuerzo por reducir la creciente tasa diaria de nuevas infecciones, que superó los 8.000 en varios días de la semana pasada, el viernes entraron en vigor nuevas medidas de alcance nacional en Israel. Sin embargo, el martes salieron a la luz informes de varios incidentes en los que se burlaron las restricciones sobre el coronavirus en varias ciudades y barrios ultraortodoxos.

En uno de estos eventos, la policía llegó a una sinagoga en la ciudad central de Modiin Illit el martes donde encontraron docenas de fieles rezando juntos sin máscaras y sin respetar las normas de distanciamiento social. Los oficiales interrumpieron la reunión y se llevaron a cinco fieles para interrogarlos.

Otro evento ultraortodoxo fue interrumpido por la policía el lunes por la noche en la ciudad principalmente ultraortodoxa de Bnei Brak, con una gran reunión de la secta jasídica Vizhnitz. Los videos del evento mostraron a muchas personas muy juntas sin máscaras.

El sitio nacional de noticias religiosas Srugim informó que miles de Haredim regresaron a casa el lunes por la noche después de pasar el Yom Kippur en oraciones grupales en contravención de las directrices. Docenas de autobuses llevaron a los fieles de vuelta a los barrios ultra ortodoxos al final de la fiesta bajo el pretexto de dirigirse a las manifestaciones, que actualmente están permitidas por la ley, informó el sitio.

El diario Haaretz informó que decenas de miles de estudiantes de la yeshiva fueron enviados a casa de vacaciones el martes después de semanas de estudio juntos, sin recibir los resultados de las pruebas que muestran que son negativos de coronavirus – como había sido requerido por el gobierno como parte del llamado “programa de cápsulas” para las yeshivas.

El informe también decía que muchas reglas del programa, destinadas a permitir que las yeshivas operen mientras protegen a los estudiantes, habían sido descuidadas o ignoradas por las escuelas y los estudiantes.

Israel

República Dominicana estudia la posibilidad de trasladar su embajada en Israel a Jerusalem

Publicado

el

Por

C64A24C1-B039-4B48-90B2-30268F8E958C

Agencia AJN.- El comunicado fue emitido luego de la conversación que mantuvieron hoy el canciller israelí, Gani Ashkenazi, y su homólogo dominicano, Roberto Álvarez, según confirmaron a la Agencia AJN fuentes de la Cancillería israelí.

Agencia AJN.- El ministerio de Relaciones Exteriores de República Dominicana emitió hoy un comunicado en el que informó que analiza la posibilidad de trasladar la sede de su embajada en Israel de Tel Aviv a Jerusalem.

El comunicado fue emitido luego de la conversación que mantuvieron hoy el canciller israelí, Gani Ashkenazi, y su homólogo dominicano, Roberto Álvarez, según confirmaron a la Agencia AJN fuentes de la Cancillería israelí.

República Dominicana destacó que la posibilidad se estudia sopesando diversos factores, entre los cuales se encuentran “el hecho de que hasta 1980, la embajada dominicana tuvo su sede en Jerusalem, así como la realidad de que el asiento del poder político, incluyendo la oficina del Primer Ministro, del Presidente y del Parlamento, se ubica en su capital, Jerusalem”.
PHOTO-2020-10-30-16-18-31
En el comunicado, la cancillería del país centroamericano manifestó que recibieron una solicitud al respecto del Centro Israelita de República Dominicana y resaltó que los vínculos del pueblo dominicano con el pueblo judío datan desde el siglo XV, cuando llegaron a la isla las primeras inmigraciones desde España.

“Este proceso continuó a fines del siglo XIX con las olas migratorias judías provenientes de las islas holandesas del Caribe. En los albores de la segunda guerra mundial, en la Conferencia de Evian, República Dominicana abrió sus fronteras y acogió a varios miles de refugiados judíos europeos”, detalla el documento.

Además, el ministerio explicó que el 14 de mayo de 1948 se fundó el Estado de Israel y poco tiempo después, el 29 de diciembre de 1948, el país se convirtió en uno de los primeros Estados en reconocer su derecho como nación soberana.

De este modo, República Dominicana podría sumarse a EEUU y Guatemala, que ya tienen sus sedes diplomáticas en Jerusalem.

Seguir leyendo

Israel

Aniversario. Nieta de Rabin: “O nos hacemos cargo o volveremos a llorar”

Agencia AJN.- “La reconciliación en el pueblo es una promesa que cada uno de nosotros hizo hace 25 años”, recordó Noa Rothman.

Publicado

el

Por

Rothman Noa

Agencia AJN.- De nuevo hay una inscripción en la pared. Es decir, debido a las inscripciones vemos menos la pared. El Israel dividido está al borde del abismo. O nos hacemos cargo o volveremos a llorar. La reconciliación en el pueblo es una promesa que cada uno de nosotros hizo hace 25 años.

25 años después del asesinato, el clima torna la mucosidad en respiraciones profundas, pero debido a la congestión y la sofocación, al aire se le dificulta entrar. Incluso la paz llama a la puerta, tres veces en contadas semanas, pero no escuchamos.

¿Por qué? Quizás sean las tres campañas electorales que nos desgarraron. Y tal vez se deba a que todavía no prestamos atención a que el otoño empuja hacia afuera los últimos sirocos porque hace calor en nuestras calles. La mejilla quema menos de lo que se sentía como una bofetada particularmente ardiente hace 25 años, aparentemente también los tres disparos resuenan menos en los oídos, pero nuevamente hay una inscripción en la pared. Es decir, debido a las inscripciones vemos menos la pared. La esconden un grito de aquí y una maldición de allá, cascos, carteles y urgencia. Y en la frialdad de las noches de Jerusalem, con una kipá o una bandera rosa, rostros cubiertos con una bandana o una máscara frente a un policía, se renovará otra semana para el Israel dividido, en la cual un reportero gráfico inmortalizará un arresto sudoroso y quizá también sangre.

Y eso ya no conmueve. Y si conmueve, realmente no se nota. Porque hace calor todo el tiempo. Y se recalienta. Estamos divididos en tribus y grupos, no hay una dosis pactada sobre la altura de las llamas. Todos adoptan una actitud dentro de la posición. Incluso si está entre nosotros quien escribirá la historia, no habrá un público que reciba la mercancía. La confianza cedió su lugar y frente al escenario no hay trono estatal. Bueno, tampoco hay jefe de Policía, ni procurador general. También la igualdad ante la ley conoció tiempos mejores.

Incluso la unidad no es la que se prometió. En lugar de diversidad de opiniones obtuvimos una sola voz, lo más extremista posible, atrapada como una mariposa en el fuego de la atención en un solo corto y fuerte. Y cuando este calla al otro y ese maldice a la otra el abismo profundiza la distancia abierta. Nos deja revolcándonos en pantanos de dolor y rabia, contando cada lado los costos y los nombres de “nuestras” víctimas comparados con “las de ellos”, considerando el honor con la sangre de las cuentas del pasado, diciéndonos a nosotros mismos que eso promueve los sueños del futuro.

Solo reciclamos argumentos que conducen a un callejón sin salida, vamos en un círculo que no se puede cuadrar, perpetuamos la eternidad de la disputa. E incluso un tono desesperado o una lágrima verdadera no penetrarán ni mojarán la armadura de la división de las partes. No hay generosidad ni un esquema para acercar corazones, solo una Justicia plana, que todos se atribuyen. Y así, si la Justicia se decidiese, no lograría un discurso triunfal a los ojos de la nación debido a que nos hemos convertido en estos de aquí y esos de allá, no hay un “nosotros”.

Precisamente en los días de esta maligna y extraña epidemia, que nos cayó como un castigo casi bíblico, es posible que hayamos recibido la oportunidad de transformar la pendiente en sendero. Crear con acciones individuales y pequeños grupos, con distanciamiento social y cercanía de corazones, el lugar en el que aspiramos estar. Pero en la realidad cotidiana, el reconocimiento de que todos venimos con bondad no es una opción. Todos sos sospechosos. Y no hay confianza. Y un mal espíritu está entre nosotros en silencio. Tenso. Como entonces.

Pero el perdón tiene su propio poder curativo. Y también la fe. Y cada día se puede elegir de nuevo. Al fin de cuentas, todos y cada uno de nosotros recuerda dónde estaba la noche del asesinato, pero menos la promesa y el esfuerzo de comportarse diferente. 25 años después, en lugar de esperar a quienes harán y liderarán, reconciliarán y permitirán, todos y cada uno de nosotros tiene la autoridad para cumplir esa promesa personal. Somos las personas que hemos estado esperando y el momento es ahora.

* Noa Rothman, nieta de Yitzhak Rabin.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!