Seguinos en las redes

Coronavirus

Coronavirus. La carrera por la vacuna tiene un protagonista israelí

Agencia AJN.- Tal Zaks es director médico de Moderna, una de las empresas estadounidenses que compite por la solución a la pandemia. Doctorado en la Universidad de Ben Gurión, terminó sus estudios en los Estados Unidos y se especializó en medicamentos. Fue el principal ideólogo de la vacuna.

Publicada

el

Virus Outbreak Vaccine Race

Agencia AJN.- En la lucha global contra la pandemia del coronavirus, que ha hecho estragos en la población y en la economía mundial, el centro de las miradas están dirigidas a las empresas que libran una carrera por obtener la solución: la tan esperada vacuna contra el COVID-19.

Entre las empresas que lideran los esfuerzos, con proyectos en etapas avanzadas, figura Moderna, que anunció un 94,5 por ciento de eficacia en su ensayo clínico de fase 3.

El doctor Tal Zaks es israelí, y se doctoró en la Universidad Ben-Gurión del Néguev, al sur de Israel. Radicado en los Estados Unidos, es el director médico de Moderna, y fue uno de los principales responsables del desarrollo de la vacuna de la compañía.

BeFunky-collage (2)

Zaks nació en Haifa en 1965, y desde que salió de la universidad israelí ha dedicado su carrera en el descubrimiento y desarrollo de medicamentos. Estudió inmunología de tumores en el Instituto Nacional de Cáncer de los Estados Unidos, y luego completó su formación clínica en medicina interna en el Hospital Universitario de Temple, seguida de una beca de investigación en oncología médica en la Universidad de Pensilvania.

Antes de todo eso, como todo israelí, sirvió en las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), trabajando como médico.

Moderna, con sede en Cambridge, Massachusetts, es su tercera empresa de investigación después de los puestos que ocupó en GlaxoSmithKline en el grupo de investigación genética y en Sanofi como vicepresidente senior y jefe de Oncología Global.

Zaks fue contratado por Moderna en 2015 por su misión de construir una nueva clase de medicina, infundiendo ARN con un conjunto de instrucciones que dirigen a las células del cuerpo a producir anticuerpos que previenen o combaten enfermedades.

Cuando los primeros casos de COVID-19 fueron reportados a finales del año pasado, Moderna estaba bien encaminada en la investigación dirigida a una potencial pero aún teórica amenaza global. Cuando el coronavirus emigró de China a los EE.UU. y otros países, la compañía se dio cuenta: “Esto no es un simulacro. Esto es acción en vivo”, dijo, en ese entonces, Zaks.

El 16 de noviembre, la compañía anunció que una vacuna experimental para el virus era 94,5% efectiva para prevenir y combatir el virus, un número llamativo, incluso para los más optimistas. La compañía dijo que una vez que el gobierno federal autorice el uso, podrá distribuir 20 millones de dosis para finales de año en los Estados Unidos, con hasta mil millones de dosis disponibles para un uso más amplio en 2021.

La vacuna Moderna le da a los Estados Unidos un segundo frente en su guerra contra la peor pandemia del siglo. Este miércoles, Pfizer y su socio alemán BioNTech anunciaron que la efectividad de su vacuna es de un 95%, apenas superior a la de Moderna, y pidieron una autorización para poder comenzar su aplicación. Pfizer planea vender 1.100 millones de dosis en los Estados Unidos, Canadá, Europa y Japón hasta el próximo año.

En junio, Israel firmó un acuerdo con Moderna, convirtiéndose en uno de los primeros países en garantizar el acceso a la vacuna, que todavía se encuentra en período de prueba de fase 3. Se estima que el acuerdo implica alrededor de 2 millones de vacunas, en un contexto en el que Israel intenta hacer tratos similares con tantas compañías como sea posible, entre las que figura la compra de dosis de Sputnik V, la controvertida vacuna rusa.

“Como ex israelí, me alegra saber que el gobierno israelí ha considerado conveniente asegurarse que la vacuna esté disponible para su población”, señaló, meses atrás, Zaks, al medio israelí Ynet.

Moderna forma parte de la Operación Velocidad de la Curvatura de la administración Trump, utilizando casi mil millones de dólares de la Autoridad de Investigación y Desarrollo Biomédico Avanzado del gobierno de EE.UU. y trabajando con el Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas, dirigido por Anthony Fauci.

Coronavirus

Coronavirus. Israel recibiría 4 millones de vacunas este mes y podría empezar a vacunar a su población

Agencia AJN.- Los funcionarios de salud dijeron que se preparan para aplicar 80.000 dosis al día, y evalúan avanzar con la aprobación local sin esperar a la FDA estadounidense.

Publicado

el

Por

יצור3-640×400

Agencia AJN.- Israel puede recibir hasta cuatro millones de dosis de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer para finales de diciembre y el Ministerio de Salud está preparando a las organizaciones de mantenimiento de la salud para la posibilidad de inocular a unos 80.000 israelíes cada día, informaron el jueves las cadenas de televisión israelíes.

Tal desarrollo podría ver hasta una quinta parte de la población de Israel vacunada para enero – una proyección mucho más optimista de lo que se suponía anteriormente. Esto se debe a que la inmunidad proporcionada por la vacuna requiere dos dosis por persona, lo que implicaría tener a dos millones de personas vacunadas para el comienzo del invierno israelí.

Las vacunas podrían empezar a llegar la semana que viene, aunque todavía no se usarán ya que no han recibido la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos, según informaron las noticias del Canal 12.

Según el Canal 13, los funcionarios de salud están sopesando si dar la aprobación a la vacuna antes de que lo haga la FDA, permitiendo potencialmente que Israel comience a distribuir las vacunas. Se espera que la FDA se reúna el miércoles para revisar la vacuna de Pfizer y podría aprobarla la próxima semana.

El Canal 12 dijo que el Director General del Ministerio de Salud, Chezy Levy, celebró una reunión con los jefes de las organizaciones de mantenimiento de la salud de Israel en los últimos días y les puso al día sobre el asunto, citando a los participantes en la reunión.

El informe decía que el ministerio estaba haciendo intensos preparativos para la logística que implicaba el traslado y almacenamiento de las vacunas, que utilizan tecnología de ARNm de última generación y requieren un enfriamiento intenso y constante a temperaturas bajo cero, por lo que requieren una infraestructura compleja que no es necesaria para las vacunas existentes.

El miércoles, Gran Bretaña se convirtió en el primer país en aprobar la vacuna COVID-19 de Pfizer para uso general y dijo que sería introducida la próxima semana.

Renovación de los cierres

En una conferencia de prensa del jueves, el Director General Levy advirtió de la posibilidad de renovar las medidas de bloqueo con el fin de mitigar el nuevo aumento de las tasas de infección del país. “Estamos considerando más restricciones. El cierre de Jánuca y el toque de queda son posibilidades que se están considerando”, dijo.

Según el Ministerio de Salud, el miércoles se confirmaron 1.568 nuevas infecciones de coronavirus, la tasa diaria más alta desde el 15 de octubre, cuando Israel todavía estaba bajo un cierre total a nivel nacional.

En la conferencia de prensa, Levy comparó el número de casos de coronavirus del miércoles con el número de casos diarios a principios de noviembre, que fue de alrededor de 600 al día, y señaló que los números se habían más que duplicado.

Añadió que el aumento de las infecciones era en todo el país, y ya no se limitaba a demografías específicas o a partes del país. “Si últimamente hablábamos del aumento de las infecciones sólo en el sector árabe, ahora estamos viendo un aumento [de las infecciones] en la población general”, dijo Levy.

Una razón central del aumento de las infecciones, según Levy, fue la gente que regresaba de países con altas tasas de coronavirus y que no se aislaban adecuadamente. “Quiero señalar, desafortunadamente, una alta tasa de infección entre los que regresan de Turquía. Tenemos la intención de hacer cumplir las medidas de aislamiento a todas las personas que regresan de los países ‘rojos’. Cuando esto no ocurre, las tasas de infección aumentan”.

Los viajeros que regresan de esos países deben entrar en cuarentena durante dos semanas al regresar a Israel.

Levy mencionó la tan esperada vacuna contra el coronavirus. Al mismo tiempo que señalaba el optimismo generado por los informes de la vacuna, Levy advirtió a la gente que no bajara la guardia. “No podemos ser complacientes. No podemos condicionar nuestro comportamiento y ser más relajados y liberales sobre las reglas debido a la posibilidad de ser vacunados contra la enfermedad”, dijo.

Añadió que la gente debe seguir usando máscaras, practicar el distanciamiento social y la higiene personal y evitar las grandes reuniones para vivir la vida lo más normalmente posible a la sombra del virus.

Un informe del jueves de un grupo de trabajo sobre coronavirus dirigido por el ejército advirtió que Israel estaba en la cúspide de una tercera ola de la pandemia, señalando que el promedio semanal de casos ha superado los 1.000. El aumento de los casos diarios no se vio afectado en gran medida por el número de pruebas, dijo.

La Oficina del Primer Ministro emitió un comunicado el jueves por la noche en el que se decía que el Primer Ministro Benjamin Netanyahu estaba discutiendo el aumento de los índices de infección con los ministros pertinentes y que el gabinete del coronavirus se reuniría la semana próxima.

Meses de luchas internas de la coalición y el fracaso de aprobar un presupuesto estatal ha llevado a la Knesset a votar a favor de una moción para disolver y convocar nuevas elecciones en una lectura preliminar el miércoles.

La moción aún debe ser aprobada por un comité de la Knesset y luego pasar tres votos más.

Seguir leyendo

Coronavirus

Médico judío comparte en Twitter tratamiento por coronavirus a paciente con tatuajes nazis y se vuelve viral

Publicado

el

Por

GettyImages-1226427962

Agencia AJN.- Un médico judío de California publicó una historia en Twitter sobre el tratamiento que suministró a un paciente que sufría de Covid-19, y cuyo cuerpo estaba cubierto de tatuajes nazis. El profesional de la salud habló sobre cómo se puso a prueba su compasión, informó Independent.

El doctor Taylor Nichols, cuyos tuits que transmiten la experiencia se volvieron virales desde entonces, explicó que “lidiar con las consecuencias de quienes se niegan a seguir las pautas de salud para detener la propagación del coronavirus lo han agotado”, pero él y sus colegas “deben seguir adelante”.

Fue así que dio con el paciente que “parecía enfermo. Incómodo. Asustado”, y una vez que el personal de la sala de emergencias del Mercy San Juan Hospital cerca de Sacramento le quitó la camisa al hombre, todos notaron los tatuajes en su torso.

“La esvástica se destacaba audazmente en su pecho. Los tatuajes de las SS y otras insignias que antes estaban cubiertas por su camisa ahora eran obvias en la habitación”, relató Nichols.

Otros miembros del personal médico presentes incluyeron una enfermera afroamericana y un terapeuta asiático, relató Nichols.

“No me deje morir, doctor”, dijo sin aliento el hombre de complexión sólida mientras lo cambiaban de un aparato respiratorio CPAP a una mascarilla y ventilador de hospital.

El hombre mostraba signos de años de uso de metanfetamina y sus dientes estaban “casi desaparecidos”.

6kJyVRCQ_400x400

Humanista. Médico de Medicina de Emergencia. Entusiasta de las políticas de salud. Las opiniones son mías y no representan las opiniones ni las opiniones de ninguna organización, así se definió en su cuenta de Twitter, Nichols.

Nichols aseguró al paciente que lo cuidarían y lo mantendrían con vida lo mejor que pudieran.

El hombre siguió luchando por respirar y se le preguntó si le gustaría ser intubado si fuera necesario. El hombre respondió que quería que el equipo hiciera todo lo posible.

“Todos vimos. Los símbolos de odio en su cuerpo anunciaban con orgullo sus puntos de vista. Todos sabíamos lo que pensaba de nosotros. Cómo valoraba nuestras vidas”, escribió el médico en su cuenta de Twitter. “Sin embargo, aquí estábamos, trabajando a la perfección como equipo para asegurarnos de darle la mejor oportunidad que pudimos de sobrevivir. Todo ello con máscaras, batas, protectores faciales, guantes”.

El doctor Nichols escribió sobre el estrés, el miedo y el aislamiento de aquellos en el campo de la medicina que tienen que lidiar con el virus sin parar a medida que se acelera la pandemia del coronavirus.

Al describir cómo ha tratado a los pacientes racistas y las esvásticas desde la escuela de medicina, Nichols escribió que siempre lo ha superado con el mantra de que la persona acudía a él necesitando un médico y que eso es lo que es.

Admite que se pregunta qué pensaría el hombre de los tatuajes nazis acerca de que un médico judío lo cuidara, o cuánto lo habría hecho el hombre si se invirtieran los papeles.

“Por primera vez, reconozco que dudé, ambivalente”, escribió Nichols. “La pandemia me ha desgastado y mi mantra no está teniendo el mismo impacto en este momento… Y me doy cuenta de que tal vez no estoy bien”.

La historia ha sido retuiteada miles de veces y recibió cientos de miles de me gusta en Twitter.

California tiene 1.24 millones de casos confirmados de Covid-19 y ha registrado oficialmente 19,212 muertes. Los Estados Unidos en su conjunto se están acercando rápidamente a 14 millones de casos y 270,000 muertes.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!