Seguinos en las redes

Innovación

Covid-19: Investigadores israelíes han identificado anticuerpos que podrían hacer innecesarias las vacunas

Publicada

el

Dr. Natalia Freund

Agencia AJN.- Un avance científico de la Universidad de Tel Aviv: Un equipo de investigadores de la universidad ha demostrado que los anticuerpos aislados del sistema inmunitario de pacientes recuperados de COVID-19 son eficaces para neutralizar todas las cepas conocidas del virus, incluidas las variantes Delta y Omicron. Según los investigadores, este descubrimiento podría eliminar la necesidad de repetidas vacunaciones de refuerzo y reforzar el sistema inmunitario de las poblaciones de riesgo.

La investigación fue dirigida por la Dra. Natalia Freund y los estudiantes de doctorado Michael Mor y Ruofan Lee, del Departamento de Microbiología Clínica e Inmunología de la Facultad de Medicina Sackler. El estudio se realizó en colaboración con el Dr. Ben Croker, de la Universidad de California en San Diego. El Prof. Ye Xiang de la Universidad de Tsinghua en Pekín. El Prof. Meital Gal-Tanamy y el Dr. Moshe Dessau de la Universidad de Bar-Ilan también participaron en el estudio. El estudio se ha publicado en la revista Nature Communications Biology.

El presente estudio es la continuación de un estudio preliminar realizado en octubre de 2020, en plena crisis de la COVID-19. En ese momento, la Dra. Freund y sus colegas secuenciaron todas las células del sistema inmunitario B de la sangre de las personas que se habían recuperado de la cepa original de COVID en Israel, y aislaron nueve anticuerpos que los pacientes producían. Los investigadores han descubierto ahora que algunos de estos anticuerpos son muy eficaces para neutralizar las nuevas variantes del coronavirus, Delta y Omicron.

Dr. Freund: «En el estudio anterior, demostramos que los diversos anticuerpos que se forman en respuesta a la infección con el virus original se dirigen contra diferentes sitios del virus. Los anticuerpos más eficaces eran los que se unían a la proteína «pico» del virus, en el mismo lugar donde el pico se une al receptor celular ACE2. Por supuesto, no fuimos los únicos en aislar estos anticuerpos, y el sistema sanitario mundial hizo un amplio uso de ellos hasta la llegada de las diferentes variantes del coronavirus, que de hecho hicieron inútiles la mayoría de esos anticuerpos.

«En el estudio actual, demostramos que otros dos anticuerpos, TAU-1109 y TAU-2310, que se unen a la proteína viral de la espiga en una zona diferente de la región en la que se concentraban la mayoría de los anticuerpos hasta ahora (y que, por tanto, eran menos eficaces para neutralizar la cepa original) son en realidad muy eficaces para neutralizar las variantes Delta y Omicron. Según nuestros resultados, la eficacia del primer anticuerpo, TAU-1109, para neutralizar la cepa Omicron es del 92%, y para neutralizar la cepa Delta, del 90%. El segundo anticuerpo, TAU-2310, neutraliza la variante Omicron con una eficacia del 84%, y la variante Delta con una eficacia del 97%».

Según el Dr. Freund, la sorprendente eficacia de estos anticuerpos podría estar relacionada con la evolución del virus: «La infectividad del virus aumentaba con cada variante porque cada vez cambiaba la secuencia de aminoácidos de la parte de la proteína de la espiga que se une al receptor ACE2, aumentando así su infectividad y evadiendo al mismo tiempo los anticuerpos naturales que se creaban tras las vacunaciones. En cambio, los anticuerpos TAU-1109 y TAU-2310 no se unen al sitio de unión al receptor ACE2, sino a otra región de la proteína de la espiga -una zona de la espiga viral que por alguna razón no sufre muchas mutaciones- y por ello son eficaces para neutralizar más variantes virales. Estos descubrimientos surgieron cuando probamos todas las cepas de COVID conocidas hasta la fecha».

Los dos anticuerpos, clonados en el laboratorio del Dr. Freund en la Universidad de Tel Aviv, se enviaron para comprobar su eficacia contra virus vivos en cultivos de laboratorio en la Universidad de California San Diego, y contra pseudovirus en los laboratorios de la Facultad de Medicina de la Universidad de Bar-Ilan, en Galilea; los resultados fueron idénticos e igualmente alentadores en ambas pruebas.

El Dr. Freund cree que los anticuerpos pueden suponer una auténtica revolución en la lucha contra el COVID-19: «Tenemos que considerar la pandemia de COVID-19 en el contexto de los brotes de enfermedades anteriores que ha presenciado la humanidad. Las personas que fueron vacunadas contra la viruela al nacer y que hoy tienen 50 años siguen teniendo anticuerpos, por lo que probablemente estén protegidas, al menos parcialmente, contra el virus de la viruela del mono del que hemos oído hablar recientemente. Desgraciadamente, este no es el caso del coronavirus.

Por razones que aún no comprendemos del todo, el nivel de anticuerpos contra el COVID-19 disminuye significativamente después de tres meses, razón por la cual vemos que las personas se infectan una y otra vez, incluso después de haber sido vacunadas tres veces. En nuestra opinión, el tratamiento selectivo con anticuerpos y su administración al organismo en altas concentraciones puede servir como sustituto eficaz de las repetidas dosis de refuerzo, especialmente para las poblaciones de riesgo y las que tienen el sistema inmunitario debilitado. La infección por COVID-19 puede causar una enfermedad grave, y sabemos que el suministro de anticuerpos en los primeros días tras la infección puede detener la propagación del virus. Por lo tanto, es posible que al utilizar un tratamiento eficaz con anticuerpos, no tengamos que proporcionar dosis de refuerzo a toda la población cada vez que haya una nueva variante».

Innovación

Una startup israelí desarrolló un envase de plástico que se convierte en tierra en seis meses

Agencia AJN.- La empresa “Tipa” agrega un puñado de aditivos a los envases de plástico flexible para garantizar que sean completamente compostables.

Publicado

el

Por

tipamaybefeature

Agencia AJN.- Una startup israelí desarrolló un proceso innovador que literalmente convierte los envases de alimentos y ropa en abono para el jardín.

Se descompone en partes diminutas que las bacterias comen y convierten en tierra normal. Compare eso con el plástico ordinario que tarda 500 años en biodegradarse, e incluso entonces permanecerá en nuestro entorno como partículas microscópicas para siempre.

La empresa “Tipa” agrega un puñado de aditivos a los envases de plástico flexible para garantizar que sean completamente compostables. “La idea de Tipa era emular la naturaleza”, explicó Daphna Nissenbaum, directora ejecutiva y cofundadora de la empresa, según publicó el portal NoCamels.

“La naturaleza también envasa sus productos, como bananas, manzanas y naranjas, pero con un material compostable. Nuestros plásticos se desintegrarán y biodegradarán exactamente como cualquier otro material orgánico y se convertirán en fertilizante sólido”.

“El plástico se está acumulando, aunque no lo veamos. Cada pieza de plástico que alguna vez se fabricó todavía está en algún lugar a nuestro alrededor. Y aunque pensamos que tratamos el plástico, aquí se queda”.

Existen otros plásticos compostables, pero muchos de ellos tienen una sensación grasosa o un color lechoso.

No solo eso, sino que un estudio reciente encontró que el 60 por ciento de los plásticos certificados como compostables en el Reino Unido no se desintegraron por completo en los contenedores de compost domésticos. Unos 1648 participantes que usaron el abono en sus jardines de flores y vegetales sin darse cuenta estaban agregando plástico al suelo.

Los plásticos de Tipa tienen la misma elasticidad, durabilidad y apariencia que los convencionales. La única diferencia es que usan un puñado de aditivos para garantizar que sean completamente compostables, en las condiciones adecuadas.

Seguir leyendo

Innovación

Coronavirus Israel: científicos inventan máscara invisible contra los virus

Publicado

el

Por

2-1

Agencia AJN.- Un equipo de investigadores de la Facultad de Ingeniería Mecánica del Instituto de Tecnología de Israel (Technion) desarrolló una mascarilla invisible, para protegernos contra virus infecciosos como el coronavirus, la influenza u otros respiratorios.

Los barbijos convencionales protegen contra la transmisión de enfermedades, pero la literatura científica reciente apunta a sus efectos psicológicos y fisiológicos negativos.

Recientes investigaciones indican que las mascarillas dañan el reconocimiento de rostros y emociones, afectan negativamente la comunicación verbal y pueden causar dolores de cabeza y problemas en la piel.

El uso de máscaras durante la jornada laboral afecta la concentración en una amplia variedad de profesiones. Como resultado de estas dificultades, muchos usan el barbijo incorrectamente, sobre o debajo de la boca, lo que reduce en gran medida la protección.

Incluso en Japón, donde el uso es común, un gran estudio encontró que solo el 20% de las personas usan máscaras correctamente.

La nueva mascarilla israelí está diseñada como una pantalla de aire colocada frente a la cara del usuario y es capaz de proteger los ojos, nariz y boca sin dejar efectos negativos de reconocimiento facial y sin perjudicar a los sentidos.

También ayuda con la comunicación oral, y lo importante, todo el dispositivo puede ser reutilizado por lo tanto es un buen amigo del medio ambiente.

Los barbijos clásicos provocarn un aumento dramático en los desechos plásticos, un problema exacerbado por las directivas gubernamentales sobre el uso de éstos. Las mascarillas producen actualmente millones de toneladas de residuos al año.

1-e1669528546395-640×360

Un equipo de investigadores del Technion, dirigido por el profesor Moshe Shoham y su colega David Greenblatt de la Facultad de Ingeniería Mecánica, ideó una nueva solución al dilema de la máscara convencional: una «pantalla de aire» invisible que fluye frente a la cabeza de quien la porta.

La cortina de aire emerge de una unidad liviana que incluye un filtro y se monta en la frente del sombrero.

El uso de esta idea innovadora destacó varias ventajas clave: la cortina de aire protege los ojos, la nariz y la boca sin efectos negativos en el reconocimiento facial, el reconocimiento de emociones y la comunicación oral. Además, todo el dispositivo es reutilizable y por lo tanto no contamina el medio ambiente.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!