Seguinos en las redes

Cultura

Décadas antes de Fauda, los primeros espías de Israel asumieron identidades árabes en Beirut

Agencia AJN.- En un evento, el escritor Matti Friedman contó la historia de los judíos que fundaron la agencia de inteligencia de Israel.

Publicada

el

fauda

Agencia AJN.- Abril de 1948. Mientras miles de árabes palestinos se iban de Haifa, dentro de ese grupo había algunos hombres judíos encubiertos. Estos judíos de habla árabe, nacidos en Siria, el Líbano e Irak, eran miembros de la unidad de espías de la Haganá. Enviados a recopilar información del mundo árabe, asumieron la identidad de los refugiados palestinos y establecieron nuevas vidas en Beirut.

Fueron enviados con pocas instrucciones a un mundo en el que conjugar un verbo incorrecto podría matarlos, contó el escritor Matti Friedman en una conferencia brindada el miércoles en Jerusalem.

Las anécdotas de la vida real de estos hombres opacaban hasta lo contado por la exitosa serie de espionaje “Fauda”.

Fiedman habló con el periodista Matthew Kalman en un evento conjunto del Times of Israel y Beit Avi Chai para lanzar su libro más reciente, “Espías de ningún país: vidas secretas en el nacimiento de Israel”.
fauda 2
Friedman nació en Toronto y se mudó a Israel en 1995. Hoy en día es un escritor galardonado y colaborador del New York Times que vive en Jerusalem. Entre 2006 y 2011 fue reportero y editor para The Associated Press, seguido de una temporada en The Times of Israel a partir de 2012.

Su primer libro, “The Aleppo Codex”, fue publicado en 2013 y ganó el Premio Sami Rohr de Literatura Judía 2014. Su segundo, “Pumpkinflowers” relata sus años como soldado en el Líbano.

En “Espías de ningún país”, Friedman describe al Palmaj, una organización paramilitar del movimiento sionista. El libro examina las historias de cuatro espías pioneros: Gamliel Cohen, Havakuk Cohen, Yakuba Cohen e Isaac Shoshan, a quien conoció por primera vez en 2011 y todavía vive en Bat Yam a los 94 años.

Dejá tu comentario

Cultura

Tel Aviv dará la bienvenida a los fanáticos de Eurovisión con una cena de Shabat

Agencia AJN.- Las cenas de Shabat están programadas para el 17 de mayo, la noche anterior a la final de Eurovisión.

Publicado

el

Por

shbat

Agencia AJN.- La ciudad de Tel Aviv está buscando residentes interesados en hospedar turistas, que visiten Israel para el concurso de canciones Eurovisión, para que vivan la experiencia de compartir una cena en Shabat.

Las cenas de Shabat están programadas para el 17 de mayo, la noche anterior a la final de Eurovisión. El registro se llevará a cabo a través de la plataforma social Eatwith y tendrá un costo de 50 NIS, que será recolectado por el anfitrión y puede tener hasta seis turistas cada uno.

El proyecto espera reunir a algunos de los miles de turistas con los residentes de la ciudad.

Los anfitriones prepararán una comida de acuerdo a sus gustos, pero para tener una apariencia de uniformidad, se les pide que incluyan pan de jalá y vino, los alimentos básicos tradicionales de Shabat.

El alcalde de Tel Aviv, Ron Huldai, afirmó que la ciudad se está preparando sin parar para el evento de Eurovisión con el fin de crear una experiencia de calidad para los fanáticos, locales e internacionales.

Seguir leyendo

Cultura

Rabino del Kotel sobre Pesaj: “Aprovechar estos días para transmitir legado judío a la próxima generación”

Agencia AJN.- En la víspera del comienzo de la festividad de Pesaj, la Pascua judía, el rabino del Kotel Hamaarabí (Muro Occidental), Shmuel Rabinowitz, recomendó desde Jerusalem, en una entrevista exclusiva con la Agencia AJN, “aprovechar estos días para transmitir el legado judío a la próxima generación”.

Publicado

el

Por

kot

Itongadol.- En la víspera del comienzo de la festividad de Pesaj, la Pascua judía, el rabino del Kotel Hamaarabí (Muro Occidental), Shmuel Rabinowitz, recomendó desde Jerusalem, en una entrevista exclusiva con la Agencia AJN, “aprovechar estos días para transmitir el legado judío a la próxima generación, hacer todo lo posible para que sus niños sean como el hijo sabio y no -D’s libre- los otros de la Hagadá y explicarles acerca de la eternidad del Pueblo de Israel y sus valores y del deber de preservar la identidad judía para que permanezca sagrada y pura”.

La Hagadá es el libro que se lee en el Seder (cena ritual) que en Israel se realiza en la primera noche de Pesaj y en la Diáspora, en las dos iniciales.

El mismo relata la historia previa, concomitante e inmediatamente posterior al Éxodo de la esclavitud en Egipto a la libertad, con citas bíblicas, relatos talmúdicos y alegorías como la de los cuatro hijos, que reflejan los diversos tipos de judíos que existen, desde el sabio, que se interesa y enorgullece por su identidad, hasta el malvado, que se siente excluido de su pueblo, además del simple, que sabe poco acerca de su judeidad, y el que no sabe preguntar y es directamente ignorante, pero todos ellos preguntan acerca de Pesaj, su historia y su legado.

En ese sentido, para Rabinowitz esta festividad significa “educación y libertad”.

Esto es, “la transmisión a la futura generación, mis hijos, del glorioso legado de mi padre, mi abuelo y todas las generaciones que me precedieron, y la libertad espiritual: tras la salida de Egipto recibimos los valores y la Torá, que nadie pudo quitarnos aun cuando después atravesamos difíciles exilios, terribles persecuciones y una terrible Shoá; con ellos sobrevivimos y triunfamos”, resumió.

El rabino del Kotel explicó a la Agencia AJN que en Pesaj se vive allí “una atmósfera de santidad” y que si bien “Jerusalem siempre es sagrada, en una festividad lo es más”.

“Aunque mucho deseamos celebrar Pesaj como está prescripto y realizar el sacrificio pascual” en el Tercer Templo, que será reconstruido tras la llegada del Mashíaj (Mesías), mientras “ello no se pueda, todos vienen a Jerusalem para mantener el recuerdo de la peregrinación como en aquellos días en que existía”, contó.

“Pesaj y Sucot (la Fiesta de las Cabañas) son festividades en las cuales el Kotel se recubre de fiesta y cientos de miles de personas peregrinan para orar y recibir fe de las sagradas piedras” del Muro, agregó Rabinowitz.

Una de las responsabilidades del Rav Hakotel previo a Pesaj es sacar los mensajes que los visitantes dejan allí.

“Los papelitos donde una persona escribió su oración al Creador del mundo no se tiran, los recogemos y enterramos en la tierra, como los libros sagrados desgastados, y debemos hacerlo para que otros también puedan dejar notas en las rendijas del Kotel”, aclaró.

Finalmente, el rabino del Kotel Hamaarabí, Shmuel Rabinowitz, deseó “a todos Jag Kasher Vesameaj (una festividad kasher y feliz) y una fiesta de verdadera libertad”.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!