Seguinos en las redes

Medio Oriente

Decenas de presos de Hamás en cárceles israelíes abandonaron la huelga de hambre

AJN.- Por Roxana Levinson, corresponsal en Israel. La huelga de hambre convocada por Marwan Barghouti la semana pasada en todas las cárceles israelíes comienza a perder fuerza. A los 100 presos que dieron por finalizada la huelga de hambre se suman hoy 84 más, pertenecientes a Hamás y que se encuentran en el Penal Guilboa y dos en el Penal Meguido.

Publicada

el

773220601001599640360no

En el sector de Hamás del Penal Guilboa – en el Valle de Beit Shean – 84 presos de seguridad anunciaron que dan por finalizada la huelga de hambre convocada la semana pasada para protestar por las condiciones en que viven los presos palestinos en las cárceles en Israel. Dos presos más – también pertenecientes a la organización Hamás – abandonaron la huelga en la cárcel Meguido.

Estos 86 se unieron a 100, de varias cárceles, que ya dejaron la huelga la semana pasada.

Los presos palestinos respondieron a la convocatoria de Marwan Barghouti, ex líder del Tanzim y de la Brigada de los Mártires de Al Aqsa, y responsable de la muerte de decenas de israelíes en atentados terroristas, por los que fue condenado a 5 cadenas perpetuas y 40 años de prisión.

El Servicio Penitenciario informó que, de un total de 6500 presos, 700 se unieron a la huelga de hambre. Los presos hicieron llegar a las autoridades una carta en la que detallan sus demandas. Entre otras cosas, los presos palestinos exigen mayor cantidad de teléfonos públicos en las cárceles de seguridad, la misma que en las cárceles comunes, donde cumplen condena los presos por delitos comunes.

También exigen que se vuelva a la norma que permitía dos visitas por mes de miembros de las familias de los presos. Hace nueve meses, la Cruz Roja Internacional redujo la cantidad de visitas a una por mes. La Cruz Roja Internacional es el organismo que solventa el traslado de los familiares para las visitas en las cárceles israelíes en todo el país, en autobuses que llegan desde la Margen Occidental y la Franja de Gaza.

Asimismo, los presos palestinos demandan que Israel no prohíba a ningún miembro de la familia de los presos – de cualquier grado de parentesco – la visita a las cárceles y levante las restricciones de seguridad para que puedan llevar a cabo dichas visitas. También exigen que las visitas duren una hora y media y no 45 minutos, como hasta ahora y que una vez cada tres meses se les permita tomarse fotografías con sus familiares.

También exigen que se vuelva a permitir a los presos de seguridad palestinos la realización de estudios secundarios y estudios académicos a distancia en instituciones israelíes, un beneficio que les fue retirado durante el extenso cautiverio del soldado israelí Guilad Shalit en manos de Hamás, durante el cual ni su familia ni la Cruz Roja Internacional tuvieron acceso a información sobre él ni a visitas o comunicaciones de ningún tipo.

Fatah convoca a un “Día de la Ira”

El partido Fatah, que se encuentra a cargo del gobierno de la Autoridad Palestina, convocó para este viernes a un “Día de la Ira”, en el que llama a todos los palestinos a combatir contra las fuerzas israelíes, como muestra de solidaridad con los presos de seguridad en huelga de hambre.

En el comunicado oficial difundido a través de la agencia de noticias palestina Maan, el partido Fatah asegura que «Los excesos demostrados por la ocupación israelí, y en particular por el Servicio de Penitenciarías de Israel nos obligan a luchar contra los ocupadores por toda nuestra tierra».

Dejá tu comentario

Medio Oriente

Arabia Saudita condena a 34 años de cárcel a una mujer por retuitear y apoyar a activistas feministas

Publicado

el

Por

696190428_226486161_1706x960

Agencia AJN.- Arabia Saudita condenó a 34 años de prisión a Salma al-Shehab, una estudiante de doctorado de la Universidad de Leeds y madre de dos niños, por su defensa en Twitter de los derechos de las mujeres y su solidaridad con otras activistas por la igualdad, lo que para este país supone «ayudar a quienes buscan causar disturbios públicos y desestabilizar la seguridad y nacional».

Al-Shehab, madre de dos niños, fue arrestada mientras pasaba las vacaciones en su país en enero de 2021 y condenada a seis años de cárcel. El pasado 9 de agosto, el Tribunal Penal de Apelación no solo no retiró los cargos a la joven sino que aumentó el castigo a 34 años más otros 34 años de prohibición para viajar. Analistas apuntan a que la identidad religiosa de Al-Shehab, musulmana chiita, ha pesado también.

La sentencia llega semanas después de que Occidente haya ‘rehabilitado’ al príncipe heredero Mohamed bin Salman, señalado por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, con visitas como la del presidente de Francia, Emmanuel Macron, o el de Estados Unidos, Joe Biden, necesitados de alianzas en absoluto populares para contrarrestar las consecuencias del aislamiento a Rusia tras la invasión de Ucrania en febrero.

ONG ya advirtieron tras visitas como la de Macron o Biden que Bin Salman podría verse legitimado para retomar una senda de represión que el régimen trataba de disimular, promocionándose como un país cada día más próximo a la igualdad y que incluye a la mujer en más ámbitos. A tenor de este último acontecimiento, parece que entre ellos no están las redes sociales ni la libertad de expresión.

Al-Shehab no estaba ni siquiera identificada como activista. Se limitaba a reproducir mensajes de mujeres combativas y valientes sí visibles como activistas y a mostrarles su apoyo. En sus redes se definía como higienista dental, educadora, estudiante, esposa y madre de Noah y Adam.

En Twitter apenas tenía 2.597 seguidores, lo que choca con la capacidad de influencia que le atribuye el tribunal. Además, sus tuits aluden a la Covid-19 o muestran fotografías de sus hijos. Entre esos tuits, ocasionalmente, hay retuits de disidentes saudíes en el exilio o de respaldo a Loujain Alhathloul, destacada feminista saudí que fue encarcelada por defender que las mujeres tenían derecho a conducir.

Seguir leyendo

Medio Oriente

El presidente palestino afirmó que Israel cometió “50 Holocaustos”

Agencia AJN.- El primer ministro israelí dijo que la historia no perdonará al líder de la Autoridad Palestina.

Publicado

el

Por

abbas 1
Abbas con el canciller alemán, Olaf Scholz.

Agencia AJN.- Funcionarios israelíes e internacionales de todo el espectro político criticaron hoy al presidente palestino, Mahmoud Abbas, por los comentarios de que Israel cometió “50 Holocaustos” en respuesta a una pregunta sobre el próximo 50 aniversario del ataque contra el equipo israelí en los Juegos Olímpicos de Múnich.

“Seis millones de judíos, incluido un millón y medio de niños, perecieron en el Holocausto. La historia no lo perdonará”, destací el primer ministro israelí, Yair Lapid.

“Los comentarios de Abbas sobre 50 holocaustos, realizados en suelo alemán, no solo fueron una desgracia moral, sino una mentira monstruosa”, agregó Lapid.

Los comentarios se hicieron durante la conferencia de prensa conjunta de Abbas con el canciller alemán, Olaf Scholz, quien no reprendió de inmediato a Abbas por usar el término “Holocausto”.

Sin embargo, Scholz emitió hoy un comunicado, expresando su “disgusto” por los comentarios del presidente palestino.

“Para nosotros, los alemanes en particular, cualquier relativización de la singularidad del Holocausto es intolerable e inaceptable”, tuiteó Scholz. “Estoy disgustado por los comentarios escandalosos hechos por el presidente palestino Mahmoud Abbas”.

El legislador conservador alemán Armin Laschet también expresó su indignación por los comentarios de Abbas.

“El líder (palestino) habría ganado simpatía si se hubiera disculpado por el ataque terrorista contra los atletas israelíes en los Juegos Olímpicos de Múnich 1972”, escribió en Twitter. “En cambio, acusar a Israel de ’50 Holocaustos’ es el discurso más repugnante jamás escuchado en la Cancillería alemana”, dijo.

El embajador alemán en Israel, Steffen Seibert, también denunció la declaración de Abbas sobre el Holocausto y dijo que era inaceptable. “Alemania siempre se opondrá a cualquier intento de negar las tremendas dimensiones de los crímenes cometidos durante el Holocausto”.

Por su parte, el presidente del Museo del Holocausto Yad Vashem, Dani Dayan, dijo que la declaración era “despreciable, repugnante y un nuevo punto bajo. El gobierno alemán debería responder adecuadamente a los insultos hechos dentro de la Oficina del Canciller”.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!