Seguinos en las redes

Antisemitismo

Descubren y digitalizan por primera vez documentos de la Inquisición portuguesa

El manuscrito de 60 páginas, redactado en el siglo XVIII, documenta los primeros 130 años de actividades del tribunal de la Inquisición portuguesa, principalmente en Lisboa.

Publicada

el

inq

Agencia AJN.- Casi 500 años después del inicio de la Inquisición portuguesa, se descubrió en los Archivos Centrales de Historia del Pueblo Judío de la Biblioteca Nacional de Israel de Jerusalem una rara documentación sobre sus procedimientos y víctimas, que fue digitalizada por primera vez.

El manuscrito de 60 páginas, redactado en el siglo XVIII, documenta los primeros 130 años de actividades del tribunal de la Inquisición portuguesa, principalmente en Lisboa. Incluye información detallada sobre los juicios celebrados por los inquisidores contra los cristianos recién convertidos acusados de seguir practicando el judaísmo en secreto.

El documento, escrito en portugués, se conoce como «Memoria de todos los autos da fé que setem feito em Lisboa» («Memoria de todos los Autos-da-Fé que tuvieron lugar en Lisboa»), e incluye información sobre los autos-da-fé, espectáculos públicos en los que se leían las sentencias de las víctimas de la Inquisición y eran ejecutadas por las autoridades. La mayor parte de la información se refiere a estas ceremonias en Lisboa entre los años 1540-1669, con una breve mención de los juicios en Tomar. El número de víctimas en cada autos-da-fé, las fechas y lugares del juicio, así como los nombres de los sacerdotes que pronunciaron los sermones, aparecen en el documento.

El manuscrito también contiene el número de personas quemadas en la hoguera. Entre los procesados había «cristianos nuevos» acusados de «judeizar», aunque no todos los acusados mencionados en el documento eran judíos. Los «cristianos viejos» (acusados que procedían de familias sin antecedentes judíos) también fueron condenados por sodomía, bigamia, posesión de libros prohibidos y sacrilegio.

En 1536, la Iglesia católica inició la Inquisición en Portugal a raíz de la afluencia masiva al país de anusim (judíos que habían sido obligados a convertirse al cristianismo) que huían de la Inquisición española. La Inquisición portuguesa incluía castigos especialmente crueles, a menudo llevados a cabo ante grandes multitudes que se reunían para ver autos-da-fé. Los juicios cesaron después de unos 250 años, aunque la Inquisición portuguesa no se abolió oficialmente hasta 1821.

A lo largo de los siglos, la mayoría de los judíos que se convirtieron al cristianismo en Portugal abandonaron cualquier signo de sus raíces judías, aunque algunos siguieron manteniendo alguna forma de observancia judía en privado. Por ejemplo, algunos celebraban en secreto el Yom Kippur (Día del Perdón) y la Pascua con retraso para confundir a las autoridades, o encendían las velas del sábado dentro de vasijas de cerámica para ocultar las llamas. A los niños menores de 12 años no se les permitía asistir a estas ceremonias religiosas clandestinas para evitar que revelaran secretos que pudieran traicionar a sus familias.

Según el Dr. Yochai Ben-Ghedalia, director de los Archivos Centrales de Historia del Pueblo Judío de la Biblioteca Nacional de Israel, «estos descubrimientos arrojan luz sobre las realidades de un complejo capítulo de la historia judía, así como sobre la obsesión de la Inquisición por revelar cualquier forma de desviación, incluidos los rastros de la tradición judía. Esperamos que el documento recién descubierto ayude a los estudiosos a investigar mejor este fascinante y difícil período de la historia.»

Antisemitismo

El INADI, una institución nacida como un lugar de convivencia en respuesta al terrorismo

Agencia AJN.- El Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo, cuyo cierre acaba de confirmar el Gobierno, es un organismo del Estado argentino creado a instancias de la DAIA, entre otras instituciones, el 5 de julio de 1995, luego de los atentados a la Embajada de Israel y la AMIA.

Publicado

el

Por

INADI logo

Agencia AJN.- El Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), cuyo cierre acaba de confirmar el vocero presidencial, Manuel Adorni, es un organismo del Estado argentino creado a instancias de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), entre otras instituciones, el 5 de julio de 1995, luego de los atentados a la Embajada de Israel y la AMIA, que el 17 de marzo de 1992 y el 18 de julio de 1994, respectivamente, provocaron más de un centenar de muertos y varios más de heridos.

En rigor, fue el último eslabón de una cadena iniciada siete años antes, cuando el 4 de agosto de 1988 se promulgó la Ley Antidiscriminatoria 23.592, durante la presidencia de Raúl Alfonsín. La misma fue redactada por el entonces senador Fernando de la Rúa, también a instancias de la DAIA.

Los mencionados atentados avivaron sentimientos negativos y una forma de responder al terrorismo fue con el advenimiento, en el gobierno de Carlos Menem, de un lugar de convivencia, el INADI, que por ley cuenta con un presidente (aunque casi siempre estuvo intervenido), un vice, un Directorio, integrado por la DAIA, la FEARAB, la APDH y un representante con rango de subsecretario de los ministerios de Educación, Interior, Relaciones Exteriores y Justicia, y un Consejo Asesor de 10 organizaciones de la sociedad civil.

No obstante, varias veces fue ganado por la ideología de sus conductores, que lo tiñeron de un aditamento ajeno a sus nobles fines.

Así, hubo presidentes e interventores que dejaron su huella y cuya tarea fue reconocida por la DAIA y la comunidad judía en general, como Víctor Ramos (1995-2000), secundado por la fallecida directora de la Fundación Memoria de la Shoá, Graciela Jinich; Eugenio Zaffaroni (2000-2002); Enrique Oteiza (2002-2006); Pedro Mouratian (2011-2015) o Claudio Presman (2017-2019), y otros que también la dejaron, pero en el sentido contrario y tuvieron numerosos cruces con la dirigencia comunitaria por su ideologización del organismo, como María José Lubertino (2006-2009) y Victoria Donda (2019-2022).

Fundamentalmente tuvieron que ver con banalizaciones o menosprecios de conductas antisemitas, ocultar o relativizar su crecimiento y/o negarse a identificar la judeofobia escondida detrás de varias críticas al Estado de Israel, enmascaradas en un supuesto “antisionismo”.

La relación de la DAIA y la comunidad con el INADI se recompuso en la gestión anterior, de Greta Pena (2023), y comenzaba a avanzar con la flamante interventora María de los Ángeles Quiroga, designada el martes.

Más allá de los lineamientos políticos y la relación con sus conductores, desde el INADI, con el impulso o acompañamiento de la DAIA, se implementaron programas contra la discriminación, se implementaron capacitaciones especiales sobre la Shoá a docentes de escuelas primarias y secundarias, se emitieron dictámenes ante denuncias que atañen a su función, se creó una Plataforma por una Internet Libre de Discriminación, se apoyó el Informe sobre Antisemitismo en la Argentina de la entidad judía, se actuó de consuno ante la inflamatoria visita del cantante antisemita Roger Waters, y en algún momento hasta se implementó un minuto de silencio en honor a las víctimas del atentado a la AMIA en todas sus dependencias.

Seguir leyendo

Antisemitismo

DAIA: Cerrar el INADI «atenta contra la protección del derecho a la igualdad y la convivencia pacífica»

Agencia AJN.- «La discriminación en la Argentina es un problema que sufren diversos colectivos», recordó la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas, impulsora de la creación del instituto.

Publicado

el

Por

DAIA INADI

Agencia AJN.- La Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), impulsora de la creación del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), rechazó la decisión del gobierno de Javier Milei de cerrar ese organismo, confirmada esta mañana por el vocero presidencial, Manuel Adorni.

«La discriminación en la Argentina es un problema que sufren diversos colectivos. Por eso la DAIA, junto a otras organizaciones, impulsó hace casi tres décadas la creación del INADI», recordó la entidad desde su cuenta oficial en X.

«La decisión de cerrarlo atenta contra la protección del derecho a la igualdad y la convivencia pacífica de nuestra sociedad que es ejemplo a nivel mundial», criticó, y arrobó al propio INADI y a Adorni.

“Uno de los ideales del presidente Milei es la reducción del Estado y la eliminación de todo lo que no genere un beneficio para los argentinos. Se tomó la decisión de avanzar en el desmantelamiento de diferentes institutos que efectivamente no sirven absolutamente para nada o son grandes cajas de la política o lugares para generar empleo militante, y el primero de ellos va a ser el INADI”, anunció.

Según el vocero, el organismo creado para combatir toda forma de discriminación tiene 400 empleados, con oficinas en todo el país, y suele ser conducido por funcionarios de dudosa idoneidad.

“No vamos a seguir financiando lugares donde se paguen favores políticos ni donde haya cientos o decenas de puestos jerárquicos en un país que está absolutamente empobrecido”, fundamentó.

Ayer, el Gobierno había oficializado la extensión de la intervención del INADI por 180 días y designado a cargo a María de los Ángeles Quiroga.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!