Seguinos en las redes

Medio Oriente

El acuerdo Trump-Erdogan: Patriot y F-35 a cambio del futuro de los kurdos

Agencia AJN.- Por Roxana Levinson (Especial para AJN, desde Israel) Hay distintas versiones sobre el acuerdo al que supuestamente llegaron los presidentes de Estados Unidos y Turquía y que habría llevado a la retirada de las tropas norteamericanas de Siria. En el medio hay venta de armas y sistemas de misiles, política exterior y el futuro de los kurdos en Siria.

Publicada

el

Trump Erdogan

Agencia AJN.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, garantizó a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, que el Congreso de Estados Unidos no bloqueará la venta de una partida de sistemas de misiles antiaéreos Patriot a Ankara.

Según informó el diario turco ‘Hurriyet’, citando fuentes diplomáticas, Trump prometió que tampoco habrá problemas en la entrega de aviones F-35 a Turquía, en una operación que supera los 3.500 millones de dólares.

El principal obstáculo para la concreción de este acuerdo s la intención de Turquía de comprar sistemas de misiles antiaéreos S-400 a Rusia., que, de acuerdo con el Pentágono, perjudicarán la capacidad de coordinación estratégica de los países de la OTAN. Más importante aún, tecnología secreta instalada en los aviones F-35 podría llegar a manos rusas, que podría aprovecharla para mejorar la capacidad de sus sistemas de defensa aérea.

En este sentido, el Congreso de EEUU había anunciado su intención de suspender el suministro de cazas F-35 a Turquía en castigo por haber comprado los sistemas antiaéreos rusos.

Política exterior y venta de armas

La decisión sobre el futuro de este acuerdo es complicada, debido a que Turquía es socio en el proyecto de desarrollo del avión, y ya invirtió más de un billón de dólares en las primeras etapas de desarrollo, y preparó a decenas de compañías turcas, que fueron adaptadas para producir componentes fundamentales del avión en sus distintos modelos. Si Turquía queda afuera del proyecto, podría perder unos 12 billones de dólares de la producción de esas partes y Estados Unidos perdería un gran negocio.

El ministro de Relaciones Exteriores turco anunció por su parte que la compra de los sistemas a Rusia es “algo cerrado”, pero el Gobierno norteamericano no está convencido de que sea definitivo, y por ello propuso aprobar la venta de 140 sistemas de misiles Patriot a Turquía, por valor de 3,5 billones de dólares, si anula el acuerdo con Rusia.

Pero esos acuerdos de venta de armas están mezclados con la política exterior de los tres países, y dependen principalmente de cómo continúen las medidas políticas y militares en Siria.

Es conocida la frustración y furia de Turquía con Washington por el apoyo, la financiación y el armamento que brinda a las fuerzas rebeldes kurdas en el norte de Siria. Muchas veces ofreció su ejército como alternativa a la fuerza kurda en la guerra contra ISIS, y en cada ocasión su oferta fue rechazada.

A esta hora, diferentes informes de fuentes norteamericanas indican que esta situación cambió, y que finalmente Trump habría aceptado este ofrecimiento, dejando a los kurdos afuera de la lucha contra ISIS y a merced de Erdogan.

Erdogan

Vender a los kurdos por billones de dólares

Los kurdos, que mostraron altísima eficiencia en la guerra en Siria, se posicionaron como una fuerza indispensable, pero también como una palanca política. Ellos le dieron a Estados Unidos presencia en los procesos político-diplomáticos que encabeza Rusia para finalizar la guerra, y para establecer un nuevo gobierno.

Turquía estableció el “Frente de Liberación Nacional”, compuesto por varias milicias incluido el Ejército Sirio Libre, y así consiguió una base de influencia militar y política en Siria.

Del mismo modo, Washington utilizó a los kurdos como enviados políticos, cuya misión era asegurar que los intereses norteamericanos se preservaran también en el futuro.

Para ello, Estados Unidos tenía intención de establecer varias bases de observación en territorio sirio, a lo largo de la frontera con Turquía, para disuadir y advertir a Turquía de que no atacara los enclaves kurdos.

Esta semana Erdogan anunció que tiene intención de ampliar la invasión de territorio sirio hasta Manbij y liberarla del dominio kurdo, a pesar del acuerdo que tiene con Estados Unidos según el cual fuerzas conjuntas – norteamericanas y turcas – patrullarán en los alrededores de la ciudad.

Esta declaración puso a Estados Unidos frente a una compleja encrucijada: continuar su apoyo a los kurdos o satisfacer las exigencias de Turquía.

La decisión de Trump de retirar sus soldados de Siria muestra que Turquía venció esta vez y los antiguos aliados kurdos quedaron abandonados, sin respaldo ni defensa norteamericana, más allá de la presión diplomático-política, que ya demostró su ineficacia.

No está claro si la decisión norteamericana surgió en base a un acuerdo alcanzado con Turquía sobre la anulación o congelamiento del acuerdo de compra de misiles a Rusia, pero desde el punto de vista de Turquía es una luz verde para continuar apoderándose de los distritos kurdos desde Afrin hacia el este, para impedir la creación de una región autónoma kurda según el modelo de Irak.

Erdogan contó esta semana que habló con Trump sobre sus intenciones de conquistar territorio al este del Éufrates, y según él, “Trump dio su consentimiento”. Si efectivamente ésa fue la respuesta de Trump, parece que sí hay un acuerdo de algún tipo que vincula la retirada norteamericana con la compra de misiles rusos.

american troops in Syria

Dejá tu comentario

Medio Oriente

Agencia de noticias despide a camarógrafo palestino que criticó a la Autoridad

Agencia AJN.- Eyad Hamad recibió amenazas de funcionarios de seguridad que le dijeron que se encargarían de que lo echaran.

Publicado

el

Por

Camarógrafo

Agencia AJN.- Eyad Hamad, un veterano camarógrafo palestino, dijo que fue despedido de Associated Press (AP) después de que la Autoridad presentara una “denuncia” contra él.

Hamad, de 63 años, residente de Belén, dijo a The Jerusalem Post que la denuncia fue presentada porque había criticado a las fuerzas de seguridad por arrestar y golpear a un periodista palestino.

Hamad y varios periodistas palestinos expresaron su indignación por la decisión de AP. Dijeron que estaban planeando una serie de protestas contra la agencia internacional de noticias en los próximos días.

El Sindicato de Periodistas Palestinos emitió una declaración en la que condenó el “despido arbitrario” del camarógrafo. El sindicato pidió a AP que revoque su “decisión injusta”.

“He estado trabajando para AP durante 20 años”, dijo. “Cubrí muchos eventos en la Margen Occidental, la Franja de Gaza y varios países árabes. La decisión fue una sorpresa para mí y mis colegas”.

Hamad dijo que creía que la decisión de despedirlo se produjo después de que él y varios periodistas lanzaran una campaña para exigir la liberación de Anas Hawwari, un periodista palestino recientemente arrestado por las fuerzas de seguridad.

Debido a la campaña, dijo Hamad, recibió amenazas de funcionarios de seguridad que le dijeron que se encargarían de que lo despidieran de AP.

La semana pasada, Hamad y varios periodistas palestinos se manifestaron en Belén para protestar contra las amenazas de los funcionarios de seguridad. Durante la protesta, Hamad sostuvo un cartel que decía: “Presidente Mahmoud Abbas, exijo protección de las agencias de seguridad”.

Varios periodistas palestinos recurrieron a plataformas de redes sociales para expresar su solidaridad con Hamad. “Eyad Hamas está pagando el precio de defender a los periodistas contra las medidas represivas de la Autoridad Palestina”, escribió uno.

Un alto funcionario de seguridad de la Autoridad Palestina le dijo al Post que no tenía conocimiento de ninguna queja presentada ante AP contra Hamad.

Joe Federman, jefe de la oficina de AP para Israel y los territorios, se negó a comentar sobre el tema. “No hacemos comentarios sobre asuntos personales”, dijo al Post.‮

Seguir leyendo

Medio Oriente

Israel revela las consecuencias humanitarias que pudo haber tenido ataque cibernético iraní contra suministro de agua

Agencia AJN.- Así lo expresó el director del Directorio Cibernético de ese país en relación al ataque persa contra el sistema hídrico que, de haber tenido éxito, pudo haber causado un desastre humanitario.

Publicado

el

Por

SecretFountains_7_i

Agencia AJN.- El director de la Dirección Nacional Cibernético de Israel, Yigal Unna, reveló este jueves el intento de ataque contra los sistmas hídrico en ese país el pasado mes, consignó el noticiero del canal 12 del país.

En una conferencia digital Cyber Tech sostuvo que “el intento de atacar a Israel estuvo coordinado y organizado con el objetivo de causar un daño humanitario a través del sistema hídrico”.

Si bien el funcionario no indicó de manera explícita que fue Irán, destacó que “no se trata de un grupo de delincuentes cibernéticos, sino que de un actor estatal”.

93295600100084640360no

Director del Centro Cibernético nacional de israel, Yigal Unna. Foto: Chen Galili.

“La palabra ‘velocidad’ no es la apropiada para describir el ritmo frénetico al que suceden las cosas en el ciberespacio”, explicó Unna.

En este sentido, el director del centro cibernético de Israel expresó: “Recordaremos el pasado mes como un punto de inflexión en la historia de las guerras cibernéticas modernas. El intento de ataque a Israel fue coordinado y organizado con el objetivo de dañar nuestra sistema hídrico”.

Unna aclaró que Israel logró repeler el ataque, pero que si los atacantes hubiesen tenido éxito, “hubiésemos enfrentado escasez de agua para la población civil”, en pleno contexto de la lucha contra el coronavirus, aclaró el funcionario.

“Si hubiesen logrado un cambio en la dosis de cloro y otras sustancias químicas en el agua potable, podría haber ocurrido un verdadero desastre”, alertó.

.
Esta es la primera vez que un funcionario israelí hace referencia directa al incidente ocurrido el pasado mes y según Unna, se cruzaron todas las líneas. El hecho ocurrió el 23 de abril, y según informó el Washington Post, Israel ejecutó su ataque venganza contra el puerto Shahid Rajaee en el estrecho de Ormuz el pasado 9 de mayo.

“Ahora nos estamos preparando para la próxima etapa que finalmente llegará”, dijo Unna. “Me temo que esto es solo una señal de una nueva era en la que los ataques cibernéticos estarán destinados contra objetivos y con fines humanitarios. Si pensamos que hay líneas que no se pueden cruzar, entonces en este caso todas las líneas se cruzaron y podrían hacerlo aún más en el futuro”, indicó.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!