Seguinos en las redes

Argentina

El recuerdo de Evita y la comunidad judía

Agencia AJN.- Raanan Rein, vicerrector de la Universidad de Tel Aviv, rescató el papel que jugó Eva Perón en la vida de los judíos en la Argentina y recordó el momento en que la líder acusó a la “oligarquía” de ser la responsable del antisemitismo en el país.

Publicada

el

evita

Agencia AJN.- Raanan Rein, vicerrector de la Universidad de Tel Aviv, rescató el papel que jugó Eva Perón en la vida de los judíos en la Argentina y recordó el momento en que la líder acusó a la “oligarquía” de ser la responsable del antisemitismo en el país.

“El peronismo adoptó una política de inclusión no solamente con respecto a la clase trabajadora y las capas bajas de la sociedad sino también con respecto a las diversas minorías étnicas que hasta ese momento habían estado en los márgenes de la sociedad argentina como los árabes y los judíos”, dijo Rein en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN).

Rein, destacado profesor en historia española y latinoamericana, aseguró que “entre los años ‘46 y ’55, el gobierno peronista invirtió muchos esfuerzos para atraer el apoyo de los argentinos judíos y lo hizo combatiendo el antisemitismo”.

En este sentido, el historiador señaló que “es muy interesante citar uno de los discursos de Evita de agosto de 1948, cuando insistió en el hecho de que la llamada oligarquía cultivaba el antisemitismo en el país, mientras que la mayoría de la población no tenía nada que ver con el mismo”.

En aquella oportunidad, la líder del movimiento obrero argentino dijo: “En nuestro país los únicos que han hecho separatismo de clases y de religiones han sido los representantes de la oligarquía nefasta que han gobernado durante 50 años nuestro país”.

Rein resaltó que el tema del antisemitismo fue eje en varios de sus discursos y le parecía una cuestión “muy importante” para resolver.

“Además, el gobierno peronista cultivó estrechas relaciones con el nuevo Estado judío, el Estado de Israel, y Evita apoyó distintas medidas como el envío de un primer embajador argentino que era judío, Pablo Manguel”, señaló.

Entre las primeras medidas que marcaron la relación entre la Argentina e Israel, Rein destacó el apoyo del gobierno peronista a “un acuerdo comercial y bilateral que se firmó en abril de 1950”.

Asimismo comentó que “la Fundación Eva Perón mandó cajas con frazadas y todo tipo de medicamentos y ayuda al nuevo Estado de Israel para poder absorber a la nuevas olas de inmigrantes que llegaron al nuevo estado”.

“En uno de mis libros tengo una foto de Isaac Navon, que fue más tarde presidente del Estado de Israel, recibiendo en el puerto de Haifa la ayuda, las cajas enviadas por la fundación Evita”, comentó el historiador, quien escribió el libro “Argentina, Israel y los judíos”.

Rein destacó que tanto el ex presidente Juan Domingo Perón como Evita consideraban “perfectamente legitimo el ser argentino y al mismo tiempo identificarse con el país de origen de cualquier argentino”.

“En varias oportunidades dijeron que un judío en Argentina debe apoyar a su amada patria; el estado de Israel, recién después de la caída de Perón en el ‘55 de a poco se hizo muy común esta idea de los nacionalistas argentinos de la doble identidad de los judíos que supuestamente prefieren apoyar al Estado de Israel antes que a la República Argentina”, añadió.

El historiador insistió que tanto Perón como Evita “no vieron ninguna contradicción entre la plena identificación con la Argentina y al mismo tiempo un apoyo al Estado de Israel, lo que es muy importante y relevante hasta hoy en día”.

“Fue un periodo de una mayor integración de los judíos en la sociedad argentina sin ninguna duda. Al mismo tiempo muchos judíos, sobre todo el establishment de la colectividad, mantenían cierta desconfianza, cierta distancia al gobierno peronista”, comentó.

En este sentido, Rein explicó que en parte la desconfianza “tenían razones de clase social”. “Mucho pertenecían a la clase media alta y como otros argentinos de otros orígenes tenían cierta desconfianza hacia el gobierno, sumado a tan poco tiempo de terminada la Segunda Guerra Mundial, con el impacto de la creación del Estado judío tenían cierta reservas hacia un gobierno populista con un líder carismático”, añadió.

No obstante, el historiador comentó que “muchos judíos dieron su apoyo al peronismo y a Evita”.
Rein indicó que gran parte del apoyo se dio desde la sección judía del Partido Peronista, una facción que se conoció como la Organización Israelita Argentina.

Para el analista, en la historia común existe una imagen como que “la mayoría de los judíos estaba en contra del peronismo y este estereotipo e idea es un poco distorsionada”.

“De hecho eran muchos los judíos que apoyaban al peronismo, pero por sobre todo los judíos no afiliados a las instituciones comunitarias”, señaló.

Rein citó los nombres de importantes líderes sindicales que pertenecieron a la comunidad judía, como Ángel Perelman, Unión Obrera Metalúrgica, Rafael Kogan, de la Unión Ferroviaria, Abraham Krislavin y David Diskin, del Sindicato de Empleados de Comercio.

“Pero el cuadro no es todo negro y blanco también como en la sociedad argentina en su totalidad existían muchos judíos que estaban en contra del peronismo”, aclaró el historiador.

Al analizar lo ocurrido con el peronismo con el momento actual de la Argentina, Rein señaló que “el fenómeno más notable del primer peronismo fue que polarizó la sociedad argentina de una forma inédita y lo que se está viendo en estos días es algo similar”.

“Esta división dentro de la sociedad argentina y esta incapacidad de dialogar entre peronistas y entre los opositores, que a veces se llaman gorilas y otras se llaman de otra forma, pero cada uno de los bandos en pugna tiene esta visión maniquea del mundo hablando de la lucha entre dos campos que no pueden convivir, esto es un fenómeno que me parece lamentable”, opinó.

No obstante, Rein consideró que el peronismo actual está “más dividido internamente que en los años ‘40 y ‘50”.
Además, según el historiador “hoy no existe un líder como Perón que pudiera llevar adelante a todas las facciones y corrientes peronistas en una sola lista”, algo que en la actualidad no se da.

“Nunca existió un movimiento peronista homogéneo, pero las distintas corrientes si podían coexistir bajo un liderazgo carismático que hoy en día no tenemos”, concluyó Rein.

Argentina

El Centro Wiesenthal denunció antisemitismo en la Universidad Nacional de Cuyo

Agencia AJN.- El Centro Simon Wiesenthal denunció “distintos comportamientos de carácter antisemita” en esa universidad. En un comunicado de prensa, la organización sostuvo que “el ámbito universitario tiene que educar para la convivencia en la diversidad y no ser el refugio de los que odian y pregonan la división en la sociedad”.

Publicado

el

Por

uni

Agencia AJN.- El Centro Simon Wiesenthal denunció “distintos comportamientos de carácter antisemita” en la Universidad Nacional de Cuyo “sin que los mismos merezcan ningún tipo de reacción oficial”.

Así lo transmitió la organización en una carta dirigida al rector de la Universidad Nacional de Cuyo, firmada por el director de Relaciones Internacionales y el representante para América Latina del Centro Simon Wiesenthal, Shimon Samuels y Ariel Gelblung, respectivamente.

Julio Alejandro Neme Dorah, profesor de “Estudios Arabes Contemporáneos”, utiliza dicha palestra y sus plataformas virtuales para incitar al odio y la intolerancia. A modo de ejemplo, el 1° de mayo, Día del Trabajador, llamó a rebelarse contra los “usureros talmudistas”, mientras que en Pascuas acusó de “deicida” al Pueblo de Israel.

De acuerdo a sus manifestaciones como administrador del sitio “Debate Arabe”, anteriormente llamado “Planeta Arabe”, “El judaísmo sionista es la gran desgracia de la humanidad. Maestros de la mentira, envenenadores de todos los pueblos y enemigos de la humanidad…. el talmud y la torah es su propia espada de damocles.”

Asimismo, el Centro Wiesenthal acusó a la periodista Silvia Sassola de ejercer “un antisemitismo militante desde universidad.com, disfrazado de antisionismo, acusando a los judíos argentinos de doble lealtad, entre otros estereotipos antisemitas”.

“A ello se suma los hostigamientos a alumnos judíos producidos en el Colegio DAD, dependiente de la universidad”, alertó la ONG.

“El ámbito universitario tiene que educar para la convivencia en la diversidad y no ser el refugio de los que odian y pregonan la división en la sociedad. La sostenida pasividad frente a estos hechos sugieren complicidad en las consecuencias. Instamos al Sr. Rector a tomar las medidas apropiadas, incluso legales y adoptar una política de Tolerancia Cero frente al fanatismo en sus claustros…. Estaremos monitoreando la situación”, reclamó el Centro Wiesenthal.

Seguir leyendo

Argentina

La DAIA aceptó la convocatoria del gobierno a firmar un acuerdo de consenso

Agencia AJN.- El brazo político de la comunidad judía argentina sostuvo que “sería de gran importancia lograr acuerdos sobre los 10 puntos propuestos” por el gobierno que encabeza el presidente Mauricio Macri.

Publicado

el

Por

daia

Agencia AJN.- La Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) agradeció y aceptó la convocatoria del gobierno nacional a participar en la búsqueda de consensos sobre temas claves de la vida política, económica y social del país.

La dirigencia de la representación política de la comunidad judía argentina consideró que “sería de gran importancia lograr acuerdos sobre los 10 puntos propuestos” por el gobierno que encabeza el presidente Mauricio Macri.

“En ese sentido, próximamente haremos llegar nuestros aportes, sugerencias y reflexiones sobre cada uno de ellos”, anticiparon desde la DAIA en un comunicado de prensa.

En este contexto se indicó que “desde su creación, la DAIA ha contribuido a la construcción de espacios de diálogo entre todos los actores de la sociedad para seguir cimentando una democracia social y política cada vez más plural e integradora que de bases ciertas a un desarrollo sostenido de nuestro país”.

El gobierno nacional convocó para la firma de este acuerdo a los principales dirigentes de la oposición; a los veinticuatro gobernadores de las provincias argentinas; a autoridades de la Iglesia católica y evangélica, del Centro Islámico; principales cámaras empresarias y a los secretarios generales de la CGT.

De los diez puntos del acuerdo que propone el oficialismo se destacan “lograr y mantener el equilibrio fiscal, tanto en la Nación como en las provincias”, sostener un Banco Central “independiente en el manejo de los instrumentos de la política monetaria y cambiaria”, y “promover una integración inteligente con el mundo”.

Asimismo, el acuerdo promueve mantener el “respeto a la ley, los contratos y los derechos adquiridos con el fin de consolidar la seguridad jurídica”, así también como impulsar la generación de empleo formal a través de “una legislación laboral moderna” y “reducir la carga impositiva nacional, provincial y municipal, empezando por los impuestos distorsivos”.

Según trascendió, el acuerdo prevé la “consolidación del sistema previsional sostenible y equitativo, como también un sistema federal transparente que asegure transferencias a las provincias no sujetas a la discrecionalidad del gobierno nacional”.

En sus dos últimos puntos, el acuerdo establece “asegurar un sistema de estadísticas profesional, confiable e independiente” como también el “cumplimiento de las obligaciones con nuestros acreedores”.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!