Seguinos en las redes

Israel

Entrevista. Fotógrafo argentino-israelí presenta novedosa exposición y libro en Israel

AJN.-(Por Roxana Levinson, desde Israel) El fotógrafo y escritor argentino-israelí Jorge Novominsky, presentará una exposición fotográfica y un libro, mañana en la ciudad de Modiín. En diálogo con la Agencia Judía de Noticias, Novominsky explica por qué se trata de una experiencia novedosa, “literatura fotográfica”, a través de la cual cuenta historias y su verdad.

Publicada

el

Fotógrafo argentino-israelí presenta novedosa exposición y libro en Israel

Jorge Novominsky es fotógrafo y escritor, argentino-israelí que reside en el país desde hace 20 años. En la vida cotidiana trabaja como fotógrafo independiente, para los ministerios de Relaciones Exteriores y Educación, para la Secretaría de Prensa, el Museo del Holocausto, y la red Yediot Ajaronot, entre otros.

Novominsky presentará mañana una exposición y un libro, bajo el título “Eppur si muove”. En diálogo con la Agencia Judía de Noticias detalló de qué se trata esta experiencia inédita, cómo nació y cómo llegó a conformarse una exposición de fotografías documentales que, en algunos casos, fueron tomadas durante 11 años.

“Eppur si muove”, ¿Es una exposición, es la presentación de un libro?
Son las dos cosas. Yo inicio muchos proyectos, ideas mías que nunca sé dónde terminan. A veces la BBC me compra proyectos documentales en fotografía. Tenía varios proyectos que, a mi criterio, no eran tan grandes como para ser cada uno un libro y los armé como si fueran un libro de cuentos. Es un libro que contiene siete historias fotográficas, algunas más largas otras más cortas. Una es la que llamé “Terra Santa”. De alguna forma, lo que puede ocurrir entre Israel y los territorios en un día. Hay otra historia sobre los beduinos que viven en aldeas no reconocidas, que es un trabajo de casi siete años de tomar fotografías. La siguiente es sobre una enfermedad muy grave que sufrió un amigo. Fui documentando durante 11 años todo ese proceso terrible, con un final esperado y terrible también. Cómo él iba viviendo solo, absolutamente solo todo ese proceso.
Otra de las historias fotográficas que reflejo en mi libro es sobre el tango. Son siete años de sacar fotos de la cultura del tango en distintas partes del mundo, desde Buenos Aires hasta Taskent. Una cosa muy loca que me pasó: estaba en la capital de Uzbekistán porque ahí recibí un premio y nos llevaron a un pub, que resultó ser un pub de tango.
También hay historias breves sobre los trabajadores ilegales que construyeron la ciudad de Modiín y sobre el salto en trampolín.
La exposición es una muestra de fotos que están en el libro, se mantienen las historias, pero mucho más reducido, ya que en el libro hay casi 200 fotos.

¿Por qué el título, cómo elegiste a Galileo para identificar tu exposición?

“Eppur si muove” es la frase que, según dicen, dijo Galileo después del juicio en el que él juró y perjuró que la tierra estaba quieta y el sol giraba alrededor de la tierra. Cuando salió – después que rechazaron su tesis – dijo “Eppur si muove”, y sin embargo, se mueve. Yo lo tomé desde el sentido de que uno siempre, si tiene una verdad, su verdad siempre permanece, aunque tenga que decir otra cosa y siempre de alguna forma la cuenta. Estas historias son mi forma de contar lo que yo veo con una cámara. La esencia no fue cambiada, es una forma de reflejar lo que veo, de decir mi verdad, aunque a muchos les guste o no les guste.

En la promoción de la exposición y del libro, destacás que está dedicado a tus padres. ¿Por qué?
En primer lugar, mi mamá era actriz y artista. Entre otras cosas de arte que ella hacía, una de las cosas que tocó fue la fotografía. Todo lo que tenga que ver con el arte yo lo heredé de mi madre, que realmente era una artista. Mi padre era ingeniero químico y profesor de física. Él tuvo mucho tiempo en su vida dedicado a unir la física con la filosofía. Y el “Eppur si muove” era una de las frases que él repetía mucho en casa, cuando yo era chico. Frases tanto de Galileo, como de Heráclito de Efeso, y eso es algo que va conmigo siempre, la cosa muy muy racional y la muy sensitiva del arte. Los dos dejaron una huella muy fuerte en lo que yo hago, en mi vida.

¿Qué tiene de particular, de especial, tu exposición? ¿Por qué vale la pena verla?

Es un tipo de fotografía documental con un estilo diferente. Generalmente, lo que yo hago todos los días, es sacar fotos que transmiten información. Y en estos proyectos la información pasa a un segundo plano, me importa mucho menos que la estética y las cosas que estoy contando. Yo creo que es algo diferente. No sé si alguna vez algún fotógrafo hizo un libro de cuentos fotográficos. Los que yo conozco hicieron un libro de fotos sobre un tema. Mis trabajos son como cuentos, como si fuera literatura fotográfica, y creo que esta propuesta es una experiencia diferente.

Recordemos, entonces, dónde y cuándo es la cita con tu obra

Mañana, jueves 9 de junio a las 20.00, en el Centro Cultural de la ciudad de Modiín. La muestra estará abierta al público hasta el próximo 5 de julio.

Dejá tu comentario

Israel

Entrevista a 26 años de los Acuerdos de Oslo: “A veces las utopías se pagan caro”

Agencia AJN.- El politólogo Alberto Spektorowski reflexionó en diálogo con la Agencia AJN sobre el histórico documento que creó a la Autoridad Palestina, pero que fracasó a la hora de llevar paz en el conflicto árabe-israelí.

Publicado

el

Por

oslo

Agencia AJN.- El 13 de septiembre de 1993, los ministros de exteriores del Estado de Israel y de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Shimon Peres y Mahmoud Abbas respectivamente, junto a Warren Christopher, secretario de Estado norteamericano, y Andréi Kozyrev, canciller de Rusia, firmaron un documento que se denominó “Acuerdos de Oslo”.

Entre los 17 artículos, cuatro anexos y varias actas, la firma estableció un gobierno interino palestino en Cisjordania y la Franja de Gaza, a fin de que negociara con Israel un acuerdo de paz permanente durante un período de transición que no debía ser mayor a cinco años.

Diversas contingencias hicieron que un acuerdo establecido para durar cinco años se mantuviera más de dos décadas: los atentados terroristas en territorio israelí, la segunda Intifada, que Hamás tomara el poder desconociendo el gobierno de la Autoridad Palestina, los ataques de Hamás al territorio israelí que dieron motivo a tres importantes enfrentamientos bélicos y también los cambios políticos que se fueron produciendo en el Estado de Israel con el paso de los años.

Alberto Spektorowski

Alberto Spektorowski

A 26 años de la firma de este pacto, la Agencia AJN dialogó con Alberto Spektorowski, politólogo uruguayo-israelí y profesor de la Universidad de Tel Aviv, para reflexionar sobre sus consecuencias.

-¿Qué reflexión hace frente en este nuevo aniversario de los Acuerdos de Oslo?
-Ambivalente. Era una época de oportunidades en donde las utopías podían tomar vuelo. A veces las utopías se pagan caro. Y eso fue lo que pasó con Oslo. No se pensó que los “spoilers” eran tantos y tan fuertes en ambos lados. El resultado fue demasiados muertos.

-¿Qué diferencias hay entre el momento político en que se firmaron los acuerdos y ahora?
– Aquel momento era de euforia liberal y en donde se podía soñar con La Paz. Hoy estamos en el fin del “fin de la historia” de Fokoyama. Volvemos al realismo crudo y duro. De paz ni se habla. Sólo de conflict management.

-¿Cuáles son los puntos que considera que se cumplieron de los acuerdos?
-La Autoridad Palestina en Cisjordania aún cumple en su colaboración con Israel en materia de seguridad. Aunque el espíritu de Oslo murió, aún quedan puntos de acuerdo que se mantienen.

-¿Considera que el plan de paz de Donald Trump puede ser superador a esos acuerdos?
-Lo de Trump es todo un misterio. Para bien o para mal. No creo que pueda mover algo. No si los palestinos ni Israel quieren.

-Desde lo personal, ¿qué dijo usted cuando se firmaron esos acuerdos, qué pensó en ese momento?
-Era de euforia. Teníamos esperanza y seguridad. Eso se acabó. Por ahora se acabó. Ahora sigue habiendo seguridad, pero sin apostar a La Paz. Sólo se apuesta a la fortaleza militar, económica y política. Eso es Israel hoy.

Seguir leyendo

Israel

Una mirada sobre las elecciones en Israel. Por Shraga Wilk*

Agencia AJN.- En Israel, el escenario actual complica la posibilidad de hacer coaliciones. Los partidos tienen la tarea de tratar de redondear un cuadrado. Se intentan incluir diversos ejes en una sola idea de gobierno. Así, las coaliciones no terminan siendo claras o naturales, convirtiéndose en alianzas muy frágiles.

Publicado

el

Por

opinión 2

Agencia AJN.- Los desafíos a los cuales la sociedad israelí se enfrenta en estas elecciones abarcan distintos ejes. No es como en Argentina, donde principalmente están el eje social y el económico. O como en España, que además del social y económico, está el referido a Cataluña. En Israel tenemos cuatro ejes: el conflicto árabe-israelí, la economía de izquierda-derecha, el eje religioso-laico y la integración de los árabes como ciudadanos plenos o no.

Cada partido tiene en su ideología una referencia a cada uno de los ejes, que implican muchas combinaciones. Uno puede ser de izquierda desde el punto de vista del conflicto árabe-israelí y de derecha económicamente hablando. También podría ser de derecha en cuanto a lo religioso, pero de izquierda en cuanto a lo civil. La divergencia es muy grande y eso genera que haya una gran diversidad de partidos.

Este escenario complica la posibilidad de hacer coaliciones. Los partidos tienen la tarea de tratar de redondear un cuadrado. Se intentan incluir todos los ejes en una sola idea de gobierno. Por eso, la situación es difícil y los sectores están tan segmentados. Las coaliciones no terminan siendo claras o naturales. Hay contradicciones y acuerdos dependiendo de los ejes, convirtiendo a las coaliciones en alianzas muy frágiles.

Dentro de los ejes, hay algunos que la población considera más importantes, porque no existe ningún partido que acople exactamente las ideas de cada ciudadano.

El Gobierno de Benjamín Netanyahu tuvo muchos éxitos en algunos aspectos y en otros no. Pero también, la crítica está dirigida a la cantidad de tiempo que lleva el mismo primer ministro en un país democrático. Se cree que hay que renovar y darle oportunidad a nuevas figuras, nuevos pensamientos. Por lo cual, se crea un quinto eje: Netanyahu sí o no.

¿Por qué Israel no ha podido crear dirigentes superadores a Netanyahu?
Dicen que la democracia es el mejor sistema entre los peores. Es decir, no es un sistema perfecto. Y en los últimos tiempos, la democracia llevó a que absolutamente todo se elija. Los partidos escogen dentro de sus miembros a los que los dirigen. Cuando los partidos tenían un sistema con una comisión que designaba a sus integrantes, reclutaban opinióna personas de la academia o egresados del ejército. Pero hoy en día, mucha gente muy capaz se retiró de los partidos, por sus incapacidades de poder hacer campañas populares. Hoy en día, los dirigentes no son aquellos más capaces, si no los más habilidosos para hacer campaña política. Así se bajó el nivel de los dirigentes y se creó una generación en dónde falta compromiso real.

No por ello se pierden las esperanzas de que poco a poco se pueda lograr un equilibrio, entre los dirigentes de antes y los de ahora. Una generación de líderes que puedan combinar ambas cosas: hacer campañas populares, pero también ser capaces.

*Shraga Wilk es representante para América Latina de la Organización Sionista Mundial

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!