Seguinos en las redes

Panamá

Entrevista. Rabino de Panamá: “El presidente de la República reconoció el significativo aporte de la comunidad”

AJN.- El rabino Gustavo Kraselnik dialogó con la Agencia Judía de Noticias en el marco de la celebración por los 140 años de la fundación de la Congregación Kol Shearith Israel de Panamá, la comunidad más antigua y activa del país latinoamericano.

Publicada

el

fotott

La celebración se llevó a cabo el pasado lunes 9 de mayo y contó con la presencia del presidente de la República de Panamá, Juan Carlos Varela; el presidente de la Corte Suprema, ministros de Estado, diplomáticos y representantes de otras religiosas. Estuvo el embajador de Israel, Gil Artzyeli; embajador de Argentina, Miguel del Cel; la embajadora de Canadá Sylvia Cesaratto, entre otros referentes y funcionarios de alto nivel.

“La presencia del presidente de la Nación nos dio testimonio de esta realidad, de una congregación con una larga trayectoria y participación plena en la vida nacional, y eso fue lo que de alguna manera destacó el presidente en sus palabras”, expresó el rabino Kraselnik a AJN. “El presidente se salió del discurso, le dio un toque personal, y como el acto fue una plegaria, le impactó la última parte de la amidá. Es un párrafo profundo que lo tocó íntimamente en una jornada que para él había sido un poco compleja, y dijo que se sentía muy agradecido por la oportunidad de acompañarnos en la celebración”, agregó.

“Estábamos todos muy emocionados. Se quedó en el cóctel, se sacaba fotos, la participación del presidente fue acorde al espíritu de la celebración y le dio un toque especial”, manifestó.

Consultado por la relación de la comunidad judía con el gobierno, Kraselnik admitió que “los miembros de la sinagoga siempre estuvieron involucrados en la vida nacional en distintas facetas”.

“El presidente reconoció el significativo aporte que ha hecho la comunidad, que incluso tuvo presidente de la República, un fenómeno totalmente atípico. Su aporte ha sido constante en todas las facetas de la vida del país”, sostuvo.

La congregación que cumplió los 140 años de vida en Panamá cuenta con 250 familias socias; de las tres comunidades “somos los más pequeños, pero los más activos y viejos”.

“Tratamos de acompañar el desarrollo pleno de la vida judía de nuestros miembros, hay actividades sociales, culturales, recreativas”, remarcó.

El rabino Kraselnik además señaló que la comunidad judía panameña era la única comunidad que está creciendo en América Latina, en todos los niveles y dimensiones.

“En nuestro caso particular estamos viviendo un gran momento, porque a pesar de ser una sinagoga con muchos años y mucha trayectoria estamos muy revitalizados, con mucho entusiasmo, con mucha energía, en un proceso de crecimiento y desarrollo comunitario. No significa que no haya desafíos ni cuestiones que tenga que resolver, pero uno en Panamá tiende a ser optimista en cuanto a poder estructurar y amalgamar bien las cosas para seguir desarrollando una vida judía plena”, afirmó.

Por último, Kraselnik expresó que la celebración de los 140 años de vida judía en Panamá, también “es testimonio de 140 años de vida judía en libertad, de culto, de práctica religiosa, de armonía”.

“Panamá siempre ha sido un lugar diverso por naturaleza, un lugar de encuentro, su posición geográfica como puente de las américas también es una posición conceptual desde lo cultural y la identidad del país, donde se propone que sea un lugar donde las cosas distintas puedan encontrarse. La sociedad panameña ha logrado de alguna manera, con las complejidades y los desafíos que presenta cualquier sociedad, dar testimonio de una convivencia armónica de lo religioso, lo étnico, lo cultural y creo que eso se vio reflejado también en la celebración que tuvimos”, concluyó.

NT-LV

Dejá tu comentario

Panamá

Luis Almagro recibe el Premio Shalom por sus »esfuerzos en materia de derechos humanos»

El reconocimiento fue otorgado por la comunidad judía de Panamá para exaltar la labor del Secretario General de la Organización de Estados Americanos como promotor de la paz en la región.

Publicado

el

Por

oea
Alan Perelis, presidente del Congreso Judío Panameño, Luis Almagro, secretario general de la OEA y Max Joe Harari, presidente del Consejo Central Comunitario Hebreo de Panamá.Cedida

Agencia AJN.-  El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, fue reconocido este miércoles con el Premio Shalom, un galardón que exalta la labor filantrópica y de promoción de la paz, de diferentes figuras a nivel mundial.

El acto de entrega se llevó a cabo en el Centro Comunitario Shevet Ahim, en nuestra ciudad capital. El reconocimiento fue entregado por Max Joe Harari, presidente del Consejo Central Comunitario Hebreo de Panamá y Alan Perelis, presidente del Congreso Judío Panameño, en un acto que contó con la asistencia de representantes de diferentes sectores de la sociedad panameña y un nutrido grupo de representantes del Cuerpo Diplomático acreditado en el país.

En medio de un discurso orientado en destacar valores como la democracia, la igualdad de los pueblos y la necesidad de hacer alianzas encaminadas a honrar los principios y las libertades de los pueblos latinoamericanos, Almagro recibió el premio que honra «su lucha por combatir el antisemitismo y terrorismo en la región».

La OEA, bajo la dirección de Almagro, adoptó la definición práctica de antisemitismo de la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto (IHRA por sus siglas en inglés) y desde entonces promueve una campaña para que todos los países de Latinoamérica y el Caribe se unan en un primer y único estándar internacional encaminado a actuar en prevención, educación y memoria.

“Agradezco este reconocimiento, el premio Shalom, es decir, paz. Una paz que solo alcanzaremos combatiendo el terrorismo, preservando la democracia y sus instituciones, protegiendo los derechos humanos”, afirmó Almagro al recibir el reconocimiento.

“La paz no surge de la nada, la paz necesita condiciones para materializarse, robustecerse y reproducirse en el tiempo. Las voces que se oponen a los valores y las prácticas democráticas a veces surgen a velocidades que nos dejan atónitos”.

 

 

Fuente: Laestrella.com (Panamá).

Seguir leyendo

Panamá

Panamá conmemoró el Día Internacional en Memoria de Víctimas del Holocausto

Agencia AJN.- Se realizó una sesión especial organizada por la Asamblea Nacional, la embajada de Israel y las Naciones Unidas.

Publicado

el

Por

encendido de velas (1)

Una sesión especial en memoria de las víctimas del Holocausto realizó la Asamblea Nacional, la embajada de Israel y la Organización de las Naciones Unidas, en ocasión del Día Internacional de Conmemoración Anual en Memoria de las Víctimas del Holocausto, que este año conmemora el 78 aniversario de la liberación del campo de concentración y exterminio nazi de Auschwitz. La misma se llevó a cabo en el Palacio Justo Arosemena.

Durante la sesión que fue precedida por la primera vicepresidenta de la Asamblea, Kayra Harding Bart, se dio lectura a la Resolución 111 del 25 de enero de 2010, por la cual la Asamblea Nacional conmemora el Día Internacional en memoria de las víctimas del holocausto y se guardó un minuto de silencio en honor a las víctimas.
El embajador de Israel, Itai Bardov, manifestó que la realización de esta sesión especial en la Asamblea, tiene un profundo significado para el pueblo judío y para el mundo, porque recordamos el asesinato sistemático y planificado de seres humanos inocentes. Añadió, que si bien es cierto las redes sociales brindan hoy muchas facilidades, también han aumentado la capacidad de propagar el odio, el racismo y el antisemitismo. Asimismo, hizo un llamado a Panamá y el mundo a mantenerse «alerta ante diversas situaciones que ocurren hoy en día y digamos juntos «nunca más».

La primera vicepresidente de la Asamblea Kayra Harding Bart, hizo un llamado al respeto por la vida, rechazando todo acto de violencia, buscando la tolerancia en vías para que la paz no se pierda en la humanidad; destacó que nunca más debe darse actos de barbarie en el mundo.

foto embajador pleno (1)

Luis Almagro, Secretario General de la OEA, agregó que hoy los Estados recuerdan a los 6 millones de judíos que perecieron del Holocausto y todas las víctimas el nazismo, llevando programas de prevención del genocidio. Acotó que «Las lecciones del holocausto nos han permitido comprender que el antisemitismo es un crimen cometido contra los judíos, pero también contra la sociedad en su conjunto. Aprendimos de dicha tragedia que cuando los derechos de una minoría son vulnerados, muchas otras comunidades son igualmente abusadas.

Ana Patricia Graca, Coordinadora Residente del Sistema de Naciones Unidas en Panamá, señaló que tenemos la obligación de no permitir que otros olviden y defender los derechos de las personas.
La sesión también contó con el testimonio de Tomás Osers, hijo de sobrevivientes del holocausto y Presidente del Comité Venezolano de Yad Vashem, quien mostró y presidente de Yad Vashem Venezuela, quien contó cómo su padre le transmitió los horrores que se vivían en los campos de concentración y mostró una tacita que fue sacada por su padre del campo de exterminio de Auschwitz, en la que recibía su comida para todo el día.

En la sesión también participaron el representante de la OEA en Panamá, Rubén Farje; Fernando Lottenberg, Comisionado de la OEA para combatir el antisemitismo; Dalia Gateño, Presidenta de Yad Vashem; los rabinos David Peretz de la Sinagoga Shevet Ahim y Gustavo Kraselnick de la Sinagoga Kol Shearith respectivamente; el pastor Edwin Álvarez de la Comunidad Evangélica Hosanna; Sarit Gold Bardov, encargada de cultura de la embajada; y líderes de la comunidad judía en Panamá.

Una vez finalizada la sesión especial en el pleno de la Asamblea, las autoridades e invitados se dirigieron al Salón Azul, donde el Rabino David Peretz rezó el Male Rajamín y el señor David Hanono rezó el Kadish.
Allí fueron encendidas seis velas en memoria de los 6 millones de judíos víctimas del holocausto. El encendido de la primera vela correspondió al embajador de Israel, Itai Bardov, en memoria de los 1.5 millones de niños y niñas que nunca llegaron a ser adultos y vivieron sus cortas vidas rodeados de dolor, hambre, soledad y se vieron forzados a cambiar el juego y estudio por aprender a esconderse y llorar.

La segunda vela fue encendida por la primera vicepresidenta de la Asamblea Nacional, Kayra Harding Bart, en memoria de todos los padres y hombres quienes, a pesar de ser sometidos a la mayor crueldad física y moral, mantuvieron su identidad y su fe hasta el último siglo de vida.

Posteriormente, la tercera vela fue encendida por la Coordinadora Residente de la ONU, Ana Patricia Graca, en honor a todos los jóvenes que a pesar de vivir en las peores condiciones y rodeados de temor, sacaron fuerzas desde lo más profundo de su interior para proteger a sus familias y defender sus ideales, y se convirtieron en fuente de inspiración.

Dalia Gateño, presidenta de Yad Vashem Panamá, encendió la cuarta vela en recuerdo de todas las madres y mujeres, quienes aún en los peores momentos, no cesaron de dar amor a sus hijos y familiares y mantuvieron viva la dignidad y la fe de la mujer judía.

Max Harari, presidente del Consejo Central Comunitario Hebreo encendió la quinta vela en homenaje a todos los hombres y mujeres valientes y de nobles sentimientos, que en aquellos terribles días de oscuridad arriesgaron sus vidas por ayudar desinteresadamente a los perseguidos. Aquellos que defendieron ante el mundo el valor de la hermandad y la justicia.

La sexta vela fue encendida por el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, en honor de todos los sobrevivientes que a pesar de haber vivido uno de los momentos más oscuros de la historia, decidieron no rendirse ante la vida y demostrar que el mal nunca ganará. Estas personas son dignas de admirar que han compartido con el mundo sus más dolorosos recuerdos para que sucesos como el Holocausto, nunca vuelvan a ocurrir.

El 27 de enero es el Día Internacional de Conmemoración Anual en Memoria de las Víctimas del Holocausto, fecha designada por la Organización de las Naciones Unidas mediante la Resolución 60/7 en el año 2005. La fecha marca la liberación del campo de concentración de Auschwitz.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!