Seguinos en las redes

Argentina

Entrevista. Urribarri: “Israel valora especialmente la postura clara de Argentina en la lucha contra el terrorismo”

Agencia AJN.- El embajador de Argentina en Israel dialogó con la Agencia AJN sobre sus primeros 90 días al frente de la misión diplomática y destacó la buena recepción que hubo en la cancillería israelí de “la visita de Fernández y la adopción de la definición de antisemitismo del IHRA”.

Publicada

el

PHOTO-2020-09-24-15-51-41

Agencia AJN.- El embajador de Argentina en Israel, Sergio Urribarri, mantuvo una entrevista exclusiva con la Agencia AJN para profundizar sobre los detalles de las relaciones diplomáticas entre ambos países y subrayó que “Israel valora especialmente la postura clara de Argentina en la lucha contra el terrorismo y la adopción de la definición de antisemitismo del IHRA”.

Urribarri se refirió a la visita a Israel que realizó el presidente Alberto Fernández en enero, su primer viaje internacional desde que asumió, y consideró que “sin dudas fue una acción política de alto impacto que contribuyó de manera positiva a generar el actual contexto para afianzar la relación bilateral”.

Dentro de los diversos objetivos que tiene su embajada, el ex gobernador de Entre Ríos resaltó “la generación de programas de becas para que investigadores argentinos puedan capacitarse en Israel”, y destacó la necesidad de incrementar las exportaciones: “Estamos gestionando en estos días el viaje de más de 60 matarifes israelíes que van a certificar carne kosher en los frigoríficos argentinos”.

Además, calificó el vínculo entre ambos países y ambos pueblos de “histórico y espontáneamente profundo”.

AJN- A diferencia de otros gobiernos, la gestión actual mostró un perfil más cercano a Israel, con el gesto del Presidente de visitar Jerusalén en su primer viaje al exterior. ¿Estamos frente a una decisión política de establecer un mayor acercamiento?

SU- El presidente Alberto Fernández nos planteó al momento de asumir en este destino la decisión del gobierno nacional de fortalecer la relación bilateral con Israel en todos los planos. Como es sabido, la promoción de las exportaciones por una parte y el apoyo a la ciencia y la tecnología son dos pilares de la política diseñada por el presidente y de la política exterior que lleva adelante nuestro canciller. En ese marco, la relación con Israel, una economía de una pujanza increíble que es una potencia en ciencia, tecnología e innovación, reviste gran importancia. El vínculo histórico, la cercanía cultural y el evidente cariño que une a ambos pueblos contribuye enormemente a esta tarea.

Otro elemento que facilitó nuestra labor fue el hecho de que nuestro presidente eligiera este país como destino del que fue su primer viaje internacional como jefe de Estado. En esa oportunidad, el presidente Fernández mantuvo reuniones positivas con el presidente Rivlin y con el primer ministro Netanyahu, así como también con otras autoridades y actores, en lo que, como suelo reiterar, fue sin dudas una acción política de alto impacto que contribuyó de manera positiva a generar el actual contexto para afianzar la relación bilateral, que es realmente óptimo.

PHOTO-2020-09-24-15-51-42

AJN- ¿Podría detallarnos cuáles cree que son los logros sobresalientes de su trabajo en estos primeros 90 días?

SU- Desde el comienzo de esta gestión hemos procurado darle a la Embajada una impronta de trabajo muy ejecutiva, propia de la concepción actual y moderna de la diplomacia. Durante mi experiencia como gobernador de mi provincia durante muchos años, y previamente como ministro, intenté siempre mantener una forma de trabajo que apuntara a resultados prácticos, concretos y tangibles. Siento que esta impronta compatibiliza muy bien con el carácter resolutivo de los israelíes, esa cultura tan singular que se puede sintetizar en la palabra “tajles”. Me siento muy cómodo con esa manera de hacer las cosas y busco capitalizar esta coincidencia en todas nuestras acciones.

En materia de comercio exterior, en este breve lapso hemos logrado detectar oportunidades de negocios y conectar a los distintos actores con la meta de aumentar el volumen de los esquemas ya existentes y también para abrir el mercado a nuevos productos. El volumen de intercambio está en un piso de alrededor de 350 millones de dólares y trabajamos para incrementarlo.

En este sentido, hemos realizado en conjunto con nuestra Cancillería y con la Cámara de Comercio Argentina-Israel dos seminarios sobre certificación kosher destinados a empresas argentinas exportadoras y la convocatoria ha sido muy importante tanto en el número como en el perfil de los participantes.

A la vez, ante la imposibilidad de llevar adelante las misiones comerciales en formato clásico, estamos contactando de manera virtual a empresas argentinas del rubro alimentos envasados, comida saludable, golosinas, etc. con importadores israelíes y ya hay varias operaciones en agenda.

En materia de intercambio en ciencia, tecnología e innovación también trabajamos muy intensamente, con el objetivo de adoptar de manera inteligente todos los avances israelíes que puedan resultar de utilidad para nuestro país, en áreas como agricultura, salud, educación y defensa, entre muchas otras. Para reforzar lo existente y avanzar en nuevas iniciativas, estamos promoviendo, por ejemplo, la revitalización de las negociaciones para un acuerdo marco entre la Universidad de Tel Aviv y el Conicet.

La generación de programas de becas para que investigadores argentinos puedan capacitarse en Israel es también uno de los objetivos de nuestro trabajo. Encontramos que, pese a que en las universidades y centros de investigación israelíes el vínculo con Argentina es fuerte y hay docentes y directivos de nuestro país, no hay establecidos mecanismos para que puedan venir becarios o pasantes argentinos, aunque sí un gran interés en recibirlos.

En ese sentido, estamos trabajando en la implementación de un programa de becas que les propuse a las autoridades del Instituto Weizmann, para lo cual hablé con Hugo Sigman que es el presidente de la Asociación de Amigos del Weizmann en la Argentina, y con nuestro Ministerio de Ciencia y Tecnología, Roberto Salvarezza. Todos coinciden en que es viable y resta definir algunos detalles del programa.

PHOTO-2020-09-24-15-51-43

A la vez, iniciamos una agenda de trabajo muy rica con la Red de Científicos Argentinos en Israel, mantuvimos un primer encuentro con ellos y con autoridades del Ministerio de Ciencia y Tecnología de Argentina y continuamos con contactos personalizados para trabajar en becas y también en otros proyectos e ideas que les propusimos nosotros y también que nos elevaron ellos.

También propiciamos el contacto entre el Hospital Hadassah y el Hospital Garrahan y estamos avanzando en el establecimiento de distintas acciones de intercambio para mejorar la atención de nuestros niños.

Con el Ministerio de Salud israelí estamos avanzando en estrategias para conocer y aprovechar la vasta experiencia de Israel en materia de cannabis medicinal. En ese sentido, trabajamos para contactar a autoridades israelíes de la Agencia de Cannabis Medicinal de Israel con legisladores argentinos que trabajan en el tema, para el intercambio de información institucional y jurídica. A su vez, cinco provincias avanzan en la concreción de un curso de capacitación para profesionales argentinos de la salud dictado por la Universidad Hebrea.

En defensa, estamos trabajando con nuestro ministro Agustín Rossi, definiendo áreas de interés común y evaluando distintas posibilidades y modelos de intercambio. Uno de los proyectos en marcha es reflotar la modernización de las unidades del Tanque Argentino Mediano (TAM), que es el vehículo de combate insignia del Ejército Argentino, y ya establecimos contacto por este tema con representantes del Ministerio de Defensa israelí.

AJN- ¿Cómo describe las relaciones entre la Argentina e Israel?

SU- El vínculo entre ambos países y ambos pueblos es histórico y espontáneamente profundo. Cuando digo espontáneamente, quiero decir que pese a la distancia, la existencia en la Argentina de una de las comunidades judías más numerosas del mundo, y en Israel de una nutrida comunidad de inmigrantes argentinos con posiciones muy destacadas en la sociedad, conlleva un grado de estrechez en la relación fuera de lo común. Esta cercanía implica un enorme potencial que es nuestra obligación desarrollar.

Desde mi llegada, mantuve contactos con funcionarios y dirigentes políticos, autoridades de universidades e institutos de investigación, intelectuales, científicos, empresarios. En todos los casos la receptividad fue excelente y estoy muy agradecido por el trato que recibí. En esas reuniones, y en la experiencia de la vida diaria, pude comprobar el conocimiento y el afecto que tiene el israelí medio respecto de la Argentina. Como es sabido, en Israel la Argentina tiene muy buen nombre y existe una simpatía generalizada hacia nuestro país, tanto por la presencia de una enorme y muy destacada comunidad argentino-israelí, como por la amplia difusión de productos culturales argentinos, fundamentalmente series televisivas, músicos y cantantes que hicieron posible que muchísimos israelíes jóvenes puedan incluso hablar en español sin haber estudiado el idioma.

En Israel, según estadísticas oficiales que se han difundido en ocasión de Rosh HaShaná, hay 63.200 argentinos judíos, de los cuales prácticamente la mitad son nacidos en Argentina y la otra mitad aquí en Israel. Si tenemos en cuenta que hay un total de 53.500 latinoamericanos originarios de otros países de nuestra región, resulta evidente la importancia de la comunidad.

PHOTO-2020-09-24-15-51-44

AJN- Usted mencionó que el acuerdo de Israel con los Emiratos Árabes abre una oportunidad económica para la Argentina, ¿por qué?

SU- Así es, entendemos que el acuerdo alcanzado abre para Argentina una ventana de primer orden en el terreno económico, especialmente en materia comercial. Recientemente escribí una columna sobre el tema que tuvo amplia difusión en la Argentina, con la que apunté a difundir este concepto entre la comunidad de negocios argentina y motivar a nuestros empresarios a observar esta realidad e intentar sacarle provecho.

La normalización de relaciones entre Israel y los Emiratos representa una oportunidad para nuestro comercio exterior que debemos observar con detenimiento. Israel y los Emiratos son dos países inmensamente prósperos, interesados activamente en participar del comercio internacional y demandantes de productos de alto valor agregado. La apertura recíproca de esos dos mercados puede implicar sinergias muy interesantes para nuestros exportadores.

En concreto, por ejemplo, Israel puede funcionar no solo como destino final de exportaciones argentinas sino también como punto intermedio de las mismas. Podríamos en este contexto vislumbrar asociaciones entre nuestros productores y los empresarios israelíes para penetrar conjuntamente el mercado árabe.

Esto tiene una enorme relevancia porque el mundo árabe, en conjunto, abarca 22 países que totalizan más de 500 millones de consumidores. El secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería argentina, Jorge Neme, se reunió días pasados con todos los embajadores y encargados de negocios de los países árabes en nuestro país, junto a la Cámara de Comercio Argentino-Árabe, con la meta de profundizar sus vínculos comerciales con la Argentina, que tienen un potencial enorme. Luego hizo lo propio nuestro canciller, Felipe Solá, quien marcó que Argentina tiene una gran complementariedad y ventajas comparativas con las demandas del mundo árabe. En esa línea, ya se está armando desde Cancillería una agenda país por país.

PHOTO-2020-09-24-15-51-44 (1)

Todo esto resulta muy importante para la Embajada Argentina en Israel dado que los países árabes aquí son nuestros vecinos.

Con estas ideas en mente, estamos muy activamente trabajando en aras de la difusión de la certificación kosher entre los exportadores argentinos de productos alimenticios, con capacitaciones y rondas de negocios. Y la certificación kosher cumple en general los requisitos de la halal, por lo que esos productos pueden ser comercializados en el mundo musulmán.

AJN- En este sentido, ¿qué papel juega el Mercosur? ¿La Argentina puede abrirse del bloque regional para afianzar el vínculo comercial con el Medio Oriente?

SU- La Argentina se encuentra comprometida con continuar los esfuerzos realizados junto a sus socios del Mercosur para la apertura de nuevos mercados y la celebración de acuerdos comerciales. Es importante recordar que el Mercosur tiene un acuerdo de libre comercio con Israel, el primero alcanzado entre nuestro bloque comercial y otra nación.

La Comisión conjunta del Acuerdo justamente trabaja para profundizarlo y resolver impedimentos a su total aprovechamiento. La política de nuestro gobierno implica avanzar tanto en la integración comercial entre los miembros del bloque como en la que hemos emprendido con nuestros socios, como Israel.

PHOTO-2020-09-24-15-51-45

AJN- ¿Pudo estrechar usted vínculos con los argentinos en Israel?

SU- A pesar de haber llegado recientemente y de los efectos negativos de la pandemia para las relaciones interpersonales, afortunadamente logré en este breve tiempo comenzar a conocer a algunos, muchos, de los muchísimos argentinos destacados que hay en Israel, tanto en el mundo empresarial como en el académico, el cultural, el político.

Puedo decirle sin temor a equivocarme que no existe campo de la vida pública israelí en el que no haya argentinos destacados, y que esos argentinos tienen la máxima voluntad de cooperar con la Embajada en todo lo que resulte positivo para la Argentina y para un vínculo más profundo entre los dos países y pueblos.

Desde el punto de vista humano, obviamente es muy reconfortante poder vincularse con argentinos que tan lejos de nuestro país mantienen nuestras costumbres, nuestra cultura, el afecto y el compromiso con la Argentina.

AJN- Se lo ha visto en una firma con el Centro médico Hadassah, se lo vio en un kibbutz, se lo vio con mucho interés por el tema de la carne Kasher, se lo vio muy cercano a la innovación israelí, ¿cómo redundará ese trabajo para nuestro país?

SU- Con Hadassah lo que impulsamos desde la Embajada es un intercambio con el hospital Garrahan, que ya está en marcha. Junto a las autoridades de nuestro Ministerio de Salud, que también participan de estas acciones, estamos pensando en cómo compartir el conocimiento que se genere con centros de atención pediátrica de los dos países. Más allá de lo institucional, coincidimos en que lo que nos une es mejorar la atención y la salud de los chicos y las chicas.

Estamos organizando simposios entre profesionales de ambas instituciones para definir las áreas de interés y luego programar acciones concretas. A todas las áreas de la medicina y las distintas especialidades, se suma el interés en intercambiar experiencias y estrategias de gestión y administración.

En otro orden, la semana pasada realicé una primera visita a un kibutz. Fui a Ein Hashlosha, en el sur del país, donde fui recibido con mucha hospitalidad y me encontré con muchísimos argentinos.

Conocí la forma de trabajo y de organización en este lugar donde se desarrollan actividades productivas y también hay escuelas, un hogar de ancianos, sinagoga. Pienso seguir visitando los kibutzim israelíes porque me interesa conocer en profundidad su desarrollo para ver qué nos puede servir para industrializar la ruralidad en Argentina y avanzar en planes de desarrollo humano, social y cooperativo.

En ese sentido en estos pocos meses de trabajo hemos incrementado significativamente las exportaciones de carne bovina y estamos gestionando en estos días el viaje de más de 60 matarifes israelíes que van a certificar carne kosher en los frigoríficos argentinos.

Respecto de la carne kosher, desde antes de llegar a Israel, ya comenzamos a trabajar, siendo parte del operativo que hizo posible que en un contexto de casi absoluta restricción de los vuelos internacionales, lograran arribar a la Argentina 47 matarifes designados por el Rabinato de Israel para realizar la certificación de la faena kosher en frigoríficos de nuestro país. En ese sentido en estos pocos meses de trabajo hemos incrementado significativamente las exportaciones de carne bovina y estamos gestionando en estos días el viaje de más de 60 matarifes israelíes que van a certificar carne kosher en los frigoríficos argentinos.

Y con la Autoridad de Innovación Israelí estamos trabajando fuertemente en identificar empresas de ambos países que puedan asociarse para el desarrollo de negocios y para el diseño y comercialización conjunta de productos o servicios con contenido tecnológico. También involucramos en esto al Ministerio de Ciencia y Tecnología, que es el contacto de la IIA en nuestro país, en lo que refiere a este tema.

AJN- ¿Le gusta Israel? ¿Pudo disfrutarlo? ¿Conoció Jerusalem?

SU- Me encontré con un país maravilloso, moderno, que por supuesto impacta por su historia, su cultura y su desarrollo.

Lamentablemente no pude conocer mucho por las limitaciones que impone la pandemia, pero en los primeros meses tuve oportunidad de recorrer Jerusalem, Haifa, Kfar Saba, Nazaret, Cesárea y otros lugares del país.

Creo que es fundamental para la misión que estoy llevando adelante conocer el país donde uno está sirviendo, tener vínculo con personas de todos los sectores, de a pie, y poder observar su cultura, su estilo de vida, sus intereses.

Salir de algún modo del circuito oficial administrativo y de las oficinas gubernamentales, cuya importancia obviamente es fundamental, pero no alcanzan para comprender una Nación.

Cuando se tiene la suerte de desempeñar esta función en un país como Israel, al recorrer y conocer no sólo se está cumpliendo un requisito laboral, sino que al mismo tiempo se disfruta y se aprende constantemente.

AJN- ¿Tiene una relación fluida con la cancillería israelí?

SU- Sí, de modo permanente. Una de las primeras reuniones que mantuve apenas llegué a Israel fue con el director general para América Latina y el Caribe de la Cancillería israelí, Modi Ephraim, con quien desde entonces mantenemos un vínculo muy fluido. Se trata de un profesional que domina perfectamente el español, conoce la realidad de nuestra región como pocos y realiza una función ejemplar en colaboración con nuestras embajadas. En él encontré un interlocutor de primera línea y un aliado para nuestra misión, dispuesto y con mucha ejecutividad para contribuir con todas las acciones que planificamos desde la Embajada y con el fortalecimiento de la relación bilateral en general.

También mantuvimos encuentros con el canciller Gabi Ashkenazi junto a los otros embajadores latinoamericanos en la región.

Ambos valoraron especialmente, y también lo hizo el presidente, la visita de nuestro jefe de Estado, la adopción de la definición de antisemitismo del IHRA adoptada por nuestro canciller Felipe Solá y la postura clara del gobierno argentino en la lucha contra el terrorismo.

También mantenemos una relación de permanente colaboración con la embajadora de Israel en Buenos Aires, Galit Ronen, con quien desde antes de mi llegada aquí estoy en contacto y junto a la cual buscamos desarrollar acciones conjuntas para el beneficio de nuestros dos países.

AJN- ¿Hay algo que quiera agregar?

SU- Me gustaría agregar que, junto con el perfil ejecutivo, la impronta que quiero darle a nuestra Embajada tiene como marca la apertura a ideas, proyectos e iniciativas, de acuerdo a nuestra consigna que es conocer los avances israelíes en todos los planos y copiar bien, copiar inteligentemente todo lo que puede resultar útil a la Argentina.

En cada una de las conversaciones que tenemos con referentes de los más diversos campos (esta semana, por ejemplo, con miembros de la Red de Científicos Argentinos en Israel) enfatizo que estoy abierto y completamente dispuesto a conocer todas las propuestas que contribuyan al fortalecimiento de la relación bilateral y aporten beneficios para nuestro país. De modo que sepan que las puertas de nuestra Embajada están abiertas.

Argentina

Interna en la oposición: Dura crítica de Daniel Sabsay a Carrió por apoyar la candidatura de Rafecas como procurador

Agencia AJN.- El constitucionalista habló de “egolatría” y “sobreactuación” al referirse a la titular de la Coalición Cívica, cuya fuerza pidió que Juntos por el Cambio aporte los votos en el Senado para aprobar la nominación de Rafecas, que es impulsada por el Gobierno. En su momento Carrió cuestionó a Rafecas y lo acusó de una “intolerable parcialidad” durante su actuación a cargo de la causa impulsada por el fallecido fiscal Nisman.

Publicado

el

Por

nis1

Agencia AJN.- El constitucionalista Daniel Sabsay salió a criticar en términos muy duros a Elisa Carrió por apoyar la candidatura del juez Daniel Rafecas para Procurador General de la Nación.

Rafecas es el candidato del Gobierno nacional para reemplazar a Eduardo Casal, quien actualmente ocupa el cargo de manera interina.

“Me llama mucho la atención realmente; me he opuesto a esa candidatura que es muy errada. Rafecas no ha hecho para nada honor a su cargo y ha cometido como juez actos verdaderamente lastimosos”, dijo Sabsay, entrevistado por Alfredo Leuco en Radio Mitre.

Agregó: “(Rafecas) quedó claramente denunciado que se mandaba mensajes con el abogado de (Amado) Boudou, que era investigado en una causa que él llevaba a cabo, y fue el que ‘rifó’ la denuncia del fiscal (Alberto) Nisman entre gallos y medianoche cuando ni siquiera estimó necesario abrir una medida de prueba”.

En ese sentido, el constitucionalista dijo que se quedó “atónito” con la noticia de la propuesta de Carrió: lo “sorprendió” y le “llamó la atención”. Sabsay sostuvo además que “no le parece bien” que haya sido “una decisión aislada de una de las fuerzas de Juntos por el Cambio”.

Según informó el diario Clarín, Sabsay apuntó al comunicado firmado por la Coalición Cívica-ARI. Allí, el espacio político encabezado por Carrió pide queJuntos por el Cambio aporte los votos en el Senado para que el Gobierno pueda nombrar al nuevo Procurador General de la Nación, el jefe de todos los fiscales.

“No es positivo; muchas veces Carrió, a quien admiro y ha tenido actos extraordinarios, tiene un problema de sobreactuación. No sé si es producto de una gran egolatría, pero no creo que sean gestos constructivos en el marco de una dificultad tan grande de la oposición de permanecer unida y de hacer frente a una locomotora que no deja institución en pie”, alertó Sabsay.

nis

Finalmente, el constitucionalista sostuvo que “Carrió infunde mucho miedo” e insistió: “No me parece constructiva una propuesta aislada que se haga pública cuando uno integra una coalición. En este contexto es una equivocación”.

El documento del espacio liderado por Carrió arranca así: “Hoy en día es necesario un gesto institucional exento de especulaciones políticas, más en estos momentos de tanta desconfianza en la República y las instituciones. Ese gesto tiene que ser salir de las pequeñeces personales y prestar los dos tercios a la designación del Procurador General de la Nación propuesto por el Presidente de la Nación, Dr. Rafecas”.

Por último, consultado por la extensa carta de Cristina Kirchner, Sabsay indicó que no cree en la propuesta de acuerdo político, social y económico expresado en el texto por la vicepresidenta, sobre todo “de alguien que durante ocho años de Gobierno jamás dialogó con la oposición e hizo un culto de la división”.

“Yo no creo en ese tipo de actitudes, se contradice con toda una trayectoria; se trata de una multiprocesada que lleva una carrera loca hacia su impunidad. Eso no tiene nada de unión nacional y ella no tiene las características para plantear un acuerdo”, sentenció.

Cristina publicó el lunes la carta en su sitio oficial a un día de cumplirse una década de la muerte de Néstor Kirchner. La tituló, precisamente, “27 de octubre. A diez años sin él y a uno del triunfo electoral: sentimientos y certezas”.

FUENTE: DIARIO CLARIN

Seguir leyendo

Argentina

Representación política de comunidad judía expresó su preocupación por impacto de la pandemia en sus instituciones

Agencia AJN.- En una entrevista con la Agencia de Noticias AJN, el presidente de la DAIA, Jorge Knoblovits, señaló que el coronavirus demostró que “es más fácil enfrentar las crisis cuando se las enfrenta con unidad y se buscan consensos”. También describió la actualidad de las instituciones comunitarias y la asistencia brindada desde la DAIA.

Publicado

el

Por

jk

Agencia AJN.- El presidente de la DAIA y flamante secretario general del Congreso Judío Latinoamericano (CJL), Jorge Knoblovits, mantuvo una entrevista con la Agencia de Noticias AJN en la que destacó: “Si algo demostró esta pandemia es que es más fácil enfrentar las crisis cuando se las enfrenta con unidad y se buscan consensos”.

Knoblovits afirmó que “la principal preocupación sigue siendo la sustentabilidad de las instituciones adheridas a la DAIA”, golpeadas económicamente por la crisis del coronavirus. “En esta situación de pandemia en la DAIA tuvimos que mirar, más que nunca, hacía dos lados: a nuestras instituciones y a los tres niveles de gobiernos. Y eso hicimos”, agregó.

-AJN: ¿Cómo describe la realidad de los judíos argentinos en el marco de la pandemia del COVID-19?
-JK:
La situación emocional y económica de los miembros de la comunidad judía que generó esta pandemia no es diferente a la que atraviesa toda la sociedad argentina. Somos una de las comunidades más importantes del mundo, que tiene como activo una fuerte presencia en distintos escenarios nacionales como la cultura, la ciencia, la política, el arte, la economía, los medios de comunicación y la fe. Esta comunidad tiene un marco que la distingue: muchas instituciones y muy activas, con diversidad intelectual, de pertenencia.
Las instituciones de la comunidad judía siguen atravesando momentos muy difíciles en donde reina la incertidumbre. El impacto de la pandemia fue muy grande ya que de un día para el otro y durante varios meses, se paralizaron todas las actividades. Eso generó perjuicios económicos.

-AJN: ¿Cómo fue y cómo es la asistencia de la DAIA a las instituciones de la comunidad?
-JK:
Desde el primer día, la DAIA brindó apoyo y contención a las más de 140 instituciones de la comunidad judía argentina que nuclea y representa (entre ellas escuelas, templos, clubes). Seguimos en permanente contacto con ellas para ayudarlas a resolver los problemas que la pandemia les está generando
Fueron meses de mucho esfuerzo y preocupación por la situación que se generó por la pandemia. Hoy nos sentimos tranquilos y satisfechos por el trabajo que venimos haciendo en esta crisis. En esta situación de pandemia en la DAIA tuvimos que mirar, más que nunca, hacía dos lados: a nuestras instituciones y a los tres niveles de gobiernos. Y eso hicimos. Teníamos que mirar hacia adentro para conocer de primera mano lo que pasaba en nuestras instituciones y luego teníamos que intentar encontrar respuestas en las autoridades políticas. Entre otras cosas, logramos que llegara la ayuda del Estado a través de distintos programas de ayuda para instituciones sin fines de lucro.
Como ejemplo del trabajo que hicimos con las instituciones de la comunidad, dejame resaltar la tarea que realizamos junto a la Federación de Escuelas Judías Argentinas (FEJA) para ayudar a las escuelas de nuestra red escolar que sufren, quizás como ningún otro sector, las consecuencias económicas generadas por la pandemia. Por eso, todos en la DAIA nos sentimos muy orgullosos de haber recibido por parte de FEJA un reconocimiento público por las acciones que hicimos para preservar la educación judía.

-AJN: ¿Tuvieron oportunidad para empezar a evaluar las secuelas que está dejando la pandemia?
-JK:
Todavía es muy prematuro para hacer una evaluación definitiva de cómo la pandemia afectó a nuestras instituciones y la vida comunitaria. Pero como representación de la comunidad judía argentina, nuestra principal preocupación sigue siendo la sustentabilidad de nuestras adheridas y la posibilidad concreta de que puedan continuar cumplimiento con sus diversas misiones llegando cabalmente a sus integrantes, socios, feligreses, etc.
Por eso estamos muy atentos para seguir acercando nuestra ayuda en momentos en que los recursos son escasos y las necesidades aumentaron exponencialmente.
Desde que empezó esta pandemia se habla mucho sobre el día después: cómo será el momento en que termine esta incertidumbre que se apoderó de todos nosotros, cómo serán nuestras vidas en la llamada “nueva normalidad”, en qué situaciones quedáremos, tanto en lo afectivo como en lo económico. Y cómo impactará esto en la sociedad, cómo afectará al cuerpo social esta inédita experiencia de encierro, distanciamiento social, miedo e incertidumbre.
Pero como siempre digo, creo que este panorama de crisis nos obliga a todos los actores de la sociedad civil a entender que el día después no llegará nunca porque el día después ya comenzó. Y es por eso es imprescindible la construcción de consensos, que es la mejor manera de enfrentar las crisis cuando se lo hace con unidad y cuando se buscan consensos.

-AJN: ¿Pudo la DAIA ponerse de pie rápidamente luego del duro golpe que sufrió la humanidad por la pandemia?
-JK:
Estoy muy orgullo del trabajo que hicimos en la DAIA, tanto los miembros voluntarios que conformamos la comisión directiva como el staff profesional. Desde el primer momento tomamos conciencia que era fundamental sostener un DAIA activa y muy firme ya que teníamos que estar cerca de cientos de instituciones de nuestra comunidad que necesitaban nuestra asistencia. Gracias al esfuerzo de todos pudimos mantenernos de pie para seguir cumpliendo nuestra misión.

-AJN: ¿Cuál es la preocupación actual de la DAIA?
-JK:
Tenemos por delante una agenda cargada de desafíos que deben ser encarados con urgencia para amortiguar los efectos de esta crisis. No tengo dudas que la DAIA tiene un desafío mayúsculo para tratar de contener y ayudar a aquellos sectores que más desprotegidos quedarán. Esto es prioritario. Fue crucial durante la pandemia no perder el contacto con toda la comunidad y con la sociedad en general. Todos tuvimos que adaptarnos a las nuevas modalidades de comunicación y logramos estar presentes.

– AJN: ¿Cuál es su mensaje a los directivos?
-JK:
La importancia de la unidad: si algo demostró esta pandemia es que es más fácil enfrentar las crisis cuando se las enfrenta con unidad y se buscan consensos. Esta es una lección que deben quedarnos grabadas y aplicarla siempre en el futuro. Ahora nos damos cuenta de lo nocivo que es el enfrentamiento y las descalificaciones que generan divisiones, grietas. Esto pasa a nivel político nacional pero también en distintos ámbitos de la sociedad argentina. Y también lo vemos en otras partes del mundo. Si somos como entidad transmisores del valor de la diversidad, tenemos que ser capaces de aplicarlo entre nosotros.

-AJN: ¿Qué significa para usted asumir el cargo de secretario general del Congreso Judío Latinoamericano?
-JK:
Un orgullo muy grande y una gran responsabilidad. Desde mi lugar voy a trabajar incasablemente para aportar mi experiencia. La tarea no es sencilla ya vivimos en un mundo y en una región tumultuosa, con mucho odio, violencia, persecución y exclusión. Por eso creo que va a ser indispensable reforzar los caminos del entendimiento y del diálogo. Esto siempre permite enfrentar mejor los desafíos que se nos presentan. En Argentina sabemos muy bien de que se trata esto. Mi país, es un ejemplo en este sentido y eso se lo debemos a nuestros abuelos, a nuestros padres y a nuestros maestros. Ellos construyeron una sociedad donde la convivencia con nuestros hermanos católicos, musulmanes y de todas las religiones se naturalizó. Estamos muy unidos y todos somos parte, junto a otros Colectivos, de la historia dinámica de conformación y transformación de nuestra Nación.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!