Seguinos en las redes

Medio Oriente

Erdogan participó en el primer rezo musulmán en Santa Sofía

Agencia AJN.- El presidente turco emitió este mes un decreto que devolvió la categoría de mezquita al histórico edificio.

Publicada

el

mezquita santa sofia

Agencia AJN.- El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, quien ordenó que la icónica Santa Sofía fuera reabierta para el culto musulmán, participó hoy de la plegaria de miles de fieles en Estambul.

Miles de hombres y mujeres, muchos de ellos llegados desde otras partes del país, llenaron rápidamente las áreas en el exterior de Santa Sofía, construida en el siglo VI como catedral y reconvertida en mezquita en el siglo XV, para participar de las primeras plegarias.

Las normas de distanciamiento social por la pandemia del coronavirus se ignoraron, según reportaron medios turcos.

Erdogan emitió este mes un decreto que devolvió la categoría de mezquita al histórico edificio, poco después de que la Corte Suprema del país determinara que Santa Sofía había sido declarada museo de forma ilegal hace más de ocho décadas.

La estructura, considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, fue renombrada “Gran Mezquita Hagia Sofía”.

La decisión causó consternación en Grecia, Estados Unidos y entre las iglesias cristianas, que habían pedido a Erdogan que mantuviese su estatus de museo como un guiño a la herencia multirreligiosa de Estambul y símbolo de la unidad entre cristianos y musulmanes.

Dejá tu comentario

Medio Oriente

A pesar de la confirmación, el canciller de Arabia Saudita niega que el príncipe se haya reunido con Netanyahu

Agencia AJN.- Horas después de que los medios israelíes y estadounidenses informaran sobre la reunión, Faisal bin Farhan dice que no había israelíes presentes. Sin embargo, y aunque no hizo comentarios al respecto, Netanyahu no niega haber volado al reino del Golfo.

Publicado

el

Por

US-SAUDI-DIPLOMACY-ISRAEL

Agencia AJN.- El ministro de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita negó el lunes los informes generalizados de que el Príncipe Heredero de Riad, Mohammed bin Salman, y el primer ministro de Israel Benjamin Netanyahu mantuvieron conversaciones el domingo junto con el Secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, sobre Irán y la normalización, alegando que no había habido funcionarios israelíes.

Un asesor del gobierno saudí confirmó anteriormente la reunión y el viaje del líder israelí a Arabia Saudita el domingo por la noche a The Wall Street Journal, diciendo que la reunión, que había durado varias horas, se centró en Irán y en el establecimiento de relaciones diplomáticas entre Riad y Jerusalem, pero no dio lugar a acuerdos sustanciales.

El ministro de Educación de Israel, Yoav Gallant, también confirmó el viaje, calificándolo de “un logro asombroso”.

Según el sitio de noticias Ynet, que citó a dos funcionarios que participaron en las conversaciones, el príncipe heredero saudí no se opuso a que se diera publicidad a la reunión. A la reunión también asistió el jefe de la agencia de inteligencia del Mossad de Israel, Yossi Cohen.

Sin embargo, el príncipe Faisal bin Farhan negó que Netanyahu o cualquier otro funcionario del Estado judío hubiera participado en una reunión con el príncipe heredero, en un tweet publicado muchas horas después de que los informes empezaran a circular.

“He visto informes de prensa sobre una supuesta reunión entre el Príncipe Heredero y funcionarios israelíes durante la reciente visita de Pompeo. No se ha producido ninguna reunión de este tipo. Los únicos funcionarios presentes fueron americanos y saudíes”, escribió.

Según el informe oficial de Riad sobre la reunión, el propio bin Farhan participó en ella.

Ehud Ya’ari, un veterano reportero del Medio Oriente para las noticias del Canal 12 de Israel, dijo que la reunión de Netanyahu con el príncipe heredero “no es la primera” que ambos han tenido, y dijo que la negación del ministro saudí debe tomarse “con pinzas”.

Pompeo dijo el lunes que había tenido una reunión “constructiva” con el príncipe heredero de Arabia Saudita la noche anterior, mientras concluía una gira por siete países que incluía paradas en Israel y en las naciones del Golfo. No mencionó la presencia del líder israelí. La prensa saudí no había hecho ninguna mención de las conversaciones hasta el lunes por la tarde.

La oficina de Netanyahu no ha comentado el asunto, y el primer ministro no negó que la reunión tuvo lugar mientras hacía una declaración críptica al comienzo de la reunión semanal de la facción de su partido Likud. “No he comentado sobre estos asuntos durante años y no voy a empezar ahora”, dijo, cuando se le preguntó directamente sobre el viaje. “Durante años no he escatimado esfuerzos para fortalecer a Israel y ampliar el círculo de la paz”, agregó

Pompeo viajó con un grupo de prensa americana en su viaje por Medio Oriente, pero los dejó en el aeropuerto de Neom cuando fue a su encuentro con el príncipe heredero.

Saudi Arabia US Pompeo

Los primeros informes del viaje de Netanyahu – la primera reunión conocida entre los líderes israelíes y saudíes – llegaron después de que los periodistas israelíes se percataron de que un avión privado había hecho un raro viaje entre Tel Aviv y Neom el domingo por la tarde, lo que hizo especular sobre una reunión de alto nivel.

Un jet privado Gulfstream IV despegó justo después de las 17.40 GMT del Aeropuerto Internacional Ben-Gurion, cerca de Tel Aviv, hacia Neom, según datos del sitio web FlightRadar24.com. El vuelo viajó hacia el sur a lo largo del borde oriental de la Península del Sinaí antes de girar hacia Neom y aterrizar justo después de 18.30 GMT, según los datos. El vuelo despegó de Neom alrededor de las 21.50 GMT y siguió la misma ruta de regreso a Tel Aviv.

Mientras que Bahrein, Sudán y los Emiratos Árabes Unidos han llegado a acuerdos bajo la administración de Trump para normalizar los lazos con Israel, un acuerdo similar con Arabia Saudita hasta ahora ha quedado fuera de alcance.

En septiembre, el reino aprobó el uso del espacio aéreo saudita para los vuelos israelíes a los Emiratos Árabes Unidos, decisión que se anunció al día siguiente de que Jared Kushner, yerno y asesor principal del Presidente de los Estados Unidos Donald Trump, se reuniera con el Príncipe Mohammed en Riad. La normalización de los vínculos en Bahrein también sugirió al menos una aceptación saudita de la idea, ya que el reino insular depende de Riad.

Israel mantiene desde hace mucho tiempo vínculos clandestinos con los Estados árabes del Golfo, que se han fortalecido en los últimos años al enfrentarse a una amenaza común en el Irán.

La administración Trump ha esperado que Arabia Saudita se una a los Emiratos Árabes Unidos y Bahrein para reconocer a Israel y forjar lazos diplomáticos, pero los dirigentes saudíes han indicado hasta ahora que la paz israelo-palestina tendrá que ser lo primero.

“Hemos apoyado la normalización con Israel durante mucho tiempo, pero una cosa muy importante debe suceder primero: un acuerdo de paz permanente y completo entre israelíes y palestinos”, dijo el domingo el ministro de Asuntos Exteriores de Arabia Saudita, el Príncipe Faisal bin Farhan Al Saud.

A finales de octubre, cuando Trump anunció que Israel y Sudán harían las paces, predijo que Arabia Saudita le seguiría pronto. Durante una llamada con Netanyahu, el presidente del Consejo Soberano del Sudán, el general Abdel Fattah al-Burhan, y el primer ministro sudanés Abdalla Hamdok, Trump llevó a los periodistas a la Oficina Oval, anunció que “el Estado de Israel y la República del Sudán han acordado hacer la paz” y dijo a los periodistas que había otros cinco países “que quieren entrar”.

“Esperamos que Arabia Saudita sea uno de esos países”, añadió Trump, al tiempo que elogiaba a los “muy respetados” gobernantes del país, el Rey Salman y el Príncipe Heredero Mohammed bin Salman.

Seguir leyendo

Medio Oriente

Estados Unidos envía armamento a Medio Oriente a través de Israel en amenaza a Irán

Agencia AJN.- El movimiento viene en medio de informes y especulaciones La administración de Trump podría tomar medidas militares contra Teherán antes de que Biden entre en funciones.

Publicado

el

Por

127089700_10164571660050215_830125886135204356_o-640×400

Agencia AJN.- Los Estados Unidos desplegaron rápidamente varios bombarderos pesados en el Medio Oriente esta semana en una aparente amenaza a Irán, en medio de la especulación arremolinada de que el Presidente de los Estados Unidos Donald Trump planea tomar acción militar contra Teherán antes de que el Presidente electo Joe Biden entre en funciones.

El Comando Central de EE.UU. dijo que los aviones fueron enviados a la región “para disuadir la agresión y tranquilizar a los socios y aliados de EE.UU.”.

En un movimiento altamente irregular, los aviones B-52H Stratofortress fueron vistos volando hacia el espacio aéreo israelí el sábado en ruta hacia la base donde estarán estacionados, probablemente en Qatar. Los aviones fueron vistos en un software de rastreo civil acercándose a Israel antes de que aparentemente apagaran sus transpondedores, haciéndolos invisibles en esas aplicaciones.

Es la tercera vez en el último año y medio que se despliegan en la región bombarderos B-52, capaces de transportar armas nucleares y otras municiones potentes, como amenaza tácita al Irán.

En casos anteriores, los bombarderos no se veían volando por el espacio aéreo israelí. No quedó claro inmediatamente a qué se debió el cambio de ruta.

Se ordenó a los aviones, con poca antelación, que volaran a Medio Oriente sin parar desde su base de operaciones en Dakota del Norte, repostando en el camino en pleno vuelo. Los bombarderos fueron acompañados en la misión por aviones de combate F-15 y F-16, así como por aviones de reabastecimiento KC-10 y KC-135, dijo el Comando Central de los Estados Unidos (CENTCOM).

“La capacidad de mover rápidamente las fuerzas dentro, fuera y alrededor del teatro de operaciones para aprovechar, retener y explotar la iniciativa es clave para disuadir una posible agresión”, dijo en un comunicado el Teniente General Greg Guillot, comandante de la 9ª Fuerza Aérea de los EE.UU. El general dijo que el despliegue de bombarderos en la región permite a sus tripulaciones conocer mejor la zona y trabajar mejor con las unidades locales.

“Estas misiones ayudan a las tripulaciones de los bombarderos a familiarizarse con el espacio aéreo de la región y las funciones de mando y control, y les permiten integrarse con los activos aéreos de los EE.UU. y sus socios, aumentando la preparación general de la fuerza combinada”, dijo Guillot.

Los EE.UU. han desplegado previamente bombarderos B-52 en la región durante períodos de tensiones más intensas. Esto ocurrió a principios de 2020 después de que EE.UU. matara al comandante iraní Qassem Soleimani en un ataque aéreo en Irak. Los aviones estratégicos también se enviaron a la región en mayo de 2019, cuando Irán presuntamente atacó a varios aliados de los Estados Unidos en el Golfo Pérsico y derribó un avión no tripulado espía estadounidense que volaba cerca de su espacio aéreo.

El despliegue de los bombarderos pesados de largo alcance se produjo en medio de informes que indicaban que la administración Trump -e Israel- planeaba llevar a cabo operaciones militares contra Irán antes de que Biden asumiera el cargo. Se espera que el presidente electo de los Estados Unidos adopte un enfoque algo más suave y diplomático que Trump, que se retiró del acuerdo nuclear de 2015 que las potencias mundiales firmaron con Irán y empleó una campaña de “máxima presión” de fuertes sanciones económicas contra la República Islámica.

Aunque los analistas dicen que este esfuerzo ha creado una influencia para futuras negociaciones, la táctica no ha dado todavía frutos en cuanto a detener los esfuerzos nucleares del Irán -de hecho, la República Islámica ha acumulado mucho más material nuclear y a niveles más altos de enriquecimiento en el marco de la campaña- ni ha frenado las ambiciones de hegemonía regional de Teherán.

Biden, que fue vicepresidente de Barack Obama cuando se firmó el acuerdo de 2015, ha dicho que planea volver al acuerdo como base para futuras negociaciones con Irán.

Se informa que la administración Trump está planeando una serie de sanciones de gran alcance sobre Irán para hacer más difícil que la administración entrante se reincorpore al acuerdo nuclear.

El Secretario de Estado de EE.UU. Mike Pompeo visitó la región durante la semana pasada, incluyendo una parada en Israel, en la que dijo al Jerusalem Post que EE.UU. consideraría un ataque militar contra Irán.

“La administración ha sido clara en eso durante sus cuatro años completos. No hay ninguna razón para que eso cambie hoy o mañana”, dijo Pompeo.

El viernes pasado, el Canal 13 informó que Israel y los EE.UU. estaban planeando aumentar la presión sobre Irán con “operaciones encubiertas” y sanciones económicas durante las últimas semanas de Trump en el cargo. Jerusalem y Washington evalúan que Teherán no responderá militarmente antes del final del mandato de Trump, según el informe sin fuente.

En el informe no se explica en detalle la naturaleza de las medidas que pueden adoptarse.

Entre otras operaciones encubiertas contra el programa nuclear de Irán, Israel y los EE.UU. fueron, según se informa, responsables de la introducción del virus informático Stuxnet para sabotear partes del proceso de enriquecimiento nuclear de Irán hace una década, y de ataques de sabotaje más recientes contra instalaciones nucleares iraníes. La agencia de espionaje del Mossad de Israel ha sacado a relucir un vasto tesoro de documentación iraní sobre el programa nuclear del régimen, según reveló el primer ministro Benjamin Netanyahu en 2018. Israel también ha sido vinculado en informes a los asesinatos de varios científicos nucleares iraníes, y la semana pasada The New York Times informó que agentes israelíes mataron al número 2 de Al-Qaeda, Abu Muhammad al-Masri, en Teherán en agosto a instancias de los EE.UU.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!