Seguinos en las redes

Israel

Hoy en la historia judía / Nace Ezer Weizman, séptimo presidente de Israel

 AJN.- Se impuso como líder israelí el 24 de marzo de 1993 por 66 votos a 53. Su mandato, al que asumió el 13 de mayo de ese año, estuvo marcado por sus visitas a las familias de los soldados caídos y de las víctimas del terror y su constante defensa de la paz y las reuniones con los líderes árabes.

Publicada

el

ezer

 Ezer Weizman nació el 15 de junio de 1924 en Tel Aviv y fue un destacado militar y político israelí que llegó a ocupar el cargo del presidente del Estado de Israel. Era hijo de un ingeniero agrónomo y sobrino Jaim Weizman, primer presidente del Estado de Israel y destacado científico y, por décadas, líder del Movimiento Sionista Mundial.

 

Ezer Weitman pasó la niñez y los primeros años de su juventud en la ciudad de Haifa donde asistió a la escuela hebrea Reali.

 

Al declararse la Segunda Guerra Mundial se unió a la Haganá, luego de completar el curso de comandante, en 1941, obtuvo su licencia de piloto en un club de aviación y decidió enrolarse en el ejército británico para combatir al régimen nazi. Si bien su intención era ser piloto de guerra, la solicitud que presentó para realizar los correspondientes cursos le fue rechazada y durante varios meses se desempeñó como conductor de camiones de las fuerzas de Gran Bretaña en Libia y Egipto, a la vez que continuaba solicitando ser destinado a estudiar para piloto de combate.

 

En 1943, la superioridad –luego del correspondiente examen médico – lo envió a la Escuela de Vuelo en Rhodesia. Después de graduarse, Weizman desempeñó como piloto de combate en la Real Fuerza Aérea de Gran Bretaña, volando en el norte de África y el Lejano Oriente, y en 1946 solicito la baja para radicarse en Londres, donde estudió materias relacionadas con la aviación y se integró por pocos meses al Etzel como mensajero y haciendo un curso de explosivos. Un años después, cuando Scotland Yard comenzó a sospechar de sus actividades, él regresó a Eretz Israel (Tierra de Israel) donde participó de la creación de la fuerza aérea israelí. También fue uno de los pilotos que trajo los aviones Messerschmitt desde Europa en 1948 y participó en diversas acciones de reaprovisionamiento a las aisladas comunidades del sur y varios combates aéreos contra las fuerzas egipcias.

 

Un par de años después la Fuerza Aérea israelí lo envió a Londres a realizar un curso de comandancia y estado mayor, y a su regreso se le encargó organizar un curso capacitación para los oficiales. Luego de esto fue nombrado jefe de diversas bases aéreas militares, siendo enviado a Francia en 1956 para coordinar la adquisición de primeros aviones Mystère de Israel.

 

En diciembre de 1956 se lo trasladó al comando de la Fuerza Aérea del Departamento de Aire y en julio de 1958 fue ascendido a mayor general hasta 1966. Durante su mandato se recibieron los aviones Mirage y todos los escuadrones de combate estuvieron integrados por aviones jets.

 

Desde 1966 hasta 1969, fecha en que se retira del servicio activo, Ezer Weizman se desempeñó como subjefe de Tzahal, el ejército israelí, y fue quien planificó y comandó las incursiones aéreas israelíes que durante el inició de la Guerra de los Seis Días, el 5 de junio de 1967, atacaron por sorpresa y destruyeron a la aviación egipcia, acción que le valió ser ascendido a general de Brigada.

Al retirarse de Tzahal se integró a la política israelí ingresando en el partido Gajal que lideraba Menajem Beguin, y el 15 de diciembre de ese mismo año se integró como ministro de Transportes al gobierno de unidad nacional, cuyo primer ministro era Golda Meir. Cuando Gajal abandonó el Gobierno en agosto de 1970, Weizman pasó a presidir el Comité Ejecutivo del partido Jerut, principal integrante de la coalición de derecha, entre 1971 y 1972. Este último año él se distanció del Jerut por divergencias con Begin, aunque en 1973 se reintegró a la dirigencia del partido y en 1977 fue el director de la campaña electoral que en las elecciones del 21 de junio dieron triunfo al Likud, partido político continuador de Jerut. También llevó a la jefatura del Gobierno a Begin, quien lo designó ministro de Defensa.

 

En marzo de 1978 ejecutó la primera invasión israelí a El Líbano, la cual se detuvo en el río Litani, con el objeto de destruir las bases de fedayines (terroristas) de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) que atacaban las poblaciones israelíes en la Galilea.

 

Tras la firma del Tratado de Paz egipcio-israelí en Camp David en marzo de 1979, Weizman fue el encargado de aplicar los aspectos militares del acuerdo, fundamentalmente, las primeras devoluciones de territorio de la península del Sinaí.

 

Por diferencias con Menajem Begin respecto a cómo instrumentar la paz con los palestinos, Weizman renunció al Gobierno y al Likud en 1980, lo que llevó a que se quede fuera de la Knesset (parlamento israelí) en 1981. 

 

Durante tres años se dedicó a la actividad privada y formó su propio partido político, Yajad, que en las elecciones de 1984 obtuvo tres miembros de la Knesset, integrándose al gobierno del primer ministro Shimón Peres como ministro sin cartera con la intención de ser el nexo entre los partidos de izquierda y derecha israelí en las negociaciones de paz con los palestinos. En enero de 1985 Peres lo designó coordinador para Asuntos Árabes, una posición que le permitió desarrollar sus conocidas tesis de integrar en la sociedad israelí a los árabes que vivían dentro de las fronteras del Estado mediante la concesión de una carta especial de ciudadanía, con el objetivo de lograr la verdadera equiparación de derechos políticos y civiles con la población judía.

 

Si bien Weizman se fue acercando a la posturas de Avodá en lo referente a la relación con los palestinos, al conformarse el gobierno de unidad nacional, luego de las elecciones de 1988, el primer ministro Shamir, del Likud, lo designó ministro de Ciencia y Tecnología, función que desempeñó hasta la ruptura del gobierno y la salida de los laboristas el 15 de marzo de 1990.

 

Durante esos años Weizman mantuvo muy buenas relaciones con dirigentes palestinos, hasta tuvo una reunión con Arafat, y recibió el mote de “Halcón de la paz”. En febrero de 1992 renunció a su banca en la Knesset ya que no estaba de acuerdo con la demora existente en llevar a cabo las negociaciones de paz con los palestinos.

 

Durante las elecciones del séptimo presidente del Estado de Israel a principios de 1993, Itzjak Rabín, quien era el primer ministro israelí, propulsó la candidatura de Ezer Weizman para ese cargo, imponiéndose el 24 de marzo por 66 votos a 53. Weitman asumió el cargo el 13 de mayo reemplazando a Haim Herzog.

 

Al finalizar su mandato, en 1998, fue reelecto por otro periodo de cinco años, que debió acortar al renunciar a mitad del año 2000, debido a acusaciones de que había recibido donaciones pecuniarias para solventar sus campañas electorales. Su renuncia que efectivizó el 13 de julio del 2000.

 

Durante los años en que Biniamin Netanyahu fue por primera vez primer ministro israelí (1996-1999), Ezer Weizman mantuvo innumerables disidencias y enfrentamientos con él como consecuencia de no concordar con la política que el primer ministro instrumentaba en relación a las conversaciones de paz con los palestinos.

 

Su presidencia estuvo marcada por sus visitas a las familias de los soldados caídos y de las víctimas del terror y su constante defensa de la paz y las reuniones con los líderes árabes.

 

Ezer Weizman se casó con Reuma Schwartz, hermana de Ruth, esposa de Moshe Dayan, y fue padre de dos dos hijos, Shaul y Michal. 

 

Luego de su renuncia, se retiró a su casa en la ciudad de Cesarea, donde falleció el 24 de abril de 2005, pocas semanas antes de cumplir 81 años, y fue enterrado – según su voluntad – en el cementerio de Or Akiva, junto a la tumba de su hijo Shaul y su nuera Rachel, en presencia de miles de ciudadanos de la plaza mayor de Tzhal, el primer ministro Ariel Sharon y el presidente israelí Moshe Katzav.

 

Dejá tu comentario

Israel

Coronavirus: Gantz el primer ministro suplente y jefe de Defensa está en cuarentena

Agencia AJN.- Según se indicó de forma oficial la persona infectada con la que Gantz entró en contacto era un miembro de su familia. “Me siento genial y tengo la intención de seguir trabajando como de costumbre, de forma remota. Actuaré exactamente como se me indicó. No hay lugar para asumir riesgos”, dijo Gantz.

Publicado

el

Por

gantz

Agencia AJN.- Benny Gantz, el primer ministro suplente y el ministro de Defensa israelí, fue noticia hoy luego de que se dispusiera su aislamiento debido a la sospecha de exposición a una persona infectada con coronavirus el domingo a la noche.

Una declaración de la oficina del ministro de Defensa se transmitió: “Por deseo y responsabilidad de evitar el riesgo de infección y después de consultar con expertos médicos, Gantz decidió aislarse, en espera de una prueba de coronavirus e investigación epidemiológica”.

La declaración dice que “Gantz se siente bien y continuará administrando los asuntos de su ministerio y el resto de sus deberes públicos durante el aislamiento”.

Incluso en su cuenta en Twitter, el ministro y jefe del partido Azul y Blanco dijo: “Comencemos con el resultado final, me siento genial y tengo la intención de seguir trabajando como de costumbre, de forma remota. Actuaré exactamente como se me indicó. No hay lugar para asumir riesgos”.

El Ministerio de Defensa comunicó que “a la luz de la entrada de Gantz en aislamiento, se instalarán equipos en su casa para que pueda cumplir con sus deberes”. Asimismo se indicó de forma oficial que la persona infectada con la que Gantz entró en contacto era un miembro de su familia, consignó el portal de noticias Ynet.

La ciudad natal de Gantz, Rosh Ha’ayin, en el centro de Israel, ha visto 13 nuevos casos de coronavirus en los últimos tres días.

¿Quién es Benny Gantz?
Benny Gantz, ex jefe del Estado Mayor israelí, es ahora el principal socio político del primer ministro Benjamín Netanyahu, en la coalición de gobierno luego de haber sido su rival en las últimas elecciones. Por razones de la política, Gantz y Netanyahu terminaron cerrando un acuerdo político de alternancia en el poder en el inicio de la pandemia, lo que permitió terminar con la incertidumbre institucional que duró más de un año.

Ganz tiene 60 años, es un hombre de perfil bajo aunque en los últimos años tuvo mayor exposición. Quienes lo conocen lo definen como una persona austera de palabras, reservada en sus gestos, disciplinada y atento a las opiniones de sus expertos.

Antes de lanzarse en la batalla electoral israelí, este ex paracaidista no tenía ninguna experiencia en política.

Sin embargo, los resultados de las últimas elecciones lo colocaron en condiciones de formar gobierno, con amplias chances de destronar a Netanyahu, aunque tuvo que llegar a un acuerdo con el premier para a través de un acuerdo pueda acceder el poder a futuro.

Gantz nació el 9 de junio de 1959 en Kfar Ahim, al sur de Israel. Su madre fue una sobreviviente del Holocausto, originaria de Mezőkovácsháza, Hungría.

Estudió Historia en la Universidad de Tel Aviv y luego realizó dos maestrías, una en Ciencia Política en la Universidad de Haifa y la otra en Gestión de Recursos Nacionales en la Universidad de Defensa Nacional en Estados Unidos.

Gantz fue reclutado por el ejército israelí en 1977 y se ofreció voluntariamente como paracaidista en la Brigada de Paracaidistas. Dos años después se convirtió en un oficial al completar la escuela de entrenamiento.

Durante su carrera, Gantz ha desempeñado en una serie de funciones, entre ellas: Comandante de la Unidad Shaldag en la Fuerza Aérea Israelí, Comandante de la Brigada Paracaidista, Comandante de la División de Reservas en el Comando Norte, Comandante de la Unidad de Enlace del Líbano, Comandante de la División de Judea y Samaria en el año 2000, antes de convertirse en el Jefe del Comando Norte de Israel.

También fue agregado militar de Israel en los Estados Unidos desde 2005 hasta 2009 antes de convertirse en el Jefe Adjunto del Estado Mayor general.

Luego, entre 2011 y 2015, llegó a liderar el Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Israel.

Gantz, de ojos azules y casi dos metros de alto, está casado y es padre de cuatro hijos.

Seguir leyendo

Israel

Coronavirus. Ministro de Defensa en cuarentena, se registra nuevo récord de casos y aumenta cifra de pacientes graves

Agencia AJN.- Benny Gantz, quien también es el primer ministro suplente, pasó a un etapa de aislamiento tras la sospecha de haber tenido contacto con un paciente con COVID-19. En las últimas 24 horas se diagnosticaron 1320 casos nuevos y las infecciones aumentaron 500 por ciento en un mes.Crece la preocupación por el aumento de casos graves que superaron la barrera del centenar de pacientes.

Publicado

el

Por

covi1

Agencia AJN.- El ministro de Defensa israelí y primer ministro suplente, Benny Gantz, entró hoy en cuarentena tras la sospecha de haber estado en contacto con un paciente con coronavirus, mientras que los nuevos casos diagnosticados en las últimas 24 horas alcanzaron el número récord de 1.320 y crece el ritmo de paciente graves en el rebrote del COVID que afecta a ese país.

De acuerdo a lo informado por el diario The Jerusalem Post en su sitio web, Gantz permanecerá aislado hasta que se complete una prueba de coronavirus y la encuesta epidemiológica. No obstante, el jefe del partido Azul y Blanco y uno de los principales socios de la coalición de gobierno con el primer ministro Benjamin Netanyahu sostuvo que se siente bien y continuará trabajando desde la cuarentena.

Según dejó trascender el diario israelí, la persona con la que entró en contacto con Gantz es un miembro de la familia.

El diario Haaretz, por su parte, destacó que “el número de personas en Israel con COVID-19 se multiplicó durante el último mes en todas las áreas del país”. Según una evaluación realizada en base a las cifras del Ministerio de Salud emitidas entre el 7 de junio y el 6 de julio, el número de personas con infecciones activas aumentó en 262 comunidades, en un promedio general de 499 por ciento.

covi

El informe señaló que “en algunas comunidades, el aumento fue muchas veces mayor”, con cierta inversión de las tendencias de la primera ola de la pandemia en las comunidades religiosas y árabes.

En este contexto, el viceministro de Salud, Yoav Kish, indicó que Israel está “en el corazón de la segunda ola”. Al presentarse ante la Knesset, el parlamento israelí, para abordar la problemática de la pandemia, Kish dijo que Israel está ante “el evento más difícil y desafiante” e incluso superior “en todos los aspectos de la primera ola”.

covi2

“Es una propagación a nivel nacional.Estamos viendo la morbilidad en todas las áreas del país”, agregó el funcionario. “Lo que había en la primera ronda era más limitado y tenía que ver con personas que venían del extranjero con el virus. Hoy hay una infestación comunitaria generalizada, más de 1.300 nuevas infecciones ayer, casi el doble que la primera ola. La segunda ola es mucho más significativa que la primera”, subrayó el viceministro de Salud.

A todo esto, el diario The Times of Israel reveló en su sitio web, que el primer ministro Benjamin Netanyahu rechazó en abril un plan destinado a prevenir un brote renovado del coronavirus.

Según una versión difundida por el Canal 13, el plan fue impulsado por la agencia de espionaje del Mossad y contó con el respaldo de gran parte del sistema de seguridad de Israel. La propuesta estaba destinada a crear condiciones en las que los israelíes pudieran realizar sus rutinas diarias a pesar de la presencia continua del virus.

El informe indicaba que el plan requería el nombramiento de un “zar de coronavirus”, que supervisaría la respuesta de Israel a la pandemia. La propuesta incluía crear un sistema para detectar y “extinguir” puntos críticos de virus; formar un sistema computarizado para centralizar los datos sobre infecciones y el número de personas en cuarentena. Asimismo, la iniciativa dividía a Israel en zonas, a las que se les asignarían designaciones en función de sus tasas de infección.

El primer ministro favoreció un plan elaborado por su Consejo de Seguridad Nacional, según el informe, pero nunca se implementó y fue archivado.

El panorama de la pandemia en Israel se agudizó en las últimas semanas tras la liberación de la actividad económica dispuesta en contramano con las recomendaciones de los expertos sanitarios.

En las últimas horas, la cantidad de casos graves de coronavirus y la cantidad de pacientes con respiradores se incrementaron en las últimas 24 horas, lo que obligó a Israel a imponer nuevas restricciones como parte de los esfuerzos para controlar su segunda ola de pandemia.

El miércoles por la mañana, el Ministerio de Salud dijo que 107 personas se encontraban en estado grave a causa de COVID-19, frente a las 83 del martes a medianoche, mientras que el número de personas con respiradores aumentó de 34 a 36.

Según los nuevos datos del ministerio, la cifra de infectados alcanzó a 14.104 desde el inicio de la pandemia frente a los 13.653 del martes por la noche. En las últimas horas se produjo una nueva muerta por el COVID-19 y elevó la cifra a 343.

Israel vio un nuevo registro diario en diagnósticos el martes, con 1.319 infecciones, según el Centro Nacional de Información y Conocimiento sobre Coronavirus. Este fue un nuevo récord en casos diarios para el país y la tercera vez en una semana que el número de nuevos diagnósticos ha excedido la barrera de los 1.000.

Hoy entraron en vigencia nuevas restricciones dispuestas por el gobierno para atenuar el impacto del rebrote.
Los autobuses interurbanos solo podrán transportar 30 pasajeros, los autobuses urbanos podrán albergar a 32 personas y los autobuses articulados (con dos segmentos unidos) pueden llevar hasta 50 pasajeros. Los servicios de autobuses también se detendrán a las 10 pm todas las noches y el aire acondicionado en los vehículos funcionará junto a las ventanas abiertas.

Según Ynet, el asentamiento ultraortodoxo de Cisjordania de Beitar Illit debía comenzar un cierre de una semana el miércoles después de que la comunidad presenciara un aumento en los casos, con 179 nuevos diagnósticos en una semana y una tasa de prueba positiva del 16%.

Otros puntos calientes israelíes para el virus incluyen Kiryat Malachi, Bnei Brak, Modi’in Illit, Ra’anana, Kuseife, Kafr Qara, Jerusalén, Beit Shemesh y Tel Aviv. Actualmente hay 1.871 casos activos de la enfermedad en Jerusalem, 1.217 en Tel Aviv y 1.037 en Bnei Brak.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!