Seguinos en las redes

Cultura

Hoy en la historia judía / Fallece Paul Wittgenstein, un pianista dedicado que tenía solo un brazo

AJN.- A pesar de que las críticas sobre su trabajo son variadas, el artista ganó fama internacional por seguir tocando el piano bajo condiciones casi imposibles, y debido a que le pagó a muchos compositores distinguidos para que escribieran piezas musicales para un pianista con un solo brazo. Era heredero de la famosa fortuna de la familia Wittgenstein de Viena.

Publicada

el

Hoy en la historia judía / Fellece Paul Wittgenstein, un pianista dedicado que tenía solo un brazo

El 3 de marzo de 1961 falleció Paul Wittgenstein, heredero de la famosa fortuna de la familia Wittgenstein de Viena, quien persistió en su carrera como pianista tras perder un brazo en la Primera Guerra Mundial. A pesar de que las críticas sobre su trabajo son variadas, el artista ganó fama internacional por seguir tocando el piano bajo condiciones casi imposibles, y debido a que le pagó a muchos compositores distinguidos para que escribieran piezas musicales para un pianista con un solo brazo.

Paul nació el 11 de mayo de 1887 y su familia era una de las más adineradas de Viena. No pudo declarar abiertamente su interés en la música hasta después del fallecimiento de su padre en enero de 1931, por lo que su primer debut fue recién a los 26 años. Su carrera comenzó de a poco, sin embargo se vio interrumpida por la Segunda Guerra Mundial.

Fue llamado como oficial y en el primer mes del conflicto, agosto de 1914, su codo derecho quedó destrozado cuando le dispararon mientras transitaba el frente ruso. Tuvieron que amputarle el brazo en un hospital de campo austríaco. Pero para el momento en el que se despertó el lugar había sido capturado por las fuerzas rusas, por lo que él y sus compañeros fueron trasladados a una prisión en Omsk, Siberia.

Ante esta situación Wittgenstein decidió que no solo iba a sobrevivir sino que iba a volver a tocar el piano. Dibujó un teclado sobre el piso y comenzó a “practicar”, eventualmente hasta siete horas por día. Cuando un diplomático danés que visitó el lugar vio lo que estaba haciendo convenció a las autoridades rusas de que lo transfirieran a un lugar con un piano.

Luego de volver a su casa le pagó a muchos compositores distinguidos para que escribieran piezas musicales para un pianista con un solo brazo, informó el medio israelí Haaretz. A pesar de que las críticas sobre su trabajo son variadas, el artista ganó fama internacional por seguir tocando el piano bajo condiciones casi imposibles.

JC

Dejá tu comentario

Cultura

Un compañero de escuela de Ana Frank creó el popular juguete israelí “pop-it”

Agencia AJN.- La pareja israelí conformada por Theo y Ora Coster creó más de 150 juguetes, incluido el famoso “Adivina quién”. Ahora son reconocidos en todo el mundo por el “pop-it”, un éxito entre los usuarios de TikTok.

Publicado

el

Por

pop it

Agencia AJN.- El famoso juguete anti-estrés “pop-it” fue creado en la década de 1970 por Theo y Ora Coster, una pareja israelí que inventó más de 150 juguetes a través de su empresa, Theora Design.

Algunas de sus invenciones que se hicieron populares en todo el mundo fueron “Guess Who?” (Adivina quién) y “Zingo”. Otros se hicieron famosos en Israel, donde Theora primero hizo productos promocionales para bancos y otras empresas.

El “pop-it” se inspiró en un sueño que tuvo Ora Coster, después de que su hermana muriera de cáncer de mama, según publicó la BBC.

“Ella le dijo a Theo que creara una alfombra de pezones que se pudieran presionar de un lado a otro. Y él hizo precisamente eso”, dijo a la BBC el hijo de la pareja, Boaz Coster.

No fue la única vez que Ora convenció a Theo de crear algo que se convertiría en un elogio internacional. Más adelante, ella lo animó a documentar sus recuerdos de crecer en Ámsterdam, donde fue compañero de clase de Ana Frank, quien, como la mitad de su clase en una escuela judía, fue asesinada por los nazis. Coster sobrevivió al ser enviado a vivir con no judíos; sus padres también sobrevivieron escondidos. Sus memorias se convirtieron en el documental “Los compañeros de clase de Ana Frank”, y luego en un libro de 2009, “Todos usamos estrellas”.

Actualmente, el juguete “pop-it” es un éxito en todo el mundo y puede verse en todos los kioscos y jugueterías del mundo. La compañía atribuye el éxito a un video viral de TikTok publicado el año pasado.

Seguir leyendo

Cultura

Avanza el proyecto para digitalizar textos de la historia italo-judía

Agencia AJN.- La iniciativa es crear una base de datos bilingüe italiano-hebreo de decena de miles de volúmenes, que cubren la historia judío-italiana desde la invención de la imprenta.

Publicado

el

Por

The Great Synagogue in Rome
Sinagoga de Roma

Agencia AJN.- Entre 35 y 40 mil textos de la historia de los judíos italianos desde el siglo XVI al siglo XX serán digitalizados con la finalidad de ponerlos a disposición de académicos de todo el mundo.

La iniciativa inicial corresponde a I-TAL-YA Libros: crear una base de datos bilingüe italiano-hebreo de decena de miles de volúmenes, que cubren la historia judío-italiana desde el invento de la imprenta, que incluye a 14 comunidades judías y 25 instituciones estatales.

Colaboran en esta iniciativa la Unión de Comunidades Judías Italianas (UCEI), la Biblioteca Nacional de Israel, la Biblioteca Nacional Central de Roma y la Fundación Rothschild; y los textos se encuentran en colecciones en comunidades judías locales, bibliotecas de propiedad del Estado, el Vaticano e instituciones eclesiásticas italianas.

Concluida la fase de prueba, el proyecto avanza a un “ritmo rápido”. Según publicó Pagine Ebraiche, una publicación de la UCEI, se han subido 2.000 volúmenes en “Teca”, el portal de la Biblioteca Nacional Central de Roma; y la Biblioteca Nacional de Israel estima que tardará aproximadamente tres años en completarse.

La comunidad judía de Italia se remonta a más de 2000 años, y dado que Italia fue y es un centro importante para la impresión de libros, hay miles de textos únicos para integrar a la base de datos.

Entre los que ya se han digitalizado se encuentran una Hagada de Pesaj, datada en 1758, de la destacada imprenta Bragadina; un libro del Éxodo de 1886; publicado en Livorno; y un libro de oraciones para la festividad de Shavuot de 1906.

Con motivo del Festival del Libro Judío que se celebrará el 26 de septiembre, organizado por el Museo del Judaísmo Italiano y la Shoá (Holocausto) en la localidad de Ferrara, se presentarán los resultados hasta el momento del proyecto I-TAL-YA, y se debatirán cuales serán los planes futuros.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!