Seguinos en las redes

Galería Multimedia

Increíble palacio de la era otomana, convertido en hotel de lujo

El hotel Efendi, situado en Acre, fue honrado en cinco categorías por el sitio web especialista en viajes. Además, fue nombrado como uno de los mejores hoteles pequeños en Medio Oriente e Israel.

Publicada

el

Agencia AJN.- El hotel Efendi, un palacio de la era otomana restaurado y convertido en hotel boutique de lujo, aparece en cinco categorías de los “Travellers Choice Awards” de TripAdvisor de 2018, que reconoce los destinos favoritos de los viajeros en todo el mundo.

El hotel fue premiado en categorías que incluyen los 10 mejores hoteles pequeños en Israel, los 25 mejores hoteles pequeños en Medio Oriente, los 25 mejores hoteles de lujo en Israel, los 25 mejores hoteles con servicio en Israel y los 25 mejores hoteles para parejas en Israel.

Situado en la ciudad de Acre, en la costa norte de Israel, el Efendi es propiedad del chef y empresario Uri Jeremias, quien se convirtió en una especie de leyenda en la ciudad. Su hotel y el famoso restaurante de pescados, a sólo unos pasos de distancia, ayudaron a poner a Acre en el mapa como un destino para turistas.

Después de un meticuloso proceso de restauración de ocho años de la estructura original, el Efendi cuenta hoy con 12 habitaciones de lujo, ubicadas en tres niveles separados, así como un spa con baño turco y una terraza con vistas al mar Mediterráneo.

“Los Premios “Travellers Choice” significan mucho para nosotros”, expresó Jeremias, “porque se basan únicamente en la experiencia de los huéspedes”. Estamos agradecidos por todos los que se tomaron el tiempo para recomendarnos y otorgarnos tal honor”.

Según el sitio de viajes, los ganadores de los premios se determinan en función de las millones de opiniones recopiladas en un solo año por los viajeros de TripAdvisor de todo el mundo.

Dejá tu comentario

Galería Multimedia

Gregory Peck, un luchador contra el prejuicio racial

Agencia AJN.- Su actuación en “Gentleman’s Agreement (Acuerdo de caballeros)” -una de las primeras películas de Hollywood en enfrentar abiertamente el antisemitismo- le valió ser nominado para el Oscar al mejor actor en 1947.

Publicado

el

Por

Gregory Peck, otro famoso, planta un árbol en el bosque Hashalom (Paz) en 1988. Cortesía Archivo del Fondo Nacional Judío.
Gregory Peck planta un árbol en el bosque Hashalom (Paz) en 1988. Cortesía Archivo del Fondo Nacional Judío.

Agencia AJN.- Gregory Peck fue un actor estadounidense dueño de una sólida prestancia escénica, cuya característica principal era la expresión de su torva mirada con que remarcaba sus personajes.

A lo largo de su dilatada carrera, intervino en wésterns, comedias, películas bélicas, románticas, costumbristas, pero también se opuso y luchó apasionadamente contra el prejuicio racial hacia los negros, los judíos y todo tipo de discriminación.

Su actuación en “To Kill a Mockingbird (Matar a un ruiseñor)”, como Atticus Finch, un abogado sureño que defiende a un hombre afroamericano acusado de violar a una mujer blanca, fue premiada con el Oscar de 1962 al mejor actor, y su participación en “Gentleman’s Agreement (Acuerdo de caballeros )”, de Elia Kazan filmada en 1947 -una de las primeras películas de Hollywood en enfrentar abiertamente el antisemitismo- le valió ser nominado para el Oscar al mejor actor de ese año.

“Gentleman’s Agreement” -basada en la novela de Laura Z. Hobson publicada en 1946, dirigida por el Elia Kazan- fue considerada una película de calidad, donde Gregory Peck interpreta a Philip Schuyler Grenn, un reportero gentil y desaliñado que tiene que escribir un artículo sobre el antijudaísmo en la ciudad de Nueva York. Para eso, decide vivir unos meses haciéndose pasar por un judío y para describir la existencia del antisemitismo de la clase media. Al ser juzgada por Hollywood, logró un gran éxito y ganó tres premios de la Academia.

peck 2Durante carrera, visitó el Estado de Israel en diversas oportunidades, en una de ellas, el 2 de octubre de 1969 la industria cinematográfica y la televisión patrocinaron una cena en su honor en la que participó Golda Meier, quien era en ese momento la primera ministra israelí. En otra de sus visitas, en 1988, plantó un árbol en uno de los bosques del Keren Kayemet LeIsrael, el Hashalom (paz).

En 1983 Gregory Peck actuó en “The Scarlet and The Black (El escarlata y el negro), un film para la televisión en donde interpretó el papel del sacerdote irlandés Hugh O’Flaherty, llamado El Pimpineta Escarlata del Vaticano, que salvó a miles de judíos y prisioneros de guerra aliados en la Roma ocupada por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Seguir leyendo

Galería Multimedia

Cuando Frank Sinatra visitó Israel

Agencia AJN.- Su primera visita al Estado de Israel fue en 1962, invitado por el Gobierno para asistir a los festejos de Iom Haatzmaut (Día de la Independencia), mientras realizaba una gira para recaudar fondos destinados a organizaciones benéficas infantiles en todo el mundo.

Publicado

el

Por

frank 1

Agencia AJN.- En 1975, Frank Sinatra estando de visita en Israel efectuó una donación en memoria de la señora Golden, la vecina judía que de niño lo cuidaba cuando su madre trabajaba y que le hablaba en idish y le servía café con pastel de manzana.

Por motivos que pueden ser afectivos o ideológicos, Frank Sinatra siempre despreció los prejuicios raciales y tuvo una neta postura pro-judía, pro-sionista y pro-israelí.

Se afirma que cuando escuchó que algunos clubes de golf restringían asociar a los judíos, se asoció a un club con una mayoría judía, donde él era el segundo no judío que lo integraba.

En 1942, cuando las primeras informaciones sobre la Shoá se conocieron en los Estados Unidos, Sinatra ordenó la confección de cientos de medallas con la imagen de San Cristóbal y un Maguen David en el reverso. Un año después, participó de un espectáculo dramático llamado “el Shakespeare de Hollywood”, que tenía como finalidad llamar la atención del público estadounidense de lo que estaba ocurriendo con los judíos en Europa.

En 1945 protagonizó “The House I Live In” (La casa en que vivo), un cortometraje de diez minutos filmado para oponerse al antisemitismo, por el que recibió un Premio Honorifico de la “Academia”, y en 1946 un Premio Especial del “Globo de Oro”. En 2007, el corto fue seleccionado por la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos para su preservación por ser “cultural, histórica o estéticamente significativa”.
frank 1
A la vez se involucró en el apoyo al establecimiento de un Estado judío en el territorio del Mandato Británico, y en 1947, cuando en la Naciones Unidas se debatía el tema, participó de una manifestación a favor de la posición sionista.

Tedy Kollek contó que en marzo de 1948, cuando en Nueva York era el representante de la Haganá, Sinatra lo ayudó a despistar a los agentes federales que lo vigilaban, y pudo despachar hacia la Tierra de Israel un barco con municiones.

Shalom Goldman, profesor de la Duke University, estudioso de la conexión entre Israel y la cultura popular estadounidense, en un reportaje que le efectuó el Jerusalem Post cuando le preguntaron si Sinatra era sionista contestó: “Tendría que decir que sí, en el sentido de que apoyó la idea de un Estado judío incluso antes de que existiera”.

Su primera visita al Estado de Israel fue en 1962, invitado por el Gobierno para asistir a los festejos de Iom Haatzmaut (Día de la Independencia), mientras realizaba una gira para recaudar fondos destinados a organizaciones benéficas infantiles en todo el mundo.

Estuvo presente en el desfile que se efectuó para celebrar Iom Haatzmaut, sentado junto al primer ministro David Ben Gurión y al general Moshé Dayan; cantó en el evento oficial y en Tel Nof, una base militar de la fuerza área israelí, y pronunció un discurso en Jerusalem instando a la gente de todo el mundo a apoyar a Israel.

Además, compró un terreno en Nazeret para el establecimiento de un centro juvenil intercultural para niños árabes e israelíes, para cuya construcción donó los honorarios que le correspondían por sus actuaciones en el país.

Mientras que en Israel se editaba una película de 30 minutos con los momentos más destacados de la visita de Sinatra al país, la Liga Árabe en octubre de 1962 dictaba una resolución que lo prohibía por su afinidad con el sionismo y el Estado de Israel, boicot que fue levantado en 1979 cuando se firmó el tratado de paz entre Egipto e Israel.

En El Líbano continúa prohibido, pero sus discos y películas se consiguen en el mercado negro.

frank 2

Frank Sinatra planta un árbol en las colinas de Jerusalén en 1962. Cortesía del Archivo del Fondo Nacional Judío.

En 1967 participó activamente en las campañas recaudatorias y de colocación de Bonos del Estado de Israel que colaboraron con el esfuerzo que significó la Guerra de los Seis Días.

En 1975, festejando sus 60 años, actuó en el Centro Internacional de Convenciones de Jerusalem y, un año después, participó de una cena organizada por los Amigos de la Universidad Hebrea de Jerusalem destinada a recaudar los fondos necesarios para la construcción de un centro de estudiantes en el campus Monte Scopus de la universidad, cuyas autoridades en 1978 lo denominaron “Centro Internacional de Estudiantes Frank Sinatra” en su honor.

En 1979, Sinatra conoció a Simón Wiesenthal y le dijo que lo admiraba, y al enterarse que el Centro Simón Wiesenthal estaba tratando de producir el documental “Genocide”, Sinatra les dijo: “Aunque no soy judío, el Holocausto es importante para mí”, y efectuó un generoso aporte, y realizó cuatro actividades para juntar fondos en los meses siguientes y “Genocide” ganó el Premio de la Academia de 1981 a la Mejor Película Documental. La relación de Sinatra con Simón Wiesenthal continúo hasta su fallecimiento, pues fue uno de los miembros de la Junta de Síndicos.

El último viaje a Israel Frank Sinatra lo realizó en 1995, en el marco de sus festejos por cumplir 80 años, visitando especialmente Eilat, para luego viajar a Egipto y Jordania.

Las instituciones judías le otorgaron los siguiente premios: Premio Hollzer Memorial de la comunidad judía de Los Ángeles (1949); Medallón de valor de Israel Bonds (1972); Premio Nacional Scopus de la American Friends of Hebrew University (1976); y Premio Cultural de Israel (1977).

Seguir leyendo

Más leídas