Seguinos en las redes

Cultura

Iom Kipur. Mañana martes, con la salida de la primera estrella, comienza el día de introspección del pueblo judío

En Iom Kipur el precepto más importante es la abstinencia de ingerir alimentos y bebidas, la cual se extiende por unas 26 horas, hasta la salida de las estrellas del día siguiente, que es anunciado con el toque del shofar (tradicional instrumento a base del cuerno de un carnero).

Publicada

el

cam

Agencia AJN.- Este martes, con la salida de la primera estrella, el mundo judío conmemorará Iom Kipur (Día del Perdón), la jornada más sagrada y solemne del calendario hebreo, de ayuno -el único decretado en la propia Torá- y contrición, durante la cual D’s termina de juzgar a la humanidad y sella su dictamen para el resto del año, preferentemente en el Libro de la Vida.

¿Qué es Iom Kipur?
El día más sagrado del año, el día en que estamos más cerca de Di-s y de la esencia de nuestras propias almas. Es el Día de la Expiación, cuando nos reunimos en comunidad y decimos ¡Perdón!, tanto a nuestros semejantes como a Di-s. Tratamos de modificar las cosas que debilitaron nuestra relación con Él, y lo hacemos con alegría, con confianza absoluta en Su positiva respuesta.

En profundidad:
Este día se descubre la verdadera esencia de cada uno, lo que va más allá de la imagen que uno quiere mostrar al mundo, e incluso a uno mismo. Las influencias exteriores, las dicotomías, y todo lo que impide que nuestra voz interior sea escuchada se desvanecen para que podamos encontrarnos cara a cara con el potente poder de nuestras almas. Puede emerger por tan sólo un momento, pero en ese momento, recuperamos nuestra perspectiva y recordamos quiénes somos.

En Iom Kipur el precepto más importante es la abstinencia de ingerir alimentos y bebidas, la cual se extiende por unas 26 horas, hasta la salida de las estrellas del día siguiente, que es anunciado con el toque del shofar (tradicional instrumento a base del cuerno de un carnero).

La prohibición involucra a todo hombre y mujer judíos mayores de 13 y 12 años, respectivamente, que esté en condiciones físicas de cumplirla, y también incluye el bañarse, mantener relaciones sexuales y usar calzado de cuero, cosméticos y perfumes.

Los enfermos de cierta gravedad, las embarazadas, quienes amamantan y los niños están exceptuados de ayunar, y en el caso de los tres primeros, están obligados a no hacerlo.

A diferencia del resto de los días del año, en Iom Kipur se recitan cinco plegarias: una al comenzar la jornada (Kol Nidréi, que pide el borrado de todas las promesas incumplidas y debe ser recitada antes de la puesta del sol), dos por la mañana (Shajarit y Musaf) y otras tantas antes del anochecer (Minjá y Neilá).

En cada una de ellas se recita el Vidúi (confesión) y se le implora al Creador que absuelva a los pecadores de sus errores e incumplimientos.

Otro de los segmentos más «populares», es el Izcor, el servicio de recordación de los familiares fallecidos, una cita ineludible incluso para quienes solo asisten a las sinagogas en ese momento.

Por otra parte, antes de Iom Kipur es costumbre disculparse con el prójimo por las faltas cometidas para con él.
Otras tradiciones previas son el comer y beber en abundancia en la víspera, de modo de poder completar el ayuno, y las kaparot, un ritual para evitar un mal decreto divino que consiste en transferirle en forma simbólica los pecados a un gallo (los hombres) o una gallina (las mujeres), los cuales luego se faenan y se obsequian a los pobres como caridad.

Iom Kipur se conmemora ocho días después de Rosh Hashaná (Año Nuevo), con el cual integra los Iamim Noraím, “días terribles” por la seriedad y rigor del Juicio Divino, y los diez días que los nuclean son los Aséret Ieméi Teshuvá (Diez días de Retorno al camino de la Torá).

Es el único ayuno permitido en Shabat y es el día de la expiación, razón por la cual debe haber una aflicción personal, de modo que el individuo pueda ser purificado de sus pecados.

Sus principales preceptos -prolongados servicios religiosos y las abstinencias- son observados incluso por muchos no religiosos y tienen un altísimo acatamiento en Israel, quizá mayor que en la Diáspora, con epicentro en el Kótel Hamaarabí o Muro Occidental, mal llamado «de los Lamentos».

Además, los lugares de entretenimiento están cerrados, no hay transmisiones de radio y televisión, se suspende el transporte público e incluso las calles están completamente vacías.

Esto se refuerza con el recuerdo de la guerra de 1973, un sorpresivo ataque contra Israel lanzado precisamente en Iom Kipur por Egipto y Siria y que fue repelido a un muy alto costo.

Cultura

La revista TIME coronó a las mujeres de Irán como las heroínas del 2022

Publicado

el

Por

muj

Agencia AJN.-  La revista TIME,  que cada año selecciona a las personas que considera más influyentes del mundo, eligió a las mujeres de Irán como las heroínas del 2022

La revista estadounidense describió a las mujeres iraníes como «educadas, seculares y liberales» que salieron a la calle tras la muerte de la joven kurda Mahsa Amini para decir que «tienen la libertad de decir y vestir cualquier cosa».

La ex columnista de Time, Azadeh Moaveni, realizó un homenaje a las mujeres que participaron en las pasadas protestas en Irán que desembocaron en el actual movimiento.

Moaveni afirmó que «cuando las aspiraciones de libertad de una generación parecen tentadoramente al alcance de la mano, más humillantes parecen las restricciones restantes y menos desalentador parece el tramo final de la resistencia».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por TIME (@time)

«En el momento de escribir estas líneas, se calcula que 400 manifestantes iraníes murieron a manos de las fuerzas de seguridad. A pesar de las medidas para bloquear Internet, siguen apareciendo informes sobre muertes y abusos bajo custodia. Después de casi tres meses, las protestas en los campus universitarios no cesan», señaló Moaveni.

Por otro lado, la ex columnista de TIME agregó que lo que está ocurriendo en Irán puede parecer familiar, pero es diferente porque, hoy, las aspiraciones de todos se unieron en los cánticos de «mujeres, vida, libertad», una revuelta feminista que lleva consigo las diversas reivindicaciones de toda una sociedad.

En relación a la persona más importante del año, TIME eligió al presidente de Ucrania, Volodímir Zelensky.

Seguir leyendo

Cultura

Israel vive Navidad con un gran árbol que da testimonio de la coexistencia

Cada año se celebra en Haifa un festival que marca la tolerancia y la unidad de las tres religiones, antes de la llegada de Navidad, Januca y Ramadán.

Publicado

el

Por

por

Agencia AJN.- La coexistencia se vive en la ciudad de Haifa donde como todo los años se organiza el festival llamado «la Fiesta de todas las Fiestas», una celebración anual de la diversidad religiosa y cultural de la ciudad norteña de Israel.

»La Fiesta de todas las Fiestas» tiene lugar cada diciembre y marca las festividades de Navidad, Januca y Ramadán para los residentes cristiano, judíos y musulmanes de Haifa, que conviven pacíficamente.

 

Este año se celebrará del 8 al 26 de diciembre y los visitantes podrán disfrutar de diversas actividades como exposiciones, actuaciones, ferias de antigüedades y artesanía, espectáculos y conciertos, entre otras.

Además, habrá puestos de comida, música, circo y celebraciones callejeras. También se lanzará un juego interactivo para las familias.

nananan

»Jag HaJaguim», como se la conoce en hebreo, o »Holiday of Holidays», en inglés, pretende fomentar los valores de convivencia y respeto mutuo de todas las religiones en la ciudad.

El evento se realiza en el barrio árabe de Wadi Nisnas y se extiende hasta la Colonia Alemana, al pie de los Jardines Bahai.

 

La calle principal de la Colonia Alemana se llena de adornos en señal de las fiestas de las tres grandes religiones, otorgando a los visitantes una maravillosa experiencia cultural.

Esta es la 29ª edición del festival, que se celebra el Centro Cultural Árabe – Judío de Haifa- y en los alrededores de la ciudad.

 

 

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!