Seguinos en las redes

Israel

Israel. En la noche de la reapertura, los bares y restaurantes de Tel Aviv estuvieron repletos

Agencia AJN.- Más de 120.000 israelíes hicieron reservas para asegurarse un lugar, y los locales de Tel Aviv dicen que estaban al 95% de su capacidad. Suenan las alarmas por la falta de cumplimiento de la distancia social.

Publicada

el

Virus Outbreak Israel

Agencia AJN.- Tras poco más de dos meses de espera, los bares y restaurantes de Israel volvieron a funcionar el miércoles, y miles de israelíes acudieron en masa a los “pubs” de Tel Aviv para recuperar el tiempo perdido. A pesar del llamado a la responsabilidad del primer ministro Netanyahu, la noche mediterránea tuvo problemas para controlar el exceso de gente, y algunas imágenes muestran gente sin barbijo y sin ningún tipo de distancia social para prevenir una nueva ola de contagios de coronavirus.

El miércoles fue el primer día desde mediados de marzo en que se permitió a los restaurantes y cafés abrir después del cierre, y los temores de que el virus siguiera presente mostraron algunos restaurantes y confiterías con escaso público. Sin embargo, tras caer el sol, una marea de israelíes salió a celebrar y se agolpó en bares y discotecas.

“Queremos hacerte la vida más fácil, permitirte salir y volver a la normalidad, tomar una taza de café y una cerveza”, había dicho en un vídeo Netanyahu el martes, anunciando la reapertura.

Más de 120.000 israelíes hicieron reservas para asegurarse un lugar en la primera noche, informó el Canal 12, señalando que en Tel Aviv, muchos bares y restaurantes dijeron que estaban operando al 95% de su capacidad y que no había reservas hasta después del fin de semana.

Aunque la gente estaba ansiosa por salir, la experiencia fue ligeramente diferente a la del pasado. Algunos lugares tenían botellas de desinfectante de manos en las mesas junto a las velas, otros tenían menús descartables y la mayoría de los camareros llevaban máscaras. Los comensales encontraban las mesas separadas unas de otras.

WhatsApp Image 2020-05-28 at 18.41.53

Una multitud asistió a la fiesta Shalvata, en Tel Aviv.

Los restaurantes y bares estuvieron entre los últimos autorizados a volver a funcionar, con los propietarios presionando para poder volver al trabajo. Algunos restaurantes habían reabierto sin permiso, en protesta por las reglas. Lugares de entretenimiento como cines y teatros están programados para abrir a mediados de junio.

De acuerdo a las nuevas directrices, los restaurantes y bares con licencia para un máximo de 100 personas podían abrir a plena capacidad, mientras que los que tenían licencia para un máximo de 200 personas podían servir hasta el 85% de su capacidad normal.

Los restaurantes deben tomar la temperatura de los clientes antes de permitirles entrar, las mesas deben estar a 1,5 metros de distancia y deben ser desinfectadas permanentemente. Los camareros deben llevar máscaras protectoras y no se permite el autoservicio.

A pesar del ambiente festivo, muchos restaurantes no volvieron a abrir en medio de las dificultades financieras causadas por el prolongado cierre, y los propietarios dijeron que las estrictas directrices de higiene y distanciamiento harían difícil recuperar las pérdidas.

El Ministro de Salud Yuli Edelstein calificó la decisión de retirar las restricciones como “un regalo para las fiestas”, refiriéndose a la próxima fiesta judía de Shavuot, que comienza este jueves por la noche.

El país ha reducido gradualmente las restricciones durante el último mes, ya que el número de nuevas infecciones diarias ha disminuido a unas dos docenas por día. Sin embargo, las autoridades han expresado su temor a una segunda oleada, y se ha informado de brotes localizados centrados en la reapertura de escuelas.

En el punto álgido de la crisis del virus, se cerraron casi todos los negocios y lugares públicos y se prohibió a la mayoría de las personas que se alejaran más de 100 metros de sus hogares.

Israel

Coronavirus. Tensión entre el Primer Ministro y el parlamento por las restricciones para frenar el rebrote

Agencia AJN.- Benjamin Netanyahu anunció la decisión de reabrir las piscinas públicas pero no los gimnasios, mientras que el panel parlamentario liderado por el Likud vota para reanudar la actividad de ambos, desafiando la posición del primer ministro. Una encuesta de la Agencia Judía reveló que entre 3.000 familias y 4.000 jóvenes se encuentran en situación de riesgo social por la pandemia.

Publicado

el

Por

coro2

Agencia AJN.- El primer ministro Benjamin Netanyahu anunció hoy que el gobierno permitirá la reapertura de las piscinas, mientras que los gimnasios permanecerán cerrados, pese a que el comité de la Knesset liderado por el Likud responsable de estas decisiones votó a favor de reanudar la actividad en ambos sectores.

Si bien la decisión del comité parece poner fin a una disputa entre sus miembros, que son responsables de las medidas de mitigación del coronavirus de Israel, sí pone al panel parlamentario en desacuerdo con el primer ministro.

coro1

La presidenta del comité, Yifat Shasha-Biton, de Likud, se había negado a celebrar una votación sobre el tema el domingo, aparentemente después de una llamada de Netanyahu. Pero el lunes pareció resistir la presión de su líder del partido y votó a favor de reabrir ambos.

La semana pasada, el gabinete votó a favor de cerrar todos los gimnasios y piscinas públicas, así como los bares debido a un rápido aumento de COVID-19, pero a las piscinas en hoteles y estudios de fitness, sin embargo, se les permitió permanecer abiertos, lo que provocó un fuerte reclamo de los dueños del sector que calificaron los cierres como arbitrarios.

coro

El Comité de Coronavirus de la Knesset se reunió el domingo para discutir la decisión de reabrir todas las piscinas públicas y gimnasios después de una apelación de las facciones de la oposición en el parlamento, que presentó una investigación, que muestra que hasta ahora menos del 2% de todas las infecciones por coronavirus se contrajeron en piscinas o gimnasios.

El Ministerio de Salud presentó hoy su informe que confirmó 1.221 nuevos casos de coronavirus de un total de 21.539 pruebas realizadas ayer. Actualmente hay 160 pacientes con COVID-19 en estado grave, 51 de ellos conectados a ventiladores.

En tanto que la cifra de fallecidos llegó a 364 personas, según informó The Times of Israel.

Israel registra un total de 20.251 casos de coronavirus desde el inicio de la pandemia.

El Ministerio de Educación anunció que 2.026 estudiantes y personal docente han sido diagnosticados con el coronavirus. De acuerdo a la información oficial, 28.147 estudiantes y personal docente se encuentran en aislamiento preventivo.

En medio de este panorama político y sanitario, el primer ministro Benjamin Netanyahu se reunió hoy con los líderes de los partidos ultraortodoxos , los ministros Aryeh Deri y Jacob Litzman, y discutió las restricciones en los barrios haredi. A la reunión también asistieron el ministro de Salud, Yuli Edelstein, y el ministro de Seguridad Pública, Amir Ohana.

“Quería reunirme aquí para escucharlo y abordar la angustia, sé que es real y toca nuestros corazones. Queremos ayudar, nadie quiere ser acosado, sino todo lo contrario, y estoy abierto a escucharlos”, dijo el premier, según consignó el diario Maariv.

El viceministro Uri Maklev , por otro lado, atacó al primer ministro y advirtió sobre la pérdida de apoyo del público ultraortodoxo. “El público ultraortodoxo tiene una larga memoria y ahora esperamos su acción e intervención, acciones y nada de hablar”, agregó.

“El cierre en Bnei Brak es como si el coronavirus afecte solo al público ultraortodoxo, el cierre es ofensivo, cierra las escuelas de educación especial. La comunidad ultraortodoxa ha sido la más dañada por la pandemia”, agregó.

Por su parte, el ministro de Energía, Yuval Steinitz, de importante influencia en el gobierno, sostuvo que “Israel debe imponer un cierre nacional de 10 días para poder enfrentar la segunda ola de la pandemia” de coronavirus que se está extendiendo rápidamente en todo el país.

En declaraciones al portal de noticias Ynet, Steinitz pidió un cierre parcial en el que a las personas se les permitiría ir a trabajar o salir para necesidades, pero de lo contrario se requeriría en gran medida quedarse en casa.

Una encuesta realizada recientemente por la Agencia Judía determinó que entre 3.000 familias y 4.000 jóvenes estaban en riesgo o en poblaciones de bajos ingresos en Israel.

Los datos de la encuesta mostraron que el 25% de las familias que anteriormente no recibían apoyo financiero regular lo necesitan durante la pandemia de coronavirus.

La encuesta también mostró que el 73% de las familias en riesgo necesitan ayuda con los alimentos, el 26% necesita asistencia para pagar sus cuentas y el 20% necesita apoyo psicológico.

Idit y Jorge Zinger, padres de dos niñas de la ciudad sureña de Dimona, no han podido encontrar trabajo durante casi cuatro meses, citó entre otros casos el portal de noticias Ynet.

Seguir leyendo

Israel

Israel ayuda a la Diáspora a través de la Agencia Judía en la batalla contra la pandemia

Agencia AJN.- Con las comunidades de todo el mundo prácticamente congeladas y al borde del colapso financiero, el presidente de la organización, Isaac Herzog, anunció el desembolso de 10 millones de dólares en préstamos sin intereses como medida provisional.

Publicado

el

Por

WhatsApp-Image-2020-07-08-at-5.52.05-PM-e1594227375947-640×400

Agencia AJN.- El director de la Agencia Judía para Israel, Isaac Herzog, citó un “cambio de paradigma” durante la era de la pandemia, en el que Israel está ayudando a las comunidades judías en dificultades en toda la diáspora – en lugar de al revés – después de que los desembolsos iniciales de un fondo de préstamos de emergencia ayudaran a las comunidades a evitar el colapso.

En una sesión informativa virtual celebrada el miércoles en la que algunos de los jefes de las comunidades compartieron sus experiencias en la lucha contra el COVID-19, Herzog dijo que la Agencia Judía ya ha proporcionado casi 10 millones de dólares en préstamos sin intereses a 23 comunidades judías de América Latina, Europa, la ex Unión Soviética, Nueva Zelanda y Sudáfrica, y que las solicitudes de 12 millones de dólares adicionales elevan la cantidad de ayuda solicitada a más de 22 millones de dólares.

“Algunas de [las comunidades] entraron en una parálisis literal debido al hecho de que la vida judía se basa en la conexión, los eventos, el minyan [oración pública], las escuelas, los jardines de infantes y, por supuesto, en los servicios sociales”, dijo Herzog. “Entonces comprendimos que uno de los mayores problemas de las comunidades judías es el de los asilos de ancianos y los servicios sociales en países que a veces no apoyan a las propias comunidades”.

“Como Israel ha recibido tanto ayuda de emergencia como ayuda continua de los judíos de América del Norte y del mundo durante muchos años, esta crisis representó la oportunidad de oro de Israel para apoyar a las comunidades judías en el extranjero”, dijo Herzog, añadiendo que el fondo de préstamo es “un paso sin precedentes para nuestra organización en nombre del pueblo judío mundial”.

Las comunidades judías “gravemente afectadas” por la pandemia incluyen a Chile, Brasil, Argentina, Paraguay, Sudáfrica, Italia, Francia, España, Austria, Polonia y los Estados de la antigua Unión Soviética, afirmó Herzog.

Los ingresos de muchas instituciones comunitarias dependen de la asistencia, que se ha congelado debido a las órdenes de cierre. También se ha producido una fuerte disminución de las donaciones caritativas porque muchos miembros de la comunidad han perdido sus empleos, dijeron los líderes judíos.

Incluso las comunidades que eran financieramente estables antes del brote se ven ahora obligadas a recortar sus servicios, incluyendo la educación y el bienestar social esencial.

“La Agencia Judía está una vez más al lado de las comunidades judías de la diáspora en los momentos más difíciles como esta crisis. Los judíos argentinos nunca lo olvidan, frente a los dos atentados terroristas de Buenos Aires de 1992 y 1994, en la crisis social y política de 2001 y ahora con el COVID-19”, expresó el rabino Sergio Bergman, ex ministro de Medio Ambiente de Argentina.

“La Agencia Judía es nuestro apoyo para superar la crisis del presente y nuestra escuela de resistencia para juntos forjar el futuro. Estamos muy agradecidos a la organización por estar a nuestro lado en este momento de crisis”, dijo Bergman.

En la reunión informativa intervinieron representantes y dirigentes de comunidades de Italia, la Argentina, Francia, Sudáfrica y los Estados Unidos.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!