Seguinos en las redes

Ciencia

Israel trabaja a contrarreloj para combatir el coronavirus, incluyendo el desarrollo de una vacuna

Agencia AJN.- Estos proyectos de emergencia se centran en diferentes aspectos importantes, como la detección y el rápido diagnóstico, el desarrollo de vacunas, los tratamientos terapéuticos para afrontar el confinamiento y los métodos de atención y seguimiento de pacientes a distancia.

Publicada

el

Captura de pantalla 2020-03-26 a las 12.11.33 a.m.

Agencia AJN.- Investigadores de más de 20 laboratorios del Instituto de Tecnología Technion de Israel trabajan las veinticuatro horas del día para combatir la propagación del nuevo brote de coronavirus en todo el mundo. Los proyectos de emergencia que se están desarrollando se centran en diferentes aspectos importantes, como la detección y el diagnóstico, el desarrollo de vacunas, los tratamientos terapéuticos e incluso los métodos para el cuidado y la atención a distancia de pacientes que padecen COVID-19, incluidas las soluciones robóticas.

Entre los ejemplos notables en el diagnóstico de coronavirus se encuentra el profesor Hossam Haick, de la Facultad Wolfson de Ingeniería Química de Technion. Su investigación está trabajando en una prueba de diagnóstico para portadores de coronavirus antes de que muestren síntomas.

En el campo del desarrollo de vacunas, el Prof. Avi Schroeder de la Facultad de Ingeniería Química está trabajando en una vacuna. Si tiene éxito, será comercializada por su empresa emergente, ViAqua Theraputics.

Schroeder también está trabajando en un método de tratamiento terapéutico, buscando la aplicación de una droga que podría tratar algunos síntomas de dificultad respiratoria.

“Technion está a la vanguardia de la ciencia y la tecnología en todo el mundo, y durante este tiempo de crisis estamos colaborando estrechamente con el sistema de salud y los hospitales para encontrar soluciones inmediatas a los desafíos que enfrentan”, dijo el presidente de Technion, el Prof. Uri Sivan.

“Estamos trabajando en técnicas avanzadas de diagnóstico, tratamiento médico personalizado, tecnologías que permiten la administración de medicamentos con precisión, protocolos de tratamiento basados en inteligencia artificial, uso de Big Data, desarrollo de robots para la atención médica a distancia y mucho más”, aseguró Sivan. “El valor agregado de Technion es evidente en la estrecha interacción entre la medicina y la ingeniería en nuestra universidad, y en las colaboraciones interdisciplinarias que están generando soluciones rápidas y sofisticadas para ayudar a luchar contra COVID-19”, sostuvo.

Además, los investigadores de Technion están colaborando con el personal médico del Centro Médico Rambam en otros numerosos proyectos de emergencia para ayudar a combatir el coronavirus.

Sin embargo, otros institutos de investigación en Israel también están trabajando duro en tratamientos y vacunas para el virus. A principios de esta semana, el MIGAL – Instituto de Investigación de Galilea, con sede en Kiryat Shmona, anunció que esperaba comenzar las pruebas en humanos de una vacuna oral para el coronavirus de acá a entre 8 y 10 semanas. “Actualmente estamos en intensas conversaciones con posibles socios que pueden ayudar a acelerar la fase de ensayos en humanos y acelerar la finalización del desarrollo final del producto y las actividades de reglamentación”, dijo el director general de MIGAL, David Zigdon.

El brote de coronavirus se ha extendido por todo el mundo en los últimos meses, infectando a cientos de miles de personas y matando a miles más. En el momento de redactar este informe, Israel ha confirmado más de dos mil casos y cinco muertes a causa de COVID-19, y el país ha trabajado duro para ampliar las pruebas y aplicar medidas de contención.

Ciencia

Las universidades israelíes lideran la lucha contra el coronavirus

Agencia AJN.- Los prestigiosos establecimientos educativos de Israel están a la vanguardia de las tecnologías e innovaciones médicas, y conducen grupos de trabajo y métodos para la elaboración de vacunas, en esfuerzos destinados a detener la propagación del virus COVID-19.

Publicado

el

Por

Researchers-at-Ben-Gurion-University-of-the-Negev-880×495

Agencia AJN.- Las universidades e institutos israelíes -y sus académicos, investigadores, médicos, científicos y estudiantes afiliados- están a la cabeza de la lucha contra el coronavirus. La Universidad Ben-Gurion, el Instituto de Tecnología Technion, el Campus de Atención de la Salud de Rambam, el Instituto de Investigación Migal y el Centro Médico Sheba están cada uno a la vanguardia de las tecnologías e innovaciones médicas, los grupos de trabajo, los métodos y las vacunas que se están elaborando, y trabajan para proteger la propagación del coronavirus, que se ha convertido en una tragedia mundial en los últimos meses. A continuación, se presenta un resumen de lo que los establecimientos han elaborado hasta el momento, y sus aplicaciones.

Universidad Ben-Gurion del Neguev (Beersheva)

El presidente de la Universidad Ben-Gurión del Néguev, el profesor Daniel Chamovitz, anunció recientemente un grupo de trabajo para “aprovechar la capacidad intelectual, las habilidades de investigación y el ingenio de la universidad para ayudar a hacer frente a la pandemia de coronavirus”. Además, sostuvo que es “nuestra obligación moral contribuir a hacer frente a esta pandemia”.

En una reunión a la que asistieron 50 científicos de diversos departamentos de la universidad, se presentaron ideas y el grupo de tareas se dividió en varios comités que trabajaron en los proyectos y colaboraciones más prometedoras. Entre ellas, figuran mascarillas autoesterilizantes, aviones teledirigidos de emergencia, una prueba de coronavirus que podría durar sólo cinco minutos utilizando tecnología de chips, y un sistema de telemedicina a distancia.

“La Universidad Ben Gurión se esfuerza por ser la principal universidad de Israel en ofrecer un esfuerzo de respuesta integral y multidisciplinario contra el virus”, dijo Doug Seserman, Director General de la Universidad.

El profesor Nadav Davidovitch, director de la Escuela de Salud Pública de la Universidad Ben-Gurión, compartió su optimismo de que “estas situaciones pueden llevar a la innovación”. “Como tenemos un seguro médico nacional, tenemos excelentes registros electrónicos y podemos aprovechar la integración entre los hospitales y la comunidad”, añadió.

“Israel se ha estado preparando para este tipo de eventos durante al menos dos décadas, con el establecimiento de un equipo de respuesta e intervención epidemiológica”, dijo Davidovitch. “Tenemos un sistema muy sólido de pruebas de laboratorio, un fuerte sistema de vigilancia de los brotes de gripe y un sólido sistema de salud pública bien capacitado para realizar investigaciones epidemiológicas”, concluyó.

Instituto de Tecnología Technion y el Campus de Salud de Rambam (Haifa)

Los investigadores del Instituto de Tecnología de Israel Technion y del Campus de Salud de Rambam han probado con éxito un nuevo método llamado “pooling”, que según ellos aumentará drásticamente la capacidad del país para testear el COVID-19.

Permitiendo la prueba simultánea de docenas de muestras, según los investigadores, el método acelerará enormemente la tasa de pruebas y de detección de la enfermedad. Sólo en los raros casos en que la muestra conjunta resulte positiva, se necesitará una prueba individual para cada una de las muestras específicas.

“Aplicando la prueba cuando la tasa de infección en la población es baja, permitirá identificar los casos antes de que un brote sea aparente”, aseguró Idan Yelin, investigador de la Facultad de Biología Technion. “Lo bueno de este método es que puede ser utilizado inmediatamente”, dijo, ya que “utiliza el mismo equipo y kits que se utilizan habitualmente, conservando los escasos reactivos”.

“Mucha gente en todo el mundo encontró nuestro trabajo interesante y se ha puesto en contacto con nosotros”, añadió Yelin. “Por lo que sabemos, este método no se está utilizando actualmente en ningún otro lugar”, y señaló que “la idea en sí misma no es nueva, es sólo que faltaba una prueba de concepto”.

Instituto de Investigación Migal de Galilea (Kiryat Shmona, Israel)

“Una nueva vacuna para el coronavirus estará lista para ser probada en menos de 10 semanas”, dijo el director general del Instituto de Investigación Migal Galilee, David Zigdon.

Financiado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología de Israel, y en cooperación con el Ministerio de Agricultura de Israel, el instituto ha estado trabajando durante cuatro años en una vacuna que pueda ser adaptada para varios virus, que ahora se está centrando en crear una vacuna contra COVID-19, la cepa humana del coronavirus.

Según el instituto, esta posibilidad se identificó como un subproducto del desarrollo por parte de Migal de una vacuna contra el IBV (Virus de Bronquitis Infecciosa), una enfermedad que afecta a las aves de corral. Ahora, Migal ha hecho los ajustes genéticos necesarios para adaptar la vacuna a COVID-19, y está trabajando para conseguir las aprobaciones de seguridad que permitirán las pruebas en humanos.

Según Zigon, el objetivo del instituto es producir la vacuna durante las próximas siete a nueve semanas, y conseguir la aprobación de seguridad en otras pocas semanas.

“Esta será una vacuna oral, lo que la hará particularmente accesible al público en general”, dijo en un comunicado de prensa. “Actualmente estamos teniendo conversaciones avanzadas con posibles asociados que pueden ayudar a acelerar la fase de ensayos en seres humanos y agilizar la finalización del producto final y su reglamentación”, aseguró.

Centro Médico Sheba en Tel Hashomer (Ramat Gan)

Clasificado entre los 10 mejores hospitales del mundo en 2020 por Newsweek, el Centro Médico Sheba de Israel se encuentra actualmente en la primera línea de la lucha contra la pandemia de coronavirus. Sus médicos han innovado con la telemedicina en el tratamiento del virus, protegiendo al mismo tiempo al personal médico y estableciendo el estándar de atención a través de formatos virtuales durante este tiempo.

“El Centro Médico Sheba se ha convertido en un líder mundial en lo que respecta a la telemedicina en la lucha contra esta pandemia”, dijo la Dra. Galia Barkai, jefa de telemedicina del Centro Médico Sheba.

Barkai expuso las tres formas principales a través de las cuales Sheba está utilizando la telemedicina para tratar y salvar a los pacientes, mientras protege también a los trabajadores de la salud.

En primer lugar, el centro está “haciendo la transición de los servicios estándar, como la atención de pacientes externos, a las visitas virtuales”.

En segundo lugar, Sheba está utilizando la telemedicina para apoyar a los pacientes con coronavirus aislados en una instalación especial. “Hemos creado una nueva norma que se ha convertido ahora en una norma nacional en Israel”, dijo. “Lo hacemos a través de kits de telemedicina que contienen una tecnología innovadora que los pacientes pueden utilizar en casa y que informan a los médicos en tiempo real”, explicó.

La tercera, continuó, es para pacientes en estado crítico. “Diseñamos nuestra nueva y dedicada UCI de cuidados críticos COVID-19 para que las enfermeras y los médicos puedan tratar al paciente continuamente a una distancia segura, usando varios métodos de inteligencia artificial para predecir el deterioro del paciente, la robótica e incluso un minicoche que les permita acercarse a los pacientes”.

“Sólo fue posible poner en práctica estos nuevos servicios tan rápidamente en Sheba porque hemos estado trabajando en capacidades avanzadas de telemedicina durante años”, dijo Barkai. “Esto nos permitió escalar rápidamente en el momento de la crisis”, expresó.

Aunque no se trata de una “tecnología nueva” que Sheba está inventando, el centro médico se destaca por aprovechar la tecnología existente e incorporarla en su flujo de trabajo, estableciendo un nuevo estándar de atención para los hospitales y centros médicos de todo el mundo.

Seguir leyendo

Ciencia

Científicos israelíes lanzan un tratamiento revolucionario para el cáncer cerebral

Agencia AJN.- El dispositivo desarrollado en Israel, llamado casco Optune, previene el crecimiento de tumores mediante impulsos eléctricos, al tiempo que causa un daño mínimo al tejido sano.

Publicado

el

Por

Captura de pantalla 2020-03-26 a las 9.17.35 p.m.

Agencia AJN.- Un nuevo e innovador tratamiento contra el cáncer desarrollado por científicos israelíes, que combate los tumores cerebrales malignos mediante impulsos eléctricos, se ha puesto a disposición de los pacientes en Israel. El tratamiento innovador se añadió al formulario nacional de medicamentos y tratamientos, que proporciona atención sanitaria subvencionada por el Estado a los miembros de las organizaciones de la salud, para el año 2020.

Este tratamiento aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) viene en forma de un dispositivo que suministra Campos de Tratamiento de Tumores (TTFields) para el glioblastoma (GBM), una forma agresiva de cáncer cerebral. Los Campos de Tratamiento de Tumores usan campos eléctricos alternos específicamente sintonizados para atacar las células cancerosas. Una vez que los campos eléctricos entran en la célula, atraen y repelen las proteínas cargadas durante el proceso de división de la célula hostil, impidiendo el crecimiento del tumor y causando un daño mínimo a las células sanas cercanas.

El dispositivo, un objeto parecido a un casco llamado Optune, está diseñado para pacientes adultos a los que se les ha diagnosticado recientemente GBM y se administra a los enfermos de cáncer cerebral que se someten a tratamientos de quimioterapia. Optune fue desarrollado por la empresa israelí de biotecnología Novocure, y concretamente por Yoram Palti, profesor de fisiología y biofísica del Instituto de Tecnología Technion.

Según el portavoz de la compañía, el efecto secundario más común que reportan los pacientes es una irritación leve de la piel.

A Michael Parnaski le diagnosticaron GMB hace más de dos años. Recibió quimioterapia y tratamiento de radiación pero no vio ninguna mejora. Mientras estaba en tratamiento en el Hospital Rambam de Haifa, a Parnaski le dieron el casco de Optune como último recurso. Desde entonces, el crecimiento del tumor se estancó y el paciente informa que se siente bien.

“Pasé por tratamientos de quimioterapia y radiación y este tratamiento simplemente ha evitado la creación de nuevas células [cancerosas]. Evita que el cáncer se divida”, dijo Parnaski. “Tengo una gran fe en este dispositivo. Aunque el estado de mi tumor no parece mejorar, tampoco parece empeorar, agregó”.

De acuerdo con Novocure, los Campos de Tratamiento de Tumores están aprobados en ciertos países de Europa y en Canadá para el tratamiento de adultos con glioblastoma. En los Estados Unidos, se utiliza para combatir el mesotelioma, uno de los tipos de cáncer más difíciles de tratar.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!