Seguinos en las redes

Economía

Israel. Trajtenberg: »Cuando tenemos un resurgimiento de la inflación la gente llega al punto de decir ya basta»

En una entrevista el economista argentino de gran prestigio en Israel hace un profundo análisis de la situación económica a nivel mundial . Además, Trajtenberg se expresó sobre los jóvenes activistas que armaron carpas en señal de protestas con la esperanza de recrear el movimiento de justicia social que sacudió a Israel en 2011. Con respecto a las protestas actuales en comparación con las de hace diez años, dijo: «Lo que vemos ahora es el resurgimiento de la inflación. Durante diez años o más, la inflación fue nula o extremadamente baja. Su aumento es un fenómeno global que nos está afectando, también impulsado por el aumento de los precios de las importaciones»

Publicada

el

tr

Agencia AJN.- El profesor argentino Manuel Trajtenberg tiene malas noticias para los jóvenes activistas israelíes que armaron, en los últimos días, carpas en señal de protestas con la esperanza de recrear el movimiento de justicia social que sacudió al país en 2011.

«Desgraciadamente», en su opinión, más vale que vuelvan a casa y no malgasten su energía en un esfuerzo inútil, expresó en una entrevista con el diario israelí Haaretz.

Con la disolución del gobierno de Bennett y la casi certeza de unas nuevas elecciones en otoño -por quinta vez en menos de tres años y medio-, se evaporó la posibilidad de los manifestantes para desencadenar el tipo de acción política deseado, a nivel económico, que los llevó a protestar a las calles. Sencillamente, no hay una dirección ni funcionario al que puedan llevar sus quejas sobre los costes desorbitados de la vivienda, el transporte o la educación.

«Si tenemos elecciones en octubre o noviembre podemos esperar que el país esté totalmente paralizado durante un año», dice Trajtenberg. «No habrá presupuesto ni posibilidad de aprobar leyes que puedan siquiera empezar a abordar los problemas sociales y económicos que necesitan atención».

Según él, «lo que realmente se necesita ahora es exactamente lo que no tenemos: estabilidad política«. Para resolver problemas sociales y económicos difíciles, se necesita un gobierno que tenga un horizonte a relativamente mediano plazo, para poder emprender políticas ambiciosas a largo plazo. Cuando hay elecciones repetidas, los horizontes de los líderes son sólo de uno o dos años en el mejor de los casos. Durante los últimos cuatro años, este país ha ido de crisis en crisis, de elección en elección. Y eso es realmente lo peor que puede pasar si se trata de abordar estas cuestiones fundamentales».

Para los israelíes, el nombre de Trajtenberg despierta inmediatamente el recuerdo de las protestas masivas de 2011, cuando un número sin precedentes de israelíes salió a las calles exigiendo que el gobierno dirigido por el entonces primer ministro Benjamín Netanyahu abordara las crisis sociales del país.

carpas

A Trajtenberg, antiguo presidente del Consejo Económico Nacional, se le encomendó en aquel momento la tarea de dirigir un comité designado por el gobierno para la reforma socioeconómica, que se reunió con los principales manifestantes y presentó un informe que lleva su nombre.

El informe contenía recomendaciones para reformar la educación, la vivienda, la legislación laboral y la fiscalidad.

Aunque el foco de las protestas de 2011 y 2022 es similar -el alto costo de la vida, con especial atención a la falta de vivienda asequible-, las situaciones en las que nacieron son totalmente diferentes, explica.

En 2011, Netanyahu tenía un control «muy, muy fuerte» del poder, pero el «abandono» de las cuestiones sociales hizo que la población se manifieste respecto al coste de la vida.

«Todos los esfuerzos del Ministerio de Finanzas en materia de política económica en ese momento se concentraban plenamente en la macroeconomía: reducir la relación entre la deuda y el producto interior bruto, evitar la inflación, abordar la balanza de pagos, etc. Al mismo tiempo, estaban descuidando las cuestiones microeconómicas, como la vivienda, el transporte y la educación. Así que las protestas estuvieron bien situadas y realmente hicieron que el gobierno cambiara de enfoque».

Esta vez, dice, la fuente inmediata del problema económico proviene del extranjero y está fuera de las manos de los funcionarios israelíes. «Lo que vemos ahora es, en primer lugar, el resurgimiento de la inflación. Durante diez años o más, la inflación fue nula o extremadamente baja. Su aumento es un fenómeno global que nos está afectando, también impulsado por el aumento de los precios de las importaciones». En Israel, agrega, «el problema es que esta inflación se suma a un costo de la vida muy elevado para empezar. Esa es la razón por la que la gente está reaccionando con tanta fuerza. La gente ya estaba sobrecargada. Cuando encima tenemos un resurgimiento de la inflación, la gente llega al punto de decir ‘ya basta«.

Es necesaria la intervención del gobierno.

Cuando se publicó el informe en otoño de 2011, Netanyahu lo aclamó como «un hito para la economía y la sociedad israelí». Además, predijo que conduciría a un futuro en el que «los ciudadanos israelíes podrían comprar y hacer más cosas con su dinero».

ccc

Aunque Trajtenberg afirma que las reformas que siguieron al informe tuvieron un éxito limitado, cree que si Netanyahu hubiese aplicado las recomendaciones de forma más completa, la situación sería mucho mejor, sobre todo en lo que respecta a la vivienda.

«Hubo algunas áreas en las que se llevaron a cabo nuestras recomendaciones; esa es una de las razones por las que la inflación no nos está golpeando tan fuerte como podría hacerlo ahora. Pero en el caso de la vivienda, el gobierno intentó todo tipo de trucos, aunque nunca se dedicó realmente a resolver el problema de fondo, como recomendamos. La crisis de la vivienda se duplicó con creces en la década siguiente, así que no es de extrañar que veamos estas protestas».

‘‘Alrededor de Tel Aviv se levantan torres de lujo para los más ricos pero lo que realmente necesitábamos era que los presupuestos de construcción se destinaran a viviendas asequibles: alquileres a largo plazo de apartamentos modestos. Y a la hora de comprar, necesitamos hipotecas que las familias paguen no según los precios del mercado, sino proporcionalmente: no más de un tercio de sus ingresos. Esto es posible: ocurrió en Nueva Jersey, en Nueva York. Ocurre en muchos lugares de Europa. Por supuesto, requiere la intervención del gobierno. Pero eso es lo que realmente necesitamos».

Otro costo que actualmente ahoga a las jóvenes familias israelíes es el transporte, que también se incluyó en las recomendaciones del comité, pero no se aplicó lo suficiente. «Ya estaba claro en 2011 que la situación iba a empeorar cada vez más, debido a la total dependencia de los autos privados y la falta de un transporte público adecuado», afirma Trajtenberg. «Y ahora lo estamos viendo con toda su fuerza, con los elevados precios de la gasolina y el terrible tránsito que supone una pérdida de tiempo increíble, lo que obliga a muchas familias a tener dos coches y la necesidad de vivir en zonas más caras cerca de su lugar de trabajo. Y como sabemos, el tiempo es dinero’’.

Otra carga económica para los israelíes son los costos de la educación temprana, que se mitigaron después de 2011. Sin embargo, Trajtenberg dice que la educación gratuita a partir de los tres años, que llegó como resultado de su informe, fue diseñada para expandirse e incluir guarderías para los niños más pequeños, y eso nunca sucedió.

uu

Una «tragedia» de la caída del gobierno de Bennett, cree Trajtenberg, es que su enfoque de «volver a lo básico» había apuntado a un deseo de abordar los problemas que estaban afectando a los israelíes – la vivienda, el transporte y la educación – y era probable que hubiera tomado en serio una nueva ola de protestas sociales.

‘‘Este gobierno aprobó un presupuesto que sí incluía muchas medidas que abordaban nuestros problemas económicos. Ahora, debido a la actual inestabilidad política, lo perderemos todo. Cualquier progreso que se haya hecho desaparecerá».

Pero incluso sin las problemáticas circunstancias políticas actuales, cree que las probabilidades de que las protestas actuales puedan recrear el impacto de las protestas de 2011 siempre fueron escasas.

«Las protestas masivas no pueden generarse realmente de esa manera. Nadie podía predecir la explosión que tuvimos en 2011, al igual que nadie hubiese podido hacerlo con el movimiento de las Panteras Negras a principios de los años 70 o la Primavera Árabe. Casi nunca se repite un movimiento de protesta; son muy generacionales y del momento».

 

Fuente: Haaretz

Dejá tu comentario

Argentina

La economía israelí presente en el establishment político argentino

Agencia AJN.- Luego de que el INDEC diera a conocer que la inflación de julio en Argentina fue del 7,4%, nuevamente volvió a aparecer la figura de Shimon Peres y sus métodos para lograr estabilizar la economía israelí.

Publicado

el

Por

166032662330753

Agencia AJN.- El éxito israelí para lograr bajar la inflación, que en 1984 rondaba el 500% anual, se encuentra muy presente en estos días en el establishment político argentino, luego de que el INDEC diera a conocer que en julio fue del 7,4%.

En su programa en La Nación+, el periodista Jonatan Viale difundió ayer un fragmento del documental de Netflix “El Nobel que no dejó de soñar”, sobre los desafíos de Shimon Peres tras su asunción como primer ministro de un gobierno de coalición en Israel, en septiembre de 1984.

“Peres reunió a un equipo de estudiosos y economistas que diseñó un plan que implicaba fuertes recortes en todos los sectores de la sociedad. ‘Llamé a una sesión de gabinete que duró 36 horas. Y recorté a todos. Recorté 500 millones de dólares a Defensa. Fue el recorte más grande en la historia de Israel. Luego recorté en Educación. El ministro de Educación era mi mejor amigo. Fue el fin de la amistad. Todos los ministros aceptaron los recortes de otros ministerios. Ninguno aceptó recortar su propio ministerio. Pero les dije: señores, lo aceptan o los despido. En 36 horas, a quien pestañaba, le recortaba su presupuesto. Me criticaron de todos lados. Pero, para mi gran sorpresa, cuanto más duro era, cuánto más insistente me volvía, notaba que había un cambio en la opinión pública. Día a día, mis encuestan subían, contra todo pronóstico. En seis semanas, la inflación comenzó a bajar’”, explica Peres en el fragmento del documental.

“La inflación de Israel bajó de casi 500% al año a 16%. El índice de aprobación de Peres superaba el 70%, el más alto jamás registrado. Debía cambiar de puesto en octubre de 1986 con el viceprimer ministro Shamir. Y había algunas personas que intentaban influenciarlo para romper la rotación”, destaca el documental.


Sin embargo, Peres dijo: “Caballeros, di mi palabra. No voy a cambiarla. Sabía, por experiencia y demás, que si no cumples tus promesas nunca serás un líder”.

Por su parte, el flamante ministro de Economía argentino, Sergio Massa, tiene ese mismo fragmento de video en su celular y en estos días suele recomendárselo a quienes lo visitan en el quinto piso del Palacio de Hacienda.

El fragmento del video que lleva consigo Massa también explica que en los ‘80, el equipo liderado por Michael Bruno puso en marcha el “Programa de Económico de Estabilización” en el Israel de Shimon Peres. Contempló una drástica reducción de subsidios, una devaluación de 20% del Shekel y un congelamiento temporario -y en rangos- de precios. Además, salarios que, tras un acuerdo con la Histadrut (la CGT israelí) se desacoplaron de la inflación. La tasa de interés subió bruscamente y se fijó de un tipo de cambio. Se prohibió además que el Banco Central asistiera al Tesoro. Luego vino un feroz ajuste del gasto. En 1985, Peres firmó un tratado de libre comercio con EE.UU. Tras esos primeros pasos hacia la estabilización hubo profundas reformas estructurales.

Se trata de un modelo que conoce muy bien, además de Massa, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. “Israel nos demuestra que para bajar la inflación es necesario un plan apoyado por una gran coalición”, dijo tiempo atrás el intendente porteño en Tel Aviv sobre el plan con elementos ortodoxos y heterodoxos de los ‘80. “La Argentina requiere este tipo de acuerdos para encarar grandes transformaciones”, agregó uno de los potenciales candidatos de Juntos por el Cambio en 2023.

Asimismo, Manuel Trajtemberg, economista argentino-israelí, director del Instituto de Estudios de Seguridad Nacional de Israel, habló durante una entrevista llevada a cabo por Pablo Rossi de Radio Rivadavia, en la que aseguró que la razón de la inflación se encuentra en el Gobierno y explicó de qué manera puede frenarse.

“Lo que hay que entender es que el proceso inflacionario es el resultado de la conducta no responsable del Gobierno. La inflación no la causa el sector privado, la causa el déficit prolongado del presupuesto gubernamental, una política monetaria que influye para mal. Respecto a la causa, está en el Gobierno, lo que significa que el problema en última instancia es un problema político, porque se lo puede frenar, pero para frenarlo hace falta una determinación política que no es fácil”, explicó Trajtemberg.

“No hay forma de frenar de manera gradual una hiperinflación, hay que pegar un shock grande. Pero después de ese shock hay que seguir un proceso constante de introducir mecanismos que logren contener la tendencia de todo gobierno de hacer déficit altos, hay que poner reformas económicas que faciliten una transición de una inflación alta a una inflación baja. El caso de Israel se lo puede estudiar, hubo un acto en julio de 1985 que fue el gran shock, pero de ahí en adelante ha habido un proceso gradual de poner en su lugar todas esas tareas que llevó años y continuamente hay que aplicar reformas”, agregó.

Seguir leyendo

Economía

La startup israelí de ciberseguridad Wiz logró 100 millones de dólares en ingresos recurrentes anuales

Agencia AJN.- La startup de seguridad cibernética israelí alcanzó 100 millones en ingresos recurrentes anuales (ARR) solo 18 meses después de alcanzar un millón.

Publicado

el

Por

wiz
CEO de Wiz, Assaf Rappaport.

Agencia AJN.- La startup israelí de ciberseguridad Wiz anunció el miércoles que logró 100 millones de dólares en ingresos recurrentes anuales (ARR), solo 18 meses después de alcanzar un millón en ARR.

El ARR es la suma de todos los ingresos por suscripciones expresados como un valor anual.

Fundada en marzo de 2020, Wiz protege a algunas de las organizaciones más grandes y de más rápido crecimiento del mundo, incluido más del 25 % de Fortune 100 y empresas como Avery Dennison, BMW, Colgate-Palmolive, Costco, Chipotle, EA, LVMH, Mars, Salesforce y Slack.

La empresa emplea a 480 personas, incluidas 130 en Israel, y se espera que continúe y amplíe su equipo.

“Nuestro próximo hito es alcanzar mil millones en ingresos y eso ciertamente no tomará otros 18 meses”, dijo al portal Calcalist el CEO de Wiz, Assaf Rappaport. “Nuestro mercado es enorme y solo estamos rascando la superficie. Tenemos un gran potencial de crecimiento que recién ahora estamos descubriendo. Tenemos el potencial de alcanzar los mil millones de dólares en ingresos en nuestro mercado”.

Wiz ha recaudado 600 millones hasta la fecha, alcanzando una valoración de 6 mil millones de dólares en octubre pasado. Su última ronda de financiación estuvo a cargo de Insight Partners y Greenoaks Capital. Las rondas anteriores incluyeron Salesforce Ventures, Index Ventures, Blackstone, Advent International, Sequoia Capital y Cyberstarts. Entre los inversores privados de la empresa se encuentran Bernard Arnault, jefe de Moet Hennessy Louis Vuitton (LVMH) y una de las personas más ricas del mundo, el multimillonario estadounidense Howard Schultz, quien se desempeñó como director ejecutivo y presidente de Starbucks durante 14 años.

“Llegar a 100 millones en ARR es un gran logro, pero ese no es nuestro objetivo”, dijo Rappaport. “Queremos construir una empresa de la manera correcta. Nuestros ingresos no provienen de objetivos fáciles, sino de los proveedores de nube más grandes del mundo y los gigantes de Fortune 100”.

Rappaport admitió que a él también le sorprendió la velocidad a la que crecieron los ingresos de Wiz.

“No esperábamos que esto sucediera tan rápido. Esto nos da confianza en la valoración que recibimos el año pasado y nos permitirá aumentar nuestra valoración en el futuro”, agregó Rappaport. “No somos una empresa que está a la venta, sino una empresa independiente que seguirá creciendo. Actualmente estamos contratando a decenas de empleados y nuestro objetivo es llegar a 700-800 para fin de año”.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!