Seguinos en las redes

Israel

Israel. Son tres los israelíes muertos en el atentado terrorista en Estambul

Publicada

el

010

AJN.- Simha Demri, Yonatan Suher y Avraham Goldman son los israelíes que resultaron muertos en el atentado terrorista registrado ayer en el centro de Estambul. Además de los israelíes, también murió un ciudadano iraní, Ali Riza Khalman. Once israelíes sufrieron heridas de distinta consideración.

Cinco personas murieron – una de ellas el atacante-  y otras 39 resultaron heridas en el atentado suicida que tuvo lugar en la mañana de ayer en el centro de Estambul, en la concurrida avenida Istiklal en Taksim. Fuera del terrorista, todas las víctimas del ataque, además atacante eran extranjeros: los israelíes Simha Demri, Yonathan Suher, Avraham Goldman y el ciudadano iraní Ali Rıza Khalman.

El ministro de Salud turco Mehmet Müezzinoğlu informó que 39 personas, entre ellos 24 extranjeros y un niño, resultaron heridas y siete de las víctimas hospitalizadas se encuentran en estado crítico.

El primer ministro de Turquía, Ahmet Davutoglu, condenó el ataque y lo calificó de «inhumano», en un comunicado en el que expresó sus condolencias a las familias de las víctimas y deseó a los heridos una pronta recuperación.

«En nombre de mi país, la nación y el gobierno, repudio y condeno a los asesinos que cometieron este ataque atroz dirigido a inocentes, sin ningún tipo de discriminación, así como a todos los traidores que apoyaron e instigaron para que se llevara a cabo este acto inhumano», dijo Davutoglu.

El diario turco Hurriyet Daily informó que ninguna agrupación se atribuyó de inmediato la responsabilidad del ataque, que fue perpetrado en la avenida Istiklal, una larga calle peatonal llena de tiendas internacionales y consulados extranjeros, a unos pocos cientos de metros de una zona de un estacionamiento policial. Las autoridades investigan la posibilidad de que el atentado fuera cometido por la agrupación Trabajadores del Kurdistán (PKK) o el autodenominado Estado Islámico.

El diario informa también que la calle peatonal fue cerrada y que la Junta Suprema de Radio y Televisión de Turquía (RTÜK) impuso una prohibición temporal de transmitir imágenes y secuencias de vídeo de la escena del ataque.

La primera de las víctimas israelíes identificada fue Simha Demri, de 60 años de edad, de la ciudad de Dimona. Simha se encontraba en Turquía junto a su marido, Avi, en un tour culinario. La familia Demri es conocida y muy apreciada en Dimona, y el intendente Avi Biton, destacó en declaraciones a los medios locales que “toda la ciudad está de duelo”. Visiblemente afectado, Biton aseguró que “éste es un duro golpe también para Dimona”.

Su marido, Avi, sufrió lesiones en las piernas y una perforación en el pulmón, y habló con el portal israelí Ynet desde el hospital en Estambul. «Terminamos el desayuno y comenzamos a caminar por el bulevar,» dijo. «Vi una tienda en la que estaba escrito XO XO. Quise tomarle fotos para enviárselas a mi hija en Israel. De repente oí una explosión terrible y todo voló por el aire. Yo estaba un poco alejado del grupo. No pude encontrar a mi mujer. El terrorista estalló a cuatro metros de nosotros. Tengo las piernas rotas y un pulmón perforado. Casi no puedo hablar y no sé dónde está mi esposa «.

También la familia Suher informó sobre la muerte en el atentado de Yonatan, que había viajado a Turquía junto a su esposa para celebrar su cumpleaños número 40. Vivía en Tel Aviv, junto a su esposa Inbal y sus dos hijos.

R.L
20/3/16

Israel

Hoy en la historia judía / El Papa Juan Pablo II se convirtió en el primer pontífice en visitar una sinagoga

 AJN.- Visitó la sinagoga más importante de Roma con el objetivo de sanar casi 2.000 años de enfrentamientos entre católicos y judíos. Durante su estadía allí expresó su aborrecimiento “por el genocidio que se perpetró contra el pueblo judío durante la última guerra, la cual llevó al Holocausto de millones de víctimas inocentes”.

Publicado

el

Por

papa

El 13 de abril de 1983 el Papa Juan Pablo II se convirtió en el primer pontífice en visitar una sinagoga, en este caso la de Roma, y aceptó a los judíos del mundo como “nuestros hermanos mayores”. Además condenó la persecución y muestras de antisemitismo “en cualquier momento y por cualquier persona”.

 

Juan Pablo II visitó el templo, el cual está situado en lo que fue una vez el gueto de Roma, con el objetivo de sanar casi 2.000 años de enfrentamientos entre católicos y judíos. Durante su estadía allí expresó su aborrecimiento “por el genocidio que se perpetró contra el pueblo judío durante la última guerra, la cual llevó al Holocausto de millones de víctimas inocentes”.

 

El viaje del pontífice al centro espiritual de lo que se cree que es el grupo judío más antiguo de la diáspora fue recibido por el Gran Rabino Elio Toaff, quien dijo que era “un gesto destinado a quedar en la historia” y un “verdadero punto de retorno en la política de la iglesia”.

 

“El corazón se abre a sí mismo a la esperanza de que las malas fortunas del pasado serán reemplazadas por un diálogo fructífero”, expresó el rabino, quien abrazó a Juan Pablo cuando llegó a las escaleras de la imponente sinagoga victoriana que está sobre el Río Tiber.

 

El Papa devolvió el abrazo y entró al lugar ante una ovación multitudinaria de 1.000 personas, muchos de ellos descendientes de judíos que habían sido forzados a vivir alejados de otros romanos.

 

En una ceremonia que enfatizó la dignidad igualitaria de ambas fés, los dos hombres se sentaron en tronos dorados y brocados idénticos y se tomaron turnos en leer los salmos. “Los judíos son amados de Dios, quien los ha convocado con un llamado irrevocable”, dijo Juan Pablo II, primero en italiano y luego en hebreo.

 

“La religión judía no es extrínseca de nosotros, sino intrínseca de alguna manera para nuestra propia religión. Con el judaísmo, por lo tanto, tenemos una relación que no tenemos con ninguna otra religión. Son nuestros hermanos queridos y amados y, en cierta manera, podría decirse que son nuestros hermanos mayores”, agregó.

 

JC

Seguir leyendo

Argentina

Israel. Padre de rehenes argentinos de Hamás: «Estoy sentado a la mesa con dos sillas vacías…»

Agencia AJN.- «¿Qué festividad de Pesaj vamos a celebrar con 133 personas en cautiverio?», se pregcontó Itzik Horn, el papá de Iair y Eitan, secuestrados por terroristas palestinos en el kibutz Nir Oz durante la masacre del 7 de octubre y que están hace más de cuatro meses como rehenes en la Franja de Gaza.

Publicado

el

Por

Horn

Agencia AJN.- Itzik Horn, el padre de Iair y Eitan, dos hermanos argentinos que fueron secuestrados por terroristas palestinos de Hamás en el kibutz Nir Oz durante la masacre del 7 de octubre en el sur de Israel y están hace más de cuatro meses como rehenes en la Franja de Gaza, transmitió la desazón y angustia que viven los familiares de los cautivos a diez días del comienzo de la festividad de Pesaj (Pascua judía), también conocida como «la fiesta de la libertad».

«¿Qué festividad de Pesaj vamos a celebrar? ¿Qué fiesta de la libertad? ¿Cómo se puede? Estoy sentado a la mesa con dos sillas vacías…», declaró al programa Diario del Mediodía de la radio del Ejército, Galei Tzahal.

«A veces me levanto por la mañana y digo: ‘Bueno, quizás es una pesadilla’…», contó el adolorido padre.

«No quiero hablar también de Iom Haatzmaut (Día de la Independencia)… ¿Qué celebraciones de Iom Haatzmaut? ¿Qué bailes? ¿Qué canciones? ¿133 personas en cautiverio?», insistió.

Horn Itzik

En diciembre, en diálogo con la Agencia AJN desde Israel, Horn expresó que espera que «el presidente (Javier) Milei y la canciller (Diana) Mondino sigan presionando no solo para que liberen a los rehenes argentinos, sino a todos los rehenes en general».

«Creo que es un acto que cualquier persona de bien tiene que entrar a trabajar en este tema», agregó.

«Si Qatar es el interlocutor, es con quien hay que hablar… Todo el que pueda ayudar es bienvenido…», continuó el padre de Iair y Eitan.

«Sentimos un acompañamiento tanto por parte del Gobierno como del personal de la embajada argentina en Israel, haciendo más de lo que uno se puede imaginar que hacen, no solo en el contacto con nosotros, prácticamente diario, sino también alegrándose cuando alguno de los liberados era argentino. Solo tengo palabras de elogio y agradecimiento hacia el personal de la Embajada de Argentina en Israel», añadió.

Horn también pidió que «el tema de los rehenes argentinos siga siendo un tema en la agenda del Gobierno».

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!