Seguinos en las redes

Israel

Israel. Un gobierno que permite la evasión del servicio militar ultraortodoxo debe irse: opinión

Publicada

el

WhatsApp Image 2024-06-18 at 9.20.55 AM

Agencia AJN.- El gobierno está intentando aprobar una ley que básicamente preserva la situación actual y permite a los hombres ultraortodoxos eludir el servicio militar. Esto es una vergüenza moral, y con el Estado de Israel inmerso en una guerra que se perfila tan cercana en importancia a la Guerra de Independencia de 1948, no deja de ser un ultraje.

Aunque está claro que el reclutamiento de los ultraortodoxos en el ejército no puede lograrse mediante la coerción y exigirá ganarse los corazones y las mentes, debemos empezar por confrontar a los dirigentes rabínicos y políticos ultraortodoxos con la tremenda furia de la mayoría de los judíos de Israel. Ya no están dispuestos a aceptar la distorsión moral de distinguir entre sangre y sangre y están hartos de que la mayoría de los ultraortodoxos no compartan, en su mayor parte, la carga de defender el Estado.

El estudio de la Torá es un valor importante que merece ser cultivado por el Estado. Pero en el caso de una guerra defensiva (milhemet mitzvah), la Halajá (ley judía) ordena que incluso un hombre recién casado salga a la batalla. El público ultraortodoxo sufre de una terrible ceguera halájica y moral cuando se niega a ver que la lucha del Estado de Israel por la seguridad en Oriente Medio es existencial.

Las disposiciones actuales que eximen a todos los hombres ultraortodoxos del servicio militar tienen su origen en la decisión adoptada por el primer primer ministro de Israel, David Ben-Gurion, en el momento de la creación del Estado, de eximir a unos 400 estudiantes de yeshiva de alistarse en las FDI.

Desde entonces, el sector ultraortodoxo ha crecido exponencialmente y hoy constituye alrededor del 15% de la población judía de Israel, y miles de ciudadanos ultraortodoxos no se alistan aunque no sean estudiantes de yeshiva a tiempo completo.

Además, la tasa de crecimiento natural del sector ultraortodoxo aumenta su peso en la población y el porcentaje de hombres a los que el Estado permite eludir el servicio militar obligatorio.

La guerra multiarco que Irán libra contra Israel (a través de Hamás, Hezbollah, las milicias proiraníes en Irak y Siria y los houthis) ha dejado claro que el deseo anterior al 7 de octubre de incorporar a los ultraortodoxos al mercado laboral es insuficiente. Las FDI tienen una enorme escasez de mano de obra. Los hombres ultraortodoxos en edad de alistarse ya no pueden esconderse detrás de una página del Talmud; esto ya no es sostenible. La continua evasión del servicio militar por parte de los ultraortodoxos perjudica no sólo a la economía y la prosperidad del país, sino a su propia seguridad. En vista de las amenazas actuales y futuras, Israel debe construir un ejército mucho mayor. Una de las razones por las que Israel se limita a intentar contener la destrucción que está causando en ciudades, pueblos y aldeas del norte es la falta de poder militar suficiente para entrar en guerra contra Hezbollah mientras lucha en Gaza. Israel tiene una población pequeña.

La ecuación moral de que «no hay derechos sin deberes» debe ser reivindicada vocalmente y sin vacilaciones. En cada Estado, como en otras organizaciones sociales, no hay lugar para exigir derechos civiles sin cumplir obligaciones hacia el Estado. Por lo tanto, hay que privar de derechos a quienes se nieguen a servir en el ejército o en la función pública. Conviene considerar la posibilidad de imponer sanciones a quienes eluden el servicio y se han beneficiado durante años de educación gratuita, medicina avanzada y muchos servicios gubernamentales. Esta política debería aplicarse por igual a ciudadanos judíos y no judíos.

Es de lamentar que el Alto Tribunal haya ignorado la ecuación moral al conceder ciertas prestaciones del Instituto Nacional de la Seguridad Social a quienes no son veteranos militares, en nombre de una visión distorsionada del principio de igualdad. Esta decisión inmoral debe corregirse.

Por otro lado, sería apropiado recompensar generosamente a quienes sirven en unidades de combate y están dispuestos a arriesgar sus vidas por el país.

Los dirigentes del país deben hacer acopio de valor moral y político y condicionar los derechos y prestaciones civiles a la participación en el servicio militar o civil, aunque ello provoque una crisis de gobierno.

La derecha está cometiendo un error moral y político fatal al acceder a las exigencias de los dirigentes ultraortodoxos en esta cuestión. En estos momentos, la alianza incondicional de la derecha con los partidos ultraortodoxos está socavando la seguridad nacional y llevará a la derecha a perder el poder, y con razón.

Fuente: Jerusalem Post.

Israel

Israel. Ministerio Finanzas advierte que el reclutamiento haredim en el ejército perjudicará los esfuerzos para integrarlos en la fuerza laboral

Publicado

el

Por

F230816CG05-e1692531930922-640×400

Agencia AJN.- El Ministerio de Hacienda advierte de que alistar en el ejército a hombres ultraortodoxos trabajadores perjudicará los esfuerzos por integrar a este grupo de población en el mercado laboral.

En un informe sobre el impacto económico del reclutamiento de hombres ultraortodoxos, o haredi, en las IDF, el Ministerio de Hacienda afirma que centrarse en alistar a la población masculina ultraortodoxa trabajadora probablemente repercutiría negativamente en su integración en el mercado laboral en el futuro ante el temor de entrar en el grupo de los designados para el reclutamiento.

En su lugar, el Ministerio de Hacienda insta a las IDF a crear criterios claros y transparentes para el reclutamiento de jóvenes ultraortodoxos que satisfagan las necesidades del ejército y no afecten a su comportamiento.

Mientras tanto, el Ministerio de Finanzas estima que añadir 1.000 reclutas ultraortodoxos al servicio militar de combate se traducirá en un ahorro de 10 a 14 días de reserva al año por persona y supondrá un ahorro anual de 1.300 millones de NIS, según el informe.

Seguir leyendo

Israel

Israel. Tres israelíes detenidos por presuntamente realizar tareas para Irán contra la seguridad nacional

Publicado

el

Por

Untitled-1-6-640×400

Agencia AJN.- El Shin Bet anuncia que tres ciudadanos israelíes fueron detenidos en las dos últimas semanas bajo sospecha de llevar a cabo acciones en el ámbito de la seguridad nacional
en Israel, bajo la dirección de agentes de inteligencia iraníes.

Según la investigación, uno de los sospechosos – Elimelech Stern, de 21 años y residente en Beit Shemesh – estuvo en contacto a través de la aplicación Telegram con un perfil llamado «ANNA ELENA».

Fue a través de este perfil como se pidió a Stern que llevara a cabo diversas tareas, entre ellas colgar carteles en Tel Aviv, esconder dinero en diversos lugares de Jerusalén y Tel Aviv, entregar paquetes en las puertas de civiles israelíes que contenían una cabeza cortada de un animal o una muñeca junto a un cuchillo y un mensaje amenazador, prender fuego a un bosque, etc.

Según los investigadores, Stern accedió a llevar a cabo las actividades que se le pidieron, con la excepción de cometer un asesinato e incendiar un bosque.

El Shin Bet dice que a Stern se le pagó en criptomoneda, y que reclutó a otros dos israelíes para que le ayudaran.

«El uso del método de contactar con ciudadanos israelíes a través de las redes sociales, bajo la falsa representación de la identidad de la persona que hace la solicitud, es un método de operación bien conocido de las agencias de inteligencia iraníes», dice el Shin Bet en el comunicado.

El año pasado, dos israelíes fueron absueltos de la acusación de haber espiado para Irán, mientras que un tercero fue condenado por un cargo relacionado, cerrando así un caso que comenzó con graves acusaciones de espionaje contra cinco ciudadanos con vínculos personales o familiares con la República Islámica.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!