Seguinos en las redes

AJN News

Jorge Diener from Hadassah clarified no argentinian scientist is involved in coronavirus clinical trial

Agencia AJN.- The confusion appeared after Diener, international director and spokesman for the hospital, spoke to Infobae about the experiment to “stop the tsunami caused by the virus in the patient’s body”. However, he pointed out that the study is being conducted by Hadassah’s director of research and nuclear medicine, Prof. Eyal Mishani.

Publicada

el

diener

Agencia AJN.- This morning argentinian news published that an argentinian scientist was participating in the clinical trial of a drug against COVID-19 that is being carried out at the Hadassah Hospital in Israel. However, our correspondent in Jerusalem quickly clarified the misunderstanding of Infobae and that there are no argentinian people involved in the investigation.

The confusion came after Jorge Diener, Hadassah’s international director, had an interview to Infobae about the experiment to “stop the tsunami caused by the virus in the patient’s body”. But Diener said he is neither a scientist nor a doctor, but works as a spokesman for the institution. The real leader of the study is Hadassah’s director of research and nuclear medicine, Prof. (Ph.D.) Eyal Mishani, born in Israel.

“For the enthusiasm of sharing the impact of this new experiment of Hadassah, it was published that I am the Argentine scientist who is part of the clinical trial. I think it was an involuntary mistake generated by the emotion of the journalists”, Diener said to AJN Agency.

“I feel part of everything that is being done at Hadassah to bring vaccines, therapies and tests, but I am not a doctor or an scientist. I am proud to be Israeli and Argentinian and to be part of Hadassah, an amazing organization where scientists like Eyal Mishani, who is the director of the research, work without sleeping to find the cure to save lives. I’m part of that, but not as a scientist, doctor or researcher,” Diener said.

“This is important, because it is a collective project, including Hadassah’s collaborators around the world, that allows this research to be done. I am the international director of Hadassah Hospital and I am very proud to be, among other things, the spokesperson, who communicates this information to the world, and I will continue to do so every day so that the world is better,” he added.

“I am grateful to all the media, the press, radio and television, which are spreading the information about the experiment being done at Hadassah. We are doing everything we can to find a cure for this pandemic,” Diener concluded.

Diener is the correspondent of the AJN Agency in Jerusalem and he makes a daily report from Hadassah with all the news about the coronavirus.

Dejá tu comentario

AJN News

VIDEO. Identidades destruidas: los nombres de las víctimas de Auschwitz-Birkenau en un archivo sin precedente

Agencia AJN.- El museo que funciona donde se emplazó el campo de exterminio alemán posee un archivo repleto de datos de aquellos que fueron masacrados por el régimen nazi. Más de cuatro millones y medio de nombres se encuentran identificados en las páginas del repositorio, que hace años se está digitalizando para garantizar que se siga sumando información y para preservar la memoria de los asesinados. Hasta allí llegan miles de visitantes de todo el mundo, que en sus páginas encuentran familiares que, en muchos casos, desconocían.

Publicado

el

Por

WhatsApp Image 2020-02-14 at 19.19.41

Agencia AJN.- POLONIA (Enviado especial) Hace años que desde el memorial-museo Auschwitz-Birkenau se trata de reunir toda la información posible sobre las víctimas del genocidio nazi durante la Segunda Guerra Mundial. En particular, la institución busca identificar a todos aquellos que fueron masacrados, principalmente a aquellas familias que fueron exterminadas por completo y de las que no queda nadie que los recuerde, o que al menos sepa que existieron. Hoy en día, se cuenta con un total de 4 millones y medio de nombres identificados.

Hoy en día el archivo es visitado por personas de todo el mundo y es un sitio de interés a nivel global. Buceando al interior de las páginas que ocupan el centro de la sala (ver video), los visitantes pueden buscar sus apellidos y encontrar allí nombres de antepasados que llegaron a los campos de exterminio, con su ciudad y país de origen. La sorpresa y la emoción se hacen presente cuando, en muchos casos, se encuentran más familiares de los que conocían.

Se pretendía un exterminio total: además de la aniquilación física en cámaras de gas y hornos crematorios, el plan también incluía el exterminio de la identidad y la memoria de las víctimas. Antes de la liberación del campo en enero de 1945, las autoridades de las SS ordenaron la destrucción de toda la documentación creada durante la operación de Auschwitz. Según las estimaciones, se destruyó más del 90% de los materiales de origen.

En este momento, la base de datos existente, que contiene información sobre las personas localizadas en su paso por Auschwitz, se está fusionando con los datos de las listas de transporte. Por consiguiente, ya en mayo de 2020, los resultados de la búsqueda en www.auschwitz.org se enriquecerán con más de 420.000 nombres de judíos deportados al campo.

Uno de los objetivos más importantes del Repositorio Digital de Auschwitz-Birkenau es reunir la documentación dispersa de las listas de transporte a los campos. “Unos 900.000 judíos deportados a través de trenes masivos desde la Europa ocupada por los alemanes fueron asesinados en las cámaras de gas inmediatamente después de llegar al campo, sin registrarse. Al no contar con esos registros posteriores del campo, no hay información sobre ellos. Las listas de transporte pueden ayudarnos a establecer sus nombres”, dijo el Director del Museo, Piotr M. A. Cywiński.

20191227_rc_2,oHuCn6impHCVqcKHZpY

El Repositorio Digital elaborado por el museo. Foto: www.auschwitz.org

“En sus relatos, los antiguos prisioneros hablan a menudo de la convicción que tenían en el campo, de que la verdad nunca pasará más allá de los cables, sus nombres serán olvidados y, sin embargo, cada persona tiene un nombre. Nuestra misión es simple: devolver a nuestra memoria colectiva tantos nombres como sea posible”, enfatizó.

“Durante más de 20 años, hemos estado llevando a cabo un tedioso trabajo de digitalización, con el fin de preservar los datos de las fuentes y archivos y, por otra parte, restaurar los nombres de las víctimas. El trabajo del Depósito Digital no se centra en los documentos, sino en las personas, los nombres, los números, las fechas de nacimiento y cualquier otro rastro, a menudo muy frágil, de las personas. Aquellos que fueron arrancados de su vida cotidiana por la violencia, que fueron llevados al sufrimiento y a la muerte. Los registros del Depósito Digital de los nombres de los prisioneros de Auschwitz no sólo sirven como fuente de actividades de investigación y educación, sino sobre todo para conmemorar a todos los encarcelados y asesinados”, subrayó Krzysztof Antończyk, jefe del Repositorio Digital.

Foto: www.auschwitz.org

“El repositorio y el archivo cooperan con especialistas en interpretación. La información es complementada regularmente por los familiares de los prisioneros, y los particulares siguen donando documentos, fotografías o escaneos. Gracias a los contactos de larga data y al intercambio de experiencias con otros monumentos e instituciones que conmemoran a las víctimas de la Segunda Guerra Mundial, se siguen obteniendo nuevos datos sobre los prisioneros y deportados, se reconstruyen sus identidades y se completa la documentación. Mediante este intercambio de información, los trabajos de investigación se han vuelto más completos y complementarios”, señaló Antończyk.

Seguir leyendo

AJN News

El hombre que pasó cuatro décadas persiguiendo nazis

Agencia AJN.- El Dr. Efraim Zuroff ha dedicado 40 años de su vida a encontrar a los que escaparon y asegura que no se detendrá hasta que sean expuestos por los crímenes que han cometido.

Publicado

el

Por

Captura de pantalla 2020-02-13 a las 4.06.29 p.m.

Agencia AJN.- Entre 1941 y 1945, seis millones de hombres, mujeres y niños judíos fueron asesinados por los nazis en campos de exterminio. A pesar de haber sido los perpetradores de estos crímenes, en las semanas y meses posteriores al final de la Segunda Guerra Mundial, miles de soldados y oficiales responsables de torturar a estas personas escaparon, muchos de ellos se casaron y formaron sus propias familias. Y mientras los pocos que quedan están bastante mayores, hay un hombre está decidido a encontrarlos y llevarlos ante la justicia. Se trata de Efraim Zuroff, quien ha dedicado 40 años de su vida a encontrar a los nazis que escaparon.

Por momentos, su obsesión pudo tornarse peligrosa. “Recibo bastantes amenazas en Internet, y si viviera en Europa definitivamente necesitaría protección”, dice Zuroff, quien a sus 71 años asegura que no se detendrá hasta que todos sean expuestos por los crímenes que han cometido. “Hubo un caso en el que emigrantes croatas en Australia pusieron precio a mi cabeza, diciendo que si algo le pasaba a un criminal de guerra nazi al que habíamos expuesto, Georg Aschner, pagarían para que me mataran”.

Zuroff nació en Nueva York en 1948. Después de graduarse en la Universidad de la Yeshiva, se trasladó definitivamente a Israel para trabajar en el Museo del Holocausto de Israel, “Yad Vashem”, ubicado en Jerusalem. En 1978, regresó a los Estados Unidos para colaborar en el Centro Simon Wiesenthal, que lleva el nombre del sobreviviente austriaco del Holocausto que localizó a más de mil nazis antes de su muerte, en 2005.

En 1980, regresó a Israel para continuar sus investigaciones, trabajando para la Oficina de Investigaciones Especiales del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, localizando a criminales de guerra que habían huido a ese país. Seis años después, regresó al Centro Wiesenthal, convirtiéndose en su principal “cazador de nazis” en Jerusalem.

“La gente siempre me pregunta cuál es mi trabajo, y yo digo que soy un tercio detective, un tercio historiador – para construir el caso contra ellos – y un tercio lobista político”, explica Zuroff. “En muchos países no hay voluntad política para procesarlos. A veces trabajamos con los políticos locales y los medios de comunicación para tratar de aumentar la conciencia y alentar a los gobiernos que son reacios, para hacer lo correcto y perseguir a estas personas”.

Rastrearlos tantos años después de la guerra, con tan pocos llevados a juicio, puede ser física y mentalmente agotador, explica Zuroff. “Es un tema muy doloroso. He estado involucrado en más de 40 casos. En algunos de ellos, se tomaron algunas acciones legales, ya sea que se expusieran públicamente, se acusaran o se llevaran a juicio. Pero muy pocos”, afirma.

Además de la baja eficacia, el problema es que en muchos de los casos demora tanto el procedimiento judicial que, por la edad de los acusados, terminan sin pagar por sus crímenes. “Ha habido tres procesamientos exitosos en Alemania desde el cambio en la política de enjuiciamiento hace una década: John Demjanjuk, Oskar Groening, y el guardia de las SS Reinhold Hanning. Ninguno de ellos terminó en la cárcel, lo que es increíblemente frustrante”, asegura Zuroff. “Los tres murieron, Groening unos tres días antes de que fuera a la cárcel, mientras que Hanning y Demjanjuk murieron durante el proceso de apelación. Es muy doloroso cuando estas personas escapan de la justicia”.

Inevitablemente algunos han logrado no ser descubiertos jamás. Uno de ellos fue Aribert Heim. Conocido como el Dr. Muerte y el Carnicero de Mauthausen, Heim fue responsable de torturar y asesinar incontables prisioneros durante la guerra, inyectando sustancias tóxicas directamente en sus corazones. En 2008, Zuroff viajó a Sudamérica para buscarlo, suplicando al público, apareciendo en programas de televisión y ofreciendo una recompensa en efectivo por la información. Finalmente se supo que Heim había muerto en Egipto más de una década antes.

A medida que los números disminuyen, el trabajo de Zuroff se centra más en la lucha contra la “Distorsión del Holocausto” y en educar a las generaciones más jóvenes sobre la importancia de recordar lo que sucedió hace tantos años. Pero a pesar del cambio de prioridades, dice que se siente en deuda con las familias de los que fueron masacrados en los campos de exterminio y continúa su búsqueda para encontrar a los responsables. “Lo que me hace seguir adelante es el sentido de la obligación para con las víctimas, tratar de maximizar la justicia”, dice.

El nuevo libro del Dr. Zuroff, “Nuestra gente: descubriendo el Holocausto oculto de Lituania” ya está publicado y está a la venta.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!