Seguinos en las redes

Deportes

Juegos Olímpicos: Ciudad anfitriona de Israel será donde nació un Justo de las Naciones

Agencia AJN.- De Yaotsu era oriundo Chiune Sugihara, quien salvó a 6.000 judíos de los nazis durante la Shoá.

Publicada

el

Bienvenida Yaotsu

Agencia AJN.- La ciudad anfitriona de la delegación de Israel para los Juegos Olímpicos de Tokio será Yaotsu, donde nació un Justo de las Naciones, Chiune Sugihara.

“Yaotsu es la ciudad anfitriona de la delegación israelí” de cara “al inicio de los Juegos de Tokio 2020” es el título que acompaña el anuncio especial colocado en el piso de entrada del Ayuntamiento de Yautsu.

Toda la ciudad anfitriona está ocupada preparándose para una reunión con la delegación israelí.

Yaotsu es la ciudad natal de un Justo de las Naciones, Chiune Sugihara, que salvó a 6.000 judíos de los nazis durante la Shoá.

El letrero incorpora dibujos de escolares de toda la ciudad.

En febrero del año pasado se había anunciado que Yaotsu, la ciudad donde, el primer día del año 1900, nació el “Justo de las Naciones” Chiune Sugihara, el entonces vicecónsul en Lituania que ayudó a salvar a unos 6.000 judíos de ese país y Polonia durante la Shoá pese a que el imperio que representaba era aliado de la Alemania nazi, recibiría a deportistas israelíes que participarán en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos que se disputarán este año en Japón.

El diplomático, fallecido el 31 de julio de 1986, puso en peligro su carrera y la vida de su familia al extender visados de tránsito para que los perseguidos pudieran viajar a territorio nipón.

Como paso previo, el responsable de promover la ciudad, Isao Purota, y el representante municipal y del Memorial Sugihara, el israelí Yossi Karchali, se reunieron con Gili Lustig y Nisim Sasportas, directores generales del Comité Olímpico y la Asociación Paralímpica de Israel, respectivamente.

Yaotsu tiene 11.000 habitantes e iba a ser uno de los lugares elegidos para el paso de la antorcha olímpica, el 4 de abril de 2020, antes de que se decidiera suspender los Juegos.

Sugihara en un mes de 1940 emitió las suficientes visas para permitir que 6.000 judíos salven sus vidas y escapen de la Europa nazi.

Su historia es la de alguien que, enfrentado con una realidad que encontraba inaceptable, dejó de lado su carrera, familia y reputación, todas cualidades altamente valoradas en Japón, para hacer lo correcto.

sugihara_chiune

Chiune Sugihara llegó a Kaunas, Lituania, con su familia en agosto de 1939 como diplomático japonés. Casi inmediatamente después los nazis invadieron Polonia, lo que llevó a que miles de judíos polacos huyeran hacia este país.

Armado solo con vagas instrucciones de Tokio, el hombre decidió, en consulta con su mujer, comenzar a distribuir visas de tránsito japonés a los judíos que se amotinaban afuera del consulado de su país. No paró hasta que quitaron a la embajada de ahí y hasta ese momento había emitido 2.139 visas, cada una podía servir a toda una familia. Sin embargos muchos no pudieron salir del país.

De vuelta en Japón, tras la guerra, Chiune Sugihara nunca fue oficialmente condecorado por sus acciones, sino que fue forzado a renunciar del servicio extranjero por cortes presupuestarios.

Sugihara se desempeñó como vicecónsul en el consulado japonés en Kaunas, Lituania, en 1939, mientras observaba a los judíos que huían de Polonia entrar en el país gobernado por la URSS, buscando escapar aún más de la amenaza de la Alemania nazi.

Con un plan para ayudar a los judíos, Sugihara firmaría visas para que los judíos viajen en el Ferrocarril Transiberiano a través de la Unión Soviética, luego a Japón y finalmente encuentren un refugio seguro en la colonia holandesa de Curazao en el Caribe.

Sin embargo, al contactar a sus superiores en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Japón, su solicitud fue negada tres veces para otorgar visas para que los judíos pasen por el país.

En un movimiento audaz y contrario a la posición de su país, Sugihara escribió al menos 4.500 visas a mano en poco más de seis semanas, hasta el punto en que su esposa tuvo que masajear su mano callosa todas las noches para poder dormir antes de despertarse y escribir más visas.

Sugihara abordó un tren con otro personal consular para regresar a Japón en septiembre, donde, según informes, todavía estaba escribiendo visas, lanzándolas a los judíos que esperaban en la plataforma.

En 1941, la Alemania nazi ocupó Lituania, lo que llevó al asesinato de más de 120.000 judíos, que constituían hasta el 95% de los judíos que vivían allí antes de la guerra.

Sirviendo a otros roles en diferentes países, Sugihara fue devuelta a Japón en 1946 y se le pidió que renunciara un año después por desafiar la política del gobierno.

Sugihara desapareció en la oscuridad, trabajando en varios otros trabajos, hasta que en 1960, un judío que vivía en Israel y fue salvado por la visa de Sugihara logró rastrearlo e hizo pública su historia.

El Museo del Holocausto Yad Vashem reconoció a Sugihara en 1984 como un “Hassid Umot Olam” (Justo entre las Naciones), un título otorgado a los no judíos que salvaron vidas judías de la Alemania nazi.

“Era un problema humanitario”, dijo Sugihara en una entrevista realizada en Moscú en 1977. “No me importaba entonces que me despidieran. Si alguien más estuviera en esa posición, creo que definitivamente habría hecho lo mismo”, sostuvo.

Deportes

Juegos Olímpicos: Sirios e iraníes representan la mitad de los integrantes del Equipo de Refugiados

Agencia AJN.- Llama mucho la atención que no haya representantes de aquellos cuya causa acapara la atención internacional en forma recurrente: los palestinos…

Publicado

el

Por

Olímpicos refugiados

Agencia AJN.- Deportistas sirios e iraníes representan la mitad de los integrantes del Equipo de Refugiados que participará en los Juegos de Tokio dentro de 45 días, según anunció ayer el Comité Olímpico Internacional.

Serán 29 atletas de 13 países, que competirán en 12 deportes.

Nueve de ellos serán refugiados sirios: los nadadores Alaa Maso (50 metros libre) y Yusra Mardini (100 metros mariposa), el boxeador Wessam Salamana (livianos) y el karateca Wael Shueb (katá), todos ellos radicados en Alemania, al igual que el yudoca Ahmad Alikaj, que integrará el equipo mixto junto con Sanda Aldass y Muna Dahouk, que viven en los Países Bajos como el badmintonista Aram Mahmoud, mientras que el ciclista Ahmad Wais (contrarreloj) reside en Suiza.

También habrá cinco iraníes que huyeron del régimen teocrático fundamentalista que impera en su país: el yudoca Javad Mahjoub y el karateca Hamoon Derafshipour (kumité, categoría hasta 67 kilogramos), que están en Canadá, y las taekwondistas Dina Pouryounes (categoría hasta 49 kilogramos), radicada en los Países Bajos, y Kimia Alizadeh (categoría hasta 57 kilogramos), que vive en Alemania, como el palista Saeid Fazloula (K-1, 1.000 metros).

El último oriundo de Medio Oriente es el luchador iraquí Aker al-Obaidi (grecorromana, categoría hasta 67 kilogramos), quien reside en Austria.

Hay otros exiliados de esos orígenes que competirán en Japón, pero ya bajo la bandera de sus países adoptivos.

La mayoría de los restantes atletas proviene de África, salvo dos afganos y, sorpresivamente, un sudamericano: el boxeador venezolano Eldric Sella (medianos), que se mudó a Trinidad y Tobago.

Asimismo, llama mucho la atención que no haya representantes de los “refugiados” cuya causa acapara la atención internacional en forma recurrente: los palestinos…

Los deportistas sostuvieron una reunión remota y una ceremonia de presentación con el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, quien les dijo: “Los felicito a todos. Hablo en nombre de todo el movimiento olímpico y no puedo esperar más para encontrarme con ustedes en persona en Tokio. Son una parte integral del movimiento olímpico y les damos la bienvenida con los brazos abiertos”.

La delegación de refugiados competirá y marchará en la ceremonia de apertura de los Juegos el 23 de julio bajo la bandera olímpica.

Equipo refugiados

Por otra parte, después de un año complejo de coronavirus para el deporte mundial y con gran emoción ante la apertura de los Juegos Olímpicos en Tokio el 23 de julio, el Comité Olímpico de Israel aprobó la delegación israelí, que será la más grande y diversa de las delegaciones olímpicas de Israel de todos los tiempos.

La composición de la delegación fue presentada el domingo a la Asamblea General del Comité Olímpico de Israel, organismo que otorga la aprobación final a la delegación olímpica.

Cerca de 90 atletas, de 21 deportes pertenecientes a 15 federaciones, representarán a Israel en Tokio con la expectativa de aparecer en 10 finales y ganar 2-3 medallas, incluida una medalla en una nueva disciplina en la que Israel aún no ha ganado una medalla olímpica.

Cabe señalar que en la delegación a Tokio participa, por primera vez desde la aparición del equipo nacional de fútbol israelí en Montreal, en 1976, un equipo: el equipo de béisbol israelí.

Hasta la fecha, 63 atletas han establecido los criterios para los Juegos Olímpicos de Tokio. Parece que al final de las últimas competiciones de prueba para alcanzar el criterio en una serie de deportes (a finales de junio), se agregarán otros 30 atletas a la delegación.

Según información del Comité Olímpico Internacional, el 69% de los atletas en el mundo (similar a Israel: 67%) han alcanzado los criterios para los Juegos Olímpicos en este período.

En la delegación israelí, según los datos, habrá 36 atletas mujeres y 54 hombres. Sin el deporte del béisbol, que es una disciplina de equipos, el 55% de la delegación serán mujeres y el 45% serán hombres.

Las disciplinas en las que habrá una gran cantidad de atletas son la natación con 14-16 atletas, judo, 12, gimnasia, 10 y atletismo, 9.

La delegación israelí incluirá deportistas de nuevas disciplinas: equitación, surf y béisbol que ya han alcanzado el criterio.

La delegación estará encabezada por Gili Lustig, director ejecutivo del Comité Olímpico de Israel, y el director profesional de la delegación es Danny Oren, director de la Unidad para Deporte de Alto Rendimiento.

Seguir leyendo

Deportes

Judo: Medalla de bronce para Israel en el Campeonato del Mundo

Agencia AJN.- La primera medalla en la carrera de Geffen Primo llegó después de derrotar a la uzbeka Diora Kladiova en la categoría 52 kilogramos, en Hungría.

Publicado

el

Por

Primo Gefen

Agencia AJN.- La israelí Geffen Primo ganó una medalla de bronce en la categoría 52 kilogramos del Campeonato Mundial de judo de Hungría.

La primera medalla en su carrera llegó después de derrotar a la uzbeka Diora Kladiova.

En abril, Israel logró un subcampeonato y dos medallas de bronce en el Campeonato de Europa de judo que se disputó en Lisboa, Portugal, de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio, que debieron haberse disputado en julio y agosto pasado, pero fueron postergados por un año debido a la pandemia mundial del nuevo coronavirus COVID-19.

Tohar Botbol, de 27 años, obtuvo la primera medalla de su carrera en el Europeo con la medalla de plata en la categoría hasta 73 kilogramos.

Fue derrotado por waza ari en la puntuación de oro por Akil Jakuba de Kosovo.

Botbol comenzó el día con una victoria por ippon sobre el rumano Reiko Alexandro a 14 segundos del final de la pelea.

Posteriormente en octavos de final venció a Marco Gosic de Montenegro por dos waza aris y en cuartos de final logró una importante victoria por ippon sobre el italiano Giovanni Exposito, que ganó la medalla de plata en el Grand Slam de Tel Aviv.

En semifinales venció por ippon al turco Bilal Siloglu a 2’18” del inicio de la puntuación de oro.

Butbul Tóhar plata anuncio

En tanto, el judoca olímpico Sagi Muki (hasta 81 kg), actual campeón del mundo, ganó la medalla de bronce tras derrotar al búlgaro Ibilio, que ganó la medalla de bronce en el Masters de Doha.

El dos veces campeón de Europa (2015 y 2018) abrió la jornada en segunda vuelta, con una victoria por ippon a los 30 segundos del inicio de la batalla sobre el islandés Ernie Lund.

En los octavos de final derrotó al austríaco Shmil Borashvili 41 segundos antes del final.

En cuartos de final, Muki fue derrotado por el portugués Henri Agotideza, oriundo de Georgia, 1’28” antes del final de la pelea tras recibir tres penalidades.

Se clasificó para la pelea por la medalla de bronce después de derrotar a Aslan Lepinov de Rusia en la batalla decisiva en la zona de repechaje.

Por su parte, Primo ganó otra medalla de bronce al derrotar a la suiza Evelyn Chop por ippon.

En los cuartos de final, derrotó a Gili Cohen, que representará a Israel en los Juegos Olímpicos de Tokio.

En las semifinales, Primo fue derrotada por la subcampeona olímpica Maria Odette Joffreida de Italia.

Cohen pasó al repechaje, donde fue derrotada por la húngara Rika Pop y terminó en séptimo lugar.

El joven Matan Kukolaev (hasta 60 kg), en su primera aparición en el Campeonato de Europa de mayores, finalizó la competición en el quinto lugar tras ser derrotado en la batalla por la medalla de bronce por el ruso Iago Abuladeza, séptimo del mundo, por ippon a 2’46” del inicio de la pelea.

Fue una jornada muy exitosa porque se clasificó para las semifinales, donde fue derrotado por un ex campeón mundial juvenil.

Dos semanas antes, la judoca israelí Raz Hershko se consagró campeona de la categoría más de 78 kilogramos del Grand Slam de Antalia, Turquía, y dio un gran salto rumbo a los Juegos Olímpicos de Tokio, que debieron haberse disputado en julio y agosto pasado, pero fueron postergados por un año debido a la pandemia mundial del nuevo coronavirus COVID-19.

Este es el mayor logro en su carrera. En la final de la competencia, Raz derrotó a la chino Xian Xu con una puntuación de oro.

Raz abrió la jornada con una victoria sobre una rival de Trinidad y Tobago, en cuartos de final derrotó a una rival de Perú por penalidades y en las semifinales derrotó a una rival de Camerún.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!