Seguinos en las redes

Antisemitismo

La administración Trump declarará antisemitas a Amnistía Internacional y otras ONGs

Agencia AJN.- Human Rights Watch y Oxfam son otras de las apuntadas por el gobierno estadounidense. “La declaración de que estos grupos son antisemitas por criticar al gobierno israelí es ridícula, y contribuye al silenciamiento de los defensores de los derechos humanos de Israel”, señaló T’ruah, una organización de rabinos por los derechos humanos.

Publicada

el

Captura de pantalla 2020-10-22 a las 8.46.31 p.m.

Agencia AJN.- Una declaración del Departamento de Estado de los Estados Unidos declarará pronto que las organizaciones de derechos humanos Amnistía Internacional, Human Rights Watch y Oxfam son antisemitas.

En respuesta al anuncio anticipado, T’ruah, una organización rabínica de derechos humanos que representa a más de 2.000 rabinos, dijo: “Cualquier declaración del gobierno de Estados Unidos de que estos grupos son antisemitas por criticar al gobierno israelí es ridícula, y contribuye al silenciamiento de los defensores de los derechos humanos en Israel”.

“El desprestigio de la administración Trump hacia estas tres organizaciones de derechos humanos es un ejemplo más del desprecio de esta administración por la democracia y los derechos humanos en el país y en el extranjero”, dijo el miércoles el director ejecutivo de T’ruah, el rabino Jill Jacobs, en un comunicado de prensa.

“Al lanzar una calumnia contra organizaciones de derechos humanos respetadas durante mucho tiempo, la administración Trump se une a una infame lista de gobiernos autocráticos que han desacreditado, difamado e incluso prohibido sus propias organizaciones internas de derechos humanos”, continuó Jacobs. “Acciones como éstas dañan la democracia de los Estados Unidos al amenazar la transparencia necesaria para proteger los derechos humanos. Esas agrupaciones desempeñan un papel profético, aunque sus palabras no sean las que los gobiernos quieren oír”, agregó.

“Israel es un Estado regulado por el derecho internacional de los derechos humanos, como todos los demás miembros de las Naciones Unidas, y al igual que otros países puede ser criticado cuando no cumple con estos compromisos”, dijo. “Al calumniar falsamente a las organizaciones de derechos humanos como antisemitas, la administración Trump sólo hace más difícil contrarrestar los actos reales de antisemitismo cuando se producen, al tiempo que perjudica la eficacia de estas organizaciones para informar sobre los abusos de los derechos humanos de todos los países, incluidos los que ocurren en Estados Unidos”.

Según medios norteamericanos, se espera que la declaración adopte la forma de un informe de la oficina de Elan Carr, enviado especial de los Estados Unidos para vigilar y combatir el antisemitismo. El informe declararía que es política de los Estados Unidos no apoyar a esos grupos, ni siquiera financieramente, e instaría a otros gobiernos a dejar de apoyarlos.

Además, el informe citaría el apoyo supuesto o percibido de los grupos al movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones, o BDS, que se ha dirigido a Israel por su construcción de asentamientos en tierras que los palestinos reclaman para un posible estado futuro.

También se espera que la declaración señale los informes y declaraciones de prensa que los grupos han publicado sobre las repercusiones de los asentamientos israelíes, así como su participación en una base de datos de las Naciones Unidas de empresas que operan en Cisjordania o el supuesto apoyo a la misma.

“Amnistía Internacional EE.UU. está profundamente comprometida con la lucha contra el antisemitismo y todas las formas de odio en todo el mundo, y seguirá protegiendo a las personas dondequiera que se les niegue la justicia, la libertad, la verdad y la dignidad”, dijo el director ejecutivo interino de la organización, Bob Goodfellow. “Impugnamos enérgicamente cualquier acusación de antisemitismo, y esperamos abordar los ataques del Departamento de Estado en su totalidad”.

Noah Gottschalk, líder de la política mundial de Oxfam América, negó como falsa y ofensiva cualquier acusación de antisemitismo.
“Oxfam no apoya el BDS ni llama al boicot a Israel o a cualquier otro país”, dijo, añadiendo: “Oxfam y nuestros socios israelíes y palestinos han trabajado sobre el terreno durante décadas para promover los derechos humanos y proporcionar un apoyo vital a las comunidades israelíes y palestinas. Mantenemos nuestra larga historia de trabajo protegiendo las vidas, los derechos humanos y el futuro de todos los israelíes y palestinos”, añadió.

“Luchamos contra la discriminación en todas sus formas, incluido el antisemitismo”, dijo el funcionario de Human Rights Watch Eric Goldstein. “Criticar la política del gobierno no es lo mismo que atacar a un grupo específico de personas. Por ejemplo, nuestras críticas a la política del gobierno de EE.UU. no nos hacen antiamericanos”, sostuvo.

En 2019, David Collier publicó un informe sobre el trabajo de Amnistía Internacional después de monitorear docenas de cuentas de redes sociales mantenidas por la ONG y personas que trabajan para ella. “La cantidad de odio que Israel recibe está más allá de cualquier proporcionalidad”, dijo, añadiendo que ha alcanzado un nivel que se puede considerar antisemita. “Los objetivos no se eligen por sus acciones, sino por su identidad. Los cristianos perseguidos son descaradamente ignorados”, escribió Collier.

Antisemitismo

EE.UU. Polémica por conferencia virtual sobre antisemitismo que tiene como panelistas a defensores del movimientos BDS

Agencia AJN.- El encuentro es copatrocinado por la organización Jewish Voice for Peace (JVP), una organización judía estadounidense que se opone a algunas de las actuales políticas del gobierno israelí. El seminario web fue convocado bajo la consigna “Desmantelando el antisemitismo, ganando justicia” y está previsto para el próximo 15 de diciembre. Contará con la participación de la representante demócrata Rashida Tlaib.

Publicado

el

Por

bds

Agencia AJN.- Una fuerte controversia generó la difusión de una conferencia sobre antisemitismo que tiene entres sus panelistas a importantes personalidades que se oponen a la existencia de Israel y que defienden el movimiento BDS, de Boicot, Desinversiones y Sanciones contra el Estado judío.

El encuentro es copatrocinado por la organización Jewish Voice for Peace (JVP), una organización judía estadounidense que se opone a algunas de las actuales políticas del gobierno israelí.

El seminario web del JVP, convocado bajo la consigna “Desmantelando el antisemitismo, ganando justicia”, está previsto para el próximo 15 de diciembre y contará con la participación de la representante demócrata Rashida Tlaib, el ex comentarista de la cadena CNN Marc Lamont Hill, la historiadora Barbara Ransby y el escritor Peter Beinart.

Si bien en la convocatoria se invocan palabras de moda como “justicia” y “liberación”, en ninguna parte se menciona el movimiento de boicot, desinversión y sanciones contra Israel. Lo que hace que esta omisión sea digna de mención es que los panelistas programados se encuentran entre los principales proponentes de la iniciativa en los Estados Unidos.

Tlaib apoya una solución de un solo estado para el conflicto israelí-palestino, que, en la práctica, reemplazaría en última instancia al Estado judío por uno árabe. Además, Tlaib es uno de los pocos miembros del Congreso que ha expresado públicamente su apoyo al BDS . También ha sido acusada repetidamente de antisemitismo.

En 2019, Tlaib fue condenada después de organizar una cena privada que contó con activistas anti-Israel que elogiaron a Hezbollah y a los terroristas palestinos. E incluso en esa reunión dijeron que Israel no tiene derecho a existir y pidieron que los judíos israelíes “terroristas sionistas” regresaran a Europa. También fue criticada por publicar lo que muchas personas vieron como un silbido de perro antisemita en Twitter que parecía cuestionar la lealtad de los legisladores a Israel sobre Estados Unidos.

Desmantelando el antisemitismo, ganando justicia también contará con Marc Lamont Hill, un ex comentarista de CNN que fue despedido después de pronunciar un discurso en las Naciones Unidas en el Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino anual del organismo mundial.

Justamente en ese mensaje Hill declaró: “Tenemos la oportunidad no solo de ofrecer solidaridad con palabras, sino de comprometernos con la acción política, la acción de base, la acción local y la acción internacional que nos dará lo que la justicia requiere y que es una Palestina libre desde el río (Jordán) hasta el (Mediterráneo) mar”.

De hecho, pidió el desmantelamiento de Israel, y sus palabras se hicieron eco de las incluidas en la carta fundacional de la organización terrorista Hamás con sede en Gaza, que está comprometida con la destrucción del Estado judío: “Palestina es nuestra, del río al mar y del sur al norte. No habrá concesión en una pulgada de tierra… Luchamos contra los sionistas porque son conquistadores y continuaremos luchando contra cualquiera que tome nuestra tierra y nuestros lugares santos”.

Barbara Ransby, en tanto, es una defensora del movimiento BDS. “Hacemos un llamado a todos nuestros colegas académicos y activistas en los EE.UU. y en otros lugares para que se unan a nosotros respaldando la campaña BDS y trabajando para terminar con el apoyo financiero de EE.UU. al estado de Israel y su ocupación”.

Ransby describió su visita de 2011 a los territorios palestinos de esta manera: “Queríamos ver por nosotros mismos las condiciones en las que el pueblo palestino vive y lucha contra lo que ahora podemos llamar con seguridad el proyecto israelí de apartheid y limpieza étnica”.

Por su parte, Peter Beinart, columnista de opinión del diario The New York Times, trascendió, entre otras cosas, por pedir el “fin de Israel”. Además, promueve la creación de un estado binacional en lo que actualmente es Israel, lo que borraría efectivamente el carácter judío del país.

“Es hora de abandonar la solución tradicional de dos estados y abrazar el objetivo de la igualdad de derechos para judíos y palestinos. Es hora de imaginar un hogar judío que no sea un Estado judío”, sostuvo.

Durante su visita a Israel la semana pasada, el principal diplomático estadounidense Mike Pompeo anunció que el Departamento de Estado comenzaría a tomar medidas contra el movimiento BDS. “Consideraremos la campaña global de BDS anti-Israel como antisemita”, dijo, y agregó que “tomaremos medidas de inmediato para identificar a las organizaciones que participan en conductas de BDS de odio y retiraremos el apoyo del gobierno de Estados Unidos a tales grupos”.

Además, la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó por abrumadora mayoría una resolución bipartidista el año pasado condenando el movimiento de boicot a Israel como uno que “promueve los principios de culpa colectiva, castigo masivo y aislamiento grupal, que destruyen las perspectivas de progreso hacia la paz”.

Seguir leyendo

Antisemitismo

Pompeo: EE.UU. retirará fondos a grupos vinculados al cáncer del BDS

Agencia AJN.- El primer ministro Benjamín Netanyahu agregó que la política es “simplemente maravillosa”.

Publicado

el

Por

GPOABG_5948-1-e1605715148757-640×400

Agencia AJN.- Estados Unidos retirará los fondos de los grupos que boicoteen a Israel, dijo el jueves el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, durante su reunión con el primer ministro Benjamín Netanyahu en Jerusalem.

“Reconoceremos la campaña global de BDS como antisemita”, dijo Pompeo. “Es el momento adecuado. Queremos unirnos a todas las demás naciones que reconocen al BDS por el cáncer que es”.

Netanyahu agregó que la política es “simplemente maravillosa”.

Pompeo luego emitió una declaración de que Estados Unidos “se opone firmemente a la campaña discriminatoria global de boicot, desinversión y sanciones (BDS) y prácticas que la facilitan, como el etiquetado discriminatorio y la publicación de bases de datos de empresas que operan en Israel o áreas controladas”.

Añadió que “el antisionismo es antisemitismo”.

El secretario de Estado ordenó a la Oficina del Enviado Especial para Monitorear y Combatir el Antisemitismo que identifique las organizaciones que apoyan el movimiento BDS y si estas organizaciones están trabajando para penalizar o limitar las relaciones comerciales con Israel o “cualquier territorio controlado por Israel”, es decir Judea y Samaria.

Poco después, Pompeo anunció que Estados Unidos permitiría que los productos de las poblaciones israelíes en Judea y Samaria fueran etiquetados como “hechos en Israel”, en lugar de “hechos en la Margen Occidental”.

El Departamento de Estado revisará sus fondos para asegurarse de que ninguno vaya a entidades que apoyan la campaña BDS, incluido el financiamiento de ayuda extranjera, dijo Pompeo.

Actualmente hay 30 estados que tienen leyes de diferentes tipos que prohíben el financiamiento estatal para afiliados del movimiento anti-Israel de Boicot, Desinversión y Sanciones.

Después de su reunión con Netanyahu, Pompeo enumeró las muchas políticas relacionadas con Israel que él y la administración Trump han promovido en los últimos años, diciendo que han “hecho cosas increíbles”.

“El simple hecho de reconocer la realidad de Jerusalem como la capital legítima, adecuada y verdadera de Israel, es una locura que Estados Unidos no haya hecho eso durante décadas”, dijo Pompeo. “Luego mudamos la embajada. Qué simple, qué correcto, qué justo “.

Pompeo dijo que la nueva política del Departamento de Estado de considerar esas poblaciones como no necesariamente ilegales revirtió una “opinión que no reconocía la historia de este lugar especial”.

El secretario de Estado también expresó su orgullo por los Acuerdos de Abraham y dijo que tiene “esperanzas y confianza en que habrá más” países árabes que establezcan vínculos con Israel.

“Esto continuará, porque la gente exige la paz”, dijo. “La gente viene a mí de toda la región, reconociendo que lo correcto es reconocer a Israel. Estoy seguro de que este movimiento unidireccional hacia la paz continuará.”

Pompeo también expresó la esperanza de que la paz entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos, Bahrein y Sudán conduzca al fin del conflicto con los palestinos.

Además, señaló las debilidades de la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas en el Líbano (UNIFIL) y dijo que “durante demasiado tiempo, Hezbollah disfrutó de una libertad de movimiento casi total en las áreas bajo el control de la UNIFIL”.

Si la UNIFIL no cumple su mandato de mantener la paz en el sur del Líbano y continúa permitiendo que Hezbollah cave túneles de ataque y otras acciones hostiles contra Israel, Estados Unidos tendrá que “moverse en otra dirección”, advirtió Pompeo.

Netanyahu elogió la postura de Pompeo sobre Irán y dijo que “estableció el estándar de lo que Irán tiene que hacer para ser tratado como un país normal”.

El primer ministro advirtió contra el regreso de Estados Unidos al Acuerdo con Irán, algo que el presidente electo Joe Biden ha dicho que busca hacer, diciendo que el acuerdo da “un pase libre al plan de Irán para desarrollar armas nucleares con el propósito expreso de eliminar a Israel”.

“Los tiranos de Teherán no merecen pases gratuitos”, agregó.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!