Seguinos en las redes

Innovación

La Autoridad de Innovación de Israel destina más de 30 millones de dólares al desarrollo de la bioconvergencia

La medida supone un importante paso adelante en el objetivo de Israel de convertirse en líder mundial en el campo de la bioconvergencia.

Publicada

el

porrr
Los investigadores esperan que algún día los órganos artificiales basados en chips, como este "hígado", puedan sustituir a los experimentos con animales. (Crédito de la foto: HEBREW UNIVERSITY)

Agencia AJN.- La Autoridad de Innovación de Israel anunció su apuesta estratégica por la innovación en biodispositivos dentro del Programa Nacional de Bioconvergencia. La autoridad también informó una licitación de 113 millones de shekels -NIS- (31.339.199,66 dólares estadounidenses) para la creación de un centro que proporcionará infraestructura de investigación y desarrollo para biodispositivos basados en biochips.

La licitación está dirigida a empresas dedicadas a desarrollar infraestructuras de servicios clave para empresas que desarrollen bio-dispositivos como sensores de diagnóstico ambiental, implantes inteligentes para tratamiento y diagnóstico, así como tecnologías lab-on-chip y organ-on-chip.

La bioconvergencia, que implica la convergencia de la biología y las ciencias de la vida con las tecnologías de ingeniería y software, cobró un impulso significativo en los últimos años.

Este campo interdisciplinario encierra un gran potencial de avances y descubrimientos que pueden reconfigurar las industrias y abordar acuciantes retos mundiales. Al adoptar la bioconvergencia, el Estado judío aspira a consolidar su posición de líder mundial en tecnología e innovación.

Los biochips son los microdispositivos que constituyen el núcleo de la innovación en biodispositivos y fusionan la biología, la ingeniería y la microtecnología.

Estos chips en miniatura aprovechan la microfluídica y la miniaturización para reproducir y simular sistemas biológicos complejos con fines de investigación y diagnóstico.

El Director General de la Autoridad de Innovación de Israel, Dror Bin, expresó que «el campo de la bioconvergencia tiene un gran potencial para ser un motor de crecimiento y una fuente de diversificación para la industria israelí».

 Brazil's Communications Minister Fábio Faria during a meeting with the Israel Innovation Authority (credit: Cleverson Oliveira/Mcom via Wikimedia Commons)

El ministro de Comunicaciones de Brasil, Fábio Faria, durante una reunión con la Autoridad de Innovación de Israel (crédito: Cleverson Oliveira/Mcom vía Wikimedia Commons)

«Mantenerse a la vanguardia en un panorama tecnológico en rápida evolución es crucial para que Israel mantenga su ventaja competitiva. Esta importante licitación no sólo reforzará financieramente el sector, sino que también impulsará su desarrollo y situará a Israel como centro internacionalmente reconocido de conocimientos especializados en bioconvergencia», agregó Bin.

Finalmente, Bin concluyó que esta decisión »fomentará un nuevo sector dentro de nuestra floreciente industria de alta tecnología».

El centro prestará servicios punteros de I+D, producción de prototipos, cultivo de conocimientos y desarrollo de capital humano para acelerar la innovación en bioconvergencia en Israel.

Israel tiene una base sólida en el campo de la bioconvergencia

Israel tiene una ventaja única en el campo de la bioconvergencia por su combinación de una potente industria de alta tecnología y una sólida base en biotecnología. El país es famoso por su experiencia en software y datos, así como por su liderazgo en ingeniería y ciencias exactas.

Estas características convierten a Israel en un país ideal para destacar en este sector emergente. El Estado judío ya realizó importantes contribuciones a la investigación en ciencias de la vida, sobre todo en datos e informática, que se vieron reforzadas por su papel de liderazgo en medicina durante la pandemia de coronavirus.

La licitación de 113 millones de NIS supone un importante paso adelante en el objetivo de Israel de convertirse en líder mundial en el campo de la bioconvergencia.

Al adoptar la innovación en biodispositivos y avanzar en el sector de la bioconvergencia, Israel está bien posicionado para dar forma al futuro de muchas industrias y ayudar a resolver algunos de los problemas más acuciantes del mundo.

Innovación

Un modelo de IA desarrollado por el Hospital Hadassah revolucionará la atención personalizada del cáncer

Esta investigación pionera abre el camino a una nueva era de atención oncológica personalizada y dio lugar al nuevo modelo, capaz de detectar firmas mutacionales dominantes con solo unas pocas mutaciones.

Publicado

el

Por

WhatsApp Image 2024-07-12 at 18.35.31

Agencia AJN‍.-El Instituto Hadassah de Investigación Oncológica (HCRI) logró un gran avance en la atención personalizada del cáncer: el desarrollo de un modelo de incrustación neuronal que utiliza el aprendizaje automático, un tipo de inteligencia artificial (IA), así como el procesamiento del lenguaje natural (PLN), para detectar firmas mutacionales dominantes en paneles de genes específicos utilizando sólo unas pocas mutaciones, lo que lo hace ideal para el uso clínico cotidiano.

La investigación que dio lugar al nuevo modelo, denominado MESiCA por ‘‘mutational embeddings for signatures identification in clinical assays’’ (incrustación mutacional para la identificación de firmas en ensayos clínicos), fue anunciada y publicada en la revista Cell Reports Medicine.

El director del HCRI, Dr. Michal Lotem, expresó que ‘‘MESiCA representa un gran paso adelante en la medicina personalizada’’.

‘‘Este modelo innovador ofrece una herramienta práctica para los oncólogos, permitiéndoles tomar decisiones más informadas, lo que en última instancia conduce a mejores resultados para los pacientes’’, agregó Lotem.

El HCRI es la rama de investigación transitoria en oncología de la Organización Médica Hadassah, un sistema hospitalario de enseñanza e investigación líder en Jerusalem y presente en diferentes países del mundo.

Liberar el potencial de las firmas mutacionales

‍El desarrollo del cáncer se ve impulsado por mutaciones en el ADN que dejan tras de sí las llamadas firmas mutacionales, es decir, patrones únicos que actúan como huellas dactilares y revelan las causas subyacentes del cáncer.

Algunas de estas huellas tienen implicaciones clínicas para los planes de tratamiento. Tradicionalmente, la identificación de estas firmas exigió el análisis de una enorme cantidad de datos, en ocasiones superior a la disponible en los entornos clínicos rutinarios.

El director del Instituto de Oncología Sharett de Hadassah, que trabaja en colaboración con el HCRI, Dr. Aron Popovtzer, explicó: ‘‘Los métodos actuales se basan en pruebas de paneles de genes específicos, que sólo analizan una pequeña parte del genoma’’.

‘‘Esta limitación obstaculizó nuestra capacidad para detectar firmas mutacionales y aplicar esta información para personalizar los planes de tratamiento’’, añadió Popovtzer.

Por su parte, el Dr. Shai Rosenberg, neuro oncólogo jefe del Laboratorio de Biología Computacional del Cáncer de Hadassah e investigador principal del estudio, afirmó: ‘‘MESiCA fue validado en más de 60.000 muestras de cáncer, revelando firmas cruciales vinculadas a mejores tasas de supervivencia y respuestas al tratamiento’’.

En la misma línea, el autor principal del estudio, Dr. Adar Yaacov, destacó: ‘‘Al permitir la detección de estas firmas en pruebas rutinarias, MESiCA faculta a los clínicos para prescribir planes de tratamiento personalizados más precisos, mejorando en última instancia los resultados de los pacientes’’.

Esta investigación pionera abre el camino a una nueva era de atención oncológica personalizada. Con MESiCA, el Instituto Hadassah de Investigación Oncológica sigue demostrando su compromiso con el desarrollo de soluciones innovadoras para combatir el cáncer.

Seguir leyendo

Innovación

La Universidad Bar-Ilan de Israel recibió una donación de 260 millones de dólares para inversión en tecnología

Publicado

el

Por

bar ilan

Itongadol/AJN.- La Universidad Bar-Ilan recibió una donación anónima de 260 millones de dólares destinada al desarrollo de la ciencia y la tecnología.

La donación es “el mayor legado jamás recibido por la Universidad Bar-Ilan y una de las mayores donaciones jamás realizadas a una universidad israelí”, afirmó la institución en un comunicado.

“Tenemos una tarea importante por delante. Hoy, más que nunca, Israel necesita resiliencia tecnológica basada en la ciencia, el elemento esencial de todas las innovaciones futuras. Esto es clave para una sociedad y una economía prósperas. Bar-Ilan está encantado de que este regalo nos permita hacer una inversión significativa para fortalecer la resiliencia tecnológica de Israel”, destacó el presidente de Bar-Ilan, el profesor Arie Zaban.

El donante, cuyo nombre no fue revelado al público, era un judío norteamericano y graduado de la Universidad de Columbia que sirvió en la Segunda Guerra Mundial, afirmó la universidad.

La donación es “directa a Bar-Ilan en el testamento del donante anónimo”, señaló la oficina del portavoz de la universidad a The Times of Israel.

El donante “veía a Israel como un refugio seguro para el pueblo judío y estaba comprometido con su estabilidad económica y social. Eligió la Universidad Bar-Ilan como la institución de investigación mejor capacitada para emprender la gran tarea de expandir la resiliencia tecnológica basada en la ciencia en Israel”, afirmó el comunicado de prensa.

Bar-Ilan planea utilizar los fondos para reclutar investigadores y estudiantes en campos científicos de vanguardia, construir laboratorios de investigación y centros de innovación, y crear asociaciones con organizaciones y organismos externos en diversos sectores para desarrollar “soluciones basadas en la ciencia” a los diversos desafíos de Israel, dijo la universidad.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!