Seguinos en las redes

Argentina

La DAIA pone en marcha un protocolo por acoso y violencia

Publicada

el

cohen-pri

Agencia AJN.- La DAIA presentará el próximo martes un protocolo que tratar situaciones de acoso y violencia en las instituciones judías. Fue preparado por profesionales y estará disponible para todas las afiliadas. Con respecto a esto, Marcos Cohen, vicepresidente primero de la DAIA, en diálogo con Itongadol, expresó: ‘‘La idea, el objetivo, es promover un ambiente libre de discriminación en nuestras instituciones y para eso va a ser necesario trabajar mucho para que esta implementación resulte exitosa’’

¿La DAIA está trabajando con temas de acoso y diferentes cuestiones de violencia dentro de las instituciones judías?

– En realidad es un tema que atraviesa a la sociedad en general y no está ausente en nuestras propias instituciones, sin embargo, en la mayoría de las instituciones no tienen un instrumento para abordar esta problemática que está candente y es preocupante. Lo vemos en la televisión todos los días, es nota también de los diarios y no tendría por qué no pasar en el seno de nuestras propias instituciones, en las escuelas, en los clubes y en las comunidades.

¿Y esto vino de las instituciones o ustedes entendieron que había un espacio que no estaba debidamente regulado?

– Por un lado, nosotros tenemos una mesa de denuncias en la que se reciben semanalmente denuncias por distintos tipos de cosas, fundamentalmente por el tema antisemitismo, pero también muchas que tienen que ver con la discriminación. Entonces sí, por un lado, lo venimos recibiendo de particulares y hay hechos que también suceden en instituciones. Y, por otro lado, tenemos una de las subcomisiones que forman la DAIA, la subcomisión de género y diversidad, que viene atravesando justamente esta temática y se formó un grupo de profesionales que trabajaron durante un año para elaborar un proyecto. Este grupo se interesó en poder abordar este y trabajaron mucho, por lo que quiero aprovechar este espacio para agradecer a los profesionales que acercó Patricia Manusovich y que que trabajaron en este proyecto. Ellos son Paula Ojeda, Silvana Mondino y Fernanda Tarica. También quiero mencionar a nuestra directora del centro de estudios sociales que es Marisa Braylan. El equipo de profesionales armó este proyecto que fue presentado, primero, a la subcomisión de género y diversidad, una subcomisión integrada por quince dirigentes, tanto de Buenos Aires como del interior del país, porque a partir del tema del Zoom, las reuniones tienen cabida para que puedan participar las filiales del interior en cualquier subcomisión y de hecho trabajan mucho en esta subcomisión, comisión que quiero decir también y agradecer está coordinada por Susana Gelber.

Tenemos 140 afiliadas, tenemos 25 filiales en el interior del país, lo más probable es que por abrumadora mayoría las instituciones carezcan de un protocolo para saber cómo actuar frente a estas situaciones, tanto los profesionales como la dirigencia de cada institución. Es importante saber cómo proteger y cuidar a las víctimas en estos casos, conservando temas que tienen mucho de sensibilidad e inclusive y fundamentalmente es muy importante cómo se trabaja en la prevención para que estas cosas no sucedan. El protocolo tiene un apartado muy importante que hace hincapié en los casos en que las víctimas de esta situación son menores y los victimarios son mayores.

Hay denuncias por discriminación y antisemitismo. Pero resulta que la DAIA se está preocupando por un tema, que vemos en la tele todos los días, que es el acoso

– El acoso que sucede dentro de las instituciones, que puede existir dentro de las instituciones judías.

¿Las instituciones ya fueron notificadas o ustedes van a hacer una presentación formal a las afiliadas? ¿Qué tienen previsto con respecto a este tema?

– Justamente el martes 12 de abril A las 19 hs., en las instalaciones de la escuela Martin Buber, que nos cedió el espacio y aprovecho para agradecerle a la institución. Estaremos presentando en sociedad este protocolo y queremos invitar a todas las afiliadas a la presentación, que también será transmitida en vivo para todo el país, para que nuestras filiales puedan participar. Luego de la presentación se va a enviar la copia del protocolo a todas las instituciones para que la puedan leer y estudiar y nuestro centro de estudio sociales va a estar abierto a una comunicación con cualquier institución para poner a disposición de ellos a nuestros profesionales, para que puedan poner el protocolo en práctica de manera concreta.

¿Cómo se articula la parte legal y jurídica del protocolo?

– En el protocolo está explicado. Todo nace con la denuncia formal y policial o judicial. Incluso en el protocolo, que cuando todos los puedan leer podrán comentarlo, se habla de casos leves, graves y muy graves. Los casos leves no necesitarán una denuncia policial o judicial, pero los casos graves y muy graves sí. Esos casos requieren que el inicio de todo sea la denuncia, siempre manteniendo el cuidado por la víctima, por su integridad e inclusive si el deseo de esa persona es que su nombre permanezca reservado, de esa manera será.

Estamos hablando de clubes, escuelas, templos ortodoxos, conservadores y todo el espectro de las instituciones.

– Sí, absolutamente. Nadie esta exento de poder sufrir esta situación. Quien tiene gente dentro de su institución puede pasar por estas situaciones y es importante que sepan cómo enfrentarlas para que los problemas sean menores.

Es decir que si hay un caso de acoso en una institución y la víctima tiene la dificultad de expresarlo e informarlo, puede acercarse a la DAIA, que se convierte en un lugar de contención.

– La realidad es que pueden hacerlo desde antes que exista este protocolo. Pero este protocolo va a formalizar las cosas y las va a poner en palabras.

A partir de ahora cualquier miembro de la comunidad judía sabe que este tema fue formalizado. Quizás no saben que la DAIA está disponible.

– Es cierto que quizás muchos no lo saben, de la misma manera que quizás no saben que Shalom Bait, que trabajó con nosotros en este protocolo va a estar presente el 12 de abril. Hacemos la presentación porque se está formalizando que esto se va a empezar a tratar de manera profesional y como corresponde tratarlo. La idea, el objetivo, es promover un ambiente libre de discriminación en nuestras instituciones y para eso va a ser necesario trabajar mucho para que esta implementación resulte exitosa. No me quiero meter en el protocolo propiamente dicho porque tienen que presentarlo los profesionales el día 12, pero si en cuanto a los objetivos y motivos que nos mueven a realizarlo y es un poco lo que te estoy comentando.

¿Hay datos concretos de situaciones de acoso y violencia en el último tiempo en las instituciones?

– Una de cada tres mujeres sufrió actos de violencia alguna vez en la vida. Y en el año 2019, es decir previo a la pandemia, tuvimos en la argentina un femicidio cada 28 hs. Entonces tenemos un terreno para trabajar bastante amplio, delicado, peligroso, difícil, porque nosotros, nuestros hijos y nuestros nietos transitan la vida en nuestras instituciones.

– ¿Qué significa para vos, como vicepresidente, acompañar esta iniciativa?

– Empecé diciendo que es un tema que está candente en la sociedad, y si yo tengo un espacio de trabajo voluntario en una institución como la DAIA, trabajar en un tema que es de candente actualidad en la sociedad me hace sentir útil para la institución y para la sociedad en general.

Argentina

Argentina. Tripulantes del avión venezolano: «No tenemos ninguna relación con la Guardia Revolucionaria de Irán»

Publicado

el

Por

562924-7a-0

Agencia AJN.- Alojados en un hotel de la localidad de Canning, tres de los principales tripulantes venezolanos del Jumbo 747 retenido por la Justicia argentina, participaron de una entrevista llevada a cabo por Página/12: Víctor Pérez, gerente general de Operaciones de Emtrasur, la empresa dueña del avión, Mario Arriaga, gerente de finanzas, y José García, técnico inspector.

“No tenemos ninguna relación ni con la Guardia Revolucionaria ni con ninguna agencia u organización de ningún país, salvo con el Estado venezolano y con nuestra empresa Emtrasur. El avión de carga se compró esencialmente por la pandemia y porque el bloqueo de Estados Unidos nos impedía acceder a una aeronave vendida por otros países. De manera que esa fue la razón del acuerdo para comprar el 747 que era iraní. Y como sabe cualquiera que conozca algo de aeronavegación, al principio se necesitan instructores que conozcan el avión. Por lo tanto, se hizo un convenio para que los tripulantes iraníes estén adiestrándonos durante seis meses. No vinimos a la Argentina a hacer nada oculto ni nada oscuro, sino a transportar carga. Somos muy competitivos porque cargamos combustible en Caracas donde vale 0,50 de dólar, mientras que a nivel internacional el combustible cuesta 2,50 dólares y hasta 3 dólares. Si usted piensa que el costo de una aerolínea está compuesto en un 70 y a veces 80 por ciento por el valor del combustible, entenderá por qué nos contratan. Le repito, no hay nada oculto. Hemos estado en el mundo entero sin problemas. Pedimos que nos carguen combustible y nos dejen volver a trabajar.”

– La Justicia argentina tiene dudas sobre la propiedad del avión. Tiene sospechas de que sigue siendo iraní y se usa para hacer espionaje o terrorismo.

– Presentamos la documentación de la compra del avión en julio de 2021. Es de bandera y propiedad venezolana. No se puede andar por el mundo sin la documentación correspondiente. En ningún lugar tuvimos objeciones.

– ¿Cuándo empezaron a volar este 747?

– Después de la compra hubo una adecuación. El modelo era conocido como combi, es decir parte para carga, parte para pasajeros. No es el 747 que carga por la nariz sino que tiene una puerta lateral grande para subir las mercancías. Venezuela, con la experiencia de la pandemia, necesitaba un avión de carga total. En febrero de este año recién se terminaron las modificaciones y pudimos empezar a volar.

– Pero la pandemia ya había pasado antes.

– Casi todos nuestros traslados fueron de tests PCR, de otros tests, de insulina y, por supuesto de vacunas. Principalmente de China. Pero no sólo para Venezuela. También para Nicaragua, Nigeria, La Habana.

– ¿Por qué comprar un avión iraní, sabiendo que están sospechados, que tienen sanciones?

– Por el bloqueo y las sanciones que ejerce Estados Unidos sobre Venezuela no había ninguna empresa que nos vendiera el avión de carga que Venezuela necesitaba. No querían ser sancionados. Y el covid le demostró a nuestro gobierno que necesitaba un avión de carga para mover lo necesario. La República de Irán accedió a venderle a Conviasa, la empresa estatal, el 747. Le insisto, ni la aeronave ni la tripulación tuvieron ningún problema en ningún lado del mundo.

– ¿Por qué había cinco tripulantes iraníes?

– Es fácil. Ni siquiera hay que ser un experto en aeronáutica. Nosotros tenemos este avión, de gran porte, desde febrero. Semejante aparato requiere de un amplio número de tripulantes y, por supuesto, de adiestramiento. Estamos hablando de pilotos, mantenimiento y el movimiento de la carga. Una cuestión clave es que en Venezuela no hay pilotos instructores de 747-300, de manera que por regulaciones internacionales esto era hasta obligatorio para tener pilotos certificados.

– ¿Cuánto tiempo están los tripulantes iraníes con ustedes?

– Lo conversado es seis meses. O sea de febrero a agosto. Pero ya tenemos menos tripulantes iraníes. En este vuelo, por ejemplo, hay un capitán instructor, dos ingenieros de vuelo y dos mecánicos. No trajimos ya un primer oficial iraní. Todo avión tiene sus particularidades y ellos son los que adiestran. Nuestros pilotos ya pasaron por la escuela de tierra, es decir la parte teórica, los simuladores, pero nada es comparable con la experiencia real. Insisto, cada aeronave tiene sus particularidades y tener los instructores es elemental.

– ¿Y cómo es la relación con esos tripulantes iraníes?

-Técnica. Hablamos en inglés. Ellos vienen, dan las instrucciones. No hay nada anormal, nada oscuro, nada a escondidas. Acá ellos comen juntos, se rotan en las habitaciones, ven televisión, rezan. Y así es también en todos los demás lugares, en Venezuela actúan igual: se quedan en sus habitaciones.

– Han estado en numerosos países en estos meses desde que empezaron a volar el 747. ¿Qué transportan?

-Como ya le dije, la principal carga han sido insumos médicos. Pero nos han contratado para todo tipo de cosas y evaluamos cada uno de los pedidos para aceptarlos o no. Nos pidieron un presupuesto desde Rusia para transportar municiones de caza a Africa, pero eso lo rechazamos. Hemos transportado animales vivos, cigarrillos, autopartes. Llevamos ayuda humanitaria a Surinam, por las inundaciones en ese país. Ayuda del pueblo venezolano por esa tragedia. Nunca, nunca, cargamos armas o material explosivo. Y, le repito, recibimos muchos pedidos de presupuesto por nuestras tarifas bajas.

– A propósito, en la Justicia argentina sospechan de los viajes porque ustedes cobran demasiado barato. Entonces razonan que tiene que haber algo detrás, supuestamente espionaje o algún delito.

– Nuestros precios se hacen en base a los costos. Y tenemos una ventaja competitiva importante. El 70 y hasta el 80 por ciento del costo de un vuelo es el combustible y nosotros cargamos en Venezuela. Allí el precio es mucho más bajo que en el mercado internacional. Además, nosotros tenemos un descuento por ser empresa estatal. De manera que un litro lo pagamos a 0,50 centavos de dólar, mientras que en el mercado mundial está a 2,50 dólares y hasta hay países en que está a tres dólares. Nosotros siempre cargamos en Venezuela. Por ejemplo, en el viaje a Buenos Aires, salimos de Caracas, fuimos a México a buscar las autopartes, hicimos una parada en Caracas para volver a cargar combustible y después vinimos a Ezeiza. Por lo general, cargamos suficiente como para tener parte del combustible para los regresos, pero eso depende de las millas.

– Denunciaron un allanamiento ilegal al avión.

– Es así. Estábamos aquí en el hotel y nos llaman para pedirnos que movamos el avión de la plataforma 54 a la 64, que no es activa. Como se trataba de algo tan simple, fueron dos técnicos, José García y Albert Guinez. Cuando llegaron al aeropuerto se encontraron con un grupo de la Policía de Seguridad Aeroportuaria que los escoltó hasta el avión. Subieron no menos de 30 efectivos antiexplosivos y antidrogas, con perros. Los técnicos obviamente no tenían potestad para autorizar una inspección, pero obviamente tampoco elementos como para detenerla. Además de los 30 que subieron había otros 30 rodeando el avión. Estuvieron dos horas. No encontraron nada, por supuesto. Después subieron las autoridades aeroportuarias, dos inspectores. Tenían una check-list sobre documentación, condiciones interiores y exteriores del avión. Como sucede en otros aeropuertos del mundo, esos inspectores (de la ANAC) nos entregaron un acta de que estaba todo ok. En cambio, los de la PSA no nos dieron nada. Eso lo denunciamos a la Justicia: fue ilegal.

– ¿Qué están pidiendo ahora?

– Que nos dejen trabajar. Nosotros no tenemos nada que ver ni con la Guardia Revolucionaria ni con ninguna otra agencia ni organización de Irán o del mundo. Sólo somos parte del Estado venezolano y de Emtrasur, la empresa dueña del avión. No vinimos con algo oscuro. Argentina es un país hermano. Y no son palabras: se inspeccionó el avión y la carga, entregamos toda la documentación. Son hechos concretos. Transportamos carga alrededor del mundo y nunca tuvimos ningún problema ni con el avión ni con la tripulación. Lo que vemos en los medios argentinos no tiene nada que ver con la realidad. Pedimos que nos carguen el combustible y nos permitan seguir trabajando como hasta ahora.

Fuente: Pagina12

Seguir leyendo

Argentina

Desde la Ieshivá Jafetz Jaim a las 10.30 saldrá el cortejo fúnebre para despedir a la familia fallecida en el incendio

Agencia AJN.- El cortejo fúnebre saldrá desde la calle Ecuador 920, sede de la Ieshivá (escuela de estudios religiosos) Jafetz Jaim.

Publicado

el

Por

incendio-recoleta

Agencia AJN.- El cortejo fúnebre de las personas fallecidas en el terrible incendio de Recoleta saldrá hoy a las 10.30 desde la calle Ecuador 920, sede de la Ieshivá (escuela de estudios religiosos) Jafetz Jaim del rabino Samiel Levin, hacia el cementerio Bene Emeth en Lomas de Zamora, según confirmó desde la AMIA a la Agencia AJN el presidente de la Federación de Comunidades Judías Argentinas, Eliahu Hamra.

El departamento que se incendió en Ecuador 1022 ocupaba el 7° piso del edificio. Allí se encontraba la familia Jabbaz-Kibudi, muy reconocida en la colectividad judía y dedicada al comercio. Cinco de sus once integrantes murieron cuando eran trasladados a distintos hospitales porteños.

Las víctimas fueron la madre de la familia, Sofía Karina Kibudi, y cuatro de sus hijos: Camila Jabbaz, Esther Jabbaz, Rafi Jabbaz, Orly Jabbaz.

Otros miembros de la familia que también se encontraban en el departamento son: Iair Jabbaz, Yejeskel Jabbaz, Moshe Jabbaz, David Jabbaz, Rachel Jabbaz, quienes lograron salvarse del incendio.

El esposo de Sofía y padre de las víctimas es Isaac Jabbaz, quien fue internado e intubado en la terapia intensiva del Hospital Rivadavia con quemaduras en el rostro y en la vía aérea. Actualmente, se encuentra en un estado muy delicado y fue trasladado al Sanatorio Anchorena donde se le realizarán estudios para tratarlo.

Los chicos fallecidos eran alumnos de la escuela Heijal Hatorá, perteneciente al Rabino Samuel Levin. En el colegio, ubicado a la vuelta del edificio, en Ecuador, entre Córdoba y San Luis, el jueves por la mañana había una gran conmoción y las autoridades no quisieron hablar.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!