Seguinos en las redes

Innovación

Las nuevas empresas israelíes de IA sobresalen en el mercado de mil millones de dólares de EE. UU.

Publicada

el

HyRv4aIfi_0_0_1000_667_0_x-large

Agencia AJN.- Un estudio reciente de la Fundación Nacional para la Política Estadounidense (NFAP, por sus siglas en inglés) ha revelado las contribuciones significativas de los empresarios inmigrantes en la configuración del panorama de empresas emergentes de IA de miles de millones de dólares en los EE. UU.

El estudio revela que los inmigrantes de Israel han fundado una impresionante cantidad de 54 mil millones de dólares en empresas, consolidando la posición de Israel como país de origen líder para los inmigrantes fundadores en el sector de la IA.

El éxito de Israel en el ecosistema de empresas emergentes de IA de EE. UU. lo coloca en segundo lugar después de India en términos de la cantidad de empresas de miles de millones de dólares fundadas.

El estudio destaca la destreza empresarial de los inmigrantes israelíes, mostrando su capacidad para prosperar e innovar en el competitivo mercado estadounidense.

Entre las notables empresas de inteligencia artificial fundadas en Israel se encuentra Viz.ai, cofundada por el empresario israelí David Golan. Viz.ai ocupa la primera posición entre las nuevas empresas de IA fundadas en Israel, con una valoración de 1.200 millones de dólares y un equipo de 320 empleados.

Otra empresa emergente de IA fundada en Israel digna de mención es BigPanda, fundada por el empresario Elik Eizenberg. BigPanda se sitúa en el puesto 19 del estudio, con una valoración de 1.200 millones de dólares y una plantilla de 269 empleados.

Después de Israel, el Reino Unido emerge como el tercer país de origen más prolífico para los fundadores inmigrantes, con empresas de 27 mil millones de dólares. Canadá y China le siguen muy de cerca, con 22 y 21 mil millones de dólares respectivamente. Estos números demuestran la naturaleza global del espíritu empresarial de la IA y las diversas contribuciones realizadas por inmigrantes de varios países.

“Los inmigrantes altamente calificados aceleran la innovación estadounidense, mejoran el espíritu empresarial y crean empleos”, afirman los analistas del informe. Este sentimiento se ve reforzado por la considerable diversidad entre los empresarios inmigrantes en las principales empresas de inteligencia artificial. Los fundadores provenientes de 21 países han desempeñado un papel fundamental en la configuración del panorama de la IA en los Estados Unidos.

Según la investigación, los inmigrantes indios toman la delantera, habiendo fundado diez de las principales empresas de IA con sede en EE. UU. Los inmigrantes de Israel y el Reino Unido le siguen de cerca, con tres empresas cada uno.

Además, inmigrantes de Canadá, China y Francia han fundado dos empresas cada uno, lo que ilustra aún más las contribuciones globales a la industria de IA de EE. UU. Además, los inmigrantes de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Irán, Kenia, Líbano, Taiwán, Siria, Polonia y otros países también han dejado su huella al fundar o cofundar las principales empresas de IA de EE. UU.

Innovación

Investigadores israelíes lograron prevenir con éxito el deterioro de la memoria por Alzheimer en un modelo animal

Agencia AJN.- Los investigadores descubrieron un método con potencial para la detección temprana del Alzheimer durante el sueño o bajo anestesia en la etapa presintomática, entre 10 y 20 años antes de la aparición de los síntomas de la demencia.

Publicado

el

Por

alzheimer

Agencia AJN.- Investigadores israelíes esperan que su trabajo conduzca a avances en los campos de la detección temprana y la prevención de la aparición de síntomas de demencia en la enfermedad de Alzheimer.

En 2022, un equipo de investigadores del laboratorio de la profesora Inna Slutsky de la Facultad de Medicina y de la Escuela de Neurociencia Segol de la Universidad de Tel Aviv descubrió en un modelo animal un fenómeno cerebral patológico que precede muchos años a la primera aparición de los síntomas de la enfermedad de Alzheimer. Se trata de un aumento de la actividad en el hipocampo durante los estados de anestesia y sueño, que resulta del daño al mecanismo que estabiliza la red neuronal.

En el estudio actual publicado en Nature Communications, el equipo de laboratorio dela profesora Slutsky, en colaboración con el Centro Safra de Neurociencia de la Universidad Hebrea, encontró que la supresión de la actividad neuronal en un pequeño núcleo en un área específica del tálamo (que regula los estados de sueño) provocó una disminución de la actividad patológica en el hipocampo y evitó el deterioro de la memoria por Alzheimer en un modelo animal.

“Ya entre 10 y 20 años antes de la aparición de los síntomas de deterioro de la memoria y deterioro cognitivo, se producen cambios fisiológicos lenta y gradualmente en el cerebro de los pacientes», explica la estudiante de doctorado que dirigió el estudio, Shiri Shoob.

“Alrededor del 30% de las personas a las que se les encontró una patología típica de la enfermedad de Alzheimer en la autopsia no desarrollaron los síntomas típicos de la enfermedad durante su vida. Parece, entonces, que el cerebro tiene una capacidad, ciertamente limitada, para protegerse del daño de la enfermedad”, agrega.

La investigación se centró en encontrar aquellos mecanismos de protección que tiene el cerebro frente al daño de la enfermedad. Los investigadores descubrieron que durante el sueño, y especialmente durante el sueño debido a la anestesia general, se podían identificar más fácilmente los primeros síntomas de la enfermedad de Alzheimer, que aparecen muchos años antes que los síntomas de la demencia.

Seguir leyendo

Innovación

Investigadores israelíes lograron cultivar tomates que consumen menos agua sin perder calidad

Agencia AJN.- Los descubrimientos podrían formar la base para el desarrollo de plantas de cultivo adicionales, como el morrón, la berenjena y el trigo.

Publicado

el

Por

tomates

Agencia AJN.- Un nuevo descubrimiento de la Universidad de Tel Aviv logró cultivar variedades de tomates con mayor eficiencia en el uso del agua sin comprometer su calidad.

Los investigadores, empleando la tecnología de edición genética CRISPR, pudieron cultivar tomates que consumen menos agua y al mismo tiempo preservan el rendimiento y el sabor.

La investigación se llevó a cabo en los laboratorios del Prof. Shaul Yalovsky y el Dr. Nir Sade y fue dirigida por un equipo de investigadores de la Facultad de Ciencias Vegetales y Seguridad Alimentaria de la Facultad Wise de Ciencias de la Vida de la Universidad de Tel Aviv.

Los investigadores explican que, ante el calentamiento global y la disminución de los recursos de agua dulce, existe una demanda creciente de cultivos agrícolas que consuman menos agua sin comprometer la calidad. Naturalmente, al mismo tiempo, debido a que los cultivos agrícolas dependen del agua para crecer y desarrollarse, resulta particularmente difícil identificar variedades de plantas adecuadas.

El equipo de investigación incluía al Dr. Mallikarjuna Rao Puli, un ex becario postdoctoral supervisado por el Prof. Yalovsky, y Purity Muchoki, una estudiante de doctorado supervisada conjuntamente por el Prof. Yalovsky y el Dr. Sade. Otros estudiantes y becarios postdoctorales de la Facultad de Ciencias Vegetales y Seguridad Alimentaria de la Universidad de Tel Aviv, junto con investigadores de la Universidad Ben Gurion y la Universidad de Oregon, también contribuyeron a la investigación. Los hallazgos del estudio fueron publicados en la revista académica PNAS.

En el presente estudio, los investigadores indujeron una modificación en el tomate mediante edición genética utilizando el método CRISPR, dirigido a un gen conocido como ROP9.

Los investigadores llevaron a cabo un extenso experimento de campo con cientos de plantas. Los resultados revelaron que aunque las plantas modificadas con ROP9 pierden menos agua durante el proceso, no hay ningún efecto adverso sobre la fotosíntesis, la cantidad o la calidad de los cultivos (la cantidad de azúcar en los frutos).

El Dr. Sade explicó: “Existe una gran similitud entre la ROP9 de los tomates y las proteínas ROP que se encuentran en otros cultivos como el morrón, la berenjena y el trigo. Por lo tanto, los descubrimientos detallados en nuestro artículo podrían formar la base para el desarrollo de plantas de cultivo adicionales con mayor eficiencia en el uso del agua y para una comprensión más profunda de los mecanismos detrás”.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!