Seguinos en las redes

Coronavirus

Netanyahu insiste en que se apliquen restricciones por el coronavirus en el Parlamento

Agencia AJN.- El primer ministro y otros ministros del Likud argumentaron que no extender las limitaciones al parlamento podría poner en peligro a legisladores en riesgo, pero se dictaminó que el gobierno no tiene autoridad sobre la Knéset.

Publicada

el

netan

Agencia AJN.- El primer ministro Benjamín Netanyahu insiste en que se apliquen nuevas restricciones al trabajo de los israelíes en la Knéset (Parlamento), según los informes de los medios hebreos el viernes, mientras los rivales políticos acusan a su partido de utilizar el brote de coronavirus para debilitar la democracia de Israel.

Durante una reunión del gabinete durante la noche para aprobar las medidas de emergencia, Netanyahu, de 70 años, argumentó que muchos legisladores están en riesgo por el coronavirus, y que no extender las restricciones laborales podría ponerlos en mayor peligro. “La edad promedio no es de 14”, dijo, aludiendo al hecho de que el virus puede ser devastador entre las personas mayores, pero generalmente no es peligroso para los jóvenes.

También tomaron esta posición el ministro de Turismo, Yariv Levin, y el ministro de Comunicaciones, David Amsalem, ambos miembros del Likud, según los informes.

Sin embargo, el asesor letrado Avichai Mandelblit dijo a Netanyahu y a los ministros del Likud que el gobierno no tiene autoridad sobre la Knéset, citando la separación de poderes entre el ejecutivo y legislativo, según los informes.

Por su parte, el presidente de la oposición, Benny Gantz, dijo el viernes que no habría un gobierno sin una Knéset funcionando, y advirtió que los pasos para sofocar el parlamento están acercando a Israel a una “dictadura”.

Coronavirus

Coronavirus. Los primeros israelíes tratados con una vacuna pasiva salen del hospital

Agencia AJN.- Les administraron anticuerpos formados por otros pacientes que los desarrollaron cuando contrajeron la enfermedad.

Publicado

el

Por

CORONAVIRUS

Agencia AJN.- Los primeros tres pacientes tratados con una “vacuna pasiva” para el COVID-19 que fue desarrollada por el Centro Médico Hadassah y la firma biofarmacéutica israelí Kamada, demostraron un rápido beneficio clínico y ya han sido dados de alta del hospital, informó Hadassah el jueves.

Específicamente, el plasma fue recolectado con la ayuda de la comunidad ortodoxa y la organización Yad Avraham. Se pidió que donaran los pacientes que dieron negativo al nuevo coronavirus dos veces y mostraron altos niveles de anticuerpos en sangre.

Aquellos que desarrollan cualquier virus, incluido el nuevo coronavirus, desarrollan proteínas especiales o anticuerpos en su plasma, que pueden ayudar a los pacientes enfermos a sobrellevar la enfermedad. Según webmd.com, el plasma es la porción líquida y amarilla de la sangre que transporta importantes proteínas, minerales, nutrientes y hormonas a los lugares correctos del cuerpo, lo que constituye más de la mitad de la sangre.

Las donaciones de plasma fueron recolectadas por el banco de sangre de Hadassah y luego transferidas, junto con las dosis recolectadas por Magen David Adom, a la compañía Kamada, donde se produjeron los anticuerpos apropiados para el tratamiento experimental.

La inmunización pasiva es cuando se administran anticuerpos formados por otro paciente que contrajo la enfermedad y los desarrolló. Una vacuna activa, por el contrario, es cuando inyectan una versión muerta o debilitada de un virus real que engaña al sistema inmunológico haciéndole creer que tiene la enfermedad y el sistema inmunológico crea anticuerpos para protegerse.

Jerusalem, donde se encuentra Hadassah, ha tenido el mayor número de pacientes enfermos del país. Hasta la fecha, según el Ministerio de Salud, 14.958 personas han sido infectadas en la Ciudad Santa.

Zeev Rotstein, titular de Hadassah, dijo que la vacuna, que también podría llamarse medicamento, está dirigida a pacientes con COVID-19 cuya situación esté empeorando y necesite un refuerzo para combatir la enfermedad. Sin embargo, también se puede usar de manera profiláctica en los casos en que un paciente de alto riesgo contraiga coronavirus y el hospital quiera detener la progresión de la enfermedad.

“Es evidente que el equipo de Hadassah está muy satisfecho con la investigación clínica”, dijo Asa Kessler, médico de la unidad de coronavirus del hospital. Dijo que el plasma se está distribuyendo a los pacientes con COVID-19 que desarrollan neumonía y “por ahora, estamos muy animados”.

Hasta ahora, Hadassah ha estado distribuyendo el plasma a través del programa de uso compasivo del país. No es el único hospital que prueba el tratamiento de Kamada. En total, alrededor de una docena de pacientes están recibiendo el tratamiento.

Esta semana, Kamada anunció que había reclutado al primer paciente para su ensayo clínico de fase 1/2 de su nuevo producto como un tratamiento potencial para COVID-19 en Israel. El estudio fue aprobado por el Ministerio de Salud y evaluará la seguridad del tratamiento, la farmacocinética (el movimiento de los fármacos dentro del cuerpo) y la farmacodinámica (los efectos y el mecanismo de acción del fármaco) en pacientes con COVID-19 hospitalizados y no ventilados con neumonía. Se reclutaron un total de 12 pacientes elegibles y luego se hará un seguimiento durante 84 días.

En paralelo, Kamada tiene la intención de seguir explorando el potencial de su producto IgG para prevenir la enfermedad COVID-19 en sujetos sanos en riesgo en un estudio separado, dijo su sitio web.

Rotstein dijo que estos resultados preliminares deberían “generar esperanza en Israel y en todo el mundo”.

En junio, el tratamiento había dado buenos resultados en una joven portadora del virus. Según informó la prensa israelí, la mujer cuenta con varias condiciones médicas de riesgo y necesidad de asistencia respiratoria y recibió un concentrado de anticuerpos desarrollado a partir del plasma de pacientes recuperados de coronavirus, una dosis reportada como una “vacuna pasiva”, desarrollada por el hospital Hadassah y la firma biofarmacéutica israelí Kamada.

Según Rotstein, “la paciente reaccionó positivamente”. Según dijo: “Comenzó a mejorar hemodinámicamente. Tenemos los dedos cruzados para el tratamiento exitoso de esta paciente”.

Hadassah pudo recolectar 40 litros de plasma, suficiente para producir suero para hasta 70 pacientes.

Seguir leyendo

Coronavirus

Coronavirus. Director de Hadassah revela el papel de Israel en la vacuna de Rusia

Agencia AJN.- El presidente ruso Vladimir Putin dijo el martes que fue el primer país en dar la aprobación regulatoria a la vacuna COVID-19, y la máxima autoridad del centro médico explicó el aporte israelí al logro de los rusos, que enfrenta el escepticismo de la comunidad internacional y la OMS.

Publicado

el

Por

Captura de pantalla 2020-08-12 a las 7.38.11 p.m.

Agencia AJN.- El Centro Médico Hadassah ayudará a probar una vacuna contra el coronavirus que Rusia dice haber desarrollado, dijo el director general de Hadassah, Zeev Rotstein, al Jerusalem Post este jueves. “Estamos desempeñando un papel en la realización de estudios de seguridad y eficacia”, dijo, señalando que el país está reclutando hospitales para colaborar en los ensayos clínicos y la sucursal del hospital en Skolkovo, Moscú, se ha ofrecido como voluntario.

En una entrevista con Radio 103FM, Rotstein añadió que la vacuna también se estaba administrando a un pequeño número de pacientes en el hospital a través de un programa. “Esperamos recibir más información del alcalde de Moscú en un período de tiempo muy corto”, dijo Rotstein. “Estamos en contacto directo con nuestra gente en Moscú y estamos recibiendo información a medida que está disponible”, agregó.

El martes, Rusia anunció que aprobará una vacuna COVID-19 después de menos de dos meses de pruebas en humanos. El mensaje provocó la alarma entre los expertos en salud mundial, que dijeron que sin datos completos de las pruebas, la vacuna es difícil de confiar – afirmación que el ministro de Salud de Rusia el miércoles desestimó.

El ministro de Salud israelí Yuli Edelstein dijo que Israel estaba interesado en mantener conversaciones con Rusia sobre su vacuna pero sólo “si estamos convencidos de que es un producto serio, entonces trataremos de entrar en negociaciones”. “Estamos siguiendo atentamente cada informe, no importa el país”, continuó Edelstein durante una conferencia de prensa el martes. “Ya hemos discutido los informes del centro de investigación en Rusia sobre el desarrollo de la vacuna”.

“Si estamos convencidos de que es un producto serio, también trataremos de entrar en negociaciones. Pero no quiero engañar a nadie. El personal profesional del ministerio está trabajando en esto todo el tiempo. La vacuna no llegará mañana”, dijo.
Pero Rotstein dijo al Post que Israel no debería ser tan rápido en descartar la vacuna del coronavirus ruso.

“Recomiendo encarecidamente a las autoridades de Israel que no se centren sólo en las empresas estadounidenses que fabrican vacunas y que no descuiden la capacidad de los científicos rusos”, dijo Rotstein. “Habría recomendado que el ministro de Asuntos Exteriores se pusiera en contacto con el canciller de Rusia para no excluir la posibilidad de que la vacuna se asignara también a Israel”.

El Presidente de Rusia, Vladimir Putin, dijo que la producción en gran escala comenzaría en septiembre y que la vacuna podría estar disponible para su uso en decenas de miles de personas en octubre.

Rotstein dijo que “no es correcto ser escéptico”. “Hay muchas acusaciones con respecto a la tecnología y la ciencia rusa, pero si recuerdan, el hecho de que lo llamaran Sputnik V es para decirle al mundo: ‘Recuerden quién fue el primero en el espacio’. Rusia podría estar muy avanzada”.

Específicamente, Sputnik V se refiere al primer satélite artificial del mundo, Sputnik 1, lanzado durante la carrera espacial en el apogeo de la Guerra Fría. La televisión estatal rusa enmarcó el esfuerzo mundial para desarrollar una vacuna contra el coronavirus como una carrera similar. Putin esta semana declaró a su país ganador.

El director de Hadassah dijo que la vacuna rusa se basa en el propio coronavirus y no “sólo en el ARNm”, como el de Moderna, lo que significa que “podría ser no sólo una buena vacuna, sino también una menos arriesgada, porque se basa en la misma tecnología que otras vacunas antivirales”.

La vacuna de ARNm de Moderna tiene un enfoque novedoso que nunca ha sido autorizado para el uso humano.

Las vacunas más comunes son vacunas vivas que utilizan una forma debilitada del germen que causa una enfermedad. Debido a que estas vacunas son tan similares a la infección natural que ayudan a prevenir, crean una respuesta inmunológica fuerte y duradera.

Rotstein añadió: “Recuerden que hay científicos judíos de alto nivel que participan [en el desarrollo de vacunas contra el coronavirus] en todas partes, no sólo en los Estados Unidos, sino también en Rusia”.

Israel está desarrollando su propia vacuna a través del Instituto Israelí de Investigaciones Biológicas (IIBR), que se supone comenzará los ensayos con humanos en octubre. El país también ha firmado acuerdos con Moderna y Arcturus Therapeutics para la opción de comprar sus posibles vacunas, que ya han comenzado los ensayos con humanos.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!