Seguinos en las redes

Israel

Opinión. Cambio climático: La encrucijada de la humanidad se definirá en Glasgow

Agencia AJN.- El embajador del Estado de Israel ante la República Dominicana, Daniel Biran, sostiene en esta columna que su nación «quiere compartir su conocimiento y colaborar con el fin de implementar soluciones que ayudarán en gran forma a alcanzar los objetivos de mitigación del calentamiento global, crear resiliencia en los países y comunidades ya afectados e implementar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU».

Publicada

el

cambio climatico

Agencia AJN (Por Daniel Biran*/Listin Diario).- Dentro de unos días, los líderes del mundo se reunirán para celebrar una de las conferencias más cruciales de nuestra generación. En el transcurso de esta conferencia, los líderes intentarán llegar a un acuerdo conjunto sobre los objetivos y las formas de prevenir las consecuencias más nefastas del cambio climático. La reunión de la COP26 es una encrucijada crítica; algunos podrían decir que incluso decisiva. Si nosotros, como sociedad humana, podemos acordar en el objetivo de cero emisiones netas para el año 2050, entonces, es probable que evitemos atravesar el umbral de calentamiento de 1,5 grados centígrados. Esto garantizará que evitaremos las consecuencias más graves de la crisis climática. Sin embargo, si no se logra un acuerdo, entonces nos acercaremos inevitablemente a la amplia variedad de desastres naturales que amenazan nuestro futuro. El desafío es inmenso, pero ello es posible: por primera vez en la historia humana, el esfuerzo necesario demanda la movilización de todos los grandes protagonistas mundiales, incluidos los gobiernos, el sector privado, la sociedad civil, los medios de comunicación y el mundo académico, como así también los líderes religiosos y otros. Por primera vez, la humanidad está afrontando una amenaza concreta sin precedentes en cuanto a su alcance y poder, que tendrá implicaciones de gran alcance para muchas generaciones. Por consiguiente, debemos realizar todos los esfuerzos posibles para garantizar que la conferencia sobre el cambio climático en Glasgow sea un éxito, y encaminarnos hacia una senda que garantice la estabilidad climática, la seguridad y la prosperidad para todos los ciudadanos del mundo. Lo que necesitamos ahora son soluciones prácticas y accesibles que puedan ser rápidamente implementadas a gran escala, tanto para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero como para aumentar la resiliencia y la adaptación a los efectos de la crisis climática. En estos ámbitos, Israel se posiciona como un país importante en materia de innovación climática, ya que cuenta con un variado abanico de empresas y startups trabajando en esta disciplina, así como importantes inversiones en I+D. En conjunto, estos elementos han creado un ecosistema excepcional de innovación climática que incluye más de 1.200 empresas y startups, que está en constante crecimiento, acorde al primer informe del Estado de la Tecnología Climática 2021 de Israel. El hecho de que alrededor del 10% de todas las nuevas empresas de alta tecnología fundadas en Israel el año pasado fueran del ámbito de la innovación climática, es solo un ejemplo que da cuenta de la vitalidad del panorama de las startups en Israel. El abanico de soluciones que Israel tiene para ofrecer es diverso. En agricultura, Israel ofrece el riego por goteo y la agricultura de precisión, y en el campo del agua y la prevención de la pérdida del agua en los sistemas urbanos, Israel ostenta el récord mundial con su índice del 3% en materia de pérdida de agua y la tasa del 90% en la reutilización de las aguas residuales. También tiene soluciones para ofrecer en materia de desalinización, almacenamiento de energía en aire comprimido o hielo, eficiencia energética, reforestación, movilidad y transporte sustentable, el desarrollo de nuevos materiales, sustitutos de proteína animal como el filete impreso en 3D, un campo en el que Israel es líder mundial, y la prevención de la pérdida de comida, así como muchas otras áreas interesantes.

biran

Israel quiere compartir su conocimiento y colaborar con el fin de implementar estas soluciones, que ayudarán en gran forma para alcanzar los objetivos de mitigación del calentamiento global, a crear resiliencia en los países y comunidades ya afectados, e implementar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU. La cooperación internacional en el campo de la innovación climática es también una fantástica oportunidad para fortalecer la economía para todos, crear nuevas oportunidades laborales, y permitir que la humanidad prospere y florezca mientras preserva la naturaleza, el clima y la diversidad ecológica de nuestro planeta. ¡Vamos, trabajemos juntos! Esperamos sinceramente que la conferencia sobre el cambio climático en Glasgow sea el punto de inflexión positivo en el futuro de la humanidad, que tanto necesitamos. Está en nuestras manos, hacerlo realidad.

* Embajador del Estado de Israel ante la República Dominicana.

Dejá tu comentario

Israel

La marina israelí informa que recibió la segunda, de dos nuevas lanchas de desembarco, en la Base Naval de Haifa

Publicado

el

Por

GQMf4SfW4AAT8Vg-640×400

Agencia AJN.- La Marina israelí dice haber recibido la segunda de sus dos nuevas lanchas de desembarco, y hace unos momentos el buque atracó en la Base Naval de Haifa.

El INS Komemiyut, de fabricación estadounidense, es el segundo buque de desembarco de la Armada, tras el INS Nahshon, recibido el año pasado.

El buque, que pesa 2.500 toneladas y mide aproximadamente 95 metros de eslora y 20 metros de manga, realizó un largo viaje a Israel desde el astillero de Pascagoula, en Mississippi.

Las lanchas de desembarco se utilizan principalmente para transportar tropas y equipos a través del mar y desplegarlos en la costa durante un asalto anfibio.

La Armada israelí utilizó este tipo de embarcaciones desde su creación en 1948 y hasta 1993, año en que se retiraron del servicio las últimas embarcaciones de desembarco, ya anticuadas.

La adquisición de nuevas lanchas de desembarco para la Armada israelí comenzó hace unos cinco años.

Seguir leyendo

Israel

Efemérides: Hoy en la historia judía/ Nace Ezer Weizman, séptimo presidente de Israel

Publicado

el

Por

hoy-6-1 (1)

Agencia AJN.- Ezer Weizman nació el 15 de junio de 1924 en Tel Aviv y fue un destacado militar y político israelí que llegó a ocupar el cargo del presidente del Estado de Israel. Era hijo de un ingeniero agrónomo y sobrino Jaim Weizman, primer presidente del Estado de Israel y destacado científico y, por décadas, líder del Movimiento Sionista Mundial.

Ezer Weitman pasó la niñez y los primeros años de su juventud en la ciudad de Haifa donde asistió a la escuela hebrea Reali.

Al declararse la Segunda Guerra Mundial se unió a la Haganá, luego de completar el curso de comandante, en 1941, obtuvo su licencia de piloto en un club de aviación y decidió enrolarse en el ejército británico para combatir al régimen nazi. Si bien su intención era ser piloto de guerra, la solicitud que presentó para realizar los correspondientes cursos le fue rechazada y durante varios meses se desempeñó como conductor de camiones de las fuerzas de Gran Bretaña en Libia y Egipto, a la vez que continuaba solicitando ser destinado a estudiar para piloto de combate.

En 1943, la superioridad –luego del correspondiente examen médico – lo envió a la Escuela de Vuelo en Rhodesia. Después de graduarse, Weizman desempeñó como piloto de combate en la Real Fuerza Aérea de Gran Bretaña, volando en el norte de África y el Lejano Oriente, y en 1946 solicito la baja para radicarse en Londres, donde estudió materias relacionadas con la aviación y se integró por pocos meses al Etzel como mensajero y haciendo un curso de explosivos. Un años después, cuando Scotland Yard comenzó a sospechar de sus actividades, él regresó a Eretz Israel (Tierra de Israel) donde participó de la creación de la fuerza aérea israelí. También fue uno de los pilotos que trajo los aviones Messerschmitt desde Europa en 1948 y participó en diversas acciones de reaprovisionamiento a las aisladas comunidades del sur y varios combates aéreos contra las fuerzas egipcias.

Un par de años después la Fuerza Aérea israelí lo envió a Londres a realizar un curso de comandancia y estado mayor, y a su regreso se le encargó organizar un curso capacitación para los oficiales. Luego de esto fue nombrado jefe de diversas bases aéreas militares, siendo enviado a Francia en 1956 para coordinar la adquisición de primeros aviones Mystère de Israel.

En diciembre de 1956 se lo trasladó al comando de la Fuerza Aérea del Departamento de Aire y en julio de 1958 fue ascendido a mayor general hasta 1966. Durante su mandato se recibieron los aviones Mirage y todos los escuadrones de combate estuvieron integrados por aviones jets.

Desde 1966 hasta 1969, fecha en que se retira del servicio activo, Ezer Weizman se desempeñó como subjefe de Tzahal, el ejército israelí, y fue quien planificó y comandó las incursiones aéreas israelíes que durante el inició de la Guerra de los Seis Días, el 5 de junio de 1967, atacaron por sorpresa y destruyeron a la aviación egipcia, acción que le valió ser ascendido a general de Brigada.

Al retirarse de Tzahal se integró a la política israelí ingresando en el partido Gajal que lideraba Menajem Beguin, y el 15 de diciembre de ese mismo año se integró como ministro de Transportes al gobierno de unidad nacional, cuyo primer ministro era Golda Meir. Cuando Gajal abandonó el Gobierno en agosto de 1970, Weizman pasó a presidir el Comité Ejecutivo del partido Jerut, principal integrante de la coalición de derecha, entre 1971 y 1972. Este último año él se distanció del Jerut por divergencias con Begin, aunque en 1973 se reintegró a la dirigencia del partido y en 1977 fue el director de la campaña electoral que en las elecciones del 21 de junio dieron triunfo al Likud, partido político continuador de Jerut. También llevó a la jefatura del Gobierno a Begin, quien lo designó ministro de Defensa.

En marzo de 1978 ejecutó la primera invasión israelí a El Líbano, la cual se detuvo en el río Litani, con el objeto de destruir las bases de fedayines (terroristas) de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) que atacaban las poblaciones israelíes en la Galilea.

Tras la firma del Tratado de Paz egipcio-israelí en Camp David en marzo de 1979, Weizman fue el encargado de aplicar los aspectos militares del acuerdo, fundamentalmente, las primeras devoluciones de territorio de la península del Sinaí.

Por diferencias con Menajem Begin respecto a cómo instrumentar la paz con los palestinos, Weizman renunció al Gobierno y al Likud en 1980, lo que llevó a que se quede fuera de la Knesset (parlamento israelí) en 1981.

Durante tres años se dedicó a la actividad privada y formó su propio partido político, Yajad, que en las elecciones de 1984 obtuvo tres miembros de la Knesset, integrándose al gobierno del primer ministro Shimón Peres como ministro sin cartera con la intención de ser el nexo entre los partidos de izquierda y derecha israelí en las negociaciones de paz con los palestinos. En enero de 1985 Peres lo designó coordinador para Asuntos Árabes, una posición que le permitió desarrollar sus conocidas tesis de integrar en la sociedad israelí a los árabes que vivían dentro de las fronteras del Estado mediante la concesión de una carta especial de ciudadanía, con el objetivo de lograr la verdadera equiparación de derechos políticos y civiles con la población judía.

Si bien Weizman se fue acercando a la posturas de Avodá en lo referente a la relación con los palestinos, al conformarse el gobierno de unidad nacional, luego de las elecciones de 1988, el primer ministro Shamir, del Likud, lo designó ministro de Ciencia y Tecnología, función que desempeñó hasta la ruptura del gobierno y la salida de los laboristas el 15 de marzo de 1990.

Durante esos años Weizman mantuvo muy buenas relaciones con dirigentes palestinos, hasta tuvo una reunión con Arafat, y recibió el mote de “Halcón de la paz”. En febrero de 1992 renunció a su banca en la Knesset ya que no estaba de acuerdo con la demora existente en llevar a cabo las negociaciones de paz con los palestinos.

Durante las elecciones del séptimo presidente del Estado de Israel a principios de 1993, Itzjak Rabín, quien era el primer ministro israelí, propulsó la candidatura de Ezer Weizman para ese cargo, imponiéndose el 24 de marzo por 66 votos a 53. Weitman asumió el cargo el 13 de mayo reemplazando a Haim Herzog.

Al finalizar su mandato, en 1998, fue reelecto por otro periodo de cinco años, que debió acortar al renunciar a mitad del año 2000, debido a acusaciones de que había recibido donaciones pecuniarias para solventar sus campañas electorales. Su renuncia que efectivizó el 13 de julio del 2000.

Durante los años en que Biniamin Netanyahu fue por primera vez primer ministro israelí (1996-1999), Ezer Weizman mantuvo innumerables disidencias y enfrentamientos con él como consecuencia de no concordar con la política que el primer ministro instrumentaba en relación a las conversaciones de paz con los palestinos.

Su presidencia estuvo marcada por sus visitas a las familias de los soldados caídos y de las víctimas del terror y su constante defensa de la paz y las reuniones con los líderes árabes.

Ezer Weizman se casó con Reuma Schwartz, hermana de Ruth, esposa de Moshe Dayan, y fue padre de dos dos hijos, Shaul y Michal.

Luego de su renuncia, se retiró a su casa en la ciudad de Cesarea, donde falleció el 24 de abril de 2005, pocas semanas antes de cumplir 81 años, y fue enterrado – según su voluntad – en el cementerio de Or Akiva, junto a la tumba de su hijo Shaul y su nuera Rachel, en presencia de miles de ciudadanos de la plaza mayor de Tzhal, el primer ministro Ariel Sharon y el presidente israelí Moshe Katzav.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!