Seguinos en las redes

Innovación

Opinión: Israel. No sólo en Tel Aviv, se necesitan nuevas startups de alta tecnología en el Néguev y Galilea

Los datos hablan por sí solos: en Tel Aviv hay 2.383 empresas de alta tecnología, mientras que en las otras nueve ciudades, incluidas Jerusalem, Herzliya, Haifa y Ra’anana, sólo hay 2.311 empresas.

Publicada

el

sami

Todos estamos orgullosos de presentar a Israel como la nación de las startups, pero cuando hay muchas más empresas de alta tecnología en Tel Aviv que en cualquier otra de las nueve ciudades de Israel en conjunto, tenemos que empezar a mirarnos en el espejo y romper la burbuja. Los datos recientemente publicados por la Autoridad de la Innovación de Israel muestran que nuestra Start-Up Nation se centra principalmente en Tel Aviv.

Los datos hablan por sí solos: en Tel Aviv hay 2.383 empresas de alta tecnología, mientras que en las otras nueve ciudades, incluidas Jerusalem, Herzliya, Haifa y Ra’anana, sólo hay 2.311 empresas. Además, entre las diez primeras de la lista no hay ninguna ciudad de la periferia geográfica de Israel. Ni siquiera la «capital cibernética», Beersheba, llegó a la cima.

Actualmente, la alta tecnología sigue siendo el motor de crecimiento del mercado israelí. Sin embargo, la concentración de empresas de alta tecnología en Tel Aviv lleva a la idea errónea de que las mejores mentes para desarrollar y hacer negocios sólo pueden encontrarse allí. Pero hay buenas mentes en Ashdod y Beersheba, en el sur, así como en Safed y Kiryat Shmona, en el norte.

Hay que poner fin a la exclusión de las regiones situadas fuera del área metropolitana de Tel Aviv y acoger a todos en la fiesta de la alta tecnología. Cuando las empresas de nueva creación se concentran en la región de Dan (área metropolitana situada en torno a la ciudad de Tel Aviv-Yafo, en la zona centro-occidental de Israel), se perjudica el estatus y el avance de las ciudades periféricas. Los jóvenes que desean integrarse en la industria tienen que trasladarse de las regiones periféricas al centro y esas ciudades pierden entonces jóvenes de calidad.

El gobierno actual se fijó como objetivo nacional aumentar la tasa de personas empleadas en la alta tecnología hasta el 15% en 2026. Pero eso no es suficiente. El país tiene que, al mismo tiempo, promover el establecimiento de empresas de alta tecnología en la periferia.

Esto resolverá la cuestión de la escasez de personal en el sector, así como proporcionará una solución al problema de la diversidad entre la población de trabajadores. Esto no sólo favorecerá a las ciudades y a sus residentes, sino a todo el sector. Es la clave de la igualdad de oportunidades y de la reducción de las brechas sociales, y los dirigentes de nuestro gobierno deberían navegar en esa dirección.

Las ciudades de la periferia tienen un potencial desaprovechado, y deben independizarse de sí mismas y del «Estado de Tel Aviv». Por ejemplo, la conexión de Beersheba con el desierto la convierte en una ciudad especial, con valores culturales, turísticos e históricos. Capital del Néguev, es una ciudad con importantes anclajes: centros académicos, como la Universidad Ben-Gurión y la Escuela Superior de Ingeniería SCE – Shamoon, el Centro Médico Soroka, el Parque Hi-Tech y, sin embargo, son muy pocas las empresas de nueva creación en Israel que establecieron su base en Beersheba, a pesar de su enorme potencial para convertirse en una metrópolis y un centro de alta tecnología e innovación.

La expansión de la industria de alta tecnología es un interés nacional, social y empresarial. El desarrollo de la industria inteligente -no sólo en las ciudades centrales- promoverá al Estado de Israel, potenciará su posición financiera y lo situará junto a los países líderes del mundo.

Es necesario un plan nacional integral que fomente, desarrolle, invierta y lleve a la creación de empresas de alta tecnología fuera de la burbuja de Tel Aviv. Los responsables políticos y los reguladores deben crear una fiscalidad y unos incentivos para animar a las empresas a salir del círculo de la región de Dan y establecer sus bases en otras partes del Estado judío.

Además, el Estado debe reforzar toda la envoltura periférica, desde la educación y la sanidad hasta la cultura y las infraestructuras. El centro bien desarrollado es la zona de confort para las empresas de alta tecnología. Hay razones para que estas empresas elijan la abarrotada región de Dan, a pesar de no recibir ningún beneficio fiscal y de tener que pagar los alquileres más altos del país por las oficinas.

El gobierno tiene que cambiar esta ecuación y dar prioridad a la periferia: desarrollar el sistema sanitario de las regiones del Néguev y Galilea, fomentar la cultura, mejorar las infraestructuras, las rutas y el transporte público. Así retendremos a las brillantes mentes jóvenes y evitaremos que emigren a Tel Aviv. El desarrollo adecuado de las regiones del norte y del sur no sólo beneficiará a los residentes locales, sino que también facilitará que las empresas de alta tecnología tomen la sabia decisión de trasladar sus residencias a Beersheba y Kiryat Shmona.

Por Jehuda Haddad (el presidente de la Facultad de Ingeniería de Shamoon de Israel). Publicado en The Jerusalem Post.

Innovación

Investigadoras israelíes desarrollaron una molécula para utilizar inmunoterapia en pacientes con cáncer

Agencia AJN.- La nueva molécula tiene algunas ventajas importantes sobre el tratamiento con anticuerpos.

Publicado

el

Por

Slide3

Agencia AJN.- Investigadoras de la Universidad de Tel Aviv y la Universidad de Lisboa identificaron y sintetizaron conjuntamente una pequeña molécula que podría ser una alternativa más accesible y eficaz a un anticuerpo que se utiliza con éxito para tratar una variedad de tipos de cáncer.

Detrás del innovador desarrollo se encuentra un equipo internacional de investigadoras dirigido por la Prof. Ronit Sachi-Fainaro, Directora del Centro de Investigación de Biología del Cáncer y Directora del Laboratorio de Investigación del Cáncer y Nanomedicina de la Facultad de Medicina Sackler de la Universidad de Tel Aviv, y la Prof. Helena Florindo y la Prof. Rita Guedes del Instituto de Investigación de Medicamentos de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Lisboa.

Los resultados del estudio se publicaron en el Journal for ImmunoTherapy of Cancer.

La inmunoterapia puede mejorar significativamente el resultado del paciente, sin los graves efectos secundarios que acompañan a tratamientos como la quimioterapia. Pero los anticuerpos son caros de producir, por lo que no están disponibles para todos los pacientes. Además, el tratamiento no afecta a todas las partes de los tumores sólidos porque los anticuerpos son demasiado grandes para penetrar y llegar a áreas del tumor menos accesibles y menos expuestas. Ahora, investigadores de la Universidad de Tel Aviv y la Universidad de Lisboa han utilizado herramientas bioinformáticas y de análisis de datos para encontrar una alternativa más pequeña e inteligente a estos anticuerpos.

La nueva molécula tiene algunas ventajas importantes sobre el tratamiento con anticuerpos. En primer lugar, el costo: dado que el anticuerpo es una molécula biológica en lugar de sintética, requiere una infraestructura compleja y fondos considerables para producir, con un costo de alrededor de 200.000 dólares por año por paciente. En contraste, la molécula pequeña fue sintetizada con un equipo simple, en poco tiempo y a una fracción del costo. Otra ventaja de la molécula pequeña es que los pacientes probablemente podrán tomarla en casa, por vía oral, sin necesidad de administración intravenosa en el hospital.

“Además de las consideraciones de accesibilidad, nuestros experimentos muestran que la molécula pequeña mejora la activación de las células inmunitarias dentro de la masa tumoral sólida”, explicaron.

Seguir leyendo

Innovación

Software israelí ayuda a las autoridades ucranianas a salvar vidas en medio de la guerra

Publicado

el

Por

Hk4Stpxaq_0_0_2030_1363_0_large

Agencia AJN.- En la era de los dispositivos inteligentes que tienen la capacidad de compartir una ubicación o transmitir en directo desde cualquier parte del mundo en cuestión de segundos, todos nos sentimos a veces frustrados al encontrarnos con proveedores de servicios que siguen ofreciendo únicamente un servicio analógico.

El fundador y director general de Carbyne, Amir Elichai, se encontró hace unos años precisamente en una situación en la que una respuesta eficaz y rápida era crucial pero no estaba disponible.

«Hace unos años, sufrí un intento de robo en la playa de Tel Aviv. Fue la primera vez en mi vida que llamé a la policía, lo que resultó ser una experiencia terrible», cuenta Elichai. «No sabían exactamente dónde estaba, quién era, qué pasaba a mi alrededor. Estamos en el siglo XXI y los servicios de emergencia siguen funcionando así».

La falta de comunicación adecuada con la que se encontró le dificultó explicar su ubicación exacta o proporcionar información sobre su paradero rápidamente, lo que provocó un retraso e impidió que recibiera la asistencia adecuada.

A raíz de ese incidente, Elichai decidió crear Carbyne, una empresa basada en la nube que desarrolla herramientas tecnológicas en el ámbito de los servicios de emergencia y la seguridad pública, con el objetivo de mejorar la forma en que las personas se comunican con los proveedores de servicios de emergencia de todo el mundo.

«Desarrollamos herramientas que permiten a los servicios de emergencia recibir gran cantidad de información de los ciudadanos -incluyendo localización en tiempo real, vídeo, fotos y textos- en casos en los que alguien no puede hablar en voz alta, como los incidentes de violencia doméstica».

Carbyne se fundó en 2015, y ha recaudado más de 100 millones de dólares de inversión. Opera en tres oficinas en todo el mundo, incluyendo la sede en Nueva York y un centro de desarrollo en Israel, y más de 400 millones de personas en todo el mundo tienen acceso a sus servicios. Presta servicios en 21 estados de Estados Unidos, en México y trabaja con varias organizaciones en Israel.

Al inicio de la invasión rusa de Ucrania, la empresa comenzó a operar a nivel nacional, con el objetivo de ayudar a los civiles que estaban siendo atacados.

«Habíamos estado en contacto con la policía de Ucrania mucho antes de que estallara la guerra», explica Elichai. «Intentamos que nuestros sistemas fueran accesibles en el país y realizamos varios pilotos. Cuando estalló la guerra, escribí al asistente del viceprimer ministro ucraniano y le dije que estaríamos encantados de ayudar durante la guerra sin coste alguno. Estuvieron muy contentos y se subieron al carro rápidamente», dijo.

«Ucrania tiene recursos y capacidades limitadas. También es un país muy extenso, lo que dificulta a veces una evaluación en tiempo real de la situación, por lo que la capacidad que les proporcionamos de información para saber dónde enviar tropas y cómo ayudar a los civiles es fundamental», añadió Elichai.

La instalación de los sistemas Carbyne en Ucrania se produjo apenas una semana después de la invasión rusa. «Hicimos los cursos de instrucción a distancia, con la ayuda de trabajadores de nuestro centro de desarrollo en Ucrania. Así que, dos semanas después del comienzo de la guerra, todo estaba funcionando y plenamente operativo. Extendimos nuestro sistema a 22 localidades de toda Ucrania, y toda la información sobre los ataques de misiles rusos, los edificios destruidos y los heridos llegaba desde los civiles de la zona a nuestro centro de control central en Kiev.»

Con todos esos datos, mediante el software, se podía crear una imagen de la situación y un informe diario de los daños, los heridos y cómo asignar los recursos. Desde que entró en funcionamiento, millones de llamadas e informes han pasado por el sistema Carbyne.

«La mayoría de los incidentes son informes de impactos de misiles en edificios. Hubo un incidente en el que una familia quedó atrapada en un edificio dañado y tuvo que ser rescatada, pero fue difícil determinar dónde estaban exactamente. La capacidad de las personas que se encontraban cerca del edificio para transmitir una señal de vídeo a las fuerzas de rescate ayudó a averiguar en qué piso se encontraban y a extraerlos», explicó Elichai.

«En los casos en los que las personas atrapadas acuden a la policía, el software tiene la capacidad de determinar su altura y si están por encima o por debajo de la superficie. También hubo un caso en el que una fábrica fue bombardeada, y fue difícil localizar el edificio porque estaba fuera de las zonas residenciales, y nuestra tecnología ayudó a salvar vidas.»

Además de la implantación inicial y la formación sobre el uso de la tecnología, la empresa sigue manteniendo un contacto constante con las autoridades de Ucrania. «Hacemos llamadas cada dos semanas, averiguamos qué más necesitan, y creemos que el sistema podría ayudar mucho incluso después de la guerra. Cuando la gente vuelva a sus casas y comience el proceso de recuperación. Los informes de daños podrían ayudar a saber cómo asignar los recursos para las reparaciones», explicó Elichai.

Además de la actividad en Ucrania, la empresa también tuvo un gran éxito en otras partes del mundo. En Estados Unidos, el envío de localizaciones en tiempo real permitió rescatar a una niña de 13 años que había sido secuestrada y metida en un maletero, mientras el vehículo estaba en marcha. Y en la India, los paramédicos dieron formación en vídeo a hombres cuyas esposas dieron a luz en casa por vivir lejos del hospital o por miedo a llegar a uno durante el brote de coronavirus.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!