Seguinos en las redes

Medio Oriente

Reporte de Medio Oriente

Agencia AJN.-Por Roxana Levinson (Especial para AJN, desde Israel) La decisión de Estados Unidos de retirar sus tropas de Siria y la renuncia del secretario de Defensa, James Mattis, plantean un nuevo panorama en la región. Israelíes, kurdos, pero también otros aliados, como Arabia Saudita, ven cómo la Casa Blanca reduce casi hasta anular su capacidad de influir en la región y en la lucha contra la expansión de Irán.

Publicada

el

3 reporte 2

Agencia AJN.- Estados Unidos tiene hoy en día entre 3.000 a 4.000 soldados en Siria, la mayoría de ellos pertenecientes a unidades de élite. Están concentrados en dos áreas:  el noreste del país, en el enclave kurdo, y el sudeste, en la zona de Al Tanf, no muy lejos de la frontera con Jordania e Israel.

La principal función que estas fuerzas tuvieron, especialmente durante el último año, fue ayudar a las milicias kurdas y a lo que queda del Ejército Sirio Libre en la lucha contra la organización Estado Islámico. Al mismo tiempo, esta ayuda reforzó el enclave kurdo y provocó la ira de Turquía.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, considera a las milicias kurdas conocidas como Unidades de Protección Popular (YPG por sus siglas en kurdo), como una extensión del Partido de los Trabajadores, al que cataloga como organización terrorista y contra el cual el Ejército turco combate.

Turquía anunció hace una semana que está a punto de comenzar un amplio operativo en Siria contra las milicias kurdas y Erdogan se lo hizo saber esta semana al presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Incluso le advirtió que la presencia de las tropas norteamericanas podría generar un enfrentamiento con su ejército.

Mientras Erdogan trataba de persuadir a Trump de retirar sus tropas, desde Israel intentaban exactamente lo contrario. Tanto el primer ministro y ministro de Defensa, Binyamin Netanyahu, como el anterior ministro en el cargo, Avigdor Liberman, y el comandante en jefe de las Fuerzas de Defensa de Israel, Gadi Aizenkot, dialogaron con sus pares para intentar convencerlos de que la presencia norteamericana en Siria es indispensable, y no sólo para preservar los intereses de Estados Unidos en Medio Oriente, sino también – y en primer lugar – los de Israel.

norteamericanos en Siria

Israel y el zigzag de Donald Trump

Israel desea que Estados Unidos permanezca en Siria para compensar la influencia rusa y constituir un freno a las aspiraciones iraníes de expansión, junto a sus planes de desplegar misiles y milicias chiitas en la frontera con Israel.

Para el ex titular del Consejo de Seguridad Nacional, general de reserva Giora Eiland, la renuncia del secretario de Defensa James Mattis, implica que Israel se ha quedado sin interlocutores en el nivel profesional de toma de decisiones, y sólo tiene diálogo con el propio presidente Donald Trump. “Es la primera vez en la historia – al menos que yo recuerde – que Israel no tiene con quién hablar en la Casa Blanca, más allá del propio presidente”, aseguró Eiland en declaraciones a Radio Nacional de Israel. “Normalmente, estos temas se tratan entre los profesionales del área de Defensa de los dos países, en conversaciones discretas, pero el estilo del presidente Trump hace que hoy en día eso no sea posible”.

En cuanto a la retirada, Eiland estimó que “no afectará la libertad de movimientos de la Fuerza Aérea Israelí en Siria, como hemos visto en los últimos años, porque – lamentablemente – el vínculo con Rusia es más fuerte en este aspecto”.

“En el momento en que Estados Unidos declara abiertamente que Medio Oriente no le interesa, que Siria no le interesa, reduce en forma drástica su posibilidad de influir en el futuro de Siria. En este sentido, sin lugar a dudas, la seguridad de Israel se ve comprometida”.

YPGTurkey

Un golpe a todos los aliados

Esta decisión norteamericana es un golpe mortal también para los kurdos, que nuevamente se sienten traicionados. Ellos encabezaron la mayor parte de la lucha contra ISIS en el último año – con ayuda de ataques aéreos de la coalición internacional encabezada por Estados Unidos – y derramaron la sangre de sus jóvenes combatientes, para volver a encontrarse ahora solos, frente a Turquía y el régimen de Bashar al Assad.

La decisión de Trump es también un claro mensaje a sus otros aliados, más allá de Israel: Arabia Saudita, Jordania y Emiratos Árabes Unidos, Egipto, entre otros. Por si alguien aún no lo tenía claro, la capacidad de Donald Trump de zigzaguear en sus decisiones de política exterior se ha vuelto ahora transparente, indudable. Parece difícil que los líderes de esos países puedan confiar a partir de ahora en la palabra del presidente norteamericano y en que él los defenderá cuando sea necesario.

La retirada norteamericana de Siria es, por sobre todas las cosas, un triunfo para Irán y su decisión de instalarse en territorio sirio y libanés y para Rusia. Ambos ocuparán rápidamente el espacio que dejen los norteamericanos, especialmente Rusia.

Trump dijo hace tan sólo unos días que permanecería en Siria para preservar los intereses de Israel. En las últimas horas cambió drásticamente su postura y esos intereses pasaron a segundo (último) plano, ante sus necesidades en el frente interno y su anuncio de que “nuestros chicos, nuestras jóvenes mujeres, los héroes de Estados Unidos regresan a casa”.

La Guardia Revolucionaria, las milicias chiitas y los planes de Irán en Siria, Líbano y la región siguen allí, intactos. Ningún cambio repentino ni proceso lento que se esté dando en el terreno pueden explicar el cambio de rumbo de Trump. Lo que queda claro ahora es que la aspiración de Israel de alejar a Irán de sus fronteras y neutralizar su amenaza parece hoy más difícil que nunca.

Medio Oriente

Agencia de noticias despide a camarógrafo palestino que criticó a la Autoridad

Agencia AJN.- Eyad Hamad recibió amenazas de funcionarios de seguridad que le dijeron que se encargarían de que lo echaran.

Publicado

el

Por

Camarógrafo

Agencia AJN.- Eyad Hamad, un veterano camarógrafo palestino, dijo que fue despedido de Associated Press (AP) después de que la Autoridad presentara una “denuncia” contra él.

Hamad, de 63 años, residente de Belén, dijo a The Jerusalem Post que la denuncia fue presentada porque había criticado a las fuerzas de seguridad por arrestar y golpear a un periodista palestino.

Hamad y varios periodistas palestinos expresaron su indignación por la decisión de AP. Dijeron que estaban planeando una serie de protestas contra la agencia internacional de noticias en los próximos días.

El Sindicato de Periodistas Palestinos emitió una declaración en la que condenó el “despido arbitrario” del camarógrafo. El sindicato pidió a AP que revoque su “decisión injusta”.

“He estado trabajando para AP durante 20 años”, dijo. “Cubrí muchos eventos en la Margen Occidental, la Franja de Gaza y varios países árabes. La decisión fue una sorpresa para mí y mis colegas”.

Hamad dijo que creía que la decisión de despedirlo se produjo después de que él y varios periodistas lanzaran una campaña para exigir la liberación de Anas Hawwari, un periodista palestino recientemente arrestado por las fuerzas de seguridad.

Debido a la campaña, dijo Hamad, recibió amenazas de funcionarios de seguridad que le dijeron que se encargarían de que lo despidieran de AP.

La semana pasada, Hamad y varios periodistas palestinos se manifestaron en Belén para protestar contra las amenazas de los funcionarios de seguridad. Durante la protesta, Hamad sostuvo un cartel que decía: “Presidente Mahmoud Abbas, exijo protección de las agencias de seguridad”.

Varios periodistas palestinos recurrieron a plataformas de redes sociales para expresar su solidaridad con Hamad. “Eyad Hamas está pagando el precio de defender a los periodistas contra las medidas represivas de la Autoridad Palestina”, escribió uno.

Un alto funcionario de seguridad de la Autoridad Palestina le dijo al Post que no tenía conocimiento de ninguna queja presentada ante AP contra Hamad.

Joe Federman, jefe de la oficina de AP para Israel y los territorios, se negó a comentar sobre el tema. “No hacemos comentarios sobre asuntos personales”, dijo al Post.‮

Seguir leyendo

Medio Oriente

Israel revela las consecuencias humanitarias que pudo haber tenido ataque cibernético iraní contra suministro de agua

Agencia AJN.- Así lo expresó el director del Directorio Cibernético de ese país en relación al ataque persa contra el sistema hídrico que, de haber tenido éxito, pudo haber causado un desastre humanitario.

Publicado

el

Por

SecretFountains_7_i

Agencia AJN.- El director de la Dirección Nacional Cibernético de Israel, Yigal Unna, reveló este jueves el intento de ataque contra los sistmas hídrico en ese país el pasado mes, consignó el noticiero del canal 12 del país.

En una conferencia digital Cyber Tech sostuvo que “el intento de atacar a Israel estuvo coordinado y organizado con el objetivo de causar un daño humanitario a través del sistema hídrico”.

Si bien el funcionario no indicó de manera explícita que fue Irán, destacó que “no se trata de un grupo de delincuentes cibernéticos, sino que de un actor estatal”.

93295600100084640360no

Director del Centro Cibernético nacional de israel, Yigal Unna. Foto: Chen Galili.

“La palabra ‘velocidad’ no es la apropiada para describir el ritmo frénetico al que suceden las cosas en el ciberespacio”, explicó Unna.

En este sentido, el director del centro cibernético de Israel expresó: “Recordaremos el pasado mes como un punto de inflexión en la historia de las guerras cibernéticas modernas. El intento de ataque a Israel fue coordinado y organizado con el objetivo de dañar nuestra sistema hídrico”.

Unna aclaró que Israel logró repeler el ataque, pero que si los atacantes hubiesen tenido éxito, “hubiésemos enfrentado escasez de agua para la población civil”, en pleno contexto de la lucha contra el coronavirus, aclaró el funcionario.

“Si hubiesen logrado un cambio en la dosis de cloro y otras sustancias químicas en el agua potable, podría haber ocurrido un verdadero desastre”, alertó.

.
Esta es la primera vez que un funcionario israelí hace referencia directa al incidente ocurrido el pasado mes y según Unna, se cruzaron todas las líneas. El hecho ocurrió el 23 de abril, y según informó el Washington Post, Israel ejecutó su ataque venganza contra el puerto Shahid Rajaee en el estrecho de Ormuz el pasado 9 de mayo.

“Ahora nos estamos preparando para la próxima etapa que finalmente llegará”, dijo Unna. “Me temo que esto es solo una señal de una nueva era en la que los ataques cibernéticos estarán destinados contra objetivos y con fines humanitarios. Si pensamos que hay líneas que no se pueden cruzar, entonces en este caso todas las líneas se cruzaron y podrían hacerlo aún más en el futuro”, indicó.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!