Seguinos en las redes

Medio Oriente

Shin Bet: miembro de Hamás arrestado había recibido la orden de derribar helicóptero israelí

Publicada

el

S1AiMTRML_0_0_640_360_large

Agencia AJN.- El Shin Bet (Servicio de Seguridad General de Israel) anunció este jueves que un agente del palestino Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) que huyó desde la Franja de Gaza a Israel reveló a la agencia de seguridad que había guardado un misil antiaéreo en su casa y que el grupo armado le había ordenado que lo disparara contra un helicóptero israelí.

Izz al-Din Hussein, de 24 años, trató de nadar hacia el Estado judío desde Gaza el 28 de junio en medio de problemas familiares y preocupaciones de “persecución y difamación por parte de figuras importantes de Hamás”, aseguró el Shin Bet en un comunicado.

Al cruzar las aguas israelíes, Hussein fue arrestado de inmediato por las fuerzas navales, que lo transfirieron al Shin Bet para ser interrogado.

Durante su interrogatorio, los investigadores se enteraron de que Hussein se había alistado en el ala militar de Hamás en 2013 y comenzó a trabajar en defensa aérea en 2018, durante el cual dirigió la unidad de misiles, reportó el Shin Bet.

“Hussein tuvo un misil antiaéreo en su casa y recibió instrucciones de lanzarlo contra un helicóptero israelí si volaba cerca para matar o secuestrar a soldados israelíes”, dijo el comunicado.

10138655_0_100_1300_1159_large

Fugitivo de Hamás, Izz al-Din Hussein. Foto: Shin Bet.

Como parte de sus operaciones en Hamás, Hussein participó en varias actividades militares contra el Estado de Israel, afirmó el Shin Bet. Además el joven operativo “había aprendido sobre aviones de la Fuerza Aérea israelí junto con tácticas de observación para detectar los movimientos de aviones israelíes sobre Gaza”, indicó el comunicado.

“Las actividades de Hussein en Hamñas y el vasto conocimiento que adquirió a través de su trabajo revelaron al Shin Bet mucho material de inteligencia sobre Hamás”, dijo el comunicado.

Al concluir la investigación del Shin Bet este jueves, se presentó una acusación contra Hussein en el Tribunal de Distrito de Beesheba por varios cargos relacionados con la seguridad.

Dejá tu comentario

Medio Oriente

Beirut. El barco que llevó el cargamento que causó la explosión estuvo abandonado en el puerto por 7 años

Agencia AJN.- El material explosivo que causó el estallido del 4 de agosto fue llevado allí por el buque de carga Rhosus en 2013. Esto es lo que pasó después.

Publicado

el

Por

beirut-ship-a-superJumbo

Agencia AJN.- El 21 de noviembre de 2013, a las 11:27 a.m., un barco con fugas llegó al puerto de Beirut. Nunca se fue, y su volátil carga llevaría a la tragedia en la ciudad casi siete años después. El Rhosus fue cargado con 2.750 toneladas de nitrato de amonio, que se cree que voló la mayor parte del puerto y dañó grandes partes de la ciudad tras el incendio de un almacén el 4 de agosto.

El ex capitán del barco, Boris Prokoshev, dijo al New York Times que escuchó de otros marineros que el Rhosus se hundió en 2015 o 2016. Este plazo resultó ser incorrecto. Utilizando análisis de imágenes satelitales y datos de seguimiento del barco, la unidad de Investigaciones Visuales del New York Times retrocedió en el tiempo para seguir al barco que trajo la desastrosa carga a Beirut y encontró su ubicación exacta, donde permanece oculta a poca distancia de la zona cero de Beirut.

La línea de tiempo y la ubicación del Rhosus en Beirut adquirió nueva relevancia el viernes, ya que el presidente del Líbano, Michael Aoun, dijo que una investigación del incidente también se centrará en cómo los materiales explosivos entraron y se almacenaron en la zona.

El último viaje

El Rhosus partió para su último viaje desde Batumi, Georgia, en septiembre de 2013. Su carga estaba destinada a Mozambique, pero el capitán recibió la orden de hacer una parada no programada en Beirut para tomar una carga adicional. El Capitán Prokoshev dijo que necesitaban hacer dinero extra para pagar su paso por el Canal de Suez. Los abogados de los acreedores del barco dijeron que la carga adicional debía ser transportada a Jordania.

Captura de pantalla 2020-08-10 a las 11.10.45 p.m.

La trayectoria aproximada del buque de carga Rhosus en noviembre de 2013.

Incautación

En Beirut, las autoridades portuarias incautaron el barco de 27 años de antigüedad después de encontrar múltiples deficiencias, según un artículo de la prensa marítima de 2014. Al capitán y a algunos de sus tripulantes se les ordenó permanecer a bordo.

Una foto de 2014 lo muestra con algunas de las 2.750 bolsas de nitrato de amonio en el puerto. Estas bolsas coinciden con las bolsas fotografiadas más tarde en el almacén que finalmente explotó, publicadas por un periodista libanés en Twitter después del incidente. Las fotos del almacén también muestran el nombre de la compañía: Rustavi Azot L.L.C. de Georgia, que también figura en los documentos de embarque de 2013 para el viaje.

El transpondedor del barco envió su última posición el 7 de agosto de 2014, el mismo mes en que la tripulación fue liberada.

Captura de pantalla 2020-08-10 a las 11.11.11 p.m.

Abandonado

El Rhosus quedó abandonado y las autoridades libanesas trasladaron su carga a un almacén del puerto. En 2015, el barco fue trasladado a 1.000 pies del muelle donde permaneció durante unos tres años. Las imágenes de satélite muestran un barco que coincide con las dimensiones del Rhosus, con las bahías de carga abiertas, lo que indica que está vacío.

También se puede ver en el fondo de una imagen publicada en Twitter en marzo de 2016, claramente reconocible por el color amarillento del puente del barco.

Captura de pantalla 2020-08-10 a las 11.11.47 p.m.

El deterioro

El Rhosus estaba goteando mucho y comenzó a hundirse en febrero de 2018. A los pocos días, el barco estaba totalmente sumergido. Stephen Wood, un experto en imágenes de satélite de la compañía de tecnología espacial Maxar, analizó una imagen del 18 de febrero de 2018 para el New York Times. Utilizó imágenes multiespectrales que pueden penetrar en el agua y revelar mejor los objetos y características sumergidas. La imagen resultante muestra la nave con gran detalle, a pesar de estar bajo el agua.

beirut-ship-e-pic-superJumbo

El barco Rhosus hundiéndose en febrero de 2018.

Olvidado

Las autoridades nunca retiraron el bote hundido en el borde norte del puerto, donde no parecía obstruir el tráfico de barcos. El Rhosus permaneció fuera de la vista y olvidado hasta ahora. Así como su carga explosiva, almacenada a sólo 1.500 pies de distancia en un almacén. El 4 de agosto, un incendio hizo detonar el nitrato de amonio, matando a más de 150 personas e hiriendo a miles.

Captura de pantalla 2020-08-10 a las 11.12.23 p.m.

La distancia entre el barco sumergido y el cráter que quedó tras la explosión.

El presidente del Líbano dijo que múltiples administraciones desde 2013 recibieron advertencias sobre los materiales del Rhosus. Se está llevando a cabo una investigación y, hasta el momento, 20 funcionarios del puerto han sido detenidos.

Nota original realizada por Christoph Koettl para The New York Times.

Seguir leyendo

Medio Oriente

Líbano. Renunció todo el gabinete tras la explosión en Beirut

Agencia AJN.- El primer ministro Diab culpó a los políticos corruptos que le precedieron por el “terremoto” que ha golpeado al país. La clase política, dijo, “debería haberse avergonzado de sí misma porque su corrupción es lo que ha llevado a este desastre que había estado oculto durante siete años”.

Publicado

el

Por

liba1

Agencia AJN.- El primer ministro de Líbano, Hassan Diab, anunció la renuncia de su gobierno, luego de que una explosión masiva en el puerto que devastó la capital acumulara presión sobre el gabinete. Culpando a sus predecesores de la corrupción que según él condujo al desastre, Diab dijo que está dando un paso atrás para “luchar la batalla por el cambio junto al pueblo”.

El gabinete del Líbano enfrentó una creciente presión el lunes para que dimitiera después de una devastadora explosión que provocó airadas protestas contra el gobierno y renuncias de varios ministros, siendo el ministro de Justicia el último en retirarse y el ministro de Finanzas listo para renunciar. “Hoy declaro la renuncia de este gobierno. Que Dios proteja al Líbano”, dijo Diab en la tarde del lunes, repitiendo la última frase tres veces.

Diab culpó a los políticos corruptos que le precedieron por el “terremoto” que ha golpeado al Líbano. La clase política, dijo, “debería haberse avergonzado de sí misma porque su corrupción es lo que ha llevado a este desastre que había estado oculto durante siete años”.

La detonación del 4 de agosto en un almacén portuario de más de 2.000 toneladas de nitrato de amonio mató al menos a 158 personas, hirió a más de 6.000 y destruyó zonas de la ciudad mediterránea, agravando meses de crisis política y económica.

El gabinete, formado en enero con el respaldo del poderoso grupo Hezbolá respaldado por Irán y sus aliados, debía reunirse el lunes y muchos ministros querían renunciar, dijeron fuentes ministeriales y políticas.

Los ministros de información y medio ambiente renunciaron el domingo, así como varios legisladores, y el ministro de Justicia los siguió hasta la puerta el lunes.

El ministro de Finanzas, Ghazi Wazni, un negociador clave con el FMI sobre un plan de rescate para ayudar a Líbano a salir de una crisis financiera, preparó su carta de renuncia y la llevó consigo a una reunión de gabinete, dijeron una fuente cercana a él y medios locales.

«Todo el régimen necesita cambiar. No habrá diferencia si hay un nuevo gobierno», dijo a Reuters Joe Haddad, un ingeniero. «Necesitamos elecciones rápidas».

El primer ministro Hassan Diab dijo el sábado que solicitaría elecciones parlamentarias anticipadas.

El presidente de Líbano había dicho anteriormente que el material explosivo se almacenó de manera insegura durante años en el puerto. Más tarde dijo que la investigación consideraría si la causa era una interferencia externa, así como una negligencia o un accidente.

El gobernador de Beirut dijo que muchos trabajadores extranjeros y conductores de camiones seguían desaparecidos y se suponía que estaban entre las víctimas, lo que complicaba los esfuerzos por identificar a las víctimas.

Las protestas contra el gobierno en los últimos dos días han sido las más grandes desde octubre, cuando los manifestantes salieron a las calles por una crisis económica arraigada en la corrupción endémica, el despilfarro y la mala gestión. Los manifestantes acusaron a la élite política de explotar los recursos estatales para su propio beneficio.

La casa de Eli Abi Hanna y su taller de reparación de automóviles fueron destruidos por la explosión.

«La economía ya era un desastre y ahora no tengo forma de volver a ganar dinero», dijo. «Era más fácil ganar dinero durante la guerra civil. Los políticos y el desastre económico lo han arruinado todo».

Algunos libaneses dudan que el cambio sea posible en un país donde los políticos sectarios han dominado desde el conflicto de 1975-90.

«No funcionará, son las mismas personas. Es una mafia», dijo Antoinette Baaklini, empleada de una compañía de electricidad que fue demolida por la explosión.

Los trabajadores recogieron mampostería caída cerca del edificio donde los grafitis en las paredes se burlaban de la crisis eléctrica crónica del Líbano: «Todos los demás en el mundo tienen electricidad mientras nosotros tenemos un burro».

«Siempre será lo mismo. Es sólo un juego político, nada cambiará», dijo la estudiante universitaria Marilyne Kassis.

Una conferencia internacional de emergencia de donantes el domingo recaudó promesas por valor de casi 253 millones de euros ($ 298 millones) para ayuda humanitaria inmediata.

Pero los países extranjeros exigen transparencia sobre cómo se utiliza la ayuda, recelosos de emitir cheques en blanco a un gobierno percibido por su propia gente como profundamente corrupto. Algunos están preocupados por la influencia del movimiento chiíta Hezbollah, que ha sido designado como grupo terrorista por Estados Unidos.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores iraní, Abbas Mousavi, dijo en una conferencia de prensa televisada el lunes que los países deben abstenerse de politizar la explosión del puerto de Beirut. Pidió a Estados Unidos que levantara las sanciones contra el Líbano.

Mientras tanto, los libaneses están luchando por aceptar la magnitud de las pérdidas. Barrios enteros fueron destruidos.

«Es muy triste. Estamos enterrando gente todos los días. El cuarenta por ciento de mi iglesia ha perdido sus negocios», dijo un sacerdote.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!