Seguinos en las redes

Sin Categoría

Sin normas ni límites. Obama e Israel: el último insulto. Por Shmuley Boteach

AJN.- El rabino Schmuley Boteach, considerado como el “rabino más famoso de América” y autor del libro “El guerrero de Israel”, manifestó en un crítico artículo su opinión acerca de la administración Obama y los desaciertos que tuvo al dejar que se aprobara la Resolución 2334 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Publicada

el

Sin normas ni límites. Obama e Israel: el último insulto. Por Shmuley Boteach

Jánuca demuestra el rechazo judío del militarismo y sus glorias a favor de la dominación judía.

A pesar de haber ganado una de las grandes batallas militares del mundo antiguo a través de la derrota de los herederos griegos asirios de Alejandro Magno, los macabeos decidieron no organizar un gran desfile militar, o triunfo al estilo romano, celebrando su victoria, sino que optaron por ir con sus esposas e hijos para iluminar el Templo.

Los judíos no celebran las victorias militares, razón por la cual hoy un turista puede viajar a lo largo y ancho tanto del Israel antiguo como del moderno, y no encontrar un solo arco militar celebrando una derrota de los enemigos judíos. Los monumentos a los soldados abundan, pero no hay ni una sola estatua ecuestre de un héroe conquistador.

Cuando Douglas MacArthur finalmente regresó después de décadas de luchar por Estados Unidos en Asia, fue recibido con un desfile de militares en el Cañón de los Héroes en Broadway, que se dice que fue el más grande de ese tipo en la historia de Estados Unidos. Nunca ha ocurrido tal celebración de un general israelí.

Cuando los judíos luchan, lo hacen simplemente para proteger la vida y nunca para la gloria. Luego vuelven a casa tranquilamente a sus familias, una tradición practicada hasta el día de hoy en las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI).

El rey David es el mayor de todos los conquistadores judíos ya que forjó un imperio judío en Medio Oriente hace 3 mil años. ¿Cómo se lo recuerda hoy? A través de un arpa y una lira en lugar de con una espada y un escudo.

Esto se puede ver muy en contraste con el Estado Islámico (ISIS), que busca esculpir un califato islámico global por la espada. En contraste también con Hamás y Hezbollah, quienes usan las armas islámicas para derrotar a sus enemigos en campos de batalla sangrientos.

Sin embargo, el gobierno de Obama perdió todo esto y determinó que era el énfasis del Estado judío en la vida familiar y la dominación, como lo demuestra el deseo de construir apartamentos en Ma’aleh Adumim, que es la verdadera causa de la discordia en Medio Oriente, en oposición al militarismo islámico radical.

Los asentamientos, en lugar de la yihad, son la verdadera causa del conflicto en Medio Oriente. El mundo recientemente ha observado con horror a Alepo totalmente quemado y la masacre de hombres, mujeres y niños que impactan al mundo.

El genocidio sirio alcanzó un punto álgido en diciembre de 2016, a días de que finalice la administración Obama. Pero en lugar de luchar por salvar a los hijos de Alepo, el presidente Barack Obama siguió sin levantar un dedo para proteger a los árabes de ser asesinados. Resulta que él y su equipo de seguridad nacional estaban demasiado ocupados proyectando contra Israel.

Alepo fue ignorado cuando la administración se enfocó en condenar al estado judío con una resolución de la ONU que llevará a boicots económicos contra Israel y la posible detención y arrestos de sus soldados, como mi hijo y sus ministros, cuando viajan al extranjero. Lo peor de todo es que la resolución conducirá, casi con seguridad, a que líderes israelíes y figuras militares sean procesados en la Corte Penal Internacional de La Haya.

El presidente Obama no pudo aprobar ni siquiera una resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas condenando a Rusia, Siria e Irán por la masiva carnicería en Siria. Sin embargo, sí pudo aprobar una moción condenando a los judíos que construyen condominios en Judea y Samaria, la antigua cuna bíblica de la civilización judía.

Pero el mayor fracaso de todos fue la ceguera de Obama sobre las verdaderas causas del conflicto en la región. Los hombres a los que se les enseña que se les concederán mujeres vírgenes a cambio de asesinatos y sexo por violencia, están creando una cultura donde dañar a otros es la última prueba de virilidad y masculinidad. Pero en contraste, los hombres a los que se les enseña que la lucha nunca es algo para celebrar sino, más bien, para ser utilizado sólo en defensa de la vida, son aquellos que, en última instancia, siembran la paz.

Por lo tanto, Hamás, que construye armas mientras que los judíos construyen hogares, es la última fuente del conflicto. Hamás podría haber utilizado fácilmente la retirada de Israel en 2005, y los miles de millones que recibió en ayuda internacional, para también construir casas. Pero eso no habría traído gloria. Disparar cohetes contra Israel los convertía en hombres verdaderamente religiosos.

Pero al menos Obama, el Secretario de Estado John Kerry, la Asesora de Seguridad Nacional Susan Rice y la Embajadora de la ONU, Samantha Power, que han perdido todo esto, finalmente han decidido golpear a Netanyahu e Israel. Eso, finalmente, enseñará a esos jueces de construcción de condominios obstinados una lección que ellos no olvidarán, incluso si se hizo a expensas del cuarteto de Obama, espectadores del genocidio.

Durante los últimos años, el presidente Obama observó impotentemente que ISIS tomó el control de una cuarta parte del país, dirigiéndose a los yazidis y a los cristianos, ya que los musulmanes chiitas, respaldados por Irán, se unieron a los alauitas para exterminar a los sunitas. Su administración ha tenido una posición ambivalente acerca de detener la ciudad más grande de Siria convertida en una zona de muerte, donde al menos 100 mil niños están atrapados bajo las bombas de cañon.

Un genocidio se ha desplegado ante nuestros ojos, pero en vez de concentrar sus esfuerzos en detener la brutalidad en Alepo, el presidente y sus cohortes -Kerry, Rice y Power- decidieron que los judíos que construyen viveros en Beit, constituyen un peligro mayor que los ataques de gas sarín y mostaza contra niños árabes en Damasco.

Mediante la ingeniería de la Resolución 2334 del CSNU, una resolución que vivirá en la infamia, el Equipo Obama ha animado a los enemigos de Israel y ha hecho que la paz sea mucho menos probable.

Al aprobar el lenguaje absurdo de la resolución, que especifica que la demanda de Israel sobre el Muro de los Lamentos y el Barrio Judío de Jerusalem no tiene “validez legal”, e ignorando la conexión de 3 mil años del pueblo judío con Judea y Samaria, el gobierno de Obama alienta a los yihadistas palestinos a aferrarse a sus sueños de llevar a los judíos al mar. No es de extrañar que Hamás y la yihad islámica respaldada por Irán, que están dedicados a la destrucción de Israel, lo hayan elogiado.

En su discurso sobre la resolución, Kerry dijo: “Es vital que tengamos una conversación honesta y clara sobre las incómodas verdades”.

Estos son sólo algunos de ellos: ningún acuerdo, incluyendo los Acuerdos de Oslo firmados por los palestinos, impide que Israel construya asentamientos en Judea y Samaria. De hecho, incluso los defensores de dos estados reconocen el derecho de Israel a anexar los principales asentamientos como parte de un intercambio de tierras en el acuerdo de paz final.

El territorio de la Ribera Occidental es disputado, no ocupado. Nunca fue un estado palestino soberano. Después de la expulsión de los judíos hace 2 mil años, la tierra fue ocupada por muchas naciones, más recientemente por otomanos, británicos y jordanos. Sólo en 1967, después de que Israel derrotara a Jordania en la Guerra de los Seis Días, las reclamaciones de “ocupación ilegal” se pusieron de moda. Después de todo, ¿de qué entidad legal Israel ocupó ilegalmente un territorio? ¿El imperio Otomano? ¿El mandato británico? Ciertamente, no de ningún estado llamado “Palestina”.

Qué tragedia para el legado de Barack Obama, cuyas incontables garantías de “tener el respaldo de Israel” han demostrado ser inútil. Ya estropeado por el acuerdo de Irán, su legado quedará manchado por esta cobarde puñalada en la espalda a Israel en los fugaces días de su presidencia.

Dejá tu comentario

Panamá

Embajadora de Panamá en Israel destacó la importancia de relación bilateral a partir de la puesta en vigencia del TLC

Agencia AJN.- En una entrevista exclusiva con la Agencia AJN, Adis Urieta Vega anunció que Israel instalará en Panamá el Primer Centro de Excelencia agrícola israelí en el continente americano”. Además comentó cómo los panameños que viven en Israel afrontan la pandemia del coronavirus.

Publicado

el

Por

pana

Agencia AJN.- La embajadora de Panamá en Israel, Adis Urieta Vega, destacó la importancia de la relación bilateral y enfatizó la decisión del gobierno de su país para que “la marca Israel se reafirme en Panamá” a partir de la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio entre ambos países.

“Este año, celebramos la entrada en vigencia del TLC Panamá-Israel. Israel instalará en Panamá el Primer Centro de Excelencia agrícola israelí en el continente americano”, resaltó la diplomática en una entrevista con la Agencia de Noticias AJN.

Además, Urieta Vega dio precisiones sobre la situación de los 150 panameños que viven en Israel y cómo afrontan la pandemia por el COVID-19.

A continuación los tramos más destacados de la entrevista:

-AJN: ¿Cómo está atravesando el coronavirus la comunidad panameña en Israel?
-AU:
Nuestra Comunidad no supera las 150 personas que en su mayoría tienen la doble nacionalidad. Pero tenemos también un grupo de estudiantes distribuidos en varias universidades y médicos que hacen especialidades en hospitales de Israel. Los estudiantes siguieron sus estudios por teleconferencias y usos de laboratorios según las normas de salud. Los médicos cada uno en sus hospitales. El resto de la comunidad, está cumpliendo también las normas de cuarentena. Están todos muy comunicados con nuestra embajada, ya que tenemos las redes sociales de la asociación de panameños en Israel, se conocen la mayoría desde Panamá. Llegaron incluso a hacer un video de todos para dar fuerza a Panamá también en su lucha contra el COVID-19.

-AJN: ¿Cómo es la comunidad panameña que reside en Israel?
-AU:
El panameño suele migrar muy poco, se queda o vuelve a Panamá, por lo que no tenemos grandes comunidades fuera de Panamá, a no ser Estados Unidos. La de Israel es pequeña, está formada una primera parte por hijos de israelíes hebreos que migraron a Panamá y tuvieron negocios en territorio panameño, y volvieron ya en una edad muy adulta a Israel, o los hijos de los mismos. Un segundo grupo es de jóvenes israelíes que fueron a Panamá y se casaron allá, y han vuelto a Israel para formar familia aquí, teniendo la doble nacionalidad. El resto son ciudadanos panameños que están en estudios universitarios y especialidades y regresarán a Panamá al terminar los mismos.

-AJN: Su embajada está abierta?
-AU: Desde antes que entrara la cuarentena en Israel, en la embajada de Panamá en Israel , al ver las noticias de Europa sobre el COVID-19, iniciamos un sistema de trabajo mixto, evitando coincidir el personal en los mismos espacios y acentuando las medidas de higiene. Hemos continuado abiertos, combinando el teletrabajo con horas de oficina por turnos. Evitando sobre todo que personal que utiliza el transporte público, vaya a la oficina, o se le va a buscar a su residencia para que no tenga que exponerse.

-AJN: ¿Cómo califica usted la relación entre Panamá e Israel?
-AU:
Israel y Panamá tienen una relación con raíces antes de que existieran la República de Panamá y el Estado de Israel. Por coincidencias del destino, la iniciativa de construcción del canal de Panamá por los franceses y el fracaso del mismo, tejió conexiones con el caso Dreyfus; el sionismo que convocó al nacimiento del Estado de Israel, y llevó a Panamá a reclamar su independencia. Este año, celebramos la entrada en vigencia del TLC Panamá-Israel. Israel instalará en Panamá el Primer Centro de Excelencia agrícola israelí en el continente americano; buscamos que la marca Israel se reafirme en Panamá como un centro logístico para el continente.

pana1

-AJN: ¿Cómo es su vida diaria?
-AU:
Vivimos con dos horarios. Panamá e Israel tienen 8 horas de diferencia, así que trabajamos según esta realidad. En el contexto del combate a la propagación el contagio del COVID 19, tratamos de cumplir con las medidas impuestas por las autoridades de Israel. Realizamos y participamos en actividades online, desde conferencias con el Ministerio las Relaciones Exteriores de Israel; desde Panamá, y conferencias por ejemplo con Mashav. Incluso conferencias de análisis político o cultural. Tratamos de estar al día de lo que está haciendo Israel en el combate al Cov19 y comunicar a nuestras autoridades, ya sea en los casos donde la acción israelí fue exitosa, o en la que se pudo mejorar. Sabemos que incluso cuando la amenaza del COVID haya bajado su intensidad, el ritmo y características de trabajo que estamos desarrollando ahora, ya están cambiando como serán nuestras actividades futuras.

-AJN: ¿Mantiene relación con sus pares latinoamericanos?
-AU:
Las embajadas latinoamericanas y el Caribe en Israel, mantenemos una relación estrecha, y no solo ahora en las circunstancias del COVID-19, sino que es una experiencia de familia que se ha construido desde muchos años antes, y es responsabilidad de todos los que llegamos a estamos misiones conservarla y fortalecerla. Las actuales circunstancias nos han demostrado lo positivo que resulta cuando estás fortalecido por un grupo. Por ejemplo, teníamos en Panamá turistas israelíes varados. A través de nuestras comunicaciones con cada embajada podíamos saber de dónde saldría un avión a Israel y sugerir a sus parientes en Israel a que embajada llamar en la región. Lo mismo para nuestros ciudadanos que deseaban regresar. Desde cada embajada se nos iba informando, por llamadas directas o el chat del GRULAC_Israel, hacia donde partiría un avión, cual era su escala, aeropuerto abierto.

-AJN: ¿Cómo observa usted las medidas que toma Israel frente a la pandemia?
-AU:
Panamá es un hub aéreo regional, por lo que creo que las medidas que adoptó Israel, sobre todo en las drásticas restricciones de vuelo de centros con focos de contagio, sirvieron no solo como advertencia, sino como ejemplo de lo que habría que hacer. Lo que me causo una impresión muy positiva fue la inmediata coordinación entre las autoridades israelíes y palestinas para fortalecer el cerco de salud en los dos territorios. Mi no formación en temas de salud y estadísticos, me impide hacer una mejor valoración profesional de como se ha trabajado aquí el combate al COVID-19. Pero al ser testigo y protagonista como todos los ciudadanos que estamos dentro del territorio israelí, he podido compartir con las autoridades panameñas, las experiencias del país, la reacción de la población, efecto en la economía, en la educación, etc.

pana2

-AJN: ¿Cómo está la Situación en Panamá?
-AU:
La posición geográfica de Panamá nos ha llevado a desarrollar una economía que aprovecha nuestra ventaja para el transporte multimodal. Nos hemos consolidado en un hub aéreo, somos centro comercial, turístico y financiero y esto de lo que nos sentimos orgullosos, pudo ser nuestro Talón de Aquiles, pero la dura reacción de las autoridades al conocerse los primeros casos de COVID-19, han amortiguado el impacto. Se están haciendo enormes cantidades de pruebas, lo que se ve reflejado en nuestras cifras de rápida detección. Hemos construido un hospital especial para atender casos de COVID-19. Nuestra población, como caribeña, ha respondido bien en su mayoría a las medidas de cuarentena para evitar un mayor contagio.

Seguir leyendo

Sin Categoría

Israel: Bancos cierran cuentas de terroristas

Publicado

el

Por

atent

Agencia AJN.- La decisión se adelantó a la legislación que entrará en vigencia el sábado y convierte las transferencias de “pagar por matar” en un acto criminal.

Noticia en desarrollo…

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!