Seguinos en las redes

Guerra

Sobreviviente de la Shoá: «No pensé que iba a tener que esconderme de nuevo con temor por mi vida en el kibutz que fundé»

Agencia AJN.- Jaim Raanan y Rut Haran, de Beeri, experimentaron dos veces las atrocidades más horrendas contra los judíos.

Publicada

el

Raanan Jaim

Agencia AJN.- Rut Haran, sobreviviente de la Shoá, del kibutz Beeri, apenas duerme por las noches. A veces sueña con ella misma corriendo sin aliento ni dirección, sin saber de quién huye ni por qué. Hace una semana algo cambió y por primera vez soñó con su hijo mayor, Avshalom, asesinado el 7 de octubre.

«Mi hijo me dijo que no está en el ataúd donde lo enterraron y todavía no puedo entender el sueño», se le quebró la voz. «Cuando me desperté, no comí ni bebí en todo el día. Los terroristas asesinaron a Avshalom y abusaron de su cuerpo. Lo extraño mucho. Lo extraño cuando pregunta: ‘Mamá, ¿qué está pasando?’. Su foto está frente a mí y hablo con él todo el tiempo.»

Como ella, otro miembro del kibutz que sobrevivió a la Shoá, Jaim Raanan, experimentó el 7 de octubre a los 89 años. «D’s mío», dice, «no pensé que, como sobreviviente de la Shoá, tendría que volver a esconderme con temor por mi vida en el kibutz que fundé. La masacre acabó con alrededor del diez por ciento de los 1.000 residentes del kibutz. Más de 100 residentes fueron asesinados o secuestrados y llevados a la Franja de Gaza ese día. Desde mi punto de vista personal, hubo una gran diferencia entre el Shabat Negro y la Shoá: durante la Shoá no conocí personalmente a los seis millones que perecieron, pero en la masacre del kibutz Beeri conocía a casi todas las personas que fueron asesinadas ese día.»

Las vidas de Rut y Jaim están entrelazadas con tragedias. Son dos de los aproximadamente 865 israelíes del sur del país que vivieron de primera mano, dos veces, las atrocidades más horrendas contra los judíos. Según datos del Ministerio de Bienestar Social, unos 2.000 sobrevivientes de la Shoá de todo el país fueron evacuados de sus hogares a causa del Shabat Negro.

Rut, que sobrevivió a las atrocidades de los nazis en Rumania, emigró a Israel con el objetivo de poblarlo y se instaló en el sur del país. En ningún momento imaginó que a los 88 años, mientras vivía en la Tierra Prometida, se enfrentaría a una masacre espantosa. Los terroristas de Hamás no solo asesinaron a Avshalom, sino que también secuestraron a siete miembros de su familia, entre ellos su hija, nuera, nietas y bisnietas.

Hace tres meses, en el Día Internacional de la Shoá, Rut encabezó la campaña del Sistema de Información Internacional. Frente al edificio de las Naciones Unidas y en Times Square, de Nueva York, se colgaron enormes carteles con su rostro lleno de dolor, bajo la palabra «survivor», sobreviviente. Habló en un escalofriante video de la horrible similitud entre las acciones de los nazis y los terroristas de Hamas «en el momento que asesinan a bebés en sus camas, en el momento que violan a mujeres tras arrojarlas al césped y luego las asesinan brutal y diabólicamente asesinadas, sin haber cometido ningún delito».

«Siempre me preguntan qué conecta la Shoá de los nazis y el desastre del 7 de octubre y respondo que en ambos casos hubo un exterminio deliberado, sistemático, malvado y absolutamente satánico. La Shoá es la mancha más oscura en la historia del siglo XX. Un trauma para toda la humanidad, que provocó una devaluación del ser humano».

Guerra

Israel atacó infraestructuras de Hezbollah al sur del Líbano

Desde el 8 de octubre -un día después de la masacre devastadora de Hamás-, Hezbollah viene intercambiando disparos con el ejército israelí a través de la frontera sur de Líbano en apoyo del grupo terrorista que gobierna la Franja de Gaza.

Publicado

el

Por

AFP__20240712__363W8NK__v6__HighRes__TopshotIsraelLebanonPalestinianConflictBorder-e1720894113177-640×400
Esta imagen tomada desde el norte de Israel muestra el humo de un bombardeo israelí volando a través de la frontera en Kfar Kila, en el sur del Líbano, el 12 de julio de 2024. (Jalaa Marey/AFP)

Agencia AJN.- Las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF) confirmaron que aviones de combate atacaron este domingo por la noche (horario israelí GMT +3) infraestructuras de Hezbollah en las localidades meridionales libaneses de Mays al-Yabal, Bani Haiyyan y Ayta ash-Shab.

Además, un edificio utilizado por el grupo terrorista libanés -que cuenta con el apoyo de la República Islámica de Irán-, fue alcanzado en Houla, informaron las IDF.

Desde el 8 de octubre -un día después de la masacre devastadora de Hamás-, Hezbollah viene intercambiando disparos con el ejército israelí a través de la frontera sur de Líbano en apoyo del grupo terrorista que gobierna la Franja de Gaza.

Seguir leyendo

Guerra

El Jefe de Estado mayor aseguró que las IDF sabrán »volver y luchar» a Gaza incluso después de un alto el fuego

Halevi confirmó que »las IDF sabrán acatar cualquier acuerdo que apruebe el escalón político, e incluso después de un alto el fuego, volver y luchar con gran intensidad».

Publicado

el

Por

idf
Tropas de las IDF en Gaza en esta foto autorizada para su publicación el 14 de julio de 2024 (IDF).

Agencia AJN.- El Jefe de Estado Mayor de las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF), Teniente General Herzi Halevi, afirmó que los militares podrán volver a luchar en la Franja de Gaza después de una tregua con Hamás, independientemente de los detalles de dicho acuerdo.

Este domingo, en una conferencia de prensa, Halevi destacó que «un acuerdo para la devolución de los rehenes es un imperativo moral urgente para salvar vidas».

»Las IDF están ejerciendo toda la presión necesaria para crear las mejores condiciones para dicho acuerdo, y así es como hemos actuado desde el final del acuerdo anterior», agregó.

Además, el Jefe de Estado Mayor remarcó que »las IDF sabrán acatar cualquier acuerdo que apruebe el escalón político, e incluso después de un alto el fuego, volver y luchar con gran intensidad».

Halevi hizo hincapié en que «las IDF no dejarán de trabajar para liberar a los rehenes, para quienes el tiempo pasa con gran dificultad. No renunciaremos a seguir atacando a Hamás hasta lograr este objetivo, y por supuesto no renunciaremos a lograr la seguridad para los ciudadanos del Estado de Israel».

El Jefe de Estado Mayor de las IDF, Teniente General Herzi Halevi, ofrece una conferencia de prensa en la base aérea de Palmachim el 14 de julio de 2024. (Captura de pantalla, Times of Israel).

Al ser consultado acerca de si planeaba renunciar por la masacre del 7 de octubre, el líder del ejército informó que tomará una decisión una vez que «las tareas se hayan completado.»

En relación a su trabajo, explicó: «Llevo casi 40 años sirviendo en las IDF. Ni un solo momento de mi servicio supuso aferrarme a una silla. Actualmente estoy ocupado con las tareas: desmantelar Hamás, devolver a los rehenes y crear seguridad para los residentes en las fronteras».

«Expresé mi responsabilidad en varias ocasiones, y estas palabras también tienen un significado práctico, lo tengo muy claro. No dejamos tareas a medias, cuando completemos las tareas, tomaré mis decisiones», añadió.

Abordando las investigaciones en curso sobre los fallos antes, durante y después del 7 de octubre, Halevi detalló que no hay aspecto de la actividad de las IDF que no sea objeto de una profunda investigación, incluida la «de los altos mandos de las IDF y de mi propio comportamiento».

El jefe militar prosiguió señalando que las investigaciones hasta ahora revelaron una serie de fallos, así como una gran valentía de los soldados de las IDF, concluyendo que «cada acto de heroísmo que hicieron es suyo, en cada uno de sus errores, yo tengo una parte».

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!