Seguinos en las redes

Innovación

TechForGood: «La tecnología social todavía está en sus comienzos»

AJN.- La cofundadora de la organización israelí TechForGood cree que estos desarrollos interrumpen la forma de pensar aceptada y abren nuevos caminos.

Publicada

el

Omri Boral techforgood

Omri Boral, cofundadora y directora de TechforGood, estuvo en el país como oradora principal del segundo evento de la cuarta edición de Sustaniable Brands Buenos Aires: «The Good Economy».

En una charla exclusiva con Socialmente Responsables, explica el origen de esta organización israelí, que ayuda a emprendedores a desarrollar innovaciones tecnológicas con impacto social y ambiental. «TechForGood creció de dos grandes ideas», comienza Boral. «Una fue que el sector social no tiene la capacidad de abordar las profundas necesidades y desigualdades que enfrenta nuestra sociedad. Las organizaciones dependen financieramente -sobre todo de la filantropía y las políticas de gobierno-, y en ese sentido son inestables. Más que eso, muchas de estas organizaciones no están en una posición de competencia desde donde puedan atraer a los mejores talentos y retenerlos. El resultado es que son incapaces de cumplir la misión social que se impusieron lograr».

La segunda idea -cuenta la fundadora- fue el escenario de la innovación y startup en Israel, «que es líder a nivel mundial para el establecimiento de ideas revolucionarias que están transformando industrias enteras».

En este contexto, vieron potencial para proveer un sistema de soporte profesional y un camino de crecimiento para que empresarios y apasionados focalicen sus esfuerzos en desarrollar tecnologías innovadoras que aborden asuntos sociales y ambientales.

Dentro de los temas y retos actuales plantea que el mundo está atravesando grandes desafíos, tanto en las esferas sociales como ambientales y que las organizaciones tienen que innovar para solucionarlos. «Todavía muchas organizaciones que están focalizadas en abordar estos temas no están orientadas tecnológicamente, y muchas se basan en metodologías que fueron desarrolladas hace años». Para la experta, la tecnología es una increíble herramienta que habilita a interrumpir la forma de pensar aceptada y a abrir nuevos caminos para que el know-how existente sea implementado de maneras más innovadoras y efectivas. Además, permite acelerar y llegar a gran escala. «Aplicar soluciones basadas en tecnología para abordar estas cuestiones es una clave importante para llegar a grandes mercados, lo que aumenta el potencial para mayores ganancias e impacto».

En relación a Internet de las Cosas (IoT), Boral también destaca su uso y los beneficios que se pueden obtener. «La eficiencia energética es uno de los beneficios de implementar soluciones IoT, permitiendo a las personas controlar sus electrodomésticos de forma remota, y aumentar la concientización para el consumo de energía y residuos. Combinado con Big Data Analytics, IoT trae un gran cambio en la manera en cómo las personas interactúan con su propia huella ambiental».

Uno ejemplo es Kando, una startup que desarrolla soluciones de monitoreo de aguas residuales para ciudades inteligentes. «Esta solución permite a los servicios de agua, por primera vez, detectar, seguir y prevenir eventos de polución en sus sistemas en tiempo real. Ya atiende a más de 20 clientes en tres países, y generó U$S 50 millones en valor ambiental». Su éxito es que el impacto es una parte inherente de su modelo y oferta al cliente. «Kando, además, logra un cambio de actitud en las plantas, que dejan de ver el asuntos de la contaminación como una molestia reguladora».

«Cuando las startups sociales tecnológicas puedan mostrar, a gran escala, que su compromiso de generar impacto social o ambiental aporta valor a sus perspectivas financieras, se convertirán en la opción más factible para los inversores», concluye.

Fuente: El Cronista

Dejá tu comentario

Innovación

Israel pasará de ser la “Startup Nation” a la “FoodTech Nation”

Agencia AJN.- Importantes empresas anunciaron que harían una inversión de hasta 100 millones de dólares en compañías israelíes de tecnología alimentaria.

Publicado

el

Por

foodtech

Agencia AJN.- Israel tiene fama de ser la “Startup Nation”, pero Marcelle Machluf, decana de biotecnología e ingeniería alimentaria del Instituto Technion de Israel, predice que en los próximos años Israel será conocida como la “FoodTech Nation”.

«Foodtech y biotecnología son dos campos que están creciendo en la industria tecnológica», dijo Machluf a Calcalist en una entrevista reciente. “Este impulso está ocurriendo por una razón. Hay una comprensión muy clara de cuán crítica es esta tecnología para nuestra existencia continua», dijo, y agregó que en el futuro, espera ver que los procesos de fabricación de alimentos se vuelvan más rápidos y más automatizados, con mejores experiencias de compra y alimentos que sean más altos en valores nutricionales y más asequibles.

«En un mundo en rápido cambio con recursos decrecientes, las compañías de alimentos deben adaptarse rápidamente», dijo a Calcalist Oren Avrashi, quien dirige la responsabilidad social y la innovación en la compañía de bebidas israelí Tempo. «Sin adoptar nuevas tecnologías, no podremos sobrevivir».

«Nuestro mayor desafío es entregar productos alimenticios lo más frescos y naturales posible», dijo a Calcalist Einav Kliger, profesora del departamento de ciencias de la alimentación del Colegio Académico Tel-Hai. «Es por eso que los procesos de fabricación de alimentos deben ser claramente visibles para el consumidor».

En mayo, Finistere Ventures, junto con Tnuva, Tempo y la compañía de crowdfunding OurCrowd, anunciaron que harían una inversión de hasta 100 millones de dólares en compañías israelíes de tecnología alimentaria.

El consorcio se creó en respuesta a un plan respaldado por el gobierno para establecer un centro de tecnología alimentaria en Kiryat Shmona, una ciudad en la frontera norte de Israel.

Seguir leyendo

Innovación

Startup israelí crea una aplicación de inteligencia artificial para monitorear a los niños

Agencia AJN.- Se trata de Bosco una aplicación para padres basada en inteligencia artificial que predice y evita las amenazas a los niños. Ya tiene medio millón de usuarios y que promete profundizar su presencia en Latinoamérica. La aplicación estará presente en la próximo feria de tecnología que se realizará en San Pablo, Brasil.

Publicado

el

Por

bos

Agencia AJN.- El empresario israelí Enon Landenberg explicó los avance Bosco, una aplicación para padres basada en inteligencia artificial que predice y evita las amenazas a los niños, que ya tiene medio millón de usuarios y que promete profundizar su presencia en Latinoamérica.

Landenberg, quien fundó la startup en Israel en 2015 y en 2018 recibió una inversión de 4 millones de dólares, confirmó su participación en el Festival de Innovación y Cultura Empresarial, que se desarrollará el 22 y 23 de noviembre, en San Pablo, Brasil.

Con inteligencia artificial, la plataforma analiza fotos, textos, tono de voz, movimiento por la ciudad y comportamiento en las redes sociales. Produce informes diarios y activa alertas en caso de anomalía.

“En nuestra infancia, montamos bicicletas sin casco. Sin embargo, los niños de hoy nunca viajan sin protección. Queremos ser el casco digital para el teléfono de los niños», señaló el empresario.

De acuerdo a lo indicado por Landenberg, en Brasil es normal tener un teléfono inteligente a los 9 años, y pronto será a las 6. “Es la tendencia mundial. En lugar de parar, deberíamos monitorear”, sostuvo.

En una entrevista concedida a Globo Negocios, el empresario dio detalles de cómo surgió la propuesta. “Hoy, el ciberacoso no da descanso. Estaba buscando una solución para esto. El mercado ofreció aplicaciones de control parental que bloquean el uso y la instalación de ciertas aplicaciones, pero no puedes controlar a estos chicos. ¡Mi hija menor aprendió a desbloquear la pantalla de su teléfono antes de que pudiera caminar! Su primer idioma es la tecnología”, relató.

“Espiar el teléfono de mis hijos es malo y no serviría de nada: ningún ser humano puede leer y medir el volumen de mensajes que recibe a diario. Entonces comenzamos a desarrollar una solución con otra filosofía: para filtrar la información más importante. A esto le llamamos monitoreo parental”, continuó.

Explicó que no se trata de “una aplicación espía”. “Queremos que los niños sepan que estamos allí y que a sus padres les importa. Con las tecnologías de aprendiz”, señaló.

Consultado sobre el tipo de análisis hace Bosco, el empresario indicó que es “una cerca virtual: los padres identifican las direcciones habituales y el movimiento típico. Si su hijo cruza este perímetro invisible o entra en otra casa, dispararemos una advertencia”. “También te advertimos cuando dejaste la escuela y llegaste a casa. Esto es algo de lo que a menudo se preocupan los padres. No recomendamos instalar aplicaciones inapropiadas para la edad, como los servicios de citas. Verá, no bloqueamos la instalación porque creemos que es importante que papá hable y explique por qué ciertas cosas son inapropiadas. También informamos el tiempo dedicado a cada programa y advertimos sobre cambios sospechosos en los patrones”, puntualizó.

Landenberg explicó que la aplicación monitorea a más de 1 millón de adolescentes y preadolescentes. “Es mucha gente. Y trabajamos en asociación con empresas locales. A nivel mundial, unimos fuerzas con operadores telefónicos o compañías educativas. Entramos con tecnología y ellos con clientes. Para ingresar a Brasil, pasé dos meses sintonizando asociaciones. No podemos hacer esto solos”, precisó.

“Una de las mayores amenazas en Internet son los desnudos enviados por los adolescentes. Los padres no tienen idea de lo común que es esto. El joven toma fotos encerradas en el baño sin nadie alrededor. Envíalo como prueba de amor a un novio que conociste hace dos meses y con quien crees que se casará. En ese momento, la persona no tiene idea del impacto que la imagen puede tener en su vida. Ante fotos de desnudos o violencia, activamos una alerta. Advertimos a los padres sin mostrar explícitamente la imagen. No necesitan ver a su hijo sin ropa para saber que deben actuar”, comentó.

El empresario indicó que “el mercado de seguridad infantil ronda los 3.000 millones de dólares y se espera que alcance los 9.500 millones en cuatro años”.

“Creo que dentro de dos años, dicho servicio será casi obligatorio. Los padres comienzan a preocuparse por el acoso y la depresión infantil. Las escuelas comienzan a enseñar sobre la seguridad de la red. Se convirtió en una preocupación general”, sostuvo, por último, el empresario.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!