Seguinos en las redes

Deportes

Tel Aviv: Cuarta carrera semanal por el regreso de los secuestrados

Agencia AJN.- Los familiares de su organizador fueron liberados al día siguiente.

Publicada

el

Carrera rehenes

Agencia AJN.- Miles de personas participaron el sábado en la cuarta carrera semanal por el regreso de los secuestrados por la organización terrorista palestina Hamás, que organiza Omri Almog en el puerto de Tel Aviv.

Almog inició la campaña por la liberación de su hermana, Chen Goldstein, y los tres hijos de ella, Agam, Gal y Tal, que fueron llevados a la Franja de Gaza. Su marido, Nadav, y su hija mayor, Yam, fueron asesinados en su casa de Kfar Aza.

la campeona olímpica de gimnasia rítmica Linoy Ashram, la campeona mundial de windsurf Shahar Tibi, la triatleta Hagar Cohen Khalif, la windsurfista olímpica Maayan Davidovich, los destacados ex atletas Rafi Yaer, Itai Magidi (actual director profesional de la Asociación de Atletismo), Limor Mizrahi e Ido Katznelbogen, y Shalom Cohen, director general de la Asociación de Tiro.

También estuvo el maratonista paralímpico ciego Baza Navava, que estaba acompañado por Yarden Har Lev, jefe del Sistema Educativo del Comité Olímpico de Israel.

La carrera salió desde las cercanías del faro y también era posible donar y conseguir una camiseta con el número en el pecho y la fotografía de un secuestrado.

La particularidad es que los familiares de Almog fueron liberados al día siguiente.

A Chen Goldstein-Almog, de 48 años, y tres de sus cuatro hijos, Agam, de 17, Gal, de 11, y Tal, de 9, se los llevaron del kibutz Kfar Aza. El marido de Chen, Nadav Goldstein, y su hija mayor, Yam, fueron asesinados en la habitación segura de su casa.

Los dos abuelos de la familia viven en Kfar Aza, pero se encontraban en el extranjero en un viaje de raíces kibutzianas. Ellos y la familia ampliada fueron quienes enterraron a Nadav y Yam el 23 de octubre, en el cumpleaños de Chen.

El tercer grupo de rehenes liberado del cautiverio de Hamás el domingo por la noche llegó a Israel con un total de 17 personas: 14 israelíes y tres tailandeses.

Entre los israelíes había nueve niños, dos madres, otras dos mujeres y un hombre. Aunque según la Cruz Roja el reconocimiento médico inicial indicaba que todos se encontraban en buen estado, una de los rehenes israelíes, de edad avanzada, fue trasladada directamente en helicóptero al Centro Médico Soroka de Beer Sheba.

El grupo fue entregado a la Cruz Roja hacia las 17 horas, que los entregó a las fuerzas israelíes. A diferencia de las liberaciones anteriores, que tuvieron lugar en el paso fronterizo de Rafah, en el sur de Gaza, 13 de los israelíes fueron trasladados a través de la valla fronteriza en el norte de la franja, en medio de informaciones de que habían sido retenidos en la zona de la ciudad de Gaza, posiblemente en regiones aún no alcanzadas por la masiva ofensiva terrestre de las FDI.

Desde la frontera fueron trasladados a la base aérea de Hatzerim, cerca de Beer Sheba, para una primera recepción. Después fueron enviados a hospitales para reunirse allí con sus familias.

La liberación se produjo a tiempo tras los temores de que el grupo terrorista pudiera volver a retrasar los procedimientos, como hizo el sábado cuando retrasó la liberación del segundo grupo durante horas, poniendo en peligro el acuerdo de tregua temporal.

El domingo fue el tercero de cuatro días en los que se espera que se produzcan intercambios de este tipo, con la posibilidad de que haya más días de calma si Hamás accede a liberar a más rehenes.

Mientras los rehenes liberados cruzaban a Israel, sus familiares les esperaban en hospitales israelíes, tras haber recibido la notificación del gobierno de que sus seres queridos figuraban en la última lista entregada por Qatar, que ha estado mediando entre Israel y Hamás.

Antisemitismo

Turquía. Otro futbolista detenido por expresar solidaridad con los rehenes de Hamás regresará a Israel

Agencia AJN.- Eden Kartsev publicó en redes sociales «Tráiganlos a casa ahora».

Publicado

el

Por

Kartsev Eden

Agencia AJN.- Un segundo futbolista israelí en Turquía fue detenido por las autoridades turcas por expresar su solidaridad con los rehenes de los terroristas palestinos de Hamás en Gaza.

Posteriormente, Eden Kartsev fue liberado y está previsto que regrese a Israel, informan los medios hebreos.

El Basaksehir de la máxima categoría de Estambul dijo que estaba iniciando una investigación disciplinaria contra Kartsev por volver a publicar en las redes sociales un mensaje sobre los rehenes que decía: «Tráiganlos a casa ahora».

El acontecimiento se informó poco después de que otro israelí que jugaba en la liga turca aterrizara en Israel después de ser arrestado y deportado por las autoridades turcas en circunstancias similares.

Sagiv Jehezkel aterrizó en el aeropuerto Ben Gurion después de haber sido suspendido de su equipo en Turquía, luego arrestado y deportado por las autoridades locales por un gesto que hizo en la cancha en solidaridad con los rehenes retenidos por los terroristas palestinos de Hamás en Gaza.

El regreso fue anunciado horas antes por el Ministerio de Asuntos Exteriores hebreo.

Según el anuncio, el Ministerio de Asuntos Exteriores trabajó «con todas las autoridades pertinentes de Turquía para lograr la pronta liberación» del futbolista que fue detenido para ser interrogado ayer.

“Turquía se ha convertido en una dictadura oscura que va en contra de los valores humanitarios y del deporte”, afirmó el ministro de Asuntos Exteriores, Israel Katz. “Cualquiera que arreste a un jugador de fútbol por un acto de identificación con 136 rehenes que han estado retenidos durante más de 100 días en manos de una organización terrorista asesina representa una cultura de asesinato y odio”.

Katz pidió a la comunidad internacional y a los organismos deportivos internacionales que castiguen a Turquía por el episodio.

Jehezkel fue detenido anoche bajo la acusación de «incitar a la gente al odio y la hostilidad», tras celebrar el gol del empate en el partido del domingo entre su equipo Antalyaspor y Trabzonspor, de la Primera División turca, haciendo una señal de corazón con las manos a la cámara y mostrando las palabras «100 días. 7 de octubre» junto con el símbolo de una estrella de David en su muñequera.

Rápidamente fue suspendido del equipo, en medio de llamamientos generalizados a rescindir su contrato, y el ministro de Justicia turco anunció una investigación por incitación contra el jugador.

Según el medio israelí Ynet, Jehezkel explicó a los dirigentes de su equipo que lo único que quería era «ofrecer un gesto humanitario a los rehenes israelíes en Gaza».

«Para mí era importante señalar que llevan 100 días en cautiverio. No tenía intención de hacer una provocación ni de expresar una postura. Conozco la sensibilidad de Turquía», expresó el jugador, según el informe.

Seguir leyendo

Deportes

Aterriza en Israel el futbolista deportado de Turquía por su solidaridad con los rehenes de Hamás

Agencia AJN.- Sagiv Jehezkel fue suspendido de su equipo y arrestado por las autoridades locales por un gesto que hizo en la cancha.

Publicado

el

Por

Jehezkel Sagiv

Agencia AJN.- El futbolista israelí Sagiv Jehezkel aterrizó en el aeropuerto Ben Gurion después de haber sido suspendido de su equipo en Turquía, luego arrestado y deportado por las autoridades locales por un gesto que hizo en la cancha en solidaridad con los rehenes retenidos por los terroristas palestinos de Hamás en Gaza.

El regreso fue anunciado horas antes por el Ministerio de Asuntos Exteriores hebreo.

Según el anuncio, el Ministerio de Asuntos Exteriores trabajó «con todas las autoridades pertinentes de Turquía para lograr la pronta liberación» del futbolista que fue detenido para ser interrogado ayer.

“Turquía se ha convertido en una dictadura oscura que va en contra de los valores humanitarios y del deporte”, afirmó el ministro de Asuntos Exteriores, Israel Katz. “Cualquiera que arreste a un jugador de fútbol por un acto de identificación con 136 rehenes que han estado retenidos durante más de 100 días en manos de una organización terrorista asesina representa una cultura de asesinato y odio”.

Katz pidió a la comunidad internacional y a los organismos deportivos internacionales que castiguen a Turquía por el episodio.

Jehezkel fue detenido anoche bajo la acusación de «incitar a la gente al odio y la hostilidad», tras celebrar el gol del empate en el partido del domingo entre su equipo Antalyaspor y Trabzonspor, de la Primera División turca, haciendo una señal de corazón con las manos a la cámara y mostrando las palabras «100 días. 7 de octubre» junto con el símbolo de una estrella de David en su muñequera.

Rápidamente fue suspendido del equipo, en medio de llamamientos generalizados a rescindir su contrato, y el ministro de Justicia turco anunció una investigación por incitación contra el jugador.

Según el medio israelí Ynet, Jehezkel explicó a los dirigentes de su equipo que lo único que quería era «ofrecer un gesto humanitario a los rehenes israelíes en Gaza».

«Para mí era importante señalar que llevan 100 días en cautiverio. No tenía intención de hacer una provocación ni de expresar una postura. Conozco la sensibilidad de Turquía», expresó el jugador, según el informe.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!