Seguinos en las redes

Guerra

The New York Times | Los ocho días que sacudieron a la principal agencia de la ONU en la Franja Gaza

La crisis que amenaza el futuro de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo en medio de un desastre humanitario comenzó en una reunión rutinaria entre diplomáticos en Tel Aviv.

Publicada

el

03israel-unrwa-01-ghcq-jumbo
Ayuda de la UNRWA en Rafah, en el sur de la Franja de Gaza. La organización de la ONU es la mayor agencia de ayuda sobre el terreno en Gaza, proporcionando refugio a más de la mitad de la población. Crédito...Haitham Imad/EPA, vía Shutterstock

Agencia AJN.- (Patrick Kingsley y Ronen Bergman – The New York Times -NYT-) Cuando un alto diplomático estadounidense llamó al ejército israelí la semana pasada para pedir más detalles sobre las acusaciones israelíes contra la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA), los líderes militares se sorprendieron tanto que ordenaron una investigación interna para averiguar cómo había llegado la información a oídos de funcionarios extranjeros.

Las acusaciones eran graves: 12 empleados de la UNRWA fueron acusados de unirse al ataque de Hamás contra Israel del 7 de octubre o a sus secuelas.

Las acusaciones reforzaron el discurso que Israel mantiene desde hace décadas sobre la UNRWA: que es parcial contra Israel y está influida por Hamás y otros grupos armados, acusaciones que la agencia rechaza enérgicamente.

Pero aunque la mayoría de los funcionarios israelíes se oponen a la UNRWA, algunos líderes militares no querían que se cierre en medio de un desastre humanitario en Gaza. De hecho, no fueron los militares quienes revelaron la información a Estados Unidos, sino la propia UNRWA.

Todo comenzó el 18 de enero cuando el Comisionado General de la UNRWA, Philippe Lazzarini, se reunió en Tel Aviv con el subdirector general del Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel, Amir Weissbrod, que supervisa las relaciones con los organismos de la ONU.

Según un funcionario de la ONU que estaba al tanto de la reunión, se trataba de una conversación rutinaria sobre la entrega de alimentos, combustible y otros suministros de ayuda a la Franja.

Sin embargo, en lugar de eso, Weissbrod llegó provisto de la escandalosa información sobre la UNRWA, que le había sido facilitada por oficiales del ejército, según cuatro funcionarios familiarizados con la situación.

La UNRWA es la mayor agencia de ayuda sobre el terreno en Gaza, proporciona refugio a más de la mitad de la población y coordina la distribución de la escasa ayuda y los suministros de combustible que llegan en camiones todos los días desde Egipto e Israel.

Algunos funcionarios israelíes están preocupados de verse obligados a llenar el vacío si la UNRWA se derrumba sin un plan para sustituirla.

A pesar de esto, una semana después de que se publicaran las acusaciones, el futuro de la agencia está en dudas.

La ONU anunció las acusaciones el viernes 26 de enero, informando que nueve de los doce habían sido despedidos (otros dos ya estaban muertos), lo que generó una cascada de Estados donantes que suspendieron su financiación, el mismo día en que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) pidió al Estado judío que permitiera la entrada de más ayuda.

Luego llegó una afirmación israelí aún mayor: que el 10% de los 13.000 empleados de la UNRWA en Gaza eran miembros de Hamás. Siguieron más suspensiones de fondos.

La agencia señaló que sus reservas podrían agotarse a finales de mes, incluso cuando los grupos de ayuda advierten de una hambruna inminente.

«Nuestra operación humanitaria, de la que dependen dos millones de personas en Gaza, se está colapsando», expresó Lazzarini en un comunicado.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, por su parte, aprovechó el momento para pedir el cierre de la UNRWA: «La misión de la UNRWA tiene que terminar. Tiene que ser sustituida por alguna organización u organizaciones que hagan ese trabajo».

Parte del enojo de Netanyahu contra la UNRWA tiene su origen en el hecho de que los abogados que presentaron el caso de genocidio en la CIJ citaron varias declaraciones de la UNRWA para apoyar su caso.

«Muchos de los cargos, falsos e infundados, que se formularon contra nosotros en La Haya fueron presentados por funcionarios de la UNRWA», agregó el premier israelí.

Entre la docena de empleados de UNRWA que se cree que participaron en el ataque de Hamas o sus consecuencias había un consejero en una escuela de la UNRWA en el sur de Gaza, acusado de secuestrar a una mujer israelí.

Además, un trabajador social de UNRWA del centro de la Franja fue acusado de secuestrar el cuerpo de un soldado israelí muerto para llevarlo a Gaza.

Asimismo, un tercero habría participado en un asalto a un pueblo israelí en el que murieron unas 100 personas.

Tras la reunión en Tel Aviv, Lazzarini evaluó las acusaciones israelíes, voló a Nueva York para reunirse con el Secretario General de la ONU, António Guterres, y comenzó a despedir a los empleados.

La UNRWA informó de la situación a los funcionarios estadounidenses el miércoles 24 de enero, lo que llevó a los diplomáticos estadounidenses a pedir a los servicios de seguridad israelíes una explicación más completa.

La petición estadounidense consternó a la dirección de inteligencia militar y de estrategia de Israel, cuyos dirigentes no sabían que los reclamos se habían transmitido a la propia UNRWA, y mucho menos al gobierno de Estados Unidos. A la dirección de estrategia le preocupaba que estos reclamos se hubieran difundido sin una estrategia adecuada.

Incluso los funcionarios del Ministerio de Asuntos Exteriores israelí se sorprendieron por el giro de los acontecimientos tanto cuando la UNRWA anunció los reclamos dos días después como cuando los estados donantes, incluido Estados Unidos, anunciaron que suspendían la financiación.

En el momento en el que el Ministerio israelí comunicó las acusaciones a Lazzarini, ocho días antes, pocos preveían que estas provocarían un furor tan rápido, remarcó un funcionario informado de la decisión.

Israel hizo tantas acusaciones contra la UNRWA a lo largo de los años que nadie esperaba que esta fuera la que se mantuviera, añadió el funcionario.

Sin embargo, los dirigentes políticos israelíes no tardaron en intentar aprovechar los acontecimientos. Menos de un día después el ministro de Asuntos Exteriores del Estado judío, Israel Katz, pidió que la UNRWA fuera «sustituida por agencias dedicadas a la paz genuina».

Los israelíes están en desacuerdo con la UNRWA en parte porque dicen que su propia existencia es un obstáculo para un acuerdo de paz con los palestinos.

La UNRWA se fundó en 1949 para atender a los palestinos que escaparon o tuvieron que abandonar sus hogares durante las guerras que rodearon el nacimiento del Estado de Israel, en un desplazamiento conocido en árabe como la Nakba, o catástrofe.

La UNRWA ayuda a más de cinco millones de refugiados y sus descendientes que viven en todo Medio Oriente, incluida la mayoría de los residentes de Gaza.

Para los refugiados la UNRWA defiende su sueño de regresar a los antiguos hogares de sus familias. Por eso los israelíes la consideran una amenaza para el carácter judío de Israel: Temen que el regreso de tanta gente a lo que hoy es Israel plantee enormes amenazas demográficas, de seguridad y logísticas.

A pesar de que muchos oficiales militares israelíes están de acuerdo con esa postura, se mostraron cautelosos a la hora de buscar el cierre de la UNRWA sin un sucesor claro, según dijeron varios oficiales.

Dentro del ejército israelí, los generales y los oficiales que se ocupan de la Franja de Gaza debatieron sobre la conveniencia de avivar el debate sobre la UNRWA, para no incitar a más países a retirar la financiación en medio de una guerra.

Los que parecían menos preocupados al respecto son los dirigentes políticos israelíes.

Según una lectura del gobierno, el ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, aseguró en un discurso ante embajadores extranjeros la semana pasada que la UNRWA había «perdido su legitimidad para existir».

Guerra

Líbano advirtió que el Mossad está detrás del misterioso asesinato de un canalizador del dinero de Hezbollah

Srour, de 57 años, estaba sancionado por Estados Unidos y acusado de canalizar dinero de la República Islámica de Irán a Hamás, el grupo terrorista que gobierna la Franja de Gaza.

Publicado

el

Por

ata
En esta imagen tomada de video, los dolientes rezan sobre el ataúd del cambista libanés Mohammad Srour, de 57 años, que fue encontrado muerto dentro de una villa en Beit Meri, durante su cortejo fúnebre en el pueblo de Labweh, cerca de la frontera con Siria, al noreste del Líbano, el jueves 11 de abril de 2024. (Foto)

Agencia AJN.- El ministro del Interior del Líbano, Bassam Mawlawi, afirmó que el misterioso secuestro y asesinato a principios de abril de Mohammad Srour, un cambista libanés vinculado a Hezbollah, fue probablemente obra de agentes israelíes.

Srour, de 57 años, estaba sancionado por Estados Unidos y acusado de canalizar dinero de la República Islámica de Irán a Hamás, el grupo terrorista que gobierna la Franja de Gaza.

Mawlawi describió que en el lugar de los hechos se encontraron pistolas equipadas con silenciadores y guantes en un cubo de agua y productos químicos, aparentemente destinados a eliminar huellas dactilares y otras pruebas.

Miles de dólares en efectivo quedaron esparcidos alrededor del cuerpo de Srour, también conocido como Sarur, como para disipar cualquier especulación de que el robo fuera el móvil.

«Los organismos de seguridad libaneses sospechan o acusan al Mossad de estar detrás de esta operación. La forma en que se llevó a cabo el crimen llevó a esta sospecha», expresó el ministro a The Associated Press (AP).

Además, Mawlawi explicó que la investigación sigue en curso y que, una vez concluida, los resultados se harán públicos y se remitirán a las autoridades judiciales.

La Oficina del Primer Ministro (PMO, por sus siglas en inglés) israelí, que supervisa al Mossad, no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios de AP, detalló Times of Israel.

Mohammad Srour en una foto sin fecha publicada en las redes sociales. (Utilizada de conformidad con la cláusula 27a de la Ley de Propiedad Intelectual) Times of Israel.

Tres funcionarios judiciales libaneses familiarizados con la investigación señalaron que un hombre que se hizo pasar por un cliente se había contactado con Srour desde el extranjero y le había pedido que entregara una cantidad de dinero en efectivo a una mujer en la estación de montaña de Beit Meri.

Los funcionarios agregaron que Srour fue primero con su sobrino y se retiró después de entregar el dinero a la mujer.

Un día después, la misma persona se contactó nuevamente con Srour para hacerle otro pedido de este tipo, según los funcionarios. Esta vez, el canalizador fue solo, tras lo cual su familia perdió el contacto con él.

Mawlawi aseguró que el teléfono que la mujer utilizó para ponerse contactarse con Srour sólo estaba activado para contactarse con el cambista.

El ministro del Interior remarcó que los autores del asesinato habían intentado primero alquilar un departamento en Hazmieh, suburbio del sureste de Beirut, un detalle del que no se había informado anteriormente, pero que después lo cancelaron, al parecer porque «no les pareció (el departamento) adecuado para llevar a cabo la operación».

Mawlawi añadió que los asesinos se trasladaron después a la tranquila localidad de Beit Meri, donde alquilaron una villa de tres plantas en las afueras de la ciudad utilizando documentos de identidad libaneses falsos.

La Dirección General de Seguridad del Líbano está investigando las identidades de las personas que entraron y salieron del país en torno al periodo del asesinato, informó el ministro.

Agentes de la policía municipal caminan en el exterior de una villa donde el cambista libanés Mohammad Srour, fue encontrado torturado y asesinado en el barrio de Monte Verdi de Beit Meri, Líbano, el martes 16 de abril de 2024. (AP/Hassan Ammar)

Srour desapareció el 3 de abril en Beit Meri y su cadáver fue hallado una semana después en la villa, ubicada, sorprendentemente -o no-, cerca de un puesto de control policial y a unos cientos de metros de un puesto militar.

Mawlawi concluyó que los investigadores encontraron «un gran número de heridas de bala» en distintas partes de su cuerpo, incluidos brazos y piernas. Al parecer, estaba esposado.

Un portavoz de Hezbollah se negó a hacer comentarios sobre el asesinato, citando la investigación en curso.

El portavoz también se negó a mencionar si Srour era miembro de Hezbollah, pero confirmó que en el pasado estuvo vinculado con la Asociación al-Qard al-Hasan, brazo financiero del grupo terrorista respaldado por Irán.

Desde el 8 de octubre -un día después de la masacre devastadora de Hamás-, Hezbollah viene intercambiando disparos con el ejército israelí en apoyo del grupo terrorista que gobierna el enclave costero palestino.

Seguir leyendo

Guerra

Netanyahu canceló los planes de represalia inmediata contra Irán luego de conversar con Biden

El gabinete de guerra israelí ya había aprobado una serie de posibles respuestas en función del alcance del ataque iraní, que estaban programadas para llevarse a cabo inmediatamente después de la descarga de cohetes lanzada por la República Islámica el fin de semana.

Publicado

el

Por

903626761

Agencia AJN.- El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, habría archivado los planes de represalia contra el bombardeo de Irán del fin de semana tras hablar telefónicamente el domingo con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, según informó este miércoles Kan, la emisora pública del Estado judío.

Según el reporte, el gabinete de guerra israelí ya había aprobado una serie de posibles respuestas en función del alcance del ataque iraní, que estaban programadas para llevarse a cabo inmediatamente después de la descarga de cohetes lanzada por la República Islámica.

«La respuesta ya no será la que estaba planeada, las sensibilidades diplomáticas se impusieron. Habrá una respuesta, pero parece que será diferente de lo que se había planeado», publicó Kan, citando a una fuente de alto rango que prefirió permanecer en el anonimato.

La cadena israelí señaló que los comentarios apuntan probablemente a una respuesta más débil de la acordada previamente.

Por otro lado, el medio hebreo Ynet News afirmó que la mayoría de los líderes israelíes y los altos mandos militares apoyan un ataque a Irán en respuesta, pero algunos se oponen, encabezados por el líder de Shas (partido religioso ortodoxo), Aryeh Deri, quien se pronunció públicamente en contra de permitir que la situación se agrave.

Mientras tanto, el general de brigada Doron Gavish, ex comandante de la Fuerza Aérea de Israel (IAF, por sus siglas en inglés) que en la actualidad se desempeña como reservista, aseguró que se están preparando para futuros ataques de Irán, con Teherán amenazando con una respuesta inmediata si Israel toma represalias.

Además, Gavish remarcó que la IAF revisó su exitosa defensa en el ataque con misiles de la República Islámica, mientras hace ajustes para posibles combates adicionales.

«Nos estamos preparando para la próxima vez, informando de la misión y viendo cómo podemos prepararnos para el próximo ataque», expresó el general de brigada desde una base militar ubicada al sur del país.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!